Patrimonio

Español

Investigadores del Plantel rescatan tradición alfarera de Aysén

Investigadores del Plantel rescatan tradición alfarera de Aysén

Cacharros de greda, cueros de chivo y un guiño a lo natural a través de la cultura Criolla y Tehuelche, conforman el proceso laborioso que desde 1978 realizan de manera ininterrumpida un grupo de mujeres alfareras de la Región de Aysén, otorgando un sello único a la zona.

Interesados en registrar y difundir esta práctica alfarera, un equipo interdisciplinario de investigadores del Centro de Integración Ingeniería y Sociedad (CIIS), de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Santiago, liderados por la académica Dra. María Teresa Santander Gana, recorrieron durante un año la zona, investigando exhaustivamente sus antecedentes.

El trabajo fue posible gracias a un Fondart en la Línea de Patrimonio Cultural de $14.440.000, que permitió consolidar entrevistas, viajes y la publicación del libro “Alfareras de Río Ibáñez: dialogo entre naturaleza y cultura”, que relata de manera inédita el origen e historia de esta tradición que ha traspasado fronteras.

Sobre la iniciativa, la académica explica que surge a raíz de una propuesta del investigador Dr. Claudio Herrera Figueroa, oriundo de la Patagonia, quien les presentó el oficio, y descubrieron la necesidad de registrar y comprender la práctica.

En tanto, resalta el rol que cumple nuestra Institución con la consolidación del proyecto: “resguarda el patrimonio cultural de la zona, es un aporte a la sociedad y a la comunidad de la Región de carácter invaluable. Hoy, con este material pueden trabajar en la denominación de origen de su alfarería y postular a ser patrimonio vivo”.

Rescate

Desde abril a noviembre del 2017, el equipo integrado por la Dra. María Teresa Santander, el Dr. Claudio Herrera, Luis Vergara Guíñez y Sissy Álvarez Villar, viajaron a la Región de Aysén donde entrevistaron a 11 mujeres alfareras de Puerto Ingeniero Ibáñez.

A raíz de las entrevistas y el trabajo efectuado en terreno, los investigadores concluyeron que la creación de los denominados cacharros es una tradición heredada que logró ser consolidada a partir del año 1978, otorgando desde entonces un sello único a la región de Aysén.

Según sostiene la Dra. Santander, “la consolidación del proyecto contribuye para que un conocimiento de esta naturaleza no se pierda, porque no existía documentación oficial de esta práctica”.

Alfareras de Río Ibáñez

El libro que posee 600 copias y fue publicado recientemente en Aysén, hace una reflexión en torno al oficio, situando la alfarería en Puerto Ingeniero Ibáñez, al ser el lugar donde se encuentran las mujeres que formaron parte de la investigación.

Según sostienen los investigadores, el oficio posee una distinción especial debido a que incorpora cuero de chivo, grecas Tehuelches que se asemejan a la gran cantidad de muros con pictografías existentes en la zona, y la arcilla, que es extraída desde el Lago General Carrera.

La obra fue distribuida en bibliotecas y colegios, y relata cómo se gestó el oficio, la particularidad de la greda, el aporte de la simbología, el proceso de creación de los cacharros que poseen forma única, y destaca especialmente elementos propios de la cultura criolla y Tehuelche, manteniendo vivo el diálogo entre naturaleza y cultura.

Versiones digitales acercan a la comunidad libros que rescatan el patrimonio del Plantel

Versiones digitales acercan a la comunidad libros que rescatan el patrimonio del Plantel

  • Fueron publicados online “Escritos escogidos de Enrique Kirberg” y “¡La UTE vive!”, textos que son parte de la colección de libros de Huella Cultural, considerados esenciales para la construcción del relato histórico de la Universidad. Este proceso es parte de la política de rescate y preservación del patrimonio tangible e intangible de nuestra Casa de Estudios.

 





En el marco de la colección literaria Huella Cultural, editada por la Corporación Cultural Universidad de Santiago de Chile, fueron publicadas las ediciones digitales de los libros recopilatorios “Escritos escogidos de Enrique Kirberg” y “¡La UTE vive!”, considerados como parte del patrimonio histórico del Plantel.

El director del Departamento de Extensión de la Corporación, Dr. Jorge Montealegre Iturra, explica que la colección de libros de Huella Cultural es parte de un proceso de rescate del patrimonio histórico de la Universidad, política que se ha instalado en los últimos años en el Plantel.

“Esta colección es parte de un proceso que ya lleva un tiempo. Por un lado está todo el material audiovisual del archivo patrimonial, y también existe esta colección de libros, que registra discursos y testimonios de los principales actores de la historia de la Universidad”, destaca.

El objetivo de digitalizar los textos que son un patrimonio para el Plantel es que estén a disposición de todo el público, recalcó el también escritor.

“Nuestra idea es que un libro público es otro bien público de la Universidad, gratuito y de calidad, de un acceso absolutamente liberado, porque junto con el libro que está en papel, está la versión digital en PDF, que es para que cualquiera lo pueda tener, lo pueda regalar y lo pueda reenviar”, precisa el doctor en Estudios Americanos.

Textos esenciales para la construcción de nuestro relato histórico

Por su parte, el director ejecutivo de la Corporación Cultural Universidad de Santiago de Chile, Pablo Gutiérrez Verdi, expresa que la colección Huella Cultural, está destinada a la publicación de libros patrimoniales.

“Es el caso de estos dos textos lanzados este año, “Escritos escogidos de Enrique Kirberg” y “¡La UTE vive!”, que son esenciales para la construcción de nuestro relato histórico, y parte de la política de rescate y preservación del patrimonio tangible e intangible de nuestra Casa de Estudios”, subraya.

Agrega que ambas ediciones están a disposición de los lectores y lectoras tanto de la comunidad universitaria como de toda la sociedad.

“Esperamos seguir acrecentando este trabajo editorial de modo de contribuir al valor permanente que hace la Universidad al país, asumiendo el patrimonio y la memoria como una plataforma para mirar el presente y proyectarnos hacia el futuro desde la noción de ciudadanía universitaria legada por el rector Kirberg”, complementa.

Asimismo, el Dr. Montealegre enfatiza que se priorizó estos dos libros porque coinciden con la celebración de los cien años del natalicio del recordado ex Rector del Plantel.

“Son dos libros que se publicaron en el marco de la celebración del centenario del nacimiento del Rector Enrique Kirberg. Estos dos libros se ponen a disposición de todo el público, tanto de la comunidad universitaria como de la comunidad en general”, concluye.

Cabe recordar que en mayo pasado, el Departamento de Extensión y la Corporación Cultural de nuestro Plantel presentaron ambas publicaciones con el objetivo de preservar la memoria histórica de nuestra Casa de Estudios.

“Escritos escogidos de Enrique Kirberg” corresponde a una recopilación de textos escritos por la autoridad, tarea que estuvo a cargo del historiador Francisco Rivera; mientras que “¡La UTE vive!” engloba testimonios de miembros de la UTE que vivieron la reforma universitaria, recogidos por Tomás Ireland junto al mismo Francisco Rivera.

Ambos textos se encuentran disponibles en formato digital en los siguientes links:

 

Día del Patrimonio: recorrido por el Campus se extendió a la vecina Unidad Villa Portales

Día del Patrimonio: recorrido por el Campus se extendió a la vecina Unidad Villa Portales

  • “U. de Santiago y Villa Portales: íconos de la Arquitectura Moderna" se denominó el programa con el cual nuestra Casa de Estudios adhirió este domingo al Día del Patrimonio, y al que concurrieron cerca de cien personas.

 




El programa consideró visitas a lugares que identifican el Plantel así como un reconocimiento al mencionado sector vecinal, que se ubica a un costado del Campus, siguiendo el lema del Consejo de Monumentos Nacionales: “Celebremos juntos el patrimonio en tu barrio”.

