Educación Superior

Español

Economista sostiene que nuevo CAE complicará presupuesto de las universidades estatales

Economista sostiene que nuevo CAE complicará presupuesto de las universidades estatales

El Presidente Sebastián Piñera anunció la semana pasada el envío al Congreso del proyecto de ley que reemplazaría al Crédito con Aval del Estado (CAE) y al Fondo Solidario (FS). Se trata de un nuevo Sistema de Financiamiento Solidario (SIFS), que entre sus novedades contempla que el 60% más pobre no pague nada mientras esté estudiando, siendo las instituciones las que paguen el diferencial entre la cobertura del beneficio y el arancel real, que definen las propias casas de estudios superiores al momento de ofrecer una carrera.

Para el economista especialista en economía de la educación, autor del libro ‘Claves y nudos en la reforma a la educación superior chilena’ y académico de la Facultad de Administración y Economía (FAE) de la Universidad de Santiago de Chile, Víctor Salas, este aspecto del eventual nuevo crédito implicará una mayor presión para los recursos de las universidades. Principalmente, las estatales, dado que la recién promulgada Ley de Fortalecimiento de Universidades del Estado no consideraría recursos suficientes para costear este ítem.

“El Estado colocó ese plan especial de fortalecimiento con muy pocos recursos. No alcanzó a mil millones por universidad al año, lo que un impacto muy acotado en el presupuesto de las universidades”, afirma. “Lo que pague el Estado no va a bastar, ni el arancel considerado para la gratuidad ni para financiar el crédito, considerando lo que los planteles estiman que cuesta financiar su actividad docente”, enfatiza.

De acuerdo a Salas, costear esta diferencia puede perjudicar la calidad de la educación que imparten y la investigación que realizan, debido a que deberán redistribuir los mismos recursos que utilizaban en estos aspectos para cubrir el diferencial que provocará el nuevo sistema de financiamiento.  

Por eso, considera que el nuevo crédito debiera implicar un nuevo articulado para dar más recursos, a fin de que las universidades del Estado no salgan perjudicadas con el financiamiento de este crédito. “Este nuevo crédito es un ajuste al sistema tal cual lo tenemos, pero no está bien planteado para poder tener un sistema financiado adecuadamente”, concluye.

Rector valora voluntad para aprobar ley de fortalecimiento de los planteles estatales

Rector valora voluntad para aprobar ley de fortalecimiento de los planteles estatales

Como parte de su segundo trámite legislativo, este miércoles se inició en el Senado la discusión en general del proyecto de ley de Fortalecimiento de las Universidades del Estado, en una sesión que reunió a las comisiones de Educación y Hacienda, instancia en la que participaron rectores pertenecientes al Consorcio de Universidades del Estado de Chile (Cuech).

Entre ellos, el Rector de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, quien durante su exposición ante los senadores destacó la importancia de contar con una ley de Universidades del Estado. “Los rectores de las universidades estatales tenemos la voluntad, de forma unánime, para que se promulgue este proyecto de ley. El rol del Estado, como proveedor de educación superior a través de sus instituciones, representa un cambio sustancial”.

Sin embargo, planteó su preocupación respecto de algunos aspectos que considera esencial modificar en el texto de la iniciativa. “Los instrumentos de financiamiento para las universidades estatales reconocidos en este proyecto son insuficientes para hacer frente a las necesidades de las instituciones de educación superior y poder solucionar sus problemáticas”, advirtió.

En ese sentido, afirmó que “mientras las universidades privadas pueden hacer uso de sus recursos libremente, para las instituciones de educación superior estatales el tema es bastante más complejo, pues habrá un exceso de regulación, como por ejemplo, con el Convenio Marco sin flexibilidad, lo que debería plantearse de una manera distinta a como está propuesto en el proyecto”.

En cuanto al Plan de Fortalecimiento de las Universidades Estatales, el Rector Zolezzi manifestó la necesidad de ampliar el plazo de diez a quince años, así como solicitar 500 mil millones de pesos como mínimo, considerando que se trata de 18 instituciones a nivel nacional. “Necesitamos un Convenio Marco que ofrezca una mayor flexibilidad, además de establecer un Fondo de Compensación asociado a mejoras de calidad en las universidades estatales, de tal forma que alcancen altos estándares de acreditación y puedan mantenerlo en el largo plazo”, detalló.

Respecto del tema de la gratuidad, aseguró que el arancel regulado ya es una desventaja para el sistema estatal, más aún si se reajusta sólo considerando el IPC. “El reajuste requerido para incrementar el arancel regulado en las universidades estatales debe aplicarse en función del índice de reajuste del Sector Público. Esto, a propósito de que para el año 2018 existe un excedente de 13.891 millones de pesos, como diferencia entre el IPC y el reajuste al Sector Público”, explicó el Rector Zolezzi.

