Internacional

Español

Académico del Plantel cree que la petición de Bolivia a La Haya es sólo una instancia más

Académico del Plantel cree que la petición de Bolivia a La Haya es sólo una instancia más

  • El doctor de Estudios Americanos, César Ross, estima que de inhabilitarse la Corte Internacional de Justicia de La Haya, en la demanda de Bolivia contra Chile, el país altiplánico continuará con su lucha por una salida al mar a través de nuestro territorio. “Lo que ellos están pensando es que no importa lo que diga la Corte, porque van a seguir adelante”, sentencia el experto

 



Autoridades políticas chilenas han emplazado, en los últimos días al Presidente de Bolivia, Evo Morales, para que se pronuncie sobre si respetará el fallo de la CIJ.

El Subsecretario de Relaciones Exteriores, Edgardo Riveros, fue enfático al afirmar que “lo que hemos demandado sin ambigüedades, por parte del gobierno de Bolivia, es que señale su disposición a acatar a la corte".

Asimismo, el presidente del Senado, Patricio Walker se mostró disconforme con que el mandatario altiplánico utilice los foros internacionales para visibilizar la controversia con Chile, cuando es un tema bilateral. “Hoy día, Bolivia apoya una tesis absolutamente absurda, que no tiene fundamento jurídico, y aprovecha cualquier evento internacional para plantear su demanda. Entonces la pregunta es si va cumplir o no el fallo de La Haya”.

El investigador de Estudios Americanos de nuestra Universidad, Dr. César Ross, señala que el Tratado de Paz y Amistad, suscrito entre ambas naciones, en 1904, fue mucho antes que el Pacto de Bogotá (1948) que otorga jurisdicción a La Haya.

Según el especialista, “técnicamente, La Haya no podría ver el caso de la controversia entre Chile y Bolivia”, aunque complementa que “lo que  aprendimos del caso con Perú, es que también existe la posibilidad de que se siente una nueva jurisprudencia, y que la Corte estime que hay fundamentos suficientes como para ver este caso”.

El 4 de mayo próximo comenzarán los alegatos de ambos países en la Corte Internacional de  Justicia (CIJ) de la Haya. El proceso busca establecer si esa instancia es competente para asumir el juicio. “Si dice que el caso no le compete, por la razón que esgrime Chile, no se entrara en el caso y no se verá el fondo”, explica el Dr. César Ross.

No obstante, si el tribunal se define ‘capaz’, Chile se verá obligado -por el Pacto de Bogotá- a concurrir a La Haya para discutir el asunto en profundidad, pues como dice el Dr. César Ross, “lo que Bolivia está pidiendo a Chile es conversar sobre el asunto”. 

Por qué tanta insistencia

“Lo que ha dicho explícitamente el Presidente Morales, es que a la causa marítima, no van a abandonarla jamás. Por lo tanto, lo que está buscando nuestra Cancillería es que Bolivia se sincere y diga realmente lo que piensa”, afirma el Dr. César Ross.

Agrega el experto que al país altiplánico no le importa tanto el veredicto de La Haya. Más bien, “en la práctica, están  usando la Corte como una instancia más, entre otras”. De ser adverso el fallo, “ellos no van a acatar lo que diga”, puntualiza el académico.

Cumbre de las Américas: presencia de Cuba, postura boliviana contra Chile y ausencia de Presidenta Michelle Bachelet

Cumbre de las Américas: presencia de Cuba, postura boliviana contra Chile y ausencia de Presidenta Michelle Bachelet

  • El académico del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA), Cristián Parker, reseña los que a su juicio son algunos de los momentos más relevantes de la Cita: la presencia de Cuba en la asamblea (luego del restablecimiento de relaciones con Estados Unidos), la oportunidad que usó el Presidente de Bolivia para mencionar su demanda marítima a Chile y la ausencia de la Presidenta Michelle Bachelet.

 



La séptima edición del encuentro continental, en Panamá,  tuvo como eje principal la reunión entre los mandatarios de Estados Unidos y Cuba -Barack Obama y Raúl Castro-, marcando el restablecimiento de las relaciones entre ambos países, opina el académico del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA), Cristián Parker.

Cada tres años, se realiza la Cumbre de las Américas, instancia que permite establecer una agenda conjunta entre las naciones, en temas de gran relevancia social como educación, salud, medio ambiente, participación ciudadana, gobernabilidad y democracia.