La organización estuvo a cargo de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio (ViME), uniendo una misma visita para las principales dependencias de esta Casa de Estudios y la Villa Portales.

Se explicó que ambas construcciones son ejemplos de la arquitectura moderna desarrollada en nuestro país por la oficina de arquitectos Bresciani, Valdés, Castillo Velasco y Huidobro.

El principal objetivo fue proyectar la construcción de una Casa de Estudios moderna relacionada directamente con su entorno y las viviendas sociales de alta calidad con diseños funcionales, áreas verdes y espacios de convivencia.

Para cumplir el objetivo integrador, nuestro Plantel contó con la colaboración de vecinos de la Unidad Villa Portales, a través del Centro Cultural América Latina.

El recorrido consideró las siguientes detenciones: Explanada, Hall y Salón de Honor de la Casa Central  (con proyección de fotografías referidas a la construcción de la Unidad Universitaria y la Villa Portales); Foro Griego; Esquina de El Belloto con Las Encinas (Villa Portales); circulación por calle Las Encinas (Villa Portales) y Plaza El Peumo.

Este programa se enmarca en la participación recurrente de nuestra Universidad en esta celebración, y de acuerdo a la política institucional de preservación y puesta en valor del patrimonio cultural material e inmaterial en nuestro país.

Positiva evaluación

“Fue una actividad muy completa, en que los visitantes conocieron la Casa Central, se les mostró la pintura de Roberto Matta en el Salón de Honor, hubo preguntas y distintas exposiciones de expertos del archivo patrimonial que hicieron de guía de la actividad”, destacó el Jefe del Departamento de Extensión de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio, Dr. Jorge Montealegre Iturra.

Agregó que “la arquitectura moderna de la Universidad, como la Casa Central o el Foro Griego, está relacionada con la Villa Portales; el mismo equipo o estudio de arquitectos son lo que hicieron los proyectos tanto en la Villa como en la Universidad, entonces se juntó en un solo discurso la arquitectura moderna. Se visitó la Villa en distintos puntos de interés y se finalizó el recorrido en la junta de vecinos. También se exhibieron audiovisuales sobre la Villa Portales con fotografías de Luis Ladrón de Guevara”.

“Hubo una cierta desazón por cómo se ha degenerado y deteriorado un lugar que era un espacio abierto, para una vida más comunitaria, y que actualmente está con rejas y lugares de comunicación que no llevan a ninguna parte”, comentó la autoridad cultural de nuestro Plantel.

Añadió que “es una actividad propiamente de extensión de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio (ViMe), que tiene que ver con la política nuestra de trabajar con radios de acción, de relacionarnos con el entorno inmediato y el entorno inmediato es la Villa Portales, por un lado, y -por otro-  el circuito cultural Santiago Poniente, así que está absolutamente enmarcado en esa política”.

“Por lo tanto, abrir esos canales de comunicación con la Villa Portales también tiene cabida nuestras invitaciones a nuestros programas de música en el Aula Magna, a nuestros ciclos de cine, etcétera. Entonces es un momento muy especial para estrechar relaciones con la Villa Portales y su organización vecinal”, concluyó el Dr. Montealegre, quien fue la autoridad que recibió a los visitantes el domingo último en nuestro Plantel.

Presentan libros que aportan a la memoria histórica institucional

Presentan libros que aportan a la memoria histórica institucional

  • Las obras “¡La UTE vive!” y “Escritos escogidos de Enrique Kirberg” fueron presentadas esta semana, con el objetivo de preservar la memoria histórica de nuestra Casa de Estudios. Los encuentros se realizaron el martes y ayer, en el Salón de Honor y el Espacio Isidora Aguirre, respectivamente.


 



Pasadas las 18:00 horas del martes, más de un centenar de personas se reunió en esta actividad  organizada por el Departamento de Extensión y la Corporación Cultural de nuestro Plantel.

Presidió el encuentro, en representación del rector Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, el vicerrector ViME, Dr. Sergio González Rodríguez, quien agradeció la participación de funcionarios, académicos y estudiantes, así como la presencia de la viuda del ex rector, Inés Erazo de Kirberg, su hija Lena Kirberg, y el ex secretario nacional de Extensión y Comunicaciones de la UTE, Mario Navarro.

Integraron la mesa que presentó las obras, el vicerrector González, el ex presidente de la Federación de Estudiantes de la UTE, Osiel Núñez; la hija del ex rector, Lena Kirberg, y el editor de las obras, el historiador Francisco Rivera.

Dos libros que aportan a la memoria histórica

“Escritos escogidos de Enrique Kirberg” corresponden a una recopilación de textos escritos por la autoridad, tarea que estuvo a cargo del historiador Francisco Rivera; mientras que “¡La UTE vive!” engloba testimonios de miembros de la UTE que vivieron la reforma universitaria, recogidos por Tomás Ireland junto a Francisco Rivera.

Rivera explicó que el libro “¡La UTE vive!”, abarca una rica recopilación de vivencias, que comprenden desde el año 1961, con las movilizaciones en la sede de Copiapó, hasta 1973 cuando se interrumpe abruptamente el proceso, causado por el golpe de estado.

“Hay dirigentes estudiantiles, miembros del mundo académico, funcionarios, pero también jóvenes que no tenían ningún rango más que ser estudiantes. (…). Es un libro muy valioso, porque tiene una densidad de testimonios muy distintos”, enfatizó el historiador.

Por su parte, “Escritos escogidos de Enrique Kirberg” es, según su compilador, “un homenaje a los cien años del natalicio del rector Kirberg, pero sobre todo a su pensamiento económico, en función del proyecto de desarrollo industrial y nacional; social, en relación a la democratización de la universidad para los sectores populares y la vocación de la Institución orientada hacia allá. Además, político, en el sentido de poner al Plantel en el carril de las transformaciones políticas y sociales de la época”, destacó el investigador.

En consonancia con el interés institucional

El vicerrector Sergio González, sostuvo que las publicaciones editadas, están en consonancia con el interés institucional, para preservar y divulgar la trayectoria y el legado cultural.

“Las memorias sobre la Universidad Técnica del Estado, así como los recuerdos de la Escuela de Artes y Oficios, son parte de la historia y la memoria de nuestra Universidad de Santiago de Chile. Son nuestros orígenes, nos proyectan hacia el futuro y a ellos les debemos una gratitud respetuosa que inspira nuestra reflexión de hoy: la reflexión de una universidad del siglo XXI, formadora y transformadora”, declaró la autoridad.

Sobre “Escritos Escogidos de Enrique Kirberg”, el vicerrector enfatizó que, dada la relevancia de esa autoridad para la historia de nuestra Corporación, era una tarea pendiente revisar y recopilar sus discursos, con el fin de entender en plenitud la envergadura de su pensamiento, que permite comprender la concepción de universidad del siglo XX y proyectarla a los tiempos actuales.

“Con ese propósito, por encargo de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio, el joven investigador Francisco Rivera se abocó a una acuciosa compilación de los principales discursos y a la articulación de estos para dar cuenta de las diversas facetas del académico y líder político”, detalló el Dr. González.

Enfatizo que estas obras son “una oportunidad imperdible para reflexionar  sobre su pensamiento y rescatar la figura del rector Kirberg como parte de nuestro patrimonio”, y se constituyen como “un tomo indispensable de la memoria y de los anales de una época vital de nuestra Universidad”.

Osiel Núñez, Lena Kirberg y Tomás Ireland

El ex presidente de la Federación de Estudiantes de la UTE, Osiel Núñez, enfatizó que “estamos ante dos libros magníficos. A través de ellos es posible descubrir, conocer toda la epopeya que significó la creación de la Universidad Técnica del Estado. Desde los albores, en que no pasaba de ser un anhelo querido por los estudiantes mineros e industriales de Chile, al decreto de su fundación en el año 1947, el inicio de sus actividades en 1952, la lucha y el triunfo de la reforma universitaria, y su trágico fin en septiembre de 1973”.