Cabe destacar que el proyecto de ley reconoce la especificidad conceptual y jurídica de las universidades del Estado, definiendo la naturaleza, el contenido de la autonomía universitaria y el régimen jurídico de estas instituciones dentro de la Administración del Estado, junto con reconocer el rol que debe asumir el Estado con sus universidades.

Experto en Educación Superior identifica causas de deserción universitaria

Experto en Educación Superior identifica causas de deserción universitaria

El Dr. Alberto Cabrera, de la Universidad de Maryland, habló en el marco del proyecto Dicyt “Cartografía social sobre las políticas de transición escuela-universidad: la experiencia del Bachillerato”, de la académica Lorena López, del Departamento de Educación.


Cabrera es un experto en temas de acceso y permanencia en la Educación Superior. Presentó su trabajo sobre “Modelos sobre permanencia y retención en la Educación Superior, experiencia de Estados Unidos” ante un grupo de estudiantes y académicos.


El académico realizó un análisis de cómo ha ido evolucionando el análisis del tema de la retención en las últimas décadas.


Diferentes perspectivas


En la perspectiva académica, entre las causas de la deserción figuran la pobre preparación académica de los estudiantes e incapacidad de responder a las exigencias académicas; problemas asociados a la pobreza - trabajo; problemas financieros; y falta de orientación educativa y vocacional.


También falta de interés en los estudios, dificultad para entender las materias y razones personales (embarazo, trabajo).
Sin embargo, las perspectivas de estudiantes e instituciones son diferentes.


Entre los alumnos, por ejemplo, hay diferencias entre expectativas sobre lo que es la universidad y certeza vocacional; malas experiencias dentro de la sala de clases; un nivel de preparación inadecuado para la universidad; y problemas financieros.


En cuanto a la institución, se cuentan acciones institucionales orientadas a la retención sin sustento en datos y marcos conceptuales; falta de compatibilidad entre métodos de enseñanza y estilos de aprendizaje de los estudiantes; y una cultura o ambiente institucional alienante.


También una incapacidad de la institución de dar cuenta de las necesidades de los estudiantes. Por ejemplo: Incompatibilidad entre horario de clases y el trabajo, o la ausencia de guarderías para alumnas con hijos pequeños.


Evolución de la teoría


Cabrera luego comentó la evolución de perspectivas y enfoques durante las últimas cuatro décadas en este tema.
Por ejemplo, dijo que las distinciones teóricas de base en el estudio la retención no son únicas ni estables en el tiempo, y que se observa una evolución hacia teorías cada vez más sofisticadas que dan cuenta de la complejidad del fenómeno en estudio.


Asimismo, la evolución y cambios de perspectivas en la literatura no responden necesariamente a un orden temporal consecutivo. En este sentido, hoy los referentes más importantes de la literatura de retención son los marcos conceptuales de Vincent Tinto y Alexander Astin.


Cabrera señaló que "se observa énfasis en desarrollar modelos que guíen la acción institucional", y que hay una "creciente reconocimiento de que no existe un tipo único de alumnado o de profesorado".


Cambio de enfoque


El académico puntualizó que actualmente hay un cambio de enfoque en esta temática.
En ese sentido, dijo que hoy es necesario entender no sólo por qué los estudiantes no terminan sus estudios, sino también por qué persisten los que se quedan.


Asimismo, dijo que era necesario pasar del síndrome de "culpabilizar a la víctima" a reconocer la responsabilidad que la universidad tiene en retener a sus estudiantes. También superar el foco de la retención a enfatizar la importancia de apoyar a la consecución del título profesional.


También apuntó a la complejidad a la hora de medir la deserción. Entre otros, mencionó que hay alumnos que estudian dos años, abandonan sus estudios universitarios, y regresan después de 6 años para terminar. También hay otros que estudian un año, y deciden ir a otra universidad.


Otros casos son los de aquellos que se inscriben en dos universidades al mismo tiempo, pero sólo terminan en una, o los que se inscriben, no aprueban ninguna materia, pero al año siguiente reingresan y terminan todas las materias.


A modo de conclusión, Cabrera expresó que "a pesar del progreso en marcos conceptuales e investigación continua por más de 50 años, en los EE.UU. las tasas de persistencia en la universidad y titulación  no han cambiado substancialmente".

Es necesario aumentar la matrícula de las universidades estatales

Es necesario aumentar la matrícula de las universidades estatales

Un estudio realizado por el Consorcio de Universidades del Estado (CUECh) concluyó que el 48% de los postulantes a universidades estatales, que participó en el proceso de admisión 2017, se quedó fuera de estas instituciones, por la falta de vacantes.


Para el experto en filosofía de la educación y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Mario Sobarzo, esta situación se produce porque, en las últimas dos décadas, a las universidades estatales solo se les ha permitido incrementar su cantidad de matriculados en un 10%, mientras que a las privadas no se les ha colocado ninguna limitante. Esto, a su juicio, les habría permitido a estas últimas acaparar alrededor del 80% del total de la matrícula en educación superior, al absorber la demanda de quienes no pueden inscribirse en instituciones del Estado.


