ingeniería

Español

Egresado lidera importante empresa de transferencia tecnológica de alimentos

Egresado lidera importante empresa de transferencia tecnológica de alimentos

Más de diez mil kilos de polvo para elaborar alimentos y tres mil kilos de manjar y salsas produce diariamente la empresa Comercial e Industrial Fino Mornasco Ltda, en sus plantas ubicadas en San Bernardo y en Paine.

La empresa, que ofrece soluciones tecnológicas principalmente para Industrias e Instituciones, fue creada en 1991 por el Ingeniero de Alimentos titulado por Nuestro Plantel, Edgardo Astudillo Poblete, quien es egresado de la primera promoción de esa carrera en la U. de Santiago.

Según recuerda sus inicios, el país recién retornaba a la democracia cuando tras 12 años como trabajador dependiente y a poco tiempo de obtener su título, decide crear su propia empresa.

“Fue mi padre, Juan Astudillo, actualmente mi socio, quien me sugirió desarrollar mi propio negocio”, indica respecto al proyecto en el que comenzó produciendo estabilizante para manjar en una pieza de la casa de su abuela, siendo él, el único trabajador.

Sin embargo, el estabilizante creado por él, en su paso por Soprole, era un producto codiciado por toda la industria que trabajaba con manjar, ya que su adquisición hasta entonces era en estado sólido como cristal y no líquido como es conocido actualmente.

Fue dicho paso el que mantiene a su empresa como una de las principales compañías de transferencia tecnológica de alimentos a nivel internacional.

En la última década, Mornasco ha irrumpido en el mercado con helados que se doblan como lenguas,  helados con forma de plátano que se pelan, aguas saborizadas para reconocidas bebidas y postres gourmet con sabor de restaurante, pero sin sellos negros, por nombrar solo algunas de sus innovaciones.

Formando personas, transformando país

Corría el último año del Gobierno de Salvador Allende, cuando Edgardo finalizaba Cuarto Medio en el Liceo de Aplicación. Hasta entonces, su único pasatiempo era practicar fútbol. Pero él sabía que debía seguir estudiando. Su padre, dueño de una pequeña fábrica textil ubicada en casa de su abuela, lo impulsaba.

En esa época, el mayor interés de los jóvenes era el área de Humanidades, por los tiempos de revolución que se vivían. Sin embargo, fue un primo del empresario que descubrió sus habilidades en matemáticas, y lo preparó para la Prueba de Aptitud Académica tras el golpe militar.

Fue así como ingresó el segundo semestre del año 74’ a Tecnología en Alimentos de la UTE. “Estuve entre los buenos estudiantes, y al terminar realicé mi práctica en Soprole, que se extendió de 6 a 9 meses por reemplazos”, recuerda.

Años más tarde, quiso continuar estudiando, pero debía autofinanciarse, por lo que se incorporó a Soprole, desempeñándose primero como Control de Calidad y luego en Producción.

Paralelamente, la UTE pasó a llamarse U. de Santiago, y se crea la carrera Ingeniería de Alimentos. Edgardo sabía que las oportunidades se daban una sola vez, por lo que postula y es seleccionado.

“Postulamos más de 200 personas, todos querían seguir estudiando, pero la carrera aceptó a 45. Al primer semestre quedamos 12, los cuales egresamos el año 84’, titulándome a comienzos del 85’”, comenta.

El empresario recuerda que eran tiempos difíciles. “un trabajador, nunca se acuesta el día que se levanta. Estaba a cargo de Soprole, tenía clases vespertinas y había toque de queda a las 2 am, y estudiábamos apurados en ese tiempo”, recuerda.

Sin embargo, asegura que fue eso, quien le permitió desarrollarse como empresario: “A la U. de Santiago le debo mucho, por eso hoy soy integrante de su comité empresarial, para retribuir en parte lo que recibí. En ella, lo que más aprendí fue a crear temperamento”, afirma.

El año 85’ se casa, teniendo a su primera hija al año siguiente. Fue a fines del año 87’, mientras su esposa esperaba a su segundo hijo cuando comienza a ver la necesidad de crecer.

Reconoce ser afortunado. “Había mucha gente sin trabajo, y un amigo me invita a ser su socio en su empresa que recién se formaba”, sostiene.

En ella desarrolló el primer pasteurizado de huevos en Chile, creando las pastas al huevo de Talliani, lo que permitiría dar el salto a la creación de su propia empresa.

Nueva generación de soluciones tecnológicas

Mousse y flanes de chocolate y frutilla, jalea, sémola, arroz con leche, con el sabor y calidad de los mejores restaurantes pero sin sellos negros, son algunos de los productos que la empresa Mornasco, está entregando a algunos establecimientos educacionales asociados a Junaeb, y a una red de Hoteles, Restaurantes y Casinos.

