Plan Retorno

Español

Plan retorno: carreras del Departamento de Ingeniería Química vuelven a la presencialidad priorizando asignaturas estratégicas y evaluaciones PEP

Plan retorno: carreras del Departamento de Ingeniería Química vuelven a la presencialidad priorizando asignaturas estratégicas y evaluaciones PEP

El retorno a la presencialidad en la Universidad de Santiago de Chile está orientado a aquellas actividades académicas críticas que deben garantizar las competencias declaradas en los perfiles de egreso de las y los estudiantes, así como también a aquellas que pueden ir recuperándose de manera gradual.
 
En esa dirección, el Departamento de Ingeniería Química (DIQ) ha organizado el regreso a actividades en el Campus para las labores de laboratorios y evaluaciones PEP (Prueba Especial Programada) en las asignaturas de la línea de operaciones de los programas de estudios.
 
El departamento cuenta con cuatro carreras: Ingeniería Civil en Química, Ingeniería Civil en Biotecnología (ambas en jornada diurna) e Ingeniería en Ejecución Química (diurno y vespertino). De estas, solo el formato diurno vuelve de manera progresiva a las actividades presenciales de laboratorios y evaluaciones PEP; mientras que Ingeniería en Ejecución Química, en su versión crepuscular, seguirá desarrollándose completamente virtual. Sin embargo, dependiendo del avance de esta primera etapa, se considerará su vuelta al Campus en el primer semestre de 2022.
 
Organizados en grupos
 
Con respecto a la habilitación de espacios para realizar las actividades de las asignaturas de manera presencial, el Dr. José Luis Salazar, subdirector docente del DIQ, señaló que “hemos hecho un trabajo bastante exhaustivo por parte de la dirección, subdirección, académicos del departamento, con el apoyo de las autoridades centrales, para poder habilitar los espacios para que estén en las mejores condiciones cuando regresen las y los estudiantes de nuestras carreras”.
 
Gran parte de los trabajos prácticos se realizarán en “el Laboratorio de Operaciones Unitarias”, el cual se está “organizandopara grupos que no pasen las 5 o 6 personas por turno. Por ejemplo, en la mañana viene uno, en la tarde otro; la idea es ordenarlos de tal manera que no exista un cruce entre las/os alumnas/os que van a los laboratorios y las/os que se presentan a las evaluaciones. De esta manera evitamos la aglomeración de estudiantes”, precisó.
 
Sobre los cursos que retoman parte de sus actividades presenciales, el doctor en Ciencias de la Ingeniería indicó que se priorizó la vuelta de los “niveles más avanzados”, pero que depende del plan de estudios y su malla curricular, ya que “Ingeniería en Ejecución en Química tiene ocho semestres, por lo tanto, ahí estamos priorizando del nivel cinco en adelante. Pero Ingeniería civil en química tiene doce -está con el plan curricular de 2012-, entonces partimos del siete (…)eso no quita que a nivel central se estén planificando actividades para las carreras de los primeros años”, explicó. 
 
Finalmente estimó que serán cerca de 320 alumnas/os del Departamento de Ingeniería en Química, repartidos en 17 asignaturas, las/os que retomarán las actividades presenciales durante todo el semestre. 
 
Plan ajustado a las unidades académicas 
 
El Dr. Julián Quintero, jefe de la carrera de Ingeniería Civil en Biotecnología, valoró el plan de retorno a la presencialidad de la Universidad de Santiago de Chile, ya que no ha sido impositivo, sino que está“ajustado a nuestra visión y eso es destacable, porque lo organizamos las unidades académicas”.      
 
En el caso particular del plan de estudio que dirige, señaló que una de las preocupaciones que existía era la situación de las/os alumnas/os de regiones, quienes veían con intranquilidad el no contar con las fechas en que se realizarán los laboratorios y las evaluaciones.
 
“Entonces pensando en esos inconvenientes, se definirán las semanas en que se rendirán las pruebas y los laboratorios obligatorios. Solo quedarán eximidos de estas actividades, de acuerdo a la Vicerrectoría Académica, aquellos estudiantes que tengan enfermedades crónicas (…). En ese caso estamos pensando en cómo vamos a realizar las pruebas. Probablemente, tendrán que rendirlas de manera remota, igual como se han hecho hasta ahora”, aseguró el Dr. Quintero.