“Esta norma no tiene ninguna funcionalidad y no ayuda a regular el sistema. Solo se hizo como un modo de generar un incentivo positivo a las universidades privadas, para ayudarlas a que crezcan”, sostiene el académico. “Hay una competencia que no es muy leal, porque las universidades del Estado están reguladas por ley versus las universidades privadas, a las cuales solo las regula el mercado o la voluntad del dueño de definir el crecimiento, muchas veces especulando, porque a veces abren carreras y si no se matricula la cantidad suficiente de estudiantes, la cierran”, agrega.


Por eso, el Dr. Sobarzo considera necesario que a las universidades estatales se les permita “liberar” el crecimiento de su matrícula, a objeto de equiparar el tamaño del sector público con el privado en educación y permitir que las instituciones del Estado realicen más investigación, al tener más estudiantes. “Hoy debemos avanzar a un sistema verdaderamente mixto. Lo que nosotros tenemos hoy es un sistema con un 80% de matrícula privada y solo un 16% de matrícula estatal, así que hablar de sistema mixto con estas cifras es al menos discutible, por no decir que es una mentira”, sostiene.


Recursos


Para el académico, permitir que las universidades incrementen su matrícula implica considerar recursos asociados a un mayor desarrollo de infraestructura. En ese sentido, considera que entregar los mismos fondos a la educación pública que a la privada sería un despropósito, ya que debe equipararse la brecha antes mencionada y fortalecer la investigación orientada exclusivamente a fortalecer tanto el desarrollo regional como el proyecto país.


“Es bastante pobre guiarse por la acreditación para saber a quién se le permite crecer. Esa es la mirada que hoy tiene a la educación con una profunda desafección social, crítica por los grados de endeudamiento que supone, y de segregación que existe respecto a las diferentes universidades”, concluye.

Experto sostiene que es necesario aumentar la matrícula de las universidades estatales

Experto sostiene que es necesario aumentar la matrícula de las universidades estatales

Un estudio realizado por el Consorcio de Universidades del Estado (CUECh) concluyó que el 48% de los postulantes a universidades estatales, que participó en el proceso de admisión 2017, se quedó fuera de estas instituciones, por la falta de vacantes.

Para el experto en filosofía de la educación y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Mario Sobarzo, esta situación se produce porque, en las últimas dos décadas, a las universidades estatales solo se les ha permitido incrementar su cantidad de matriculados en un 10%, mientras que a las privadas no se les ha colocado ninguna limitante. Esto, a su juicio, les habría permitido a estas últimas acaparar alrededor del 80% del total de la matrícula en educación superior, al absorber la demanda de quienes no pueden inscribirse en instituciones del Estado.

“Esta norma no tiene ninguna funcionalidad y no ayuda a regular el sistema. Solo se hizo como un modo de generar un incentivo positivo a las universidades privadas, para ayudarlas a que crezcan”, sostiene el académico. “Hay una competencia que no es muy leal, porque las universidades del Estado están reguladas por ley versus las universidades privadas, a las cuales solo las regula el mercado o la voluntad del dueño de definir el crecimiento, muchas veces especulando, porque a veces abren carreras y si no se matricula la cantidad suficiente de estudiantes, la cierran”, agrega.

Por eso, el Dr. Sobarzo considera necesario que a las universidades estatales se les permita “liberar” el crecimiento de su matrícula, a objeto de equiparar el tamaño del sector público con el privado en educación y permitir que las instituciones del Estado realicen más investigación, al tener más estudiantes. “Hoy debemos avanzar a un sistema verdaderamente mixto. Lo que nosotros tenemos hoy es un sistema con un 80% de matrícula privada y solo un 16% de matrícula estatal, así que hablar de sistema mixto con estas cifras es al menos discutible, por no decir que es una mentira”, sostiene.

Recursos

Para el académico, permitir que las universidades incrementen su matrícula implica considerar recursos asociados a un mayor desarrollo de infraestructura. En ese sentido, considera que entregar los mismos fondos a la educación pública que a la privada sería un despropósito, ya que debe equipararse la brecha antes mencionada y fortalecer la investigación orientada exclusivamente a fortalecer tanto el desarrollo regional como el proyecto país.

“Es bastante pobre guiarse por la acreditación para saber a quién se le permite crecer. Esa es la mirada que hoy tiene a la educación con una profunda desafección social, crítica por los grados de endeudamiento que supone, y de segregación que existe respecto a las diferentes universidades”, concluye.