A su vez, la hija del ex rector, Lena Kirberg, destacó que la recopilación de los escritos de su padre, se debe en parte, a que éste sabía de la relevancia que la educación técnica tiene para el país, sobre todo en lo que respecta a la lucha contra el subdesarrollo.

“Creo que mi padre guardaba estos textos porque era consciente de la trascendencia que significaba, desde su juventud, el rol que jugaría la educación técnica en la democratización de la sociedad como mecanismo para profundizar la democracia, sacar a Chile de la dependencia económica, y a los pobres de su miseria material”, expresó.

En esa línea, “construir una sociedad más justa, siempre fue su motivación, su pasión, y eso está muy bien retratado en el libro, pues desde muy joven le importó dar relevancia a la educación técnica por varias razones, pero, por sobre todo, con un horizonte de justicia social”, complementó.

Finalmente, desde Toronto (Canadá), Tomás Ireland, que participó en la edición de “¡La UTE vive!”, envió un saludo, a los asistentes, adhiriendo al homenaje literario al ex rector: “Celebramos el legado de un hombre excepcional. El legado de Enrique Kirberg. Un legado de entusiasmo, de fuerza renovadora y compromiso con las nobles causas de la sociedad”.

 “Escritos escogidos de Enrique Kirberg”

En la Sala Isidora Aguirre se presentó, en la mañana de ayer, esta obra. El  texto muestra la selección que hizo el historiador y ex estudiante de nuestra Casa de Estudios, Francisco Rivera Tobar, quien, además, se encargó del prólogo de la obra.

El lanzamiento contó con la presencia de connotados académicos de nuestro Plantel y ex estudiantes de la UTE.

El historiador y académico de nuestra Universidad y actual postulante el Premio Nacional de Historia, Dr. Julio Pinto Vallejos, sentenció que la obra es una publicación indispensable de historia.

“Es un buen libro de homenaje, es un libro de la UTE, y es un indispensable libro de historia. El libro puede ser leído por una historia de un personaje importante que fue Kirberg, por una institución importante que es la UTE, pero también es una especie de parábola de la historia del país en el siglo XX”, sostuvo.

El académico explicó que “Kirberg nace y muere con el siglo y él encarna muchas de las grandes etapas que se viven, el avance de la izquierda, el modelo de desarrollo industrial, la reforma universitaria, la Unidad Popular, el golpe, la dictadura, el exilio. Entonces su vida es una especie de ejemplo personalizado de lo que fue la historia de un país”.

Asimismo, recalcó que lo que aparece en el libro y que escribió el ex rector de la UTE, “es una forma de rastrear a través de una persona la vida de un país, y eso permite que las personas empaticen más y, por tanto, entiendan más lo que fue una historia que ya a estas alturas es bastante lejana”.

Historia de la UTE

Por su parte, el ingeniero químico, académico de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, ex dirigente estudiantil y docente de la UTE, Dr. Luis Cifuentes, enfatizó que “en el libro se refleja una parte importantísima de la historia de la Universidad Técnica del Estado, que en mi opinión fue muy distinta a la actual Universidad de Santiago. Para empezar, la UTE tenía 24 sedes provinciales lo que le daba una riqueza cultural y geográfica”.

Precisó que “actualmente hay gente que mantiene viva la llamita en el interés por la historia de la UTE y mientras eso siga existiendo así, yo me alegro, porque ahí hubo mucho que aprender y mucho de valioso”.

En tanto, el historiador y académico de nuestro Plantel, Dr. Augusto Samaniego Mesías, subrayó que la publicación es un valioso aporte para conocer la historia de Chile del siglo XX.

“El gran público, incluso el que no tiene ninguna relación afectiva ni de ningún tipo con la U. de Santiago y con su antecesora, la UTE, si quiere saber más y entender mejor lo que se ha escrito sobre la historia de Chile en el siglo XX, va a tener en los documentos o discursos de Kirberg, y en la explicación introductoria que da el historiador Francisco Rivera, un insumo o aporte muy concreto y muy valioso”.

En cuanto al contenido de la obra, destacó la creación de la Universidad Técnica del Estado. “La UTE nace de muchos esfuerzos, entre ellos empujar la industrialización y dar la posibilidad a que accedan a la educación superior a los que hasta ese momento no tenían ninguna posibilidad, y eso queda reflejado en el libro”, concluyó.

La presentación también consideró la exhibición de un video con archivos de nuestra Universidad.

“¡La UTE vive!”

Un interesante análisis, sobre el legado de la Universidad Técnica del Estado fue el tema de fondo de la presentación, en una mesa integrada por expertos y parte de quienes participaron en el libro, profundizó acerca de “¡La UTE vive!”, obra compilada por Francisco Rivera y Tomás Ireland, para la colección Huella Cultural.

La actividad se realizó ayer en la mañana, en la sala Isidora Aguirre, y fue presidida por el vicerrector de Vinculación con el Medio, Dr. Sergio González Rodríguez, el que fue acompañado por miembros de la comunidad universitaria, entre los que destacaron académicos y estudiantes.

La mesa estuvo integrada por el ex presidente FEUT, Alejandro Yáñez; la historiadora y vicedecana de Investigación y Posgrados de la Facultad de Humanidades, Dra. Cristina Moyano, y el publicista y profesor de Estado, titulado en el Instituto Pedagógico Técnico de la UTE, y  ex secretario nacional de Extensión y Comunicaciones de la UTE, Mario Navarro. Moderó, el director del Departamento de Extensión, Jorge Montealegre.

“¡La UTE vive!”, es una recopilación de experiencia de diversos miembros de la Universidad Técnica del Estado (UTE), que abarcan desde el año 1961 hasta 1973 y que se enfocan en el proceso de reforma universitaria y sus efectos.

Poner en valor el proyecto de la UTE, quizás es lo que más valoro el ex presidente FEUT, Alejandro Yáñez, pues “este libro traslada al presente, la gran obra que la Universidad Técnica del Estado, y su rector Enrique Kirberg, hicieron en nuestro pasado. Esto, sin duda, tiene que estar presente en las generaciones nuevas”, opinó.

En ese contexto, subrayó que esta institución tuvo una actividad prolífica, de gran impacto social, que abarcaba amplias zonas del país.  “La UTE, estaba presente en los sectores industriales de Chile, y en los populares también. No solo en lo técnico, sino que en lo cultural también se proyectó en la sociedad”, reflexionó.

Mario Navarro

El ex secretario nacional de Extensión y Comunicaciones de la UTE,  Mario Navarro, quien participó en la redacción de uno de los capítulos del libro, expresó que la obra es una especie de resumen de muchas de las actividades, acciones y objetivos del desarrollo de la reforma en la UTE, un aporte valiosísimo.

“Tuve la posibilidad de contar la historia de cómo nos organizamos, desde el punto de vista del funcionamiento de la Universidad, para llevar a la práctica lo esencial de la extensión de ese tiempo, de sacar la Institución fuera de los muros del campus”, comentó.

Navarro sostuvo que en necesario que los estudiantes tengan presente el pasado de la Universidad de Santiago, porque son el eje principal de nuestra Institución. “La iniciativa de la vicerrectoría de Vinculación con el Medio de subir los libros a la web, de tal manera que toda la comunicad tenga acceso, y todos lo que quieran también, me parece extraordinario”, declaró.

Dra. Cristina Moyano

Por su parte, la historiadora y vicedecana de Investigación y Posgrados de la Facultad de Humanidades, Dra. Cristina Moyano, afirmó que tras el libro, “lo que vuelve es la memoria de un momento heroico que se quedó en lo inconcluso”.

Enfatizó que la obra permite entender las diferencias que existen entre la Universidad Técnica del Estado y la Universidad de Santiago,  de manera profunda. A su juicio esto “no solo se expresa en el cambio de nombre sino que también en eventos materiales, subjetivos, jurídicos y espaciales”.