Sin embargo, la cercanía entre Barack Obama y Raúl Castro acaparó la atención. Cuba asistió por primera vez a esta Cumbre que se desarrolla desde 1994. En ese entonces, el país caribeño no era miembro de la Organización de Estados Americanos (OEA) debido a la suspensión que comenzó en 1962. Sólo en 2009 dicha condición fue revocada, supeditándola a “un proceso de diálogo iniciado a solicitud del Gobierno de la República de Cuba y de conformidad con las prácticas, los propósitos y principios de la OEA”, según indica una resolución del organismo americano.

En diciembre pasado, ambas naciones comunicaron al mundo su intención de restablecer relaciones diplomáticas. Tras el anuncio, la liberación mutua de presos políticos y la idea del Presidente Barack Obama de proponer al Congreso de los Estados Unidos el retiro del bloqueo económico que vive la isla, auguraron un futuro concreto a la promisoria iniciativa.

Para el académico del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA), Cristián Parker, la importancia del encuentro entre el mandatario norteamericano y su par cubano, radica en que “básicamente estamos ante el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, tomando en cuenta que desde el año 1962 que estaban rotas, y se había generado toda una política de bloqueo desde Estados Unidos hacia la isla”, explica.

Enfatiza que “esa confrontación que era típica de la Guerra Fría se termina, e iniciamos la posguerra fría en el marco de las relaciones entre ambos Estados”.

A juicio del experto, la ruptura que existía entre estos países “era una piedra en el zapato para todo el sistema de relaciones diplomáticas del hemisferio”, ya que hace mucho tiempo que rondaba la idea de reintegrar a Cuba.

Por lo mismo, el restablecimiento del trato con la isla, “significa la reincorporación plena al sistema multilateral americano y el fin de la exclusión”.

Explica el académico que pese a mantener una relación distante con Estados Unidos, Cuba estaba plenamente integrada al sistema americano relativo al Caribe, “puesto que  fue parte del grupo que creó la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) hace unos cinco años. Incluso, Raúl Castro fue presidente de la organización”.

La situación de Cuba era que “participaba plenamente en el sistema de integración latinoamericano, pero excluido del sistema americano hemisférico global porque siempre había veto de Estados Unidos”.

Chile y Bolivia 

Para Bolivia, la cumbre fue una oportunidad para plantear su posición frente a la demanda que interpuso en la Haya en contra de Chile. Así lo anticipó José Alberto González, presidente de la Cámara de Senadores de aquel país, quien afirmó que la instancia “tiene mucha repercusión, mucha cobertura mediática, y obviamente nos parece que es otro de los foros en los cuales podemos plantear nuestra demanda marítima. Nos parece absolutamente legítimo y necesario”.

Y si bien Chile le otorga un prisma bilateral al tema, el académico Cristián Parker expresa que “los encargados de la política exterior chilena, se han dado cuenta que siendo un tema de este carácter, en la medida que está planteada la demanda en la Haya, existe también una necesidad de generar una opinión pública favorable a la causa chilena”.

A juicio del especialista, Bolivia siempre ha desarrollado intensas campañas a nivel internacional para favorecer su posición “y, sobre todo, presentarse como víctima de la situación mediterránea; y, por lo tanto, generar solidaridad del resto de los países”.

Para el académico, es necesario que Chile también informe su postura al mundo, que tiene como soporte el tratado de 1904, y que “no ha sido injusta hacia Bolivia”.

Ausencia de la Presidenta Bachelet

“Creo que es una pérdida, porque siempre es bueno que la Presidenta esté presente en estas cumbres”, destaca Cristián Parker, respecto a la ausencia de Michelle Bachellet en esta relevante reunión desarrollada en Panamá.

“El hecho que no haya estado significa que está priorizando hechos internos y no los temas internacionales”, puntualiza.

“A Chile le hace falta seguir con una presencia internacional relevante y en la medida que (Bachelet) se vaya restando de ese escenario, nuestro país va ir perdiendo capacidad de liderazgo en ciertos temas en América del Sur”, concluye el académico del Instituto de Ideas Avanzadas (IDEA).