El desarrollo corresponde a la última solución tecnológica creada por la empresa, como una forma de mantener la tradición de irrumpir constantemente en el mercado nacional y extranjero, y para lo cual mantiene distintas líneas de producción.

Respecto a su exitoso emprendimiento, y el plus de los profesionales formados en la U. de Santiago, el empresario de 61 años de edad asegura que siempre debe existir una mirada al futuro.

“Los Tecnólogos e Ingenieros de Alimentos de la U. de Santiago, deben dar fe en su actuar, capacitarse constantemente y tener una mirada futura de las necesidades tecnológicas y alimenticias, para poder adecuarse a los nuevos productos que necesiten los niños, adultos y la gente mayor”, indica.

El ingeniero agrega que, “pienso que los profesionales de nuestra Universidad, deben sentirse seguros de sus conocimientos, para potenciar su habilidades, pero ante todo una actitud clara, positiva y seria en su actuar”, puntualiza.

Estudiantes realizan actividades en “Semana Mecánica 2018”

Estudiantes realizan actividades en “Semana Mecánica 2018”

Con una variedad de actividades se desarrolló una nueva versión de la Semana Mecánica 2018, la cual se celebra en conmemoración al aniversario n°47 del Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Santiago de Chile.

De forma excepcional la Semana Mecánica se festejó con diversas actividades que contribuyeron a la formación de los estudiantes y a su recreación, además de la vinculación de los estudiantes con egresados del DIMEC y empresas del rubro.

Ante esto, el director del DIMEC, Francisco Valenzuela, destacó el desarrollo de la semana. “Es la primera vez que se hace algo tan distinto; creo que el resultado fue positivo, principalmente lo que fue la evaluación de las charlas que se realizaron y que tuvieron una alta audiencia”, puntualizó.

Por su parte, Paula Ayala, presidenta del Centro de Estudiantes de Ingeniería Mecánica y Climatización, resaltó la participación de los jóvenes en todas las actividades realizadas. “La semana fue activa y los chicos han participado bastante”. También recalcó que en esta oportunidad la Semana Mecánica “no fue solo diversión, también tuvo un trasfondo educativo”.

Actividades de la Semana Mecánica 2018

La celebración partió el miércoles 4 con el desarrollo un Ciclo de Charlas, en las que participaron académicos, estudiantes y egresados como expositores, además de la realización de la Feria Laboral donde empresas, emprendimientos estudiantiles y la Asociación de Egresados del DIMEC participaron, interactuando con los asistentes.

El Ciclo de Charlas se dividió en dos sesiones que abordaron el desarrollo de emprendimientos, experiencia de estudiantes del DIMEC en pasantías internacionales, investigación en la universidad, habilidades blandas en el mundo laboral y charlas técnicas de la especialidad, con un total de 16 exposiciones.

El Sr. Francisco Valenzuela, expone que las charlas cumplieron un rol importante para acercar a los egresados del plantel con los estudiantes, planteamiento que comparte Paula Ayala, quien agradeció la participación de los egresados en esta jornada.

Respecto a las visitas técnicas, la Presidenta del CAM, manifestó que los estudiantes “aprovecharon las oportunidades que se les dio y aprendieron de los procesos que se llevan en las empresas”.

Los alumnos visitaron la Feria Internacional del Aire y del Espacio (FIDAE) en compañía de la profesora Sylvana Vega y la empresa Quality and Service acompañados por el Director del DIMEC.

El valor de las visitas técnicas realizadas responde a una educación que se imparte fuera de las aulas, incentivando la proactividad y la autoeducación en la formación profesional. Paula Ayala sostiene que “estas instancias son enriquecedoras para los estudiantes porque pueden hacer contacto con el mundo exterior y ver que hay más conocimiento del que nos dan en las salas de clases y eso puede incentivar la curiosidad y ampliar sus horizontes”.

Las actividades recreativas estuvieron marcadas por el torneo de ping pong y la final del Open Mecánica Tournament 2018, campeonato de tenis en el cual resultó ganador Mauricio Leiva y la Copa Sudamericánica 2018 de Baby Fútbol, donde el equipo Mecánica Ex resultó tricampeón.

Para culminar el evento, se realizó la fiesta de la Semana Mecánica en “los pastos” de Mecánica Norte, en la que participaron activamente los alumnos. Al terminar la jornada de esparcimiento, el grupo Recicla Mecánica y Climatización recolectó los desechos, haciéndose cargo del reciclaje de latas, botellas, plástico y basura orgánica.