Universidades del Estado argumentan necesidad de una “Ley de Ues Estatales”

Universidades del Estado argumentan necesidad de una “Ley de Ues Estatales”

En 2 minutos, a través de la técnica del stop motion, el video  explica lo anormal que resulta que en Chile se le llame “provisión mixta en Educación Superior”, a un sistema donde el 84% de la matrícula es privada y solo el 16% es estatal, explicando que para poder revertir esto “necesitamos de un Proyecto de Ley sobre Universidades del Estado que señale explícitamente cómo va a igualar la balanza y aumentar este 16% que ocupan las universidades estatales”.

Este desequilibrio en la provisión, se manifiesta, en que de acuerdo a un estudio del Consorcio de Universidades del Estado del año 2016, el 48% de los postulantes a primera preferencia a universidades estatales quedaron fuera por falta de vacantes, quedando demostrado que a los estudiantes se les obliga a ir a otras instituciones, pues si bien ellos querrían entrar, no existen los cupos disponibles.

La voz en off que acompaña el material audiovisual compara los porcentajes de matrícula en Educación superior con otros países, relatando que “en  los países de la OCDE el 69% de la matrícula es pública, en EEUU el 73% y en Chile... bueno... ya lo sabemos, solo el 16%”, ejemplificando la abismante brecha existente entre Chile y el resto del mundo.

Además, dice que para que esto cambie, la Ley que reforma la educación superior debe ser coherente con la Ley de Universidades Estatales, ya que no sirve de nada que las estatales queden sobrerreguladas en un sistema sin regulación pues señala que “las instituciones estatales son las únicas que tienen  obligaciones de transparencia y rendición de cuentas de sus recursos públicos y privados, incluso a costos importantes”.

Y realiza un llamado para que esta garantía de fe pública la debieran “cumplir todas las instituciones que reciben recursos públicos”.

Finalmente, declara que la ley haría explícita la diferencia entre las estatales y las privadas, ya que no somos lo mismo argumentando que “no solo formamos profesionales para el mercado, formamos ciudadanos, quienes a través de una red de universidades estatales presentes en 18 instituciones de Arica a Punta Arenas, buscamos superar la visión individualista y competitiva de la educación superior actual, valorando la colaboración por sobre la competencia. El sello de lo público no es una opción, es nuestra obligación”.

El video es posible verlo en el link bit.ly/2uWilBm

Concluye panel internacional sobre inclusión y discapacidad

Concluye panel internacional sobre inclusión y discapacidad

  • Como parte de los desafíos institucionales en estas materias, el colectivo "Inclúyete" de nuestra Corporación llevó a cabo una discusión sobre “Experiencias internacionales de Inclusión de personas en situación de discapacidad en Educación Superior”, donde connotados expertos internacionales abordaron las implicancias del marco conceptual, normativo y las experiencias en esta materia en Argentina, Chile y Estados Unidos.


 




Como parte de los desafíos institucionales en materia de inclusión educativa, el colectivo "Inclúyete" de nuestra corporación organizó el Panel de Expertas "Experiencias internacionales de Inclusión de personas en situación de discapacidad en Educación Superior” donde se presentó el marco conceptual, normativo y las experiencias en esta materia de Argentina, y Estados Unidos.

En el encuentro participaron las académicas Donna Mertens, profesora emérita de la Universidad de Gallaudet, Washington D.C. (Universidad para estudiantes Sordos), Agustina Palacios, académica e investigadora de la Universidad de la Plata, Argentina.  Además el evento contó con la participación de Alberto Madrid profesional de la División de Educación Superior del MINEDUC a cargo de las temáticas de inclusión de estudiantes en situación de discapacidad en la Educación Superior.  

La actividad realizada el 27 de septiembre en el Auditorio de Matemática forma parte de las iniciativas de concientización del proyecto del Fondo de Desarrollo Institucional USA1505, que tiene como propósito diseñar un modelo de acompañamiento para el acceso, la permanencia y la titulación oportuna de estudiantes con talento académico y discapacidad.

Universidad Gallaudet: Ampliar los horizontes para los sordos

Donna Mertens, quien ha sido presidenta de la Asociación Americana de Evaluación y es experta en métodos de investigación y evaluación de programas para estudiantes Sordos y oyentes, realizó un repaso por los principales hitos y experiencia académica en sus más de 30 años como investigadora de la Universidad Gallaudet.

En este sentido destacó que el plantel universitario que data de 1857, es una comunidad de aprendizaje única constituida por cerca 1.100 estudiantes de primer ciclo universitario y 400 de posgrado, los cuales son todos sordos o presentan un déficit auditivo. “Es la única institución de educación superior en el mundo donde todos los programas y servicios están diseñados específicamente para estudiantes sordos o con insuficiencia de la capacidad auditiva. Todos los cursos se enseñan en lengua de señas estadounidense e inglés”, agregó.

Acerca de su experiencia como investigadora destacó la importancia de entender que las personas sordas no se consideran tal sino más bien son una minoría cultural lingüista lo cual cambia por completo el enfoque y la percepción que se requieren para realizar investigación en el área. También destacó que las tasas de retención de Gallaudet bordean el 95% y el porcentaje de graduados trabajando llega al 99%.

