Se encuentra usted aquí

Campus Sustentable

Las universidades tienen un rol relevante en el impulso de acciones y actividades que permiten reducir el impacto del desarrollo económico en el medio ambiente, porque forman actores y generan tendencias que influyen en las grandes decisiones de los países en este tema.

Muchos de los cambios esperables para alcanzar resultados de menor daño sobre el medio ambiente están relacionados con pequeñas acciones cotidianas. Cuando esto se traslada a nivel de Universidad, surge la necesidad de destacar su tarea como generadora de cambios que van desde la calidad y eficiencia de sus edificaciones, hasta la inclusión de contenidos curriculares que apoyen la formación de sus estudiantes en aspectos técnicos y políticos de temas medioambientales.

En este sentido, la Usach trabaja por el desarrollo de investigaciones y acciones beneficiosas para el medio ambiente, instalando y evaluando modelos de gestión sustentable con un impulso hacia la producción limpia desde el campus y hacia la comunidad, aspecto que queda demostrado con su adhesión al “Protocolo Marco para la Colaboración Interuniversitaria de la Región Metropolitana, Campus Sustentables”, suscrito junto a nueve Instituciones de Educación Superior, en las dependencias de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), con la participación de la CONAMA y el Consejo Nacional de Producción Limpia, a mediados del 2010.

Cómo define la U. de Santiago su campus sustentable

El programa Campus Sustentable tiene como objetivo mejorar los aspectos de sustentabilidad de la Institución asociados con la misión y visión de la Universidad de Santiago de Chile. Se entiende un Campus Sustentable como un ambiente acogedor que contenga y permita articular las actividades académicas de diferente índole, formación, investigación y participación bajo el paradigma del desarrollo sustentable.

En el ámbito de la gestión territorial, implica una planificación urbana armónica con el medio socio-natural. En el ámbito de la gestión de recursos, implica aminorar las externalidades negativas de los ciclos de vida de productos y consumo. En el campo del bienestar, implica la promoción de la salud y alimentación saludables. En este sentido, se entiende la Universidad inserta en su entorno geográfico de manera activa y vinculada con distintos tipos de redes y saberes que enriquecen la comunidad universitaria promoviendo "formas de desarrollo" centrados en una ciudadanía responsable y constructiva.