Fernando Estenssoro: “Estamos en un momento de incertidumbre frente a la Haya”

Fernando Estenssoro: “Estamos en un momento de incertidumbre frente a la Haya”

  • “La relación con Bolivia no está pasando por un buen momento”, afirma el académico Fernando Estenssoro, Dr. en Estudios Americanos e investigador del Instituto de Estudios Avanzados de nuestra Institución. Añade que el juicio que interpuso el país altiplánico contra Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la Haya, estableció una barrera entre ambas naciones. “Mientras  ésta no desaparezca del horizonte, vamos a seguir  un proceso de conversaciones trabadas”, sentencia.

 




El 4 de mayo se iniciarán los alegatos en el marco de la demanda boliviana contra Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la Haya, que busca -mediante el derecho expectaticio entre otros argumentos-, que las partes se sienten a conversar con el fin de encontrar una solución al “problema de la mediterraneidad” presentado por el vecino país.

Hace algunos días, el canciller chileno, Heraldo Muñoz, declaró a un periódico boliviano, que mientras se desarrollase el juicio en la CIJ “es inviable pretender una salida concertada”. Para Fernando Estenssoro, resultan absolutamente plausibles las palabras del Ministro de Relaciones Exteriores. “Cómo usted va ir a conversar, cuando su contraparte lo ha llevado a una situación en donde lo demanda. Eso sería una muy mala señal. Significaría dejar de defender los propios intereses”, explica el académico. “A Chile, Bolivia lo puso -en ese sentido- contra la espada y la pared, y no le dejó salida”, añade.

En el año 2006, bajo el primer mandato de Michelle Bachelet, se estableció una agenda con 13 puntos la cual buscaba promover la integración entre ambos países. Sin embargo, según Estenssoro, la relación se tensó producto de que, bajo la presidencia de Sebastián Piñera, se privilegió a Perú en medio de la demanda marítima que ese país interpuso en la misma Corte Internacional de Justicia.

Sobre los cambios que ha experimentado la diplomacia entre los dos países en el último tiempo, Estenssoro estima que Bolivia cometió un error al seguir por la causa judicial su aspiración de una salida al mar (durante el gobierno de Sebastián Piñera). “Con el retorno de Bachelet al Ejecutivo, “no le deja espacio para dialogar”, ni en el caso que “quisiera avanzar en un proceso de negociaciones, porque no tiene espacio”, explica.

Estenssoro cree que el Presidente Evo Morales debió esperar, pues “los gobiernos cambian, y varían sus políticas y tratamientos hacia el problema con Bolivia”.

Sobre la campaña mediática

“Creo que Bolivia ha hecho una campaña importante de dar a conocer sus ideas, sin lugar a dudas”, agrega.

En marzo de este año, Álvaro García Linera, vicepresidente boliviano, expresó: “Nuestra demanda ya se ha convertido en una bandera mundial de justicia porque se sostiene en resolver una injusticia histórica, en el derecho internacional y en la búsqueda de integración. Lo demás es ruido, esto es lo real y esta realidad es la que hoy se impone en el mundo”. Para Fernando Estenssoro estas apreciaciones son apresuradas: “No me queda tan claro que eso sea así, lo que no significa que si pueda tener apoyo de muchos países y sectores”. Sin embargo, el académico cree que tales afirmaciones -o la misma demanda en la CIJ- son para “consumo interno”, es decir “para afirmar la popularidad del gobierno”.

Patricio Walker, presidente del Senado, asistirá la reunión de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), con el fin de enfrentar lo que a su juicio es “un lobby” de Bolivia, que “ha desinformado a otros países del continente”. Según Estenssoro, lo que hace el legislador, es utilizar la misma estrategia mediática de Bolivia. “Chile tenía una política de mantener esto de manera bilateral, pero estas son formas de ir respondiendo a la estrategia que ha ido haciendo Bolivia”, dice el experto.

En general, “Chile ha seguido la estrategia correcta de plantear este tema como un asunto de Estado y no de Gobierno”, afirma Estenssoro.

Añade que a falta definir una política hacia Bolivia que sea de Estado y no de Gobierno, “porque si no cada Gobierno que sale puede cambiar de opinión y así  las relaciones diplomáticas, como sucedió con Bolivia durante el período de Sebastián Piñera”.

Para Estenssoro, nuestro país debería tener una política de Estado con sus vecinos porque  “Hay que dar una respuesta definitiva al tema de Bolivia, si no vamos a estar sujetos todo el tiempo a los cambios de Gobierno en ambos países”.