 “Este texto, sus testimonios y memoria, nos llevan a pensar que si alguna vez estas demandas fueron parte del pasado que fue, tal vez hoy pueden ser parte del presente por construir. El pasado no tiene que mantenerse para los sujetos, como un objeto de nostalgia o veneración, sino vivo, y este libro viene a mostrar cuan política es esa relación entre tiempo histórico y el presente que estamos viviendo”, reflexionó.

Francisco Rivera

Finalmente, el compilador de “¡La UTE vive!”, Francisco Rivera, expresó que el libro debería estimular  una reflexión, sobre la realización de una reforma universitaria, y un nuevo estatuto orgánico, que democratice la Universidad, y la abra a sectores que hoy están marginados.

“Todos estos elementos están muy presentes en la obra, sobre todo el tema de la democratización, el vínculo con la sociedad y el entregar una institución al servicio del desarrollo nacional”, concluyó.

Historiadores de nuestra Universidad rescatan patrimonio cultural inmaterial de “Chuchunco”

Historiadores de nuestra Universidad rescatan patrimonio cultural inmaterial de “Chuchunco”

  • Hace algunos días se inició la ejecución del proyecto denominado “Patrimonio cultural inmaterial de ‘Chuchunco’: La memoria desde la Población Los Nogales (1947-2015)”, a cargo de académicos y estudiantes del Departamento de Historia de la Facultad de Humanidades de nuestra Casa de Estudios.

 



Hace algunos días se inició la ejecución del proyecto denominado “Patrimonio cultural inmaterial de ‘Chuchunco’: La memoria desde la Población Los Nogales (1947-2015)”, a cargo de académicos y estudiantes del Departamento de Historia de la Facultad de Humanidades de nuestra Casa de Estudios.

La iniciativa, que considera un trabajo participativo con los residentes, busca generar un proceso comunitario de rescate, preservación, puesta en valor y circulación del patrimonio cultural inmaterial de los habitantes de “Chuchunco” histórico, tradicional barrio de la comuna de Estación Central.

La ejecución es posible gracias a fondos adjudicados por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, CNCA, luego de la postulación realizada por la Corporación Cultural de nuestra Universidad, y que en una primera etapa se centrará en relevar la memoria social de la emblemática población, punto clave en el proceso de poblamiento popular de la capital.

El trabajo es encabezado por los académicos Cristina Moyano, Rafael Chavarría y Daniel Fauré, quienes reciben el significativo aporte de los estudiantes  Rocío Guajardo, Rodrigo Carrasco, José Tomás Valdés, María José Álvarez y Daniel Van Der Stelt, quienes aplicarán su experiencia en temas de memoria, patrimonio y trabajo comunitario. 

Presentación

El documento que explica la iniciativa establece que “el proyecto propone el rescate, preservación, puesta en valor y gestión del patrimonio cultural inmaterial de ‘Chuchunco’, en general, y de la población Los Nogales, en específico; mediante un trabajo participativo con la comunidad y la elaboración de diversos soportes materiales de la memoria social de la población”.

Añade el documento que “dicha propuesta nace, sin embargo, de una lectura mayor: un diagnóstico académico y sociopolítico. Sostenemos que la fractura generada por el golpe de Estado y la ruptura de experiencias, que desvinculó pasado y presente (Traverso, 2013) y generó un hiato entre las memorias de los actores y sus vivencias cotidianas y actuales, ha permitido repreguntarse por la función de la historia en un nuevo régimen de historicidad (Hartog, 2013)”.

“Así, asumiendo que la patrimonialidad de la huella material del pasado, pero también de lo inmaterial, está asociada a este proceso de nueva forma de relación con el pasado, cabe cuestionarse por los sentidos de la recuperación y por el uso político y cultural de la memoria”, establece la estructura de la valiosa iniciativa.

Programación

Durante el desarrollo del proyecto, se pondrá a disposición un conjunto de herramientas disciplinarias y técnicas que facilitarán la confeccionar y preservar diversos soportes materiales de memoria, así como identificar y elaborar de un relato histórico, en conjunto con los habitantes de la población.

El programa contempla cuatro “Encuentros de Memoria” durante el primer semestre, espacios que estarán abiertos a la participación de toda la comunidad Los Nogales.

Al mismo tiempo, se realizará un trabajo de recopilación de archivos patrimoniales y fuentes documentales con el aporte de los mismos pobladores, material que será digitalizado por el Departamento de Archivo Patrimonial de la universidad.

Durante el segundo semestre del 2016 se mostrará el resultado final del trabajo mediante una exposición itinerante que recorrerá los sectores estratégicos de ese sector comunitario, y que formará parte además de la oferta programática cultural del Departamento de Extensión de nuestra Casa de Estudios.

Académica Cristina Moyano

La académica Cristina Moyano destaca que "este proyecto nace con varios objetivos, donde en primer lugar están aquellos que tienen que ver una concepción de la historiografía que nos interesa promover”.

Agrega que “se trata de los orientados a la producción de conocimiento histórico desde un rescate de ‘las hablas’ de los actores sociales. Por lo mismo, busca que la historia sea una herramienta que permita la configuración de identidades y colabore, a través de la memoria, a empoderar a la sociedad civil para que busque herramientas y logre ampliar la democratización. Por ello, para nosotros, la historia no sólo debe quedar registrada en textos producidos para el mundo académico, sino que tiene que también debe cumplir una función sociopolítica en la sociedad contemporánea”.

“En segundo lugar, están todos aquellos que tienen que ver con la formación de nuestros estudiantes, de manera de acercarlos a las ‘fuentes vivas de la historia’ y a repensar las formas tradicionales de generación de conocimiento. Eso es cuestionar el mismo rol del historiador y su relación con los actores sociales”, destaca.

Complementa que, “por último, se trata de colaborar a una mejor conexión de la Universidad con su entorno, interviniendo en el espacio que compartimos en la comuna de Estación Central, de una forma distinta a la intervención de los expertos. Se trata de fortalecer una relación dialógica con los actores sociales. Una intervención que genere conocimiento y que vuelva al espacio social para generar nuevos conocimiento y cambiar la vida de los sujetos".

Académico Rafael Chavarría

¿Cómo enfrenta Ud. este proyecto, desde el punto de vista de trabajo directo con la comunidad y con estudiantes? (Si ha participado en proyectos anteriores, por favor mencionar uno o dos).

El integrante del Departamento de Historia de la FAHU, académico Rafael Chavarría, explica que "la labor de los estudiantes de Licenciatura, en particular aquellos que optan por la mención en gestión sociocultural se torna primordial al momento de encontrarse con las comunidades, es ahí posible aplicar lo aprendido en las aulas”.

Complementa que “cada proyecto que supere los muros universitarios es un nuevo desafío. Es allí donde los diagnósticos se sitúan como una herramienta para poder relacionarse de mejor manera con el territorio. En este sentido, este no es el primer proyecto que trabajamos con la comunidad, existe el Festival de Cine Documental de Chiloé, que nuestros estudiantes apoyan desde el año 2011, proyecto que por cierto tiene el sello de Responsabilidad Social Universitaria, RSU".

Agrega que "el aprender con las comunidades es fundamental para nuestros estudiantes, donde pueden fortalecer sus competencias con distintos tipos de objetos de estudios y de intervención para su fortalecimiento".

A nombre del grupo de jóvenes colaboradores, el estudiante de cuarto año de Pedagogía en Historia e integrante del equipo, José Tomás Valdés, enfatiza que“para nosotros, como estudiantes de Historia, es importante volver a generar los vínculos entre nuestro Plantel y la comunidad, estableciendo un trabajo que no sólo nos enriquece desde el plano académico, sino que además significa un aporte para los propios pobladores”.