Impresión metálica 3D se transforma en nuevo polo de innovación para la Facultad de Ingeniería

Impresión metálica 3D se transforma en nuevo polo de innovación para la Facultad de Ingeniería

Las tecnologías de manufactura aditiva y, en particular, la impresión metálica 3D, jugarán un rol decisivo en los procesos de fabricación industrial en el futuro cercano. Entre las razones principales del aceleramiento de esta tecnología está su gran versatilidad y el potencial de completa automatización de la línea productiva.

Es por esto que el Dr. Felipe Castro, del departamento de Ingeniería Metalúrgica, ha tenido contacto con destacados ingenieros holandeses que están liderando este tipo de manufactura, la cual es de particular interés para el área de Ciencia e Ingeniería de los Materiales del departamento de Ingeniería Metalúrgica, ya que ofrece posibilidades prácticamente ilimitadas para el estudio de nuevas aleaciones; con propiedades específicamente diseñadas para aplicaciones determinadas.

"Particularmente, en la industria metalmecánica y fundiciones, la impresión de piezas de geometría compleja abriría posibilidades para nuevos productos y para la optimización de procesos convencionales. El incremento en la eficiencia de procesos de extracción de viruta (mecanizado) tendría un impacto positivo en el tiempo de producción y, por lo tanto, en el costo final de componentes terminados”, explica.

El académico, quien es uno de los líderes de esta línea de investigación en el departamento de Ingeniería Metalúrgica, complementa aclarando que “la posibilidad de fabricación o reparación de partes o piezas in situ y en condiciones climáticas extremas, como en faenas mineras, permitiría un mejor tiempo de respuesta, con la consecuente ventaja de reducir tiempos muertos en equipos. Estas, entre otras, son ventajas inherentes a la aplicación de procesos de manufactura aditiva, y es claro que junto a la impresión metálica 3D, serán de importancia estratégica para el desarrollo fabril en nuestro país".

El Dr. Castro sugiere que la habilitación de un laboratorio para tecnologías de manufactura aditiva, permitiría posicionar a la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Santiago como pionera en el desarrollo de este tipo de procesos en Chile, permitiendo el trabajo multidisciplinario de académicos del área de Robótica, Automatización y Control, Simulación de Procesos, Análisis de Datos y otras.

"En adición al enorme potencial de desarrollo que las tecnologías de manufactura aditiva representan para la Ingeniería de Materiales, la puesta en marcha y la aplicación exitosa de parámetros de control complejos es una tarea que solo puede lograrse a través de un grupo de trabajo multidisciplinario" concluyó el Dr. Castro.

El plan de desarrollo de la línea de investigación sugiere generar el conocimiento masivo en el propio departamento y postular a distintos instrumentos de financiamiento, los que junto al trabajo con líderes mundiales en el tema y el apoyo del Vicedecanato de I+D+i de la Facultad de Ingeniería, facilitarían la implementación de este laboratorio en un mediano plazo.

La impresión 3D permitiría trabajar con materiales de diferente composición química, en una sola pieza o componente, logrando optimizar los requerimientos de cada sección de la pieza. Este tipo de materiales de composición química compleja ofrecerían  oportunidades de innovación en piezas convencionales y la posibilidad de diseño de componentes sin precedentes.

Ingeniería inicia nueva versión de Torneo de Innovación “Lions Up”

Ingeniería inicia nueva versión de Torneo de Innovación “Lions Up”

Se trata de un programa formativo de Innovación que utiliza una metodología colaborativa centrada en usuarios, en el cual se aplican herramientas que permiten empatizar, definir problemas, idear soluciones y crear prototipos a través de charlas, talleres, salidas a terreno y presentaciones orales. Este programa tiene como objetivo desarrollar habilidades de Innovación, fomentar la interdisciplina y vincular a la comunidad universitaria con el medio.

Cabe destacar que es organizado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Santiago de Chile, a través de Lions Up, pero abierto a toda la comunidad universitaria. 

En esta oportunidad, en los desafíos propuestos se abren alianzas con Transantiago, y a la vez se mantiene el compromiso con el territorio en vínculo con el municipio de Cerro Navia, CETRAM (Centro de Trastorno del Movimiento) y FIA (Fundación para la Innovación Agraria).