“El mar es de Bolivia”

Trece mil litros de agua para los damnificados del norte envió Bolivia. Sin embargo, el Ministro de Defensa de aquel país, Jorge Ledezma, y encargado de suministrar la ayuda, coordinó la distribución,  vistiendo una chaqueta con la frase “el mar es de Bolivia” bordada en el pecho. La acción fue considerada una provocación a tal punto, que el mismo Evo Morales pidió disculpas públicas, afirmando que nada político había tras el ofrecimiento, y destituyó de inmediato al funcionario público. 

Para Fernando Estenssoro este episodio es parte de la estrategia política sin duda. Aclara que es lo mismo que sucedió cuando sectores tildaron la acción del Gobierno de Chile como soberbia, tras rechazar en primera instancia el ofrecimiento de Bolivia. “Esto es como un partido de futbol, son jugadas que hacen los entrenadores y los resultados  se verán después de los 90 minutos”, sentencia.

Piensa Estenssoro, que  “vamos a tener una serie de declaraciones y contradeclaraciones hasta que lleguemos al 4 de mayo, porque la ciudadanía y los medios de comunicación van a estar absolutamente pendientes. Entonces, las autoridades no pueden quedar al margen”.  

Posiciones frente a la demanda

El experto afirma que si se analiza jurídicamente el planteamiento de Bolivia, tiene muy poco asidero, pero “políticamente es brillante”. Sin embargo, explica, lo que hay que entender es que la CIJ es una corte política, es decir salomónica. “Cuando usted va al tribunal de la Haya, esta no le puede dar 100 % la razón a uno y 0% al otro, porque eso terminaría en guerra”, detalla.

Afirma que la situación es que, jurídicamente, la postura de Bolivia es muy inconsistente; incluso, “mucho más débil que la que tuvo Perú cuando llevó a Chile a La Haya”. El problema es que la CIJ, al ser un tribunal político,  “ha dado miles de sorpresas, y  por eso, en este minuto, estamos ante una gran incertidumbre”.

Violencia racial en EE.UU. demuestra discriminación arraigada en ciertos sectores

Violencia racial en EE.UU. demuestra discriminación arraigada en ciertos sectores

  • Según el Doctor en Estudios Americanos del Idea, Fernando Estenssoro, la creciente efervescencia de grupos afroamericanos en Estados Unidos es producto de la indignación de la población negra frente a la inoperancia de la justicia y la existencia de una cultura racista que data de la época esclavista.





Días de gran convulsión se viven en Estados Unidos. Diversos hechos de violencia, que involucran la muerte de ciudadanos afroamericanos de aquel país a manos de la  represión policial, han ocasionado que cientos de personas estén volcadas en las calles, reclamando por justicia.

El 6 de agosto de este año, en Ferguson Missouri, Michael Brown, un joven afroamericano de 18 años, murió producto de los múltiples impactos de bala propinados por  el policía Darren Wilson. Antes, el 17 de julio, Eric Garner falleció asfixiado a causa de una llave que el agente Daniel Pantaleo le aplicó en el cuello. Finalmente en Cleveland, en noviembre pasado, Tamir Rice de 12 años, quien portaba un arma de juguete, fue herido de muerte por efectivos policiales.  

Según el Doctor en Estudios Americanos e investigador del Idea (Instituto de Estudios Avanzados), Fernando Estenssoro, “la violencia contra la población negra es bastante común  en Estados Unidos, y  viene de la época de la lucha por las libertades civiles, en los años 60”. Agrega el especialista, que son “los sectores más carenciados  de Estados Unidos, es decir los más pobres, con menos trabajo e ingresos”.

Dice Estenssoro, que las desigualdades sociales que las comunidades afroamericanas sufren, se manifiestan en sueldos más bajos que los de la población blanca y un mayor índice de cesantía. Por ejemplo, explica el experto que “de cada diez blancos, siete son dueños de sus casas; en cambio de cada diez negros,  tan solo cuatro lo son”.

Los vicios también involucran a instituciones fundamentales para el desarrollo de la sociedad como el poder judicial. Los policías implicados tanto en la muerte de Michael Brown como Eric Garner, fueron eximidos de culpa por la justicia, pese a que en el primer caso hubo 17 balazos (6 en la cabeza); y en el segundo, la asfixia fue resultado de una llave que el uniformado realizó fuera de todo protocolo.