Versiones digitales acercan a la comunidad libros que rescatan el patrimonio del Plantel

Versiones digitales acercan a la comunidad libros que rescatan el patrimonio del Plantel

  • Fueron publicados online “Escritos escogidos de Enrique Kirberg” y “¡La UTE vive!”, textos que son parte de la colección de libros de Huella Cultural, considerados esenciales para la construcción del relato histórico de la Universidad. Este proceso es parte de la política de rescate y preservación del patrimonio tangible e intangible de nuestra Casa de Estudios.

 





En el marco de la colección literaria Huella Cultural, editada por la Corporación Cultural Universidad de Santiago de Chile, fueron publicadas las ediciones digitales de los libros recopilatorios “Escritos escogidos de Enrique Kirberg” y “¡La UTE vive!”, considerados como parte del patrimonio histórico del Plantel.

El director del Departamento de Extensión de la Corporación, Dr. Jorge Montealegre Iturra, explica que la colección de libros de Huella Cultural es parte de un proceso de rescate del patrimonio histórico de la Universidad, política que se ha instalado en los últimos años en el Plantel.

“Esta colección es parte de un proceso que ya lleva un tiempo. Por un lado está todo el material audiovisual del archivo patrimonial, y también existe esta colección de libros, que registra discursos y testimonios de los principales actores de la historia de la Universidad”, destaca.

El objetivo de digitalizar los textos que son un patrimonio para el Plantel es que estén a disposición de todo el público, recalcó el también escritor.

“Nuestra idea es que un libro público es otro bien público de la Universidad, gratuito y de calidad, de un acceso absolutamente liberado, porque junto con el libro que está en papel, está la versión digital en PDF, que es para que cualquiera lo pueda tener, lo pueda regalar y lo pueda reenviar”, precisa el doctor en Estudios Americanos.

Textos esenciales para la construcción de nuestro relato histórico

Por su parte, el director ejecutivo de la Corporación Cultural Universidad de Santiago de Chile, Pablo Gutiérrez Verdi, expresa que la colección Huella Cultural, está destinada a la publicación de libros patrimoniales.

“Es el caso de estos dos textos lanzados este año, “Escritos escogidos de Enrique Kirberg” y “¡La UTE vive!”, que son esenciales para la construcción de nuestro relato histórico, y parte de la política de rescate y preservación del patrimonio tangible e intangible de nuestra Casa de Estudios”, subraya.

Agrega que ambas ediciones están a disposición de los lectores y lectoras tanto de la comunidad universitaria como de toda la sociedad.

“Esperamos seguir acrecentando este trabajo editorial de modo de contribuir al valor permanente que hace la Universidad al país, asumiendo el patrimonio y la memoria como una plataforma para mirar el presente y proyectarnos hacia el futuro desde la noción de ciudadanía universitaria legada por el rector Kirberg”, complementa.

Asimismo, el Dr. Montealegre enfatiza que se priorizó estos dos libros porque coinciden con la celebración de los cien años del natalicio del recordado ex Rector del Plantel.

“Son dos libros que se publicaron en el marco de la celebración del centenario del nacimiento del Rector Enrique Kirberg. Estos dos libros se ponen a disposición de todo el público, tanto de la comunidad universitaria como de la comunidad en general”, concluye.

Cabe recordar que en mayo pasado, el Departamento de Extensión y la Corporación Cultural de nuestro Plantel presentaron ambas publicaciones con el objetivo de preservar la memoria histórica de nuestra Casa de Estudios.

“Escritos escogidos de Enrique Kirberg” corresponde a una recopilación de textos escritos por la autoridad, tarea que estuvo a cargo del historiador Francisco Rivera; mientras que “¡La UTE vive!” engloba testimonios de miembros de la UTE que vivieron la reforma universitaria, recogidos por Tomás Ireland junto al mismo Francisco Rivera.

Ambos textos se encuentran disponibles en formato digital en los siguientes links:

 

Día del Patrimonio: recorrido por el Campus se extendió a la vecina Unidad Villa Portales

Día del Patrimonio: recorrido por el Campus se extendió a la vecina Unidad Villa Portales

  • “U. de Santiago y Villa Portales: íconos de la Arquitectura Moderna" se denominó el programa con el cual nuestra Casa de Estudios adhirió este domingo al Día del Patrimonio, y al que concurrieron cerca de cien personas.

 




El programa consideró visitas a lugares que identifican el Plantel así como un reconocimiento al mencionado sector vecinal, que se ubica a un costado del Campus, siguiendo el lema del Consejo de Monumentos Nacionales: “Celebremos juntos el patrimonio en tu barrio”.

La organización estuvo a cargo de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio (ViME), uniendo una misma visita para las principales dependencias de esta Casa de Estudios y la Villa Portales.

Se explicó que ambas construcciones son ejemplos de la arquitectura moderna desarrollada en nuestro país por la oficina de arquitectos Bresciani, Valdés, Castillo Velasco y Huidobro.

El principal objetivo fue proyectar la construcción de una Casa de Estudios moderna relacionada directamente con su entorno y las viviendas sociales de alta calidad con diseños funcionales, áreas verdes y espacios de convivencia.

Para cumplir el objetivo integrador, nuestro Plantel contó con la colaboración de vecinos de la Unidad Villa Portales, a través del Centro Cultural América Latina.

El recorrido consideró las siguientes detenciones: Explanada, Hall y Salón de Honor de la Casa Central  (con proyección de fotografías referidas a la construcción de la Unidad Universitaria y la Villa Portales); Foro Griego; Esquina de El Belloto con Las Encinas (Villa Portales); circulación por calle Las Encinas (Villa Portales) y Plaza El Peumo.

Este programa se enmarca en la participación recurrente de nuestra Universidad en esta celebración, y de acuerdo a la política institucional de preservación y puesta en valor del patrimonio cultural material e inmaterial en nuestro país.

Positiva evaluación

“Fue una actividad muy completa, en que los visitantes conocieron la Casa Central, se les mostró la pintura de Roberto Matta en el Salón de Honor, hubo preguntas y distintas exposiciones de expertos del archivo patrimonial que hicieron de guía de la actividad”, destacó el Jefe del Departamento de Extensión de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio, Dr. Jorge Montealegre Iturra.

Agregó que “la arquitectura moderna de la Universidad, como la Casa Central o el Foro Griego, está relacionada con la Villa Portales; el mismo equipo o estudio de arquitectos son lo que hicieron los proyectos tanto en la Villa como en la Universidad, entonces se juntó en un solo discurso la arquitectura moderna. Se visitó la Villa en distintos puntos de interés y se finalizó el recorrido en la junta de vecinos. También se exhibieron audiovisuales sobre la Villa Portales con fotografías de Luis Ladrón de Guevara”.

“Hubo una cierta desazón por cómo se ha degenerado y deteriorado un lugar que era un espacio abierto, para una vida más comunitaria, y que actualmente está con rejas y lugares de comunicación que no llevan a ninguna parte”, comentó la autoridad cultural de nuestro Plantel.

Añadió que “es una actividad propiamente de extensión de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio (ViMe), que tiene que ver con la política nuestra de trabajar con radios de acción, de relacionarnos con el entorno inmediato y el entorno inmediato es la Villa Portales, por un lado, y -por otro-  el circuito cultural Santiago Poniente, así que está absolutamente enmarcado en esa política”.

“Por lo tanto, abrir esos canales de comunicación con la Villa Portales también tiene cabida nuestras invitaciones a nuestros programas de música en el Aula Magna, a nuestros ciclos de cine, etcétera. Entonces es un momento muy especial para estrechar relaciones con la Villa Portales y su organización vecinal”, concluyó el Dr. Montealegre, quien fue la autoridad que recibió a los visitantes el domingo último en nuestro Plantel.

Presentan libros que aportan a la memoria histórica institucional

Presentan libros que aportan a la memoria histórica institucional

  • Las obras “¡La UTE vive!” y “Escritos escogidos de Enrique Kirberg” fueron presentadas esta semana, con el objetivo de preservar la memoria histórica de nuestra Casa de Estudios. Los encuentros se realizaron el martes y ayer, en el Salón de Honor y el Espacio Isidora Aguirre, respectivamente.


