Se encuentra usted aquí

Infectóloga Usach advierte que el sarampión puede llegar a ser letal

Pese a ser una enfermedad menos grave, podría  presentar complicaciones que afecten al cerebro o sistema respiratorio y llevar finalmente a la muerte, según  la Dra. Laura Bahamondes.
Población adulta mayor de 30 años debe estar atenta, porque deberá revacunarse. La especialista descarta riesgo en adultos mayores y embarazadas.

 

Los siete casos de sarampión detectados en el país, activaron las alertas del Ministerio de Salud debido a que es una enfermedad que no se presentaba hace ocho años. Pese a que es menos peligrosa que otras infecciones, no deja de ser altamente contagiosa y puede, incluso, presentar complicaciones graves.

Así lo advierte la infectóloga y académica de la Escuela de Medicina de la Universidad de Santiago de Chile, Laura Bahamondes, quien puntualiza que es una enfermedad que ha sido controlada en estos últimos años, transformándose en una patología casi infrecuente en los países cuya población ha sido vacunada. No obstante, se debe prestar atención porque puede producir complicaciones que podrían llegar a ser letales.

“La gran mayoría de los pacientes evolucionan con un cuadro no grave, pero puede derivar en neumonías o encefalitis (compromiso del cerebro), que son bastante más severas en los niños mayores y los adolescentes. Es por eso que se intenta tener a la población adolescente ya protegida, con la vacunación de la infancia”, enfatizó la experta  Usach. 

La vacuna del sarampión se administra a los 12 meses de edad y una segunda dosis de refuerzo en edad escolar, entre los 6 y los 13 años.  

En la población adulta hay más riesgo, debido a que los anticuerpos de las vacunas ya se han debilitado. De hecho la autoridad sanitaria ha declarado como grupo de mayor riesgo a la población adulta sobre 30 años de edad. “Está vulnerable en el sentido que no tiene anticuerpos contra el virus del sarampión. Es ahí donde se debe decidir si se hace un refuerzo de vacunación” puntualizó la Dra. Bahamondes, al comentar la decisión que debe adoptar el gobierno sobre el público objetivo que sería inoculado en la campaña de vacunación que va a iniciar el Ministerio de Salud. 

La infectóloga de la Usach descartó consecuencias de este brote de sarampión en adultos mayores y mujeres embarazadas. “Los adultos mayores no están en el foco a revacunar. No están tan expuestos a tener contacto con los focos del brote. Las mujeres embarazadas no tienen un especial riesgo, porque no es un virus que produzca problemas como sucede con la rubeola”, finalizó la especialista.