“En el caso del policía de Ferguson- explica Estenssoro- (...) para que fuera exonerado se necesitaban 9 votos. De las 12 personas que constituyeron el jurado, 9 eran blancas y tres negras”. Si bien no podemos saber como votó cada una- dice el investigador- “todo lo que estamos viendo es que el prejuicio racial está muy profundo en sectores blancos de la ciudadanía estadounidense. Culturalmente, todo indica, que este todavía está muy arraigado en porciones importantes de la población de ese país”, sentencia.

 Entonces- agrega el académico-  “existe todo un prejuicio, una cultura racista que existe desde que Estados Unidos era una sociedad esclavista”.    

Es el uso de violencia excesiva contra población negra

“Lo que está en cuestión- afirma Estenssoro- es el uso de la fuerza indiscriminada por parte de la policía”. Lo curioso, a juicio del especialista, es que en este tema “siempre la que sale perdiendo es la población negra”. Por eso “aquí tenemos que analizar mucho más profundamente, en términos sociológicos y antropológicos, lo que pasa con los sectores más vulnerables de la población de color”, concluye.

Los disturbios y la indignación de la ciudadanía no son a causa de los asesinatos, dice Estenssoro, pues durante toda la historia norteamericana, los sectores afroamericanos han sido objeto de violencia.  Lo que para el académico verdaderamente ha provocado el enojo es la liberación de los policías implicados en los actos de violencia.

¿Escala de Violencia?

El 20 de diciembre pasado, dos policías fueron asesinados, Rafael Ramos y Wenjian Liu, mientras desarrollaban labores de patrullaje en el barrio de Brooklyn,  Nueva York. Ismaaiyl Brinsley, autor de los disparos que dieron muerte a los uniformados, había advertido horas antes a través de instagram, que actuaría así, para vengar la muerte de Eric Garner y Michael Brown.

“El problema es que cuando el sistema judicial no da cuenta de los problemas, empiezan a aparecer los excesos”, dice Fernando Estenssoro. Sin embargo, el investigador del Idea no cree que los asesinatos cometidos por Brinsley sean constitutivos de una escalada de la violencia. “Los actos de violencia individual e indiscriminada, son habituales en Estados Unidos. Que hayan matado a dos policías no es nada de raro”.

Distinto sería decir- explica Estessoro- “que hay una acción organizada, porque habría una escalada si estuviéramos frente a este tipo de acción”. Por eso, el experto piensa que lo ocurrido en Nueva York son actos de violencia aislada, donde actúan los individuos solos. “No creo que sea una respuesta de la comunidad negra pues las protestas han sido pacíficas”, finaliza.

Un Presidente afroamericano

El hecho de que Barack Obama haya llegado a la Presidencia norteamericana, significa- según Estenssoro- un avance en materia de igualdad social. Sin embargo, los sucesos de violencia indican que “el problema no está superado”. En este sentido, la sociedad- dice el especialista- “tiene que seguir trabajando para erradicar el racismo, porque todo indica que hay elementos de este en su cultura”.

Si bien, la discriminación racial en la actualidad “legalmente no existe, y hoy esta prohibida producto de la pelea por las libertades civiles de Martin Luther King y otros luchadores sociales negros de Estados Unidos, culturalmente si existe ese racismo”, explica Estenssoro.

Experto advierte que apoyo internacional a demanda boliviana es “preocupante”

Experto advierte que apoyo internacional a demanda boliviana es “preocupante”

  • El apoyo a Bolivia en su demanda marítima, por parte de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), “no estaba dentro de las posibilidades que barajaba la Cancillería chilena”, afirma el analista internacional y docente de la Escuela de Periodismo, Rodrigo Álvarez. El respaldo -cree el especialista- supone un capítulo complicado para nuestro país, considerando que suscriben históricos aliados de Chile, como Ecuador.

 


El sábado 20, el gobierno boliviano publicó “El video del mar”. En el material audiovisual, se desglosan  los argumentos que el país altiplánico posee para sustentar  una demanda contra Chile, en la Corte Internacional de Justicia de la Haya. Entre las razones se incluye el incumplimiento de nuestro país respecto a las garantías estipuladas en el tratado de Paz y Amistad suscrito por ambas naciones en el año 1904. Además, se manifiesta la pretensión de que el tribunal establecido en Holanda, obligue a Chile a negociar una solución al problema de la mediterraneidad boliviana.