El programa cuenta con una completa Red de Mentores, la cual permite que cada equipo tenga 3 tipos de mentores dispuestos a acompañarlos en su proceso formativo, quienes son: Académico de nuestra Universidad (quien realiza actividades de Innovación y al Emprendimiento en la U. de Santiago), Técnico (representante de la organización que propone el desafío de Innovación Abierta) y Emprendedor  (Fundador o miembro de una Start-Up)

Las inscripciones se cierran hoy mediante un formulario que se encuentra abierto en Facebook (Lions UP) en una plataforma abierta.

https://www.facebook.com/LionsUpUSACH/

Doctorado del DIINF innova con aplicaciones de alto impacto social

Doctorado del DIINF innova con aplicaciones de alto impacto social

Aplicaciones que permitan predecir comportamientos o eventos del cuerpo humano, así como el desarrollo de tecnología para coordinar redes de alerta ante desastres naturales, son algunas de las innovaciones científicas de la U. de Santiago que están siendo probadas en Chile.

Se trata de programas creados por estudiantes y académicos del Doctorado en Ciencias de la Ingeniería con mención en Informática de nuestra Casa de Estudios, que se imparte desde el 2001 y ha logrado posicionarse como uno de los más prestigiosos a nivel nacional. Esto gracias a su sello distintivo basado en investigación  basada en ciencia aplicada.

En esa línea, el Dr. Mauricio Marín Caihuan, director del Programa, destaca que “a nivel nacional, ofrece áreas de trabajo que no están en otras universidades, con un perfil particular dirigido a las aplicaciones, en donde se utilizan las técnicas de la informática para resolver un problema de una aplicación concreta”.

Fomentando innovaciones científicas

En el marco de un nuevo proceso de acreditación, el Doctorado ofrece una renovada malla curricular y el fortalecimiento del cuerpo docente enfocado en tres líneas de investigación: sistemas complejos, sistemas para web y biomedicina.

El nuevo diseño curricular permite avanzar fluidamente en procesos formativos, estructura que posee la flexibilidad suficiente para sustentar diferentes trayectorias formativas y, al mismo tiempo, asegurar la adquisición de los conocimientos generales que resultan pertinentes para cualquiera de las aplicaciones.

Para garantizar dicha calidad, la Unidad Académica cuenta con un cuerpo docente de 14 doctores, quienes han realizado 188 publicaciones asociadas a sus respectivas líneas de investigación en prestigiosas revistas internacionales.

Además, el Doctorado está asociado al Centro de Biotecnología y Bioingeniería (CeBiB), financiado por Conicyt, y al Centro de Innovación en Tecnologías de la Información para Aplicaciones Sociales (Citiaps) de la Universidad de Santiago, que le permite a los estudiantes una formación integral.

Ciencia aplicada desde la U. de Santiago para la sociedad

Investigación, Desarrollo e Innovación, son los ejes estratégicos del reputado programa de estudios, que han permitido una serie de asociaciones con el Gobierno, empresas, colaboraciones internacionales, acceso a datos y laboratorios especializados, explica el Dr. Marín, quien además se desempeña como director del Centro de Innovación en Tecnologías de la Información para Aplicaciones Sociales (Citiaps).

En ese contexto, una de las aplicaciones desarrolladas fue probada durante la reciente visita papal en Iquique. Se trata de Jaima, una plataforma de mensajería especializada en emergencias, desarrollada por tesistas del Doctorado que se desempeñan como académicos en la Universidad Arturo Prat, y quienes con apoyo del Gobierno regional de Iquique y nuestro Plantel, coordinaron la muestra de información a las personas asistentes respecto a evacuación de la ciudad en caso de tsunami, al que igual que la entrega de mensajes a su red de contactos ante una eventual emergencia.

En la misma línea de investigación, el estudiante del doctorado Luis Veas Castillo, licenciado en Ciencias de la Computación y magíster en Informática por nuestro Plantel, destaca la malla curricular. “La experiencia ha sido enriquecedora y he aprendido harto. Todo es aplicado al mundo real”, afirma.

Asimismo comenta que su tesis está enfocada en desastres naturales, por lo que se encuentra trabajando en conjunto con la Onemi.

Para ello desarrolla un software junto a  su compañero Juan Ovando León. La aplicación es una simulación computacional de posibles desastres naturales y machine learning, que serviría principalmente para técnicos, facilitando la toma de decisiones respecto a la infraestructura que debe existir para que las comunicaciones se mantengan activas.

Otro de los trabajos de tesis que destacan es del estudiante Miguel Truffa Montenegro, quien realizó el magíster en Informática en nuestro Plantel.

Su desarrollo consiste en elaborar indicadores que permitan hacer una predicción en accidentes cerebrovasculares, una de las enfermedades que está diezmando a la población nacional.

Respecto al Doctorado, destaca el aporte que significa para el país. “Constituye un aporte concreto al avance tecnológico del país, y resuelve problemas sociales de la comunidad”, puntualiza.