Enfermería retorna a actividades presenciales con talleres prácticos que recrean situaciones reales con pacientes

Enfermería retorna a actividades presenciales con talleres prácticos que recrean situaciones reales con pacientes

El martes 12 de octubre la carrera de Enfermería comienza el retorno seguro y gradual a las actividades presenciales. Para ello la Dirección de la Escuela, la jefatura de la carrera y coordinadoras de asignaturas prepararon talleres prácticos en segundo, tercero y cuarto año del programa de estudios que recrean situaciones reales con pacientes. Estas asignaturas, producto de la pandemia y el impedimento de asistir a campos clínicos, se estaban realizando de manera virtual.

Para la jefa de carrera, Claudia Villalobos Morales, el retorno a la presencialidad “es ideal, porque nos permite que nuestros estudiantes que estaban haciendo una modalidad de tutoría remota, experimentando la experiencia clínica a través del computador con la docente -formato que continuará paralelo a la presencialidad- ahora podrán practicar habilidades técnicas o algunos procedimientos críticos que son fundamentales en la eventualidad que nos digan en algún momento ‘partamos ahora al hospital’”.

En esa dirección, explicó que “en los talleres se trabajará con actores, actrices y fantomas (aparato o elemento que contiene, en su interior, elementos de características similares a los del organismo), lo que será bastante productivo para ellas/os. La parte clínica nunca se reemplaza, sigo pensando que es fundamental, pero estamos tratando que sea lo más cercano posible a la realidad”.

Trabajos de simulación

Una forma de trabajar en Enfermería y fomentar el aprendizaje clínico es por medio de la simulación. Esta es una técnica que usa una situación o ambiente creado para permitir que las personas experimenten una situación real con el propósito de practicar, aprender, evaluar, probar u obtener la comprensión del actuar de un grupo de personas

A juicio de Claudia Villalobos esta herramienta, que no es nueva, durante la pandemia alcanzó un rol relevante. “La simulación se ocupaba para trabajar con los cursos más pequeños. Permite hacer un tránsito entre la teoría y el paciente (…) y debido a las restricciones sanitarias, la simulación se convirtió en fundamental, porque no teníamos (y aún no) pacientes o usuarios para atender”, puntualizó.

Sobre las ventajas de trabajar con actrices y actores, la magíster en Bioética remarcó que “permite entrenar a las/os estudiantes no solo en habilidades técnicas, sino que también en destrezas comunicacionales, sociales y emocionales, porque hacen una dramatización sobre la atención, por ejemplo, de un adulto mayor (…) es como ver un paciente real”.

Cabe consignar que serán cerca de 220 estudiantes de la carrera que volverán a las actividades presenciales, de las/os cuales 120 pertenecen a segundo, 60 a tercero y 45 a cuarto año.

Facultad de Química y Biología evalúa positivamente retorno gradual de estudiantes, profesoras/es y funcionarias/os

Facultad de Química y Biología evalúa positivamente retorno gradual de estudiantes, profesoras/es y funcionarias/os

Tesistas de pregrado, unidades de investigación y la totalidad de las carreras de la Facultad de Química y Biología desarrollarán actividades presenciales en el retorno seguro y gradual planificado para estudiantes, profesores(as) y funcionarios(as) que se ha comenzado a implementar en estos primeros días del segundo semestre. 

Esto tras coordinar fechas, espacios, definir las actividades experimentales fundamentales para los estudiantes de los últimos años e informarlas, con al menos un mes de anticipación, a los estudiantes en un trabajo que han venido desarrollando autoridades, directores de departamento, jefaturas y comités de carrera.

“Muchos estudiantes se han desmotivado por no poder tener clases experimentales presenciales por lo que este retorno es muy importante,  ya que es algo muy necesario, sobre todo pensando que nuestras carreras son de muchísimo trabajo experimental por lo que los estudiantes necesitan estar en los laboratorios”, comentaron tanto la decana de la Facultad de Química y Biología, Dra. Leonora Mendoza, como la vicedecana de Docencia y Extensión, Dra. Brenda Modak, sobre el retorno seguro que considera los espacios físicos, aforos y las normas sanitarias adecuadas.