El modelo social de la discapacidad

Por su parte la investigadora y experta en discapacidad de la Universidad de La Plata,  Agustina Palacios, quien además es directora general de la Oficina Municipal de Lucha contra la Discriminación y la Promoción de Derechos Humanos  de Mar del Plata, Argentina, destacó que la discapacidad es una construcción social, no una deficiencia que crea la misma sociedad que limita e impide que las personas con discapacidad se incluyan, decidan o diseñen con autonomía su propio plan de vida en igualdad de oportunidades.

De esta forma hay dos maneras distintas entre sí, para pensar la discapacidad: una, más antigua, que se basa en el modelo médico y  otra, que representa la tendencia actual y se basa en el modelo social del cual el enfoque  de desarrollo inclusivo es coherente.

Así el modelo social de la discapacidad se presenta como nuevo paradigma del tratamiento actual de la discapacidad, con un desarrollo teórico y normativo que  considera que las causas que originan la discapacidad no son religiosas, ni científicas, sino, en gran medida sociales.

Desde esta perspectiva, enfatizó, las personas con discapacidad pueden contribuir a la sociedad en iguales circunstancias que las demás, pero siempre desde la valoración a la inclusión y el respeto a lo diverso.

“Este modelo se relaciona con los valores esenciales que fundamentan los derechos humanos, como la dignidad humana, la libertad personal y la igualdad, que propician la disminución de barreras y dan lugar a la inclusión social, que pone en la base principios como la autonomía personal, la no discriminación, el accesibilidad universal, la normalización del entorno y el diálogo civil, entro otros”, agregó.

Por tanto un sistema educativo inclusivo debe ser concebido como un proceso que requiere de la transformación de todo el sistema y sus actores a través de la participación efectiva de estos, con una pedagogía inclusiva y flexible e instrucción personalizada, finalizó.

“En Chile falta mucho por hacer”

Alberto Madrid resaltó que desde la DIVESUP se está trabajando por avanzar desde un enfoque de derechos para la inclusión de estudiantes en situación de discapacidad. A partir de lo cual, indicó que es necesario avanzar  en el resguardo del 3% de las plazas en todas las carreras ofertadas por las IES y en la construcción de un sistema de educación inclusivo a nivel superior.

“En Chile falta mucho por hacer, por ejemplo, es necesario un reglamento que norme los procesos de acceso, permanencia y progreso de las personas con discapacidad en la educación superior, así como también contar con un cuerpo legal que establezca normas sobre las adaptaciones curriculares”, agregó.

El abogado también indicó la importancia de incluir a los estudiantes con discapacidad y no sólo integrarlos, considerando que la diferencia se genera al realizar adecuaciones al sistema educativo, ejemplificando con el Sistema Unico de Admisión que resulta inaccesible para las personas en situación de discapacidad visual,  obliga a hacerlo.

Workshop sobre Accesibilidad

Con el objetivo de promover la comprensión  y el compromiso de los estudiantes de arquitectura y diseño con la construcción de espacios accesibles, el 04 de octubre el PAIEP, la Escuela de Arquitectura y la Carrera de diseño Industrial, llevaron a cabo un Workshop  sobre accesibilidad universal , con la participación de los expertos 

En esta actividad, Andrea Boudeguer y Nicolás Li Calzi de la oficina de arquitectura Bau Accesibilida dictaron una charla sobre el tema y condujeron una  actividad experiencial en la cual los estudiantes debieron desplazarse por sectores del campus  con los ojos vendados o utilizando sillas de ruedas, que fueron facilitadas por el Instituto Teletón para la actividad

A partir de ello los estudiantes se enfrentaron personalmente a las barreras arquitectónicas y pudieron reconocer la importancia de diseñar espacios que no discriminen.

La segunda parte de este Workshop incorporaró la implementación de un cuestionario en diversos edificios de la Universidad así como una muestra de las observaciones realizadas el día martes 11 de Octubre, de forma que pudieran dar cuenta de sus aprendizajes así como  enriquecer el diagnóstico que la Universidad se encuentra desarrollando en este ámbito.

Rector Dr. Juan Manuel Zolezzi: "Las universidades estatales empobrecidas no le sirven a los chilenos"

Rector Dr. Juan Manuel Zolezzi: "Las universidades estatales empobrecidas no le sirven a los chilenos"

  • En el marco de un seminario sobre financiamiento a la Educación Superior, realizado en nuestra Casa de Estudios, la máxima autoridad del Plantel aseguró que la evidencia histórica demuestra las dificultades que han debido enfrentar los planteles estatales, compitiendo en desventaja con instituciones privadas.