Experto propone creación de nuevo organismo especializado que enfrente catástrofes naturales

Experto propone creación de nuevo organismo especializado que enfrente catástrofes naturales

Tras los recientes aluviones que afectaron a la zona central del país, y que causaron pérdidas humanas, desaparecidos, damnificados, lesionados, cortes de caminos y de suministro de agua potable en Santiago y la región de Valparaíso, el académico del Departamento de Ingeniería Geográfica del Plantel, Dr. Marcelo Caverlotti Silva, sostiene que una vez más quedó en evidencia la vulnerabilidad de nuestro país para enfrentar este tipo de emergencias.

“Chile es un país propenso a generar aluviones y, por lo tanto, somos y seremos vulnerables a este tipo de fenómenos naturales. Para lo anterior debieran existir políticas claras relacionadas con normativas para riesgos geológicos y que estas sean parte de los planos reguladores comunales”, recalca.

En ese contexto, el jefe de la carrera de Ingeniería en geomensura propone la creación de una nueva institución que enfrente las catástrofes naturales.

“Tiene que ser un organismo nuevo especializado y centralizado en las catástrofes naturales, que trate de monitorearlas y predecirlas para minimizar la pérdida de vidas. Esto se puede lograr con imágenes satelitales y equipos en terreno. La tecnología está como para, por ejemplo, crear una alerta prematura”, precisa.

A su vez, aclara que este nuevo organismo “puede agrupar a los ya existentes, como la Onemi o el Sernageomín”.

Al mismo tiempo, el académico aclaró que los planes reguladores de varias comunas del país, “no tienen contemplado las zonas de riesgo y se construye donde no se debiera, como laderas, quebradas, o zonas propensas a aludes o inundaciones. En el norte, por ejemplo, hay casas instaladas en sedimentos mineros y la gente se está intoxicando”.

Asimismo, el Dr. Caverlotti sostiene que se deben generar organizaciones regionales y comunales con conocimientos técnicos que permitan evaluar los riesgos locales de cada sector en particular.

Según el académico, los antecedentes históricos revelan que en Chile, por lo general, los aluviones se han originado principalmente por fuertes precipitaciones y de gran intensidad, en zonas de gran pendiente y de quebradas.

Además, enfatiza, “es de conocimiento público que existen emplazamientos humanos en zonas de riesgos de avalanchas, caídas de rocas y aluviones; siendo de suma importancia para prevenir efectos negativos que provocan estos fenómenos naturales la planificación urbana y rural”.

Cambio climático

Respecto a que el fenómeno del cambio climático fuese un factor determinante en el origen de los aluviones, el Dr. Carvelotti, sostiene que “ha afectado en cierta medida pero descarto que sea el factor principal, creo que estos acontecimientos se dan mayormente por nuestra topografía y nuestra forma, porque son recurrentes”.

De acuerdo con el ingeniero en Geomensura, existen antecedentes de aluviones desde 1991, registrado en Antofagasta, fenómeno que provocó 92 fallecidos y 70 mil damnificados. Otro también importante fue el de 1993 en la Quebrada de Macul-La Higuera que causó 26 muertes, 8 desaparecidos y más de 32 mil damnificados.

“Estos aluviones ocurrieron antes que se estudiara el fenómeno del cambio climático”, asegura.

Del mismo modo, para enfrentar la emergencia, el académico subraya que es necesario “tener una visión de Estado que permita trabajar en políticas públicas y proyectos a largo plazo que de forma efectiva aborden los problemas de los riesgos naturales y de esta forma no tener que lamentar víctimas fatales cada vez que se produzcan eventos como en este caso de aluviones, que está expuesto nuestro país”.

Agrega que “mientras no esté la fuerza de la parte política, todos los organismos técnicos están amarrados de manos, porque para abordar estos temas se necesitan recursos. Mientras no haya un Estado que tome en cuenta que somos un país con este tipo de situaciones de sismología, vulcanología y de aluviones estamos en problemas”.

El Dr. Caverlotti, recordó que “sucedió lo mismo con los recientes incendios forestales, que se solucionó casi de forma espontánea con la señora Avilés que contrató un avión porque no había una política de contingencia ni tampoco planes estratégicos para atacar este tipo de fenómenos, y eso tiene que ver con una política”.

Por tanto, puntualiza, “tiene que haber planes de contingencia y también monitoreo constante para intentar prevenir sobre todo los eventos con muertes de personas”.

Crean sistema automatizado de localización en tiempo real para dar autonomía a robots

Crean sistema automatizado de localización en tiempo real para dar autonomía a robots

Complementando distintos estudios en mecánica, electrónica e informática, y prácticamente sin ningún manual, el tesista de Ingeniería en Ejecución Mecánica, Andrés Manríquez Ibarra, apoyado por su profesor patrocinante, Dr. Francisco Sepúlveda Palma, desarrollaron un dispositivo experimental para estudiar metodologías de orientación y posicionamiento en tiempo real.