“La respuesta de los estudiantes ha sido muy buena. La mayoría están ansiosas y ansiosos por volver a la Facultad sobre todo aquellos/as  estudiantes que necesitan ir a realizar sus prácticas y sus tesis y requieren adquirir experiencia en el manejo de técnicas experimentales para su buen desempeño profesional”, señaló la Dra.  Modak, quien además mencionó la posibilidad de coordinar visitas programadas al Campus y a la Facultad para los estudiantes de los primeros niveles.

En cuanto a los funcionarios/as, las autoridades comentaron la implementación de un plan gradual que será revisado periódicamente en función de los cambios que se produzcan con la pandemia y con las normativas vigentes para la Universidad, definiendo tareas 100% presenciales, semipresenciales y las de carácter más administrativo en una primera etapa, como trabajo remoto.

“Esto se ha llevado cabo  a través de un  proceso  participativo, informativo y preocupándose por la realidad de cada uno y una para ambas partes”, destacaron las autoridades de la Facultad de Química y Biología evaluando el inicio de este nuevo semestre.

Universidad de Santiago anuncia su plan de retorno gradual para el segundo semestre

Universidad de Santiago anuncia su plan de retorno gradual para el segundo semestre

El pasado 28 de agosto, la Región Metropolitana avanzó a la Fase 4 del Plan Paso a Paso, lo que sumado al incremento de la población inmunizada contra COVID-19 y la disminución de contagios, permiten que nuestra Universidad continúe avanzando en el repoblamiento del Campus y el retorno a la normalidad.

Considerando este escenario favorable, el rector Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, anunció una serie de medidas que entrarán en vigencia el segundo semestre de 2021, para retomar gradual y progresivamente las actividades presenciales, lo que va a permitir "entregar tranquilidad y certezas a la comunidad universitaria y a sus cercanos".

La autoridad recordó que hace más de un año, la Universidad de Santiago cuenta con protocolos, medidas y plataformas para seguir desarrollando todas las labores propias del quehacer académico y su apoyo administrativo y logístico.

El Dr. Zolezzi aclaró que todo este plan fue desarrollado "sin olvidar que dependemos de cómo evolucionen las condiciones sanitarias del país en los próximos meses".

"Queremos que tengan la confianza que realizamos los mayores esfuerzos para dar viabilidad y continuidad a todos los procesos, salvaguardando la tranquilidad y seguridad de cada integrante de nuestra comunidad", enfatizó la máxima autoridad de nuestra Casa de Estudios.

Medidas

De acuerdo a lo anunciado por las autoridades del Plantel, las medidas entrarán en vigencia a partir del segundo semestre del 2021.

Estas consideran, en primer lugar, el desarrollo de actividades docentes presenciales, las que serán definidas por las unidades académicas. Son de asistencia obligatoria y se regirán de acuerdo a lo establecido en la normativa vigente y las indicaciones institucionales de acceso al Campus universitario.

Las actividades que no se encuentren en dicho listado, seguirán realizándose de manera online hasta el final de segundo semestre 2021.

Al mismo tiempo, a partir del 20 de septiembre, además de los espacios de actividades docentes, se habilitarán espacios de estudio autónomo y de asistencia a clases online para el estudiantado en tres dependencias específicas del Campus: Edificio FAE, Espacio Ruiz Tagle y Edificio de Docencia de Ingeniería.

Lo anterior se realizará a través de un sistema de agendamiento de hora, con el fin de acceder a estas salas por periodos de reserva de todo el día con aforos establecidos y acceso individual o grupal.

Otro punto importante, dentro de las medidas, es que todas las personas que hagan ingreso al Campus, deberán contar con Pase de Movilidad. Para el caso de profesores/as y funcionarios/as, se requerirá contar además con el salvoconducto Usach, el que se puede obtener después de haber realizado el curso de autoaprendizaje y haber aceptado las condiciones de los protocolos establecidos en el plan Campus Seguro.