 




Con el objetivo de analizar y debatir sobre el financiamiento fiscal para la Educación Superior y contribuir a la discusión nacional respecto del proceso de reforma en curso, este jueves (22) se reunieron en la Universidad de Santiago de Chile diversos protagonistas en el contexto del "Segundo seminario tópicos de la Educación Superior: Propuestas y alternativas de financiamiento", organizado por el Observatorio de Educación Superior (Obesup) de las Universidades del Estado de Chile junto a esta Casa de Estudios estatal y pública.

Con el Salón de Honor como escenario, el Rector de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, y el Contralor General de la República, Jorge Bermúdez Soto, encabezaron el encuentro que contó con exposiciones de académicos e investigadores expertos en la materia.

Fortalecer a las universidades estatales

“Se ha consolidado un financiamiento a la demanda que en ningún caso pone el foco en el fortalecimiento de las instituciones públicas de educación superior”, cuestionó el Rector Juan Manuel Zolezzi dentro de su presentación, asegurando que el Estado ha desatendido la responsabilidad que le compete con sus universidades.

“La evidencia histórica da cuenta de las diferencias que hemos debido afrontar como universidades estatales, al competir hoy con reglas distintas, por lo que exigimos que exista un justo trato”, planteó la autoridad, añadiendo que “las universidades estatales empobrecidas no le sirven a los chilenos. Necesitamos instituciones estatales fortalecidas, pues es la única manera de dar el salto al desarrollo”.

Incluso recordó que el monto del Convenio Marco de 2015 fue de 34 mil 80 millones de pesos, mientras que el de 2016 fue de 33 mil 647 millones de pesos, sin considerar la creación de dos nuevas universidades estatales. “De esta manera vemos que existe un estancamiento en los recursos otorgados para las instituciones de carácter estatal, lo que resulta un despropósito”, cuestionó.

Por ello, no dudó en aseverar que “el proyecto de ley reafirma los temores de muchos, en el sentido de que la reforma a la Educación Superior no hace otra cosa que legitimar y profundizar un modelo prominentemente privado y donde el Estado está al servicio de los intereses particulares, desconociendo su responsabilidad con la educación pública”.

Igualar las condiciones y el control de los recursos

A propósito de la presentación del “Informe de ejecución presupuestaria en Educación Superior. Análisis de la Contraloría General de la República en el período 2011 – 2015”, el Contralor Jorge Bermúdez, junto con resaltar el necesario cuidado y buen uso que debe darse a los recursos públicos, recordó que el financiamiento fiscal a la educación superior en 2015 fue de dos mil 300 millones de dólares, mientras que este año aumentó a dos mil 500 millones de dólares, “de los cuales un porcentaje minoritario se destina a las universidades estatales, pues la mayor parte va a las instituciones privadas”.

En ese sentido, apuntó a las injusticias que se producen en el sector de la educación superior. “Si el rector de la Universidad Católica de Valparaíso decide construir un campus, además de la aprobación de su consejo superior necesita financiamiento. Pero si decide construirlo con una empresa que es de su hermano, no hay ningún problema y nadie le dirá que no. Si el rector de la Universidad de Santiago decide hacer eso, estaría cometiendo un delito”, ejemplificó el Contralor.

En consecuencia, manifestó que se trata de una clara diferencia de trato que existe entre las universidades, en un contexto de competencia por la matrícula. “Si van a competir, debe darse en igualdad de condiciones”, exigió, instalando su preocupación sobre el destino y uso de los recursos públicos. “El 2016, producto de la implementación de la gratuidad, la universidad que más recursos públicos recibió fue una privada, la Universidad Nacional Andrés Bello, con más de 53 mil millones de pesos”, precisó Jorge Bermúdez.

“La pregunta que uno se hace, solo por sentido común, es si es posible que esos recursos no tengan ningún control, que se entregue como una especie de cheque en blanco. La respuesta debe ser negativa”, afirmó categórico. “Desde la mirada en la que me encuentro hoy, también me merece una cierta crítica el proyecto de reforma de la Educación Superior, porque lejos de establecer controles sobre los recursos públicos, lo que hace es quitarlos, lo que evidentemente nos preocupa”, finalizó.

Incierto futuro legislativo

Como director ejecutivo del Obesup, el Dr. Tito Flores Cáceres, destacó la gran interrogante que existe respecto del futuro del proyecto de ley que se tramita en el Congreso. “Algunos plantean que debe retirarse para hacerle una cirugía. Otros dicen que lo mejor es fragmentarlo y mejorarlo por partes. Pero tenemos una tercera alternativa, que podría ser la más interesante desde el punto de vista del Observatorio, que se relaciona con la posibilidad de una indicación sustitutiva”, detalló.