Se trata de tecnología que predomina actualmente a nivel mundial, siendo utilizada en distintos sistemas que poseen autonomía para ser operados. Sin embargo, su ejecución no posee manuales y es considerado un secreto desarrollado por grandes marcas.

Interesado en trabajar distintas ciencias que confluyen en Mecatrónica, el tesista junto a su profesor, comenzaron a desarrollar desde hace cuatro años distintos tipos de tecnologías, que lo llevaron a implementar este novedoso sistema.

El prototipo que se encuentra en fase experimental, consiste en una caja con sensores que se cuelga a un péndulo y se hace oscilar de manera manual.

A partir del recorrido que realiza, y previo a algunos ajustes de calibración, entrega un vector de aceleración, orientación y posición, cuyo movimiento puede ser observado en tiempo real y desde distintos puntos de vista desde cualquier computador que tenga el software instalado para monitorear el sensor.

Al respecto, el estudiante comenta que espera contribuir a la formación de otros profesionales con el desarrollo de este tipo de tecnología: “se trata de aplicaciones experimentales que podrían ser bien aplicadas en Pedagogía, para enseñar a otros estudiantes de forma visual cómo funcionan estas ciencias, que confluyen en mecatrónica”.

Desarrollo de la tecnología

Según comenta el estudiante, la idea surge a partir de su curiosidad por trabajar en distintas ciencias, y tras cursar “métodos numéricos” con el Dr. Sepúlveda, que lo instó a generar distintos prototipos manejados por software.

Entre algunos de sus trabajos previos destaca la creación de circuitos; placas; el estudio de microcontroladores; la creación de un circuito amplificador para termocupla, con el fin de aumentar la señal en la toma de temperaturas industriales; un vehículo automático manejado por un computador; entre otros.

Respecto al desarrollo, el estudiante enfatiza que: “creo que es hacia allá donde va el camino de la tecnología hoy en día. Por ejemplo, si vamos al mundo de fabricación en masa, una línea para confeccionar automóviles, encontraremos que las líneas más automatizadas como Toyota, tiene muchos sistemas mecatrónicos, en donde los robots cumplen tareas fundamentales en la línea de producción”.

En tanto, el Dr. Sepúlveda explica que la principal diferencia entre el desarrollo creado en el Plantel, y los que ofrecen empresas internacionales, es que se trata de un sistema elaborado a bajo costo.

“Nuestra idea es conocer el proceso de estimación de la posición, velocidad y orientación de un objeto en movimiento; desde la adquisición de la señal hasta el tratamiento de ella. No creo que sea la primera vez que se hace en Chile, pero al menos queremos obtener todo el conocimiento de esto”, sostiene.

Futuro del prototipo

Con una mirada esperanzadora, y a partir de la idea inminente en algunos Departamentos relacionados a crear un cohete, el Dr. Sepúlveda dice esperar que la tecnología contribuya a automatizar sistemas de este tipo.

A corto plazo, esperan poder innovar en drones, submarinos, ingeniería utilizada en minas y todo tipo de sistemas automatizados que requieran desplazarse de un lugar a otro.

“La idea no es utilizar el sensor por sí solo, sino que tú lo montes en otro sistema que quieras caracterizar, como un robot, un dron en primera instancia”, sostiene el tesista Andrés Manríquez, quien agrega, que trabajar este prototipo experimental permitirá sentar una base sólida de conocimiento para trabajar en mecatrónica.

Crean ecoladrillos para construir viviendas básicas

Crean ecoladrillos para construir viviendas básicas

Entre un 16% a un 25% de los residuos sólidos domiciliarios corresponden a papeles o cartón, siendo gran parte de ellos embalajes para alimentos. Entre éstos, encontramos el tradicional recubrimiento para almacenar huevos, que en promedio tarda un año en desaparecer del medio ambiente.


Preocupado por la gran cantidad de material reciclable que se pierde cada año, el tesista de Ingeniería en Ejecución Mecánica, Gary Villanueva Sandoval, apoyado por su profesor patrocinante del Departamento de Mecánica, Dr. Francisco Sepúlveda Palma, propuso fabricar eco-ladrillos, aplicando el reciclaje de bandejas de huevos.


La iniciativa comenzó hace un año y medio con el desarrollo de su tesis “Determinación de la conductividad térmica de un material aislante reciclado por medio de la norma chilena –NCh 850.Of2008 (de aislación térmica)”, que más tarde lo llevaría a buscar el desarrollo de la eficiencia energética de viviendas habitadas, mejorando la calidad de vida de las personas, pero con un uso razonable de los recursos naturales.