 



Pasadas las 18:00 horas del martes, más de un centenar de personas se reunió en esta actividad  organizada por el Departamento de Extensión y la Corporación Cultural de nuestro Plantel.

Presidió el encuentro, en representación del rector Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, el vicerrector ViME, Dr. Sergio González Rodríguez, quien agradeció la participación de funcionarios, académicos y estudiantes, así como la presencia de la viuda del ex rector, Inés Erazo de Kirberg, su hija Lena Kirberg, y el ex secretario nacional de Extensión y Comunicaciones de la UTE, Mario Navarro.

Integraron la mesa que presentó las obras, el vicerrector González, el ex presidente de la Federación de Estudiantes de la UTE, Osiel Núñez; la hija del ex rector, Lena Kirberg, y el editor de las obras, el historiador Francisco Rivera.

Dos libros que aportan a la memoria histórica

“Escritos escogidos de Enrique Kirberg” corresponden a una recopilación de textos escritos por la autoridad, tarea que estuvo a cargo del historiador Francisco Rivera; mientras que “¡La UTE vive!” engloba testimonios de miembros de la UTE que vivieron la reforma universitaria, recogidos por Tomás Ireland junto a Francisco Rivera.

Rivera explicó que el libro “¡La UTE vive!”, abarca una rica recopilación de vivencias, que comprenden desde el año 1961, con las movilizaciones en la sede de Copiapó, hasta 1973 cuando se interrumpe abruptamente el proceso, causado por el golpe de estado.

“Hay dirigentes estudiantiles, miembros del mundo académico, funcionarios, pero también jóvenes que no tenían ningún rango más que ser estudiantes. (…). Es un libro muy valioso, porque tiene una densidad de testimonios muy distintos”, enfatizó el historiador.

Por su parte, “Escritos escogidos de Enrique Kirberg” es, según su compilador, “un homenaje a los cien años del natalicio del rector Kirberg, pero sobre todo a su pensamiento económico, en función del proyecto de desarrollo industrial y nacional; social, en relación a la democratización de la universidad para los sectores populares y la vocación de la Institución orientada hacia allá. Además, político, en el sentido de poner al Plantel en el carril de las transformaciones políticas y sociales de la época”, destacó el investigador.

En consonancia con el interés institucional

El vicerrector Sergio González, sostuvo que las publicaciones editadas, están en consonancia con el interés institucional, para preservar y divulgar la trayectoria y el legado cultural.

“Las memorias sobre la Universidad Técnica del Estado, así como los recuerdos de la Escuela de Artes y Oficios, son parte de la historia y la memoria de nuestra Universidad de Santiago de Chile. Son nuestros orígenes, nos proyectan hacia el futuro y a ellos les debemos una gratitud respetuosa que inspira nuestra reflexión de hoy: la reflexión de una universidad del siglo XXI, formadora y transformadora”, declaró la autoridad.

Sobre “Escritos Escogidos de Enrique Kirberg”, el vicerrector enfatizó que, dada la relevancia de esa autoridad para la historia de nuestra Corporación, era una tarea pendiente revisar y recopilar sus discursos, con el fin de entender en plenitud la envergadura de su pensamiento, que permite comprender la concepción de universidad del siglo XX y proyectarla a los tiempos actuales.

“Con ese propósito, por encargo de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio, el joven investigador Francisco Rivera se abocó a una acuciosa compilación de los principales discursos y a la articulación de estos para dar cuenta de las diversas facetas del académico y líder político”, detalló el Dr. González.

Enfatizo que estas obras son “una oportunidad imperdible para reflexionar  sobre su pensamiento y rescatar la figura del rector Kirberg como parte de nuestro patrimonio”, y se constituyen como “un tomo indispensable de la memoria y de los anales de una época vital de nuestra Universidad”.

Osiel Núñez, Lena Kirberg y Tomás Ireland

El ex presidente de la Federación de Estudiantes de la UTE, Osiel Núñez, enfatizó que “estamos ante dos libros magníficos. A través de ellos es posible descubrir, conocer toda la epopeya que significó la creación de la Universidad Técnica del Estado. Desde los albores, en que no pasaba de ser un anhelo querido por los estudiantes mineros e industriales de Chile, al decreto de su fundación en el año 1947, el inicio de sus actividades en 1952, la lucha y el triunfo de la reforma universitaria, y su trágico fin en septiembre de 1973”.

A su vez, la hija del ex rector, Lena Kirberg, destacó que la recopilación de los escritos de su padre, se debe en parte, a que éste sabía de la relevancia que la educación técnica tiene para el país, sobre todo en lo que respecta a la lucha contra el subdesarrollo.

“Creo que mi padre guardaba estos textos porque era consciente de la trascendencia que significaba, desde su juventud, el rol que jugaría la educación técnica en la democratización de la sociedad como mecanismo para profundizar la democracia, sacar a Chile de la dependencia económica, y a los pobres de su miseria material”, expresó.

En esa línea, “construir una sociedad más justa, siempre fue su motivación, su pasión, y eso está muy bien retratado en el libro, pues desde muy joven le importó dar relevancia a la educación técnica por varias razones, pero, por sobre todo, con un horizonte de justicia social”, complementó.

Finalmente, desde Toronto (Canadá), Tomás Ireland, que participó en la edición de “¡La UTE vive!”, envió un saludo, a los asistentes, adhiriendo al homenaje literario al ex rector: “Celebramos el legado de un hombre excepcional. El legado de Enrique Kirberg. Un legado de entusiasmo, de fuerza renovadora y compromiso con las nobles causas de la sociedad”.

 “Escritos escogidos de Enrique Kirberg”

En la Sala Isidora Aguirre se presentó, en la mañana de ayer, esta obra. El  texto muestra la selección que hizo el historiador y ex estudiante de nuestra Casa de Estudios, Francisco Rivera Tobar, quien, además, se encargó del prólogo de la obra.

El lanzamiento contó con la presencia de connotados académicos de nuestro Plantel y ex estudiantes de la UTE.

El historiador y académico de nuestra Universidad y actual postulante el Premio Nacional de Historia, Dr. Julio Pinto Vallejos, sentenció que la obra es una publicación indispensable de historia.

“Es un buen libro de homenaje, es un libro de la UTE, y es un indispensable libro de historia. El libro puede ser leído por una historia de un personaje importante que fue Kirberg, por una institución importante que es la UTE, pero también es una especie de parábola de la historia del país en el siglo XX”, sostuvo.

El académico explicó que “Kirberg nace y muere con el siglo y él encarna muchas de las grandes etapas que se viven, el avance de la izquierda, el modelo de desarrollo industrial, la reforma universitaria, la Unidad Popular, el golpe, la dictadura, el exilio. Entonces su vida es una especie de ejemplo personalizado de lo que fue la historia de un país”.

Asimismo, recalcó que lo que aparece en el libro y que escribió el ex rector de la UTE, “es una forma de rastrear a través de una persona la vida de un país, y eso permite que las personas empaticen más y, por tanto, entiendan más lo que fue una historia que ya a estas alturas es bastante lejana”.

Historia de la UTE

Por su parte, el ingeniero químico, académico de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, ex dirigente estudiantil y docente de la UTE, Dr. Luis Cifuentes, enfatizó que “en el libro se refleja una parte importantísima de la historia de la Universidad Técnica del Estado, que en mi opinión fue muy distinta a la actual Universidad de Santiago. Para empezar, la UTE tenía 24 sedes provinciales lo que le daba una riqueza cultural y geográfica”.

Precisó que “actualmente hay gente que mantiene viva la llamita en el interés por la historia de la UTE y mientras eso siga existiendo así, yo me alegro, porque ahí hubo mucho que aprender y mucho de valioso”.

En tanto, el historiador y académico de nuestro Plantel, Dr. Augusto Samaniego Mesías, subrayó que la publicación es un valioso aporte para conocer la historia de Chile del siglo XX.