Cabe destacar que durante el seminario también expusieron el Dr. Enrique Fernández, académico de la Universidad de Tarapacá e Investigador asociado del Obesup, sobre “Política pública de Educación Superior: Áreas de desarrollo y fuentes de financiamiento”; la Dra. Carolina Guzmán, académica de la Universidad de Valparaíso y también investigadora asociada del Obesup, sobre “Propuesta de financiamiento del sistema de universidades estatales”; y el jefe del área de Empresas Públicas y Universidades de la División de Análisis Contable de la Contraloría General de la República, Nicolás Espinoza.
 

Consejo de Educación Superior del Plantel propone replicar herramienta pedagógica CLEHES

Consejo de Educación Superior del Plantel propone replicar herramienta pedagógica CLEHES

  • El mandato de la instancia que lidera la Dra. Carmen Norambuena, busca que la metodología diseñada por la profesora María Soledad Saavedra, exitosamente implementada en distintos países, sea incorporada por los académicos formadores de los futuros docentes de nuestra Universidad. Entre las conclusiones del encuentro, figura la propuesta de realizar un seminario para la comunidad universitaria.

 





Fue hace tres años que el rector de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, dispuso la creación de una Comisión de Educación Superior dentro del Plantel con el objetivo de analizar y profundizar en distintas materias de la contingencia nacional, lo que se ha traducido en la presencia de diversos invitados para aportar al posicionamiento institucional.

En ese sentido, la Dra. Carmen Norambuena Carrasco, presidenta de dicha instancia y académica de la Facultad de Humanidades, detalló que “nuestro propósito es auscultar escenarios futuros, buscar temas que sean de interés general y que ayuden a la Universidad a introducirse en esos nuevos saberes, a través de expertos que nos presenten temas que son de interés”.

Precisamente, una de las invitadas más recientes es la antropóloga social María Soledad Saavedra Ulloa, profesora de la carrera de Pedagogía en Física y Matemática del Departamento de Física, quien expuso sobre convivencia escolar, gestión de conflictos y etnociencia.

Herramientas que requieren los profesores

Se trata de una herramienta ontológica que la antropóloga ha trabajado desde hace 20 años junto al ingeniero civil industrial Osvaldo García de la Cerda, también académico del Plantel. Una metodología compuesta de seis dimensiones del ser humano: cuerpo, lenguaje, emociones, historia, eros y silencio, cuyas iniciales dan vida al concepto CLEHES.

“Me queda la sensación que es un tema que efectivamente nos toca corporalmente, considerando que estamos muy conscientes del vacío que hay y, por lo tanto, de la necesidad que existe en las carreras de pedagogía”, planteó María Soledad Saavedra, subrayando que “hasta ahora no se ha sabido cómo hacerlo, pues efectivamente tenemos un cúmulo de conocimientos que finalmente son abstracciones. Lo que requerimos son herramientas, que es lo que más piden los profesores”.

Junto con destacar la referencia a los chilenos Humberto Maturana y Francisco Varela, así como a los brasileños Paulo Freire y Augusto Boal, la docente aclaró que “quienes participan en la formación inicial de los futuros profesores, en las prácticas de los estudiantes y en contacto con los establecimientos escolares, reconocen esa necesidad”.

Episodios críticos dentro del aula

La propia antropóloga valoró la iniciativa propuesta por la Comisión sobre la posibilidad de realizar un taller acerca de esta herramienta a los profesores formadores del Plantel. “La Universidad de Santiago de Chile tiene una tradición en las pedagogías, como la Escuela Normal Abelardo Núñez. Y considerando que este es un tema sumamente relevante, tenemos una enorme oportunidad como parte de su sello institucional”, advirtió.

En ese contexto, reconoció que en muchos establecimientos escolares las aulas se han convertido en escenarios de violencia y episodios críticos, en el sentido de que existe una exacerbación emocional de las tensiones y presiones, de estudiantes y de profesores”, refiriéndose de paso al importante rol que cumple la etnociencia.

“Es un saber transdisciplinario que pone en diálogo distintos conocimientos que se han originado desde perspectivas y maneras de observar diferentes, planteando la perspectiva de enriquecimiento con el otro”, aseguró María Soledad Saavedra.

Nuevas instancias de profundización

Por su parte, la  Dra. Carmen Norambuena, luego de la exposición de la docente ante la Comisión de Educación Superior, planteó el desafío de “cómo somos capaces de transmitir estos planteamientos dentro de la Universidad, a los académicos, a los estudiantes y a los funcionarios”.

Para ello, se refirió al compromiso asumido para realizar un seminario que permita trabajar intensamente sobre el tema. “Queremos reunir un mayor soporte bibliográfico, con el fin de transmitirlo a nuestras propias unidades de trabajo, especialmente quienes estamos en la formación de profesores”, concluyó.

Cabe mencionar que CLEHES corresponde a una herramienta pedagógica que ha sido presentada en diversas instancias internacionales, destacando el estrecho trabajo de sus autores con la London School of Economics de Inglaterra, así como presentaciones en Estados Unidos ante el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y la Universidad de Harvard.