Los/as estudiantes, además, deberán tener el pase de acceso, el que podrá ser obtenido desde una plataforma que será anunciada en los próximos días.

Asimismo, se mantendrá vigente todo el sistema de trazabilidad con el actual equipo que opera este sistema, el que registra y atiende casos sospechosos, determina contactos estrechos y cuarentenas preventivas.

Para el personal y estudiantes que deban asistir a nuestro Plantel habrá kioscos habilitados para vender alimentos envasados. La preparación de alimentos estará prohibida al interior y solo se permitirá el consumo de estos en espacios abiertos respetando el distanciamiento social.

Confianza y seguridad

El vicerrector de Apoyo al Estudiante, Dr. Bernardo Morales Muñoz, puntualizó que si bien ya comenzó el proceso para retomar la actividad presencial en la Universidad, esto "es algo que el Plantel ha estado haciendo hace un año y medio con mucha responsabilidad, con el Comité Campus Seguro, que ha velado por la seguridad de lo más importante que tenemos como Universidad, es decir, las personas".

"El estudiantado debe tener la plena confianza de que estarán seguros en nuestro Campus universitario, porque contamos con toma de temperatura al ingreso, trazabilidad, testeos, y más", añadió.

En esa línea, el vicerrector Morales remarcó que la Universidad de Santiago es la única Institución de Educación Superior del país que tiene un plan de trazabilidad y toma de PCR en el mismo lugar.

Por lo anterior, llamó a las y los estudiantes a reintegrarse con confianza "para hacer comunidad, un proceso que es parte de la formación de cualquier individuo, y sobre todo, en medio de una pandemia que nos ha mantenido alejados".

Este llamado, agregó, resulta especial para toda la promoción 2020 y 2021 que no conoce el Campus universitario.

Universidad ampliará acceso a actividades presenciales para estudiantes durante segundo semestre

Universidad ampliará acceso a actividades presenciales para estudiantes durante segundo semestre

Planificación de clases híbridas, medidas de protección para funcionarias/os, y habilitación de espacios nuevos son algunas de las medidas que se están implementando desde hace un tiempo en la Universidad de Santiago de Chile, con miras a la próxima ampliación del acceso al campus para personal administrativo que había permanecido con teletrabajo, y para estudiantes, especialmente de áreas aplicadas y algunas actividades docentes que retomarían la presencialidad durante este segundo semestre.

“Hasta ahora, la Universidad ha mantenido un número de accesos controlados a actividades críticas coordinados por el Comité Campus Seguro. Esto ha permitido el funcionamiento de la institución durante toda la pandemia”, señala el prorrector, Dr.  Jorge Torres poniendo énfasis en que “la favorable situación sanitaria y la experiencia adquirida en estos grupos controlados, hoy nos permiten planificar la ampliación de esos accesos para incorporar a más personas que puedan asistir al campus. Esto también significa retomar actividades docentes muy esperadas por gran parte del estudiantado”.

El plan de retorno se ha estado coordinando con diferentes estamentos de la Universidad por más de un año. Contempla, entre otras medidas, nuevos espacios para la realización de clases en formato híbrido y la preparación de entornos que permitan los trabajos en grupo de manera segura. Así lo explicó el vicerrector Académico, Dr. Julio Romero, en entrevista ayer con el programa Estación Central de Radio Usach, donde se refirió a incluir durante el segundo semestre algunas actividades prácticas esenciales, al mismo tiempo que se están evaluando cuatro tecnologías para clases híbridas con pilotaje durante segundo semestre 2021, facilitando la asimilación de tecnología y la inducción de profesoras/es.

“Esperamos que a partir del mes de septiembre podamos tener listas las instancias para retornar a las actividades docentes, probablemente no en su totalidad, siendo fundamentalmente clases on line, pero los talleres, laboratorios y actividades prácticas, que son un punto fuerte de la Universidad y sobre todo de las características de sus carreras, las vamos a poder realizar de manera presencial con todos los protocolos y medidas de seguridad”, aseguró el vicerrector.

Transición a la vida universitaria.