La respuesta chilena, no se hizo esperar. El Gobierno, con el Canciller Heraldo Muñoz a la cabeza, lanzó en internet el sitio “mitoyrealidad.cl”, donde se detalla mediante un video, documentos y gráficos, los beneficios económicos que Bolivia tiene en materia arancelaria y portuaria, entre otros.

“Sin duda el análisis que hace el Gobierno boliviano, y con ello de alguna manera su pueblo, es que de todas formas el conflicto bélico con Chile dio como resultado una pérdida importante de su territorio y por lo tanto de una posible riqueza”, afirma el analista internacional y docente de la Escuela de Periodismo de nuestro plantel, Rodrigo Álvarez. Por eso, frente a la petición de Bolivia, que busca una salida soberana al Océano Pacífico, “todo depende de la Corte de la Haya”. A juicio del experto, de darse una sanción desfavorable para nuestro país, en honor al respeto de las normas internacionales, ambas partes tendrán que  negociar.

Dice Rodrigo Álvarez, que la posición chilena se basa en los tratados internacionales, como el de 1904 suscrito “como resultado de los armisticios, es decir del fin de la guerra como tal”.  Como el reclamo boliviano se apoya sobre una norma jurídica firmada y consolidada por ambos países, “desde la perspectiva chilena, la opción de reclamo no es factible”, agrega el experto.

Para entender a Bolivia: Derecho expectaticio

El derecho expectaticio, se puede entender como la posibilidad, aparente de obtener un derecho. Lo que está haciendo Bolivia- sostiene Álvarez- “es reclamar, de alguna u otra manera, las expectativas respecto a las conversaciones llevadas adelante en distintos momentos históricos entre Chile y Bolivia”.

Uno de los momentos históricos que genera esperanza en el país altiplánico, es el famoso Abrazo de Charaña. En 1975, los gobernantes de facto de Chile y Bolivia,  Augusto Pinochet y Hugo Banzer, respectivamente, desarrollaron encaminadas negociaciones para otorgar  una salida al mar a Bolivia. Lo que allí sucedió- explica Álvarez- sostiene la visión  boliviana pues “teóricamente Chile se había comprometido a cumplir. Entonces de parte de Chile no se ha cumplido todo  lo que se debió desde el tratado de 1904, es decir que haya salida al mar de manera autónoma”, agrega.

El ALBA

“El mundo y otros estados están comprendiendo que realmente Bolivia tiene razón de tener una salida al mar con soberanía”, sostuvo el presidente de la Senado boliviano, Enrique Rojas, tras el apoyo explícito que La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) diera a la causa marítima de Bolivia. Por su parte el Canciller Heraldo Muñoz, declaró que la declaración del ALBA es una “intromisión inaceptable”.

Para Rodrigo Álvarez, lo sucedido en el ALBA “no estaba dentro de las posibilidades de ningún integrante del Ministerio de Relaciones Exteriores chileno”. A juicio del especialista “nadie se habría esperado que el ALBA hubiese dado un apoyo de estas características a la demanda boliviana”.

Por eso, para el analista, el tema de la declaración del ALBA es complicado. Si hubiese sucedido- dice el experto- durante la demanda Chile- Perú, bajo un Gobierno de derecha, habría sido entendible, pero “ocurre con un Gobierno de centro izquierda, en la cual hay teóricamente un alineamiento entre la visión del Gobierno actual con las de estos países que históricamente han dado su apoyo a Chile”.

Que si el apoyo del ALBA a  la posición boliviana,  tendrá  un impacto en la resolución de la Corte Internacional de Justicia de la Haya, “es una gran pregunta”, afirma Álvarez mientras reconoce que “es preocupante para los intereses chilenos que haya tomado esa postura”.

El Rumbo

El reclamo boliviano, es un tema que “requiere de permanente aparición  en los medios de comunicación. Desde esa perspectiva, sin duda que Bolivia debería mantener una política de promoción de lo que es su posición en torno a la demanda”, opina Álvarez.  “Por lo tanto lo más seguro es que sigamos observando permanentemente declaraciones del Gobierno boliviano en las cuales hace ver que su posición es la correcta”, agrega.

Lo lógico es que  mantenga el tema no tan solo en las esferas regionales sino internacionales de influencia, piensa Álvarez. Pero al mismo tiempo, “lo interesante será ver de qué manera la cancillería chilena va a estar atenta para reaccionar a esas declaraciones del Gobierno boliviano”, concluye.