Actualmente, el tesista cuenta con un estudio térmico del aglomerado con diferentes muestras desarrolladas durante el proceso, y un estudio mecánico en el cual se ha probado la resistencia del ladrillo, que es similar a uno fabricado con cemento, pero para edificaciones de categoría dos, que permite su utilización en viviendas de entre 1 a 2 pisos.


Respecto al proyecto, que espera potenciar tras adjudicarse recientemente el concurso Despega Usach, el estudiante afirma que, “la iniciativa va con la esencia del Plantel, conozco su historia, y me hago parte de lo que la U. de Santiago tiene inserto en su alma mater en términos de la importancia del desarrollo país”.


Consciente del rol social


Según explica el estudiante, la idea inicial era trabajar las cajas de huevo como un material termoaislante.
Sin embargo, a medida que fueron obteniendo resultados, tuvo la intuición de que se podría desarrollar otro tipo de productos, y tras varias pruebas obtuvo las condiciones propicias para realizar elementos de construcción como los ladrillos, paneles, separadores, entre otros.


Al respecto, su profesor guía y encargado del Laboratorio de Metrología Térmica, Dr. Francisco Sepúlveda, espera que el tesista logre consolidar un producto comercial.


“Para ello, tenemos que determinar cuál es el proceso productivo para poder sacar cuántos son los costos, y comparativamente ver si es viable su comercialización. En ese sentido, creo que ahí viene la importancia del Despega Usach, que tal vez sea una de las vías que permita consolidar esto”, puntualiza.


Gracias al concurso, el estudiante, podrá realizar este año una pasantía en el prestigioso instituto de investigación e innovación Stanford Research Institute, en Silicon Valley, Estados Unidos, además de formar parte de la incubadora de negocios de Centro Innovo, donde podrá fortalecer su proyecto.

Demandan prontas medidas para prevenir cortes eléctricos

Demandan prontas medidas para prevenir cortes eléctricos

El invierno del año 2017 será recordado como aquellos días en que por primera vez la infraestructura del sistema de distribución colapsó por la falta de planificación estratégica en el largo plazo. Para el director del Departamento de Ingeniería Eléctrica de nuestra Casa de Estudios, Dr. Humberto Verdejo, al momento de buscar explicaciones del por qué ocurrieron dichos eventos, “hemos escuchado y leído en los medios de comunicación una serie de argumentos de responsabilidades, entre entidades públicas y estatales, que no apuntan a resolver el problema de fondo”.

El académico recuerda en una carta que publica hoy el diario La Tercera que el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet intentó tramitar una Ley Corta que buscara dar respuestas concretas y contundentes al problema ocasionado por los cortes de suministro, “los cuales pusieron en tela de juicio la normativa vigente que data desde la década de los ochenta”.

“Debido a la premura del tiempo y la complejidad asociada, el Ejecutivo retiró la idea de legislar y se trabajó en los últimos meses en una normativa que apunta a mejorar la calidad de suministro para los clientes finales. Dicha reglamentación fue elaborada por los organismos competentes del sector y apunta en parte a los problemas vividos durante el último invierno”, complementa el Dr. Verdejo. Sin embargo, a juicio del académico, la comunidad en general está a la espera de otro tipo de medidas que resuelvan el problema de fondo y prevengan, en lo máximo que sea posible, los cortes de suministro ocurridos durante el año 2017.

El año 2018 recién esta comenzando y las medidas debiesen apuntar a un trabajo colaborativo entre empresas de distribución y municipios. Ha quedado demostrado que el modelo de mantenimiento preventivo que realizan las distribuidoras no es suficiente y es ahí donde la comunidad en general pasa a ser un actor relevante al momento de prevenir la ocurrencia de otro “terremoto” en la infraestructura eléctrica.

El Dr. Verdejo estima que resulta lógico pensar en una campaña de invierno donde, por ejemplo, las distribuidoras realicen una poda de árboles cuidadosa, preservando los pulmones verdes de la ciudad ya contaminada y no esperar a que llegue el invierno para mutilar la vegetación existente. “A su vez, los municipios pueden inspeccionar visualmente, sin intervenir, el recorrido de los postes para identificar aquellos que están mal soterrados o que pudiesen estar en peligro de ser dañados”, complementa.

Asimismo, el académico cree que los usuarios finales de las redes de distribución pueden notificar a los municipios o empresas de distribución los puntos de conflicto cercanos a sus domicilios. “Finalmente, es necesario y urgente mejorar la coordinación entre empresas, municipios y clientes para mejorar los canales de comunicación y reducir al máximo posible los tiempos de reposición del servicio”.