“El gran público, incluso el que no tiene ninguna relación afectiva ni de ningún tipo con la U. de Santiago y con su antecesora, la UTE, si quiere saber más y entender mejor lo que se ha escrito sobre la historia de Chile en el siglo XX, va a tener en los documentos o discursos de Kirberg, y en la explicación introductoria que da el historiador Francisco Rivera, un insumo o aporte muy concreto y muy valioso”.

En cuanto al contenido de la obra, destacó la creación de la Universidad Técnica del Estado. “La UTE nace de muchos esfuerzos, entre ellos empujar la industrialización y dar la posibilidad a que accedan a la educación superior a los que hasta ese momento no tenían ninguna posibilidad, y eso queda reflejado en el libro”, concluyó.

La presentación también consideró la exhibición de un video con archivos de nuestra Universidad.

“¡La UTE vive!”

Un interesante análisis, sobre el legado de la Universidad Técnica del Estado fue el tema de fondo de la presentación, en una mesa integrada por expertos y parte de quienes participaron en el libro, profundizó acerca de “¡La UTE vive!”, obra compilada por Francisco Rivera y Tomás Ireland, para la colección Huella Cultural.

La actividad se realizó ayer en la mañana, en la sala Isidora Aguirre, y fue presidida por el vicerrector de Vinculación con el Medio, Dr. Sergio González Rodríguez, el que fue acompañado por miembros de la comunidad universitaria, entre los que destacaron académicos y estudiantes.

La mesa estuvo integrada por el ex presidente FEUT, Alejandro Yáñez; la historiadora y vicedecana de Investigación y Posgrados de la Facultad de Humanidades, Dra. Cristina Moyano, y el publicista y profesor de Estado, titulado en el Instituto Pedagógico Técnico de la UTE, y  ex secretario nacional de Extensión y Comunicaciones de la UTE, Mario Navarro. Moderó, el director del Departamento de Extensión, Jorge Montealegre.

“¡La UTE vive!”, es una recopilación de experiencia de diversos miembros de la Universidad Técnica del Estado (UTE), que abarcan desde el año 1961 hasta 1973 y que se enfocan en el proceso de reforma universitaria y sus efectos.

Poner en valor el proyecto de la UTE, quizás es lo que más valoro el ex presidente FEUT, Alejandro Yáñez, pues “este libro traslada al presente, la gran obra que la Universidad Técnica del Estado, y su rector Enrique Kirberg, hicieron en nuestro pasado. Esto, sin duda, tiene que estar presente en las generaciones nuevas”, opinó.

En ese contexto, subrayó que esta institución tuvo una actividad prolífica, de gran impacto social, que abarcaba amplias zonas del país.  “La UTE, estaba presente en los sectores industriales de Chile, y en los populares también. No solo en lo técnico, sino que en lo cultural también se proyectó en la sociedad”, reflexionó.

Mario Navarro

El ex secretario nacional de Extensión y Comunicaciones de la UTE,  Mario Navarro, quien participó en la redacción de uno de los capítulos del libro, expresó que la obra es una especie de resumen de muchas de las actividades, acciones y objetivos del desarrollo de la reforma en la UTE, un aporte valiosísimo.

“Tuve la posibilidad de contar la historia de cómo nos organizamos, desde el punto de vista del funcionamiento de la Universidad, para llevar a la práctica lo esencial de la extensión de ese tiempo, de sacar la Institución fuera de los muros del campus”, comentó.

Navarro sostuvo que en necesario que los estudiantes tengan presente el pasado de la Universidad de Santiago, porque son el eje principal de nuestra Institución. “La iniciativa de la vicerrectoría de Vinculación con el Medio de subir los libros a la web, de tal manera que toda la comunicad tenga acceso, y todos lo que quieran también, me parece extraordinario”, declaró.

Dra. Cristina Moyano

Por su parte, la historiadora y vicedecana de Investigación y Posgrados de la Facultad de Humanidades, Dra. Cristina Moyano, afirmó que tras el libro, “lo que vuelve es la memoria de un momento heroico que se quedó en lo inconcluso”.

Enfatizó que la obra permite entender las diferencias que existen entre la Universidad Técnica del Estado y la Universidad de Santiago,  de manera profunda. A su juicio esto “no solo se expresa en el cambio de nombre sino que también en eventos materiales, subjetivos, jurídicos y espaciales”.

 “Este texto, sus testimonios y memoria, nos llevan a pensar que si alguna vez estas demandas fueron parte del pasado que fue, tal vez hoy pueden ser parte del presente por construir. El pasado no tiene que mantenerse para los sujetos, como un objeto de nostalgia o veneración, sino vivo, y este libro viene a mostrar cuan política es esa relación entre tiempo histórico y el presente que estamos viviendo”, reflexionó.

Francisco Rivera

Finalmente, el compilador de “¡La UTE vive!”, Francisco Rivera, expresó que el libro debería estimular  una reflexión, sobre la realización de una reforma universitaria, y un nuevo estatuto orgánico, que democratice la Universidad, y la abra a sectores que hoy están marginados.

“Todos estos elementos están muy presentes en la obra, sobre todo el tema de la democratización, el vínculo con la sociedad y el entregar una institución al servicio del desarrollo nacional”, concluyó.

Historiadores de nuestra Universidad rescatan patrimonio cultural inmaterial de “Chuchunco”

Historiadores de nuestra Universidad rescatan patrimonio cultural inmaterial de “Chuchunco”

  • Hace algunos días se inició la ejecución del proyecto denominado “Patrimonio cultural inmaterial de ‘Chuchunco’: La memoria desde la Población Los Nogales (1947-2015)”, a cargo de académicos y estudiantes del Departamento de Historia de la Facultad de Humanidades de nuestra Casa de Estudios.

 



Hace algunos días se inició la ejecución del proyecto denominado “Patrimonio cultural inmaterial de ‘Chuchunco’: La memoria desde la Población Los Nogales (1947-2015)”, a cargo de académicos y estudiantes del Departamento de Historia de la Facultad de Humanidades de nuestra Casa de Estudios.

La iniciativa, que considera un trabajo participativo con los residentes, busca generar un proceso comunitario de rescate, preservación, puesta en valor y circulación del patrimonio cultural inmaterial de los habitantes de “Chuchunco” histórico, tradicional barrio de la comuna de Estación Central.

La ejecución es posible gracias a fondos adjudicados por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, CNCA, luego de la postulación realizada por la Corporación Cultural de nuestra Universidad, y que en una primera etapa se centrará en relevar la memoria social de la emblemática población, punto clave en el proceso de poblamiento popular de la capital.

El trabajo es encabezado por los académicos Cristina Moyano, Rafael Chavarría y Daniel Fauré, quienes reciben el significativo aporte de los estudiantes  Rocío Guajardo, Rodrigo Carrasco, José Tomás Valdés, María José Álvarez y Daniel Van Der Stelt, quienes aplicarán su experiencia en temas de memoria, patrimonio y trabajo comunitario. 

Presentación

El documento que explica la iniciativa establece que “el proyecto propone el rescate, preservación, puesta en valor y gestión del patrimonio cultural inmaterial de ‘Chuchunco’, en general, y de la población Los Nogales, en específico; mediante un trabajo participativo con la comunidad y la elaboración de diversos soportes materiales de la memoria social de la población”.

Añade el documento que “dicha propuesta nace, sin embargo, de una lectura mayor: un diagnóstico académico y sociopolítico. Sostenemos que la fractura generada por el golpe de Estado y la ruptura de experiencias, que desvinculó pasado y presente (Traverso, 2013) y generó un hiato entre las memorias de los actores y sus vivencias cotidianas y actuales, ha permitido repreguntarse por la función de la historia en un nuevo régimen de historicidad (Hartog, 2013)”.