En lo inmediato, María Soledad Saavedra viajará con un grupo de estudiantes de la Universidad de Santiago de Chile a un congreso en Montevideo, lo que se suma a un Proyecto de Innovación Docente en el que se encuentra trabajando.

Profesores de liceos adscritos al programa PACE se capacitan en el Plantel

Profesores de liceos adscritos al programa PACE se capacitan en el Plantel

  • Tal como lo muestra la fotografía, cerca de 30 profesores de distintos establecimientos asistieron a la Universidad para capacitarse con los profesionales que conducen el programa PACE, orientado a  restituir el derecho a la educación superior de estudiantes con alto índice de vulnerabilidad. La iniciativa se enmarca dentro de las líneas estratégicas diseñadas por el equipo Pace U. de Santiago con el fin de acompañar a los docentes en el proceso de enseñanza – aprendizaje en sus respectivos establecimientos.


 




El programa Pace es una iniciativa de gobierno que busca restituir el derecho a la educación superior de estudiantes de liceos con alto índice de vulnerabilidad, garantizando un cupo a aquellos estudiantes que se ubiquen dentro del 15% superior del ranking de dichos establecimientos. Esto permitirá aumentar la equidad, diversidad y calidad en la educación superior, así como generar nuevas expectativas en la enseñanza media. Para cumplir de forma responsable con este desafío, la Universidad de Santiago prepara a los estudiantes durante su enseñanza media, tanto en sus colegios como en la universidad, y les acompañará en sus primeros años en la institución para que se mantengan y logren su titulación.

De igual forma, se trabaja conjuntamente con directivos, orientadores y docentes de los establecimientos educacionales, con quienes se realizan actividades de modelaje de clases, reflexión en torno a planificaciones curriculares y estrategias didácticas o evaluativas. Es dentro de ese marco que el equipo de Preparación Académica y Acompañamiento Docente (PAAD) del programa, realizó los cursos de Especialización en didáctica y evaluación de lectoescritura y comunicación oral con enfoque inclusivo; Especialización en didáctica y evaluación de matemática con enfoque inclusivo; y el curso de Especialización en didáctica de gestión personal con enfoque inclusivo.

Los talleres señalados complementaron una primera etapa implementada durante enero de 2016, así como también las actividades de acompañamiento docente que la Universidad de Santiago realiza en liceos de la Región Metropolitana y O'Higgins.

Así da cuenta Pablo Vargas, coordinador de estrategia PAAD de Pace. “Los talleres correspondieron a la segunda parte de los talleres presenciales o lectivos de tres cursos de perfeccionamiento docente que inscribimos como PAIEP y programa PACE, en conjunto con el Programa de Bachillerato, en el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP) en diciembre de 2015. Estos talleres buscan fortalecer competencias profesionales relativas a didáctica y evaluación con enfoque inclusivo entre docentes de matemática, lenguaje y profesores jefes de enseñanza media.”

Dentro del taller de Especialización en didáctica y evaluación de lectoescritura y comunicación oral, se realizó el taller de glotodidáctica, dirigido por la actriz Paulina Urrutia, quien caracterizó la experiencia como una gran oportunidad para cerrar el círculo del aprendizaje. “Para nosotros es una gran oportunidad participar junto a los profesores de los liceos Pace, porque hemos creado un curso que en el fondo perfectamente puede ser implementado en el aula, en enseñanza media, pero creemos que es mucho más productivo que estas habilidades que hemos ido desarrollando se instalen en los profesores”, explica.

“Es un cambio de lógica que cada día nos hace más sentido. Dejar de enseñar a los estudiantes y convertir a los profesores en estudiantes es maravilloso, porque se cierra el círculo completo y efectivamente ellos se sienten renovados, nosotros nos cargamos de energía y los más beneficiados, por cierto, son los alumnos”, complementa Paulina Urrutia.

De la misma forma, Yolanda Zamudio, profesora de lenguaje del liceo CTP de Maipú, calificó la capacitación como gratificante. “Trabajo en un colegio de alta vulnerabilidad, técnico profesional, que sólo por esas condiciones el sistema prácticamente les impide entrar a la universidad. El Pace es una oportunidad maravillosa porque es real. Como dice un colega, estamos de vacaciones, con un semestre que fue muy agotador, pero aquí estamos. Y la experiencia de estos días ha sido maravillosa. La incursión de este grupo con la Paulina (Urrutia) ha sido gratificante, una inyección de energía para nosotros los profesores”, manifiesta.

Actualmente el Programa PACE de la Universidad de Santiago trabaja con estudiantes de tercero y cuarto medio de once liceos de la VI Región y doce de la Región Metropolitana, con lo que logra un alcance de más de 6.000 alumnos. Se espera que para el proceso de admisión 2017, ingresen a lo menos 190 nuevos estudiantes por esta vía.

Páginas

Suscribirse a RSS - Educación Superior