Académico del IDEA compara acuerdo entre Estados Unidos y Cuba con la caída del Muro de Berlín

Académico del IDEA compara acuerdo entre Estados Unidos y Cuba con la caída del Muro de Berlín

  • Según el Doctor del Instituto de Estudios Avanzados (Idea) Fernando Estenssoro, el acuerdo alcanzado entre Estados Unidos y Cuba, que reactiva las relaciones diplomáticas  entre ambos países, es un hecho de gran trascendencia a nivel mundial pues marca un nuevo trato político del país del norte hacia América Latina.

 


Como un hito importantísimo dentro de la historia política contemporánea, fue catalogada la declaración que los Presidentes de Estados Unidos y Cuba, Barack Obama y Raúl Castro respectivamente, ofrecieron a la comunidad internacional, donde se comprometieron al reestablecimiento de sus relaciones bilaterales. Para el Doctor en Estudios Americanos de la U. de Santiago, Fernando Estenssoro, el concierto entre  ambos mandatarios viene a responder a una solicitud de largo aliento, que va más allá del país caribeño y comprende a todo el continente. “Desde que comenzó el bloqueo,  Cuba está demandando que se levante. Esta es una reivindicación histórica cubana, y también de gran parte de América Latina”, explica.

Varios factores confluyen, según el Dr. Estenssoro, para considerar el acercamiento entre Estados Unidos y Cuba, como uno de los hechos más relevantes del último tiempo."Yo considero que es  un hecho histórico dentro de la política mundial contemporánea”, afirma el académico del Idea.  El bloqueo de Estados Unidos a Cuba, surgió en plena Guerra Fría, en lo más álgido de ésta. Esa tensión orientó -explica el analista-  la política de prácticamente toda América Latina, a favor o en contra. Por eso -sentencia- “las izquierdas de América Latina hicieron del tema de levantar el bloqueo a Cuba una bandera central de su política exterior, por lo menos para la región”.

El bloqueo económico que sufre Cuba se inició  a principios de  la década de los sesenta, en plena Guerra Fría. Cincuenta y tres años después, el Presidente de los Estados Unidos dio el primer paso concreto para romper con aquel aislamiento. Según el Dr. Estenssoro,  Barack Obama responde a la tradición de los Demócratas más liberales. “Esta idea de normalizar relaciones con Cuba no es solamente de ahora, viene de Jimmy Carter, y lo planteó después la administración Clinton”, comenta el experto.

En cambio los Republicanos, así como los sectores de derecha del partido Demócrata, “siempre se opusieron a flexibilizar su relación con Cuba”, dice Estenssoro. Sin embargo, según el investigador la coyuntura actual posibilitó que los sectores más liberales de Estados Unidos pudieran aplicar la medida.

El Factor “Obama”

Un cambio de mentalidad, que de a poco se fue gestando desde el término de la Guerra Fría,  hoy se materializa con el anuncio de Obama.  Su decisión- según Estenssoro- se cimienta en que para establecer un sistema democrático en Cuba, primero hay que brindar  las condiciones para ello. Es decir que Estados Unidos debe “establecer relaciones con Cuba, levantarles el bloqueo, tener un mucho mayor intercambio económico, político y cultural. Hay que normalizar las relaciones con Cuba”, explica el especialista.

El reestablecimiento de las relaciones políticas con Cuba, y la intención de poner término al bloqueo comercial, no son todas las medidas anunciadas por  Barack Obama. Además una serie de disposiciones políticas y económicas más específicas, las  que incluyen, por ejemplo,  la apertura de la embajada norteamericana en La Habana, aumento de la cantidad de dinero que los residentes cubanos en Estados Unidos pueden enviar a la isla, participación de bancos cubanos  en el país del norte, entre otras. Además se sacará a Cuba de la lista de países que son considerados como patrocinadores del terrorismo.

Para Fernando Estenssoro, el Presidente Barack Obama tiene un papel radical en el proceso. Cree el académico que en el Mandatario norteamericano confluyen además de su pensamiento liberal, su identidad afro americana, lo que le da “una sensibilidad especial”. “Obama responde a la tradición de sectores mucho más progresistas. Esto se une con la lucha por  las libertades civiles e individuales en Estados Unidos. Son las banderas de los liberales y de los sectores Demócratas progresistas norteamericanos”.