“Así, asumiendo que la patrimonialidad de la huella material del pasado, pero también de lo inmaterial, está asociada a este proceso de nueva forma de relación con el pasado, cabe cuestionarse por los sentidos de la recuperación y por el uso político y cultural de la memoria”, establece la estructura de la valiosa iniciativa.

Programación

Durante el desarrollo del proyecto, se pondrá a disposición un conjunto de herramientas disciplinarias y técnicas que facilitarán la confeccionar y preservar diversos soportes materiales de memoria, así como identificar y elaborar de un relato histórico, en conjunto con los habitantes de la población.

El programa contempla cuatro “Encuentros de Memoria” durante el primer semestre, espacios que estarán abiertos a la participación de toda la comunidad Los Nogales.

Al mismo tiempo, se realizará un trabajo de recopilación de archivos patrimoniales y fuentes documentales con el aporte de los mismos pobladores, material que será digitalizado por el Departamento de Archivo Patrimonial de la universidad.

Durante el segundo semestre del 2016 se mostrará el resultado final del trabajo mediante una exposición itinerante que recorrerá los sectores estratégicos de ese sector comunitario, y que formará parte además de la oferta programática cultural del Departamento de Extensión de nuestra Casa de Estudios.

Académica Cristina Moyano

La académica Cristina Moyano destaca que "este proyecto nace con varios objetivos, donde en primer lugar están aquellos que tienen que ver una concepción de la historiografía que nos interesa promover”.

Agrega que “se trata de los orientados a la producción de conocimiento histórico desde un rescate de ‘las hablas’ de los actores sociales. Por lo mismo, busca que la historia sea una herramienta que permita la configuración de identidades y colabore, a través de la memoria, a empoderar a la sociedad civil para que busque herramientas y logre ampliar la democratización. Por ello, para nosotros, la historia no sólo debe quedar registrada en textos producidos para el mundo académico, sino que tiene que también debe cumplir una función sociopolítica en la sociedad contemporánea”.

“En segundo lugar, están todos aquellos que tienen que ver con la formación de nuestros estudiantes, de manera de acercarlos a las ‘fuentes vivas de la historia’ y a repensar las formas tradicionales de generación de conocimiento. Eso es cuestionar el mismo rol del historiador y su relación con los actores sociales”, destaca.

Complementa que, “por último, se trata de colaborar a una mejor conexión de la Universidad con su entorno, interviniendo en el espacio que compartimos en la comuna de Estación Central, de una forma distinta a la intervención de los expertos. Se trata de fortalecer una relación dialógica con los actores sociales. Una intervención que genere conocimiento y que vuelva al espacio social para generar nuevos conocimiento y cambiar la vida de los sujetos".

Académico Rafael Chavarría

¿Cómo enfrenta Ud. este proyecto, desde el punto de vista de trabajo directo con la comunidad y con estudiantes? (Si ha participado en proyectos anteriores, por favor mencionar uno o dos).

El integrante del Departamento de Historia de la FAHU, académico Rafael Chavarría, explica que "la labor de los estudiantes de Licenciatura, en particular aquellos que optan por la mención en gestión sociocultural se torna primordial al momento de encontrarse con las comunidades, es ahí posible aplicar lo aprendido en las aulas”.

Complementa que “cada proyecto que supere los muros universitarios es un nuevo desafío. Es allí donde los diagnósticos se sitúan como una herramienta para poder relacionarse de mejor manera con el territorio. En este sentido, este no es el primer proyecto que trabajamos con la comunidad, existe el Festival de Cine Documental de Chiloé, que nuestros estudiantes apoyan desde el año 2011, proyecto que por cierto tiene el sello de Responsabilidad Social Universitaria, RSU".

Agrega que "el aprender con las comunidades es fundamental para nuestros estudiantes, donde pueden fortalecer sus competencias con distintos tipos de objetos de estudios y de intervención para su fortalecimiento".

A nombre del grupo de jóvenes colaboradores, el estudiante de cuarto año de Pedagogía en Historia e integrante del equipo, José Tomás Valdés, enfatiza que“para nosotros, como estudiantes de Historia, es importante volver a generar los vínculos entre nuestro Plantel y la comunidad, estableciendo un trabajo que no sólo nos enriquece desde el plano académico, sino que además significa un aporte para los propios pobladores”.

Versiones digitales acercan a la comunidad libros que rescatan el patrimonio del Plantel

Versiones digitales acercan a la comunidad libros que rescatan el patrimonio del Plantel

En el marco de la colección literaria Huella Cultural, editada por la Corporación Cultural Universidad de Santiago de Chile, fueron publicadas las ediciones digitales de los libros recopilatorios “Escritos escogidos de Enrique Kirberg” y “¡La UTE vive!”, considerados como parte del patrimonio histórico del Plantel.

 

El director del Departamento de Extensión de la Corporación, Dr. Jorge Montealegre Iturra, explica que la colección de libros de Huella Cultural es parte de un proceso de rescate del patrimonio histórico de la Universidad, política que se ha instalado en los últimos años en el Plantel.

 

“Esta colección es parte de un proceso que ya lleva un tiempo. Por un lado está todo el material audiovisual del archivo patrimonial, y también existe esta colección de libros, que registra discursos y testimonios de los principales actores de la historia de la Universidad”, destaca.

 

El objetivo de digitalizar los textos que son un patrimonio para el Plantel es que estén a disposición de todo el público, recalcó el también escritor.

 

“Nuestra idea es que un libro público es otro bien público de la Universidad, gratuito y de calidad, de un acceso absolutamente liberado, porque junto con el libro que está en papel, está la versión digital en PDF, que es para que cualquiera lo pueda tener, lo pueda regalar y lo pueda reenviar”, precisa el doctor en Estudios Americanos.

 

Textos esenciales para la construcción de nuestro relato histórico

 

Por su parte, el director ejecutivo de la Corporación Cultural Universidad de Santiago de Chile, Pablo Gutiérrez Verdi, expresa que la colección Huella Cultural, está destinada a la publicación de libros patrimoniales.

 

“Es el caso de estos dos textos lanzados este año, “Escritos escogidos de Enrique Kirberg” y “¡La UTE vive!”, que son esenciales para la construcción de nuestro relato histórico, y parte de la política de rescate y preservación del patrimonio tangible e intangible de nuestra Casa de Estudios”, subraya.

 

Agrega que ambas ediciones están a disposición de los lectores y lectoras tanto de la comunidad universitaria como de toda la sociedad.

 

“Esperamos seguir acrecentando este trabajo editorial de modo de contribuir al valor permanente que hace la Universidad al país, asumiendo el patrimonio y la memoria como una plataforma para mirar el presente y proyectarnos hacia el futuro desde la noción de ciudadanía universitaria legada por el rector Kirberg”, complementa.

 

Asimismo, el Dr. Montealegre enfatiza que se priorizó estos dos libros porque coinciden con la celebración de los cien años del natalicio del recordado ex Rector del Plantel.

 

“Son dos libros que se publicaron en el marco de la celebración del centenario del nacimiento del Rector Enrique Kirberg. Estos dos libros se ponen a disposición de todo el público, tanto de la comunidad universitaria como de la comunidad en general”, concluye.

 

Cabe recordar que en mayo pasado, el Departamento de Extensión y la Corporación Cultural de nuestro Plantel presentaron ambas publicaciones con el objetivo de preservar la memoria histórica de nuestra Casa de Estudios.

 

“Escritos escogidos de Enrique Kirberg” corresponde a una recopilación de textos escritos por la autoridad, tarea que estuvo a cargo del historiador Francisco Rivera; mientras que “¡La UTE vive!” engloba testimonios de miembros de la UTE que vivieron la reforma universitaria, recogidos por Tomás Ireland junto al mismo Francisco Rivera.

 

Ambos textos se encuentran disponibles en formato digital en los siguientes links:

 

Libros escogidos de Enrique Kirberg (link is external)
La UTE vive

Páginas

Suscribirse a RSS - Patrimonio