“Toda medida técnica que se implemente debe ser consensuada y socializada con todos los actores involucrados, para generar empatía y valor en la comunidad que finalmente sufre las consecuencias de los cortes de suministro. Lamento profundamente que los entes técnicos, responsables de desarrollar políticas de tanta relevancia, consideren que una crítica constructiva, a lo que han planteado, atente contra su labor y trabajo, que muy bien han realizado”, finaliza su intervención el Dr. Verdejo, apelando al diálogo constructivo entre los distintos entes.

Informáticos del Plantel obtienen primer lugar en competencia de Falabella

Informáticos del Plantel obtienen primer lugar en competencia de Falabella

Un desarrollo tecnológico que permitirá a los consumidores conseguir un producto similar al que desean mediante una captura fotográfica, es la innovación con la que el Team Udes de nuestro Plantel obtuvo el primer lugar en la E-hackathon organizada por Falabella Marketplace.


El grupo compuesto por los estudiantes y egresados del Departamento de Informática de nuestra Casa de Estudios, Nicolás Vásquez Tobar, Katherine Liberona Irarrázabal, Néstor Mora Menares, Ian Orellana Cayupan y Daniel Wladdimiro Cottet, les permitió obtener un premio de 2 millones de pesos.


Al respecto, Daniel Wladdimiro Cottet, egresado de Ingeniería de Ejecución en Computación e Informática, couch del equipo y profesor del DIINF, indicó que se trató de un logro importante para el Plantel, en donde el equipo demostró sus habilidades y capacidades.


“La U. de Santiago tiene algo que no sucede en otras universidades, y es que genera un ambiente como comunidad”, explica.
Mientras que, el estudiante de Ingeniería Civil en Informática, Néstor Mora afirma que, “la Universidad me cambió la forma de pensar y enfrentar los problemas, donde normalmente uno se abruma, pero como uno se enfrenta constantemente a ellos, comienza a abordarlo de manera más profesional”, puntualiza.


La competencia


A raíz de una invitación de la secretaría del Departamento de Informática de nuestra Casa de Estudios, el profesor Daniel Wladdimiro convocó a un grupo de estudiantes y egresados con quienes había trabajado anteriormente en diversos proyectos para participar en la primera versión del evento.


En la instancia, destinada a buscar soluciones de forma colaborativa para el retail Falabella, el equipo debió encontrar la mejor manera de fortalecer el e-commerce de la empresa, disputándose el puesto entre 200 programadores distribuidos en 36 grupos, muchos de los cuáles ya se desempeñan como profesionales.


Fue así, como gracias al trabajo colaborativo del grupo y las herramientas entregadas por los organizadores, el estudiante de Ingeniería Civil en Informática, Ian Orellana propuso trabajar en un reconocimiento de imágenes.
“Ésta experiencia fue agradable, fue mucho trabajo, con mucha unión, era súper amplio todo lo que podíamos hacer en cuanto a mejorar el e commerce, por lo que empecé a ver que en otros países se hacía reconocimiento de imágenes, y presentamos esa idea”, explica.


Con la idea establecida, el equipo logró realizar una mejora del motor de búsqueda de la página web de la empresa, según los datos e historial del usuario, y un reconocimiento de imagen para mostrar productos similares a los que busca una persona, en un evento que fue auspiciado por Juan Valdéz Café, Start-Up Chile y Microsoft.


La experiencia del team


Falabella es una de las compañías más grandes y consolidadas de América Latina, por lo que esta primera versión del evento llamó la atención de miles de participantes. Sin embargo, no todos pudieron participar.
Nicolás Vásquez, egresado de Ingeniería de Ejecución en Computación e Informática, recuerda con asombro el momento en que comenzó su participación.


“Tras ser invitado y ver las posibilidades de ganar quise participar, cuando llegamos y vimos gente que ya estaba trabajando tuvimos desconfianza y me asusté, pero luego nos juntamos como grupo, cada uno hizo lo que sabía y fluyó”, recuerda.


Además destaca las competencias entregadas por el Plantel, “fue una gran experiencia, demostramos que podíamos, y que las habilidades que nos da la Universidad realmente sirven, fue bastante gratificante”, manifiesta.
Por su parte, Katherine Liberona Irarrázabal, estudiante de Ingeniería Civil en Informática, valora la experiencia para fomentar el conocimiento que se maneja actualmente a nivel nacional entre programadores.


“Me sirvió para tomar confianza respecto a lo que soy capaz y también para hablar en público, y entender que el trabajo en equipo es primordial. Creo que la Universidad te enseña a ser una guerrera”, concluye.

Páginas

Suscribirse a RSS - ingeniería