El Dr. Romero sostuvo que la pandemia afectó especialmente a las y los estudiantes que ingresaron en 2020 y 2021, quienes no han tenido oportunidad de vivir la experiencia del campus Usach. Algunas cohortes incluso llegaron luego de haber cursado sus últimos años escolares en modalidad virtual y, en algunos casos, esto también afectó su rendimiento o adaptación a la vida universitaria. Por eso, la Universidad de Santiago incorporó el programa de recepción de nuevos estudiantes Transición a la Vida Universitaria, que a través de una plataforma virtual regulariza los conocimientos necesarios para un mejor ingreso a primer año de las carreras, pero que también acercó a las y los nuevos estudiantes al sistema universitario y a conocer ese espacio.

“Se utilizaron videos en 360º del campus, además de cursos que les han permitido nivelar contenidos de enseñanza media (…) en lenguaje, gestión personal y en matemáticas. Ya hemos proyectado esto mismo para la admisión 2022, entendiendo que los alumnos que vendrán estar podrían aún más afectados por estudiar 3ro y 4to medio de manera virtual”, aseguró la autoridad académica.

Sobre las medidas de seguridad que se contemplan para desarrollar el plan de retorno, el vicerrector Julio Romero explicó que estas se han aplicado permanentemente desde que se habilitó el primer ingreso para el trabajo de los laboratorios, pero que ahora los protocolos se están actualizando para hacerlos más masivos y preparar a las personas para el ingreso seguro.

“Esto ha requerido la toma de muestras de PCR y, en eso, la Usach es una de las instituciones que más ha aportado al sistema público de salud y que también, hoy, cuenta con un laboratorio propio para hacer PCR a las personas que ingresan al campus, aportando un sistema de trazabilidad con lectura de temperatura, con escaneo de documentos de identificación, con un sistema de salvoconductos propios de la institución. Solo esperamos que la pandemia se acabe pronto y nos dé un respiro de poder reiniciar la normalidad con seguridad”, dijo la autoridad

Salas Híbridas

El vicerrector académico señaló que la tecnología en las clases y entornos virtuales de aprendizaje han llegado para quedarse: “estamos trabajando en la implementación de 30 salas, con tecnologías que permitirán desarrollar diferentes modelos de salas híbridas para realizar pilotos en las ocho facultades de la Universidad, y poder ampliar su cobertura a un número mayor de salas a 2022. Así, hemos evaluado instalar sistemas de captura de pizarras convencionales y pizarras digitales acompañadas de sistemas de video y audio, especialmente configurados para la realización de clases híbridas. Estas alternativas permitirán responder tecnológicamente a los modelos de docencia de las diferentes carreras que imparte nuestra Universidad”.

El vicerrector explica que las clases híbridas consideran una configuración del aula que permite contar con estudiantes presentes físicamente y otras/os estudiantes siguiendo la clase, laboratorio o taller de manera remota; y que ambos grupos accedan a los recursos de aprendizaje que el/la docente despliega e interactuar en igualdad de condiciones. Pronto, las unidades comunicarán qué cursos se dictarán en esta modalidad. De esta forma, llama a la comunidad a estar atenta al plan piloto de salas híbridas que cada unidad académica estará implementado durante el segundo semestre y que permitirá contar con herramientas evaluadas a la medida de las necesidades didácticas de cada una de las carreras de la Universidad.

Consultado por el caso de los estudiantes de regiones que deben movilizarse a Santiago para asistir a clases, el vicerrector Romero indicó que fundamentalmente los estudiantes deben tener la tranquilidad que la Universidad de Santiago lleva más de un año con un sistema de trazabilidad y protocolos que han sido probados.  “Todo este conocimiento adquirido (…) nos ha permitido adaptarnos a una situación muy compleja. Pero, ya las medidas, las configuraciones de los horarios que vamos a establecer, van a permitir una integración más tranquila, incluso de aquellas y aquellos que estén en sectores más alejados, manteniendo a la par opciones virtuales para la docencia, de manera que puedan tener acceso desde distintas vías, sin necesidad de tener mucha movilidad. Este será un gran desafío que compromete una coordinación que hoy la institución tiene”, concluyó.

Suscribirse a RSS - Plan Retorno