Además Estenssoro reconoce la capacidad de Obama  para cambiar el rumbo de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, porque finalmente “con el bloqueo los que pierden son los ciudadanos y, en cambio, lo que se afirma es el régimen dictatorial ya que como se está encerrado no hay espacio para aperturas”.

Sin embargo, “el bloqueo no lo puede levantar el Presidente Obama”, explica Estenssoro. Como éste está fijado por ley, otra norma debe desactivarlo. Pero sin lugar a dudas, el paso que ha dado Obama es “revolucionario”, porque afirma que “no hay ninguna razón para mantener el bloqueo”, dice el académico.

Piensa Estenssoro que, tras la decisión del Presidente norteamericano, está el convencimiento de que en un futuro se pueda instalar en Cuba un sistema democrático. Por eso lo que se busca es “tenderle una mano a Cuba, pues así se puede conseguir mucho más que bloqueándola”, explica.

Sobre el futuro del desbloqueo

Cree Estenssoro que la medida de Obama  apunta a cambiar la política histórica que su país ha tenido con Cuba y América Latina. “Dejar de intervenir militarmente y respetarlos más. Esa es la proyección histórica que está dando Obama  tanto a Cuba como América Latina”, sentencia.

Lo que se viene, es un debate en el Parlamento y el Senado sobre el tema. Como este último está controlado por la oposición,  estima Estenssoro que la decisión de Obama respecto a Cuba, fue de gran inteligencia política. “Él está tomando las medidas que puede como Presidente, pero los deja en evidencia a ellos. En este minuto son los Republicanos quienes  van a ser sacados al pizarrón”, opina el académico.”Es un debate que le va a permitir a los sectores liberales y demócratas contraatacar las posturas más duras y reaccionarias de los Republicanos de derecha”, concluye.

Plantel inicia acercamientos con universidades palestinas

Plantel inicia acercamientos con universidades palestinas

  • Invitado por la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación de nuestra Casa de Estudios, el embajador de Palestina en Chile Imad Nabil Jada’a, dictó una conferencia en la que abordó los principales aspectos de la educación superior en el país árabe, y ratificó su interés por estrechar lazos entre nuestra Institución y universidades palestinas, en materia de investigación, ciencias y cultura.
  • “Conocemos el prestigio de esta Universidad y agradecemos la oportunidad que nos entrega para mostrar la realidad que enfrenta la educación superior en Palestina”, manifestó el representante internacional.
  • En tanto, el académico de la Facultad de Química y Biología y uno de los gestores de la visita, Hugo Cárdenas, adelantó que “se prepara un convenio entre nuestra Institución y la Universidad Nacional An-Najah de Palestina, en áreas como bioética y ecología comparada”.
     

En línea con el interés institucional por establecer vínculos académicos y culturales con otras latitudes, este martes (23) se llevó a cabo, en nuestro Plantel, la conferencia “Educación Universitaria en Palestina”, dictada por el embajador de Palestina en Chile, Imad Nabil Jad’a, y organizada por la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación (VRIDEI) de nuestro Plantel.

La actividad, realizada en el Salón de Honor, fue presidida por el vicerrector de la VRIDEI, Dr. Óscar Bustos, quien, en sus palabras iniciales, destacó el sentido de hermandad, bajo el cual se organizó el encuentro.

“Para nosotros, como Vicerrectoría de la Universidad de Santiago, resulta muy grato abrir las puertas de nuestra Casa de Estudios a representantes de Palestina, con quienes, como país, tenemos estrechos lazos, más aún, si se trata de abordar una temática de relevancia mundial como es la educación”, manifestó Óscar Bustos.

El vicerrector agregó que, “conocer nuevas miradas, perspectivas y experiencias educacionales, nos permite seguir fortaleciendo nuestra misión institucional cuyo eje primordial es formar profesionales íntegros al servicio del país”.

Durante su conferencia, Imad Nabil Jada’a, realizó un repaso histórico respecto al desarrollo de la educación superior en tierras palestinas, y aseguró que, ningún análisis a la educación superior en su país, “puede estar ajeno a la situación general que vive el pueblo Palestino”.

“La vida académica en Palestina es reflejo de la ocupación israelí en nuestras tierras. Nuestros estudiantes tienen graves dificultades para llegar a sus puntos de estudio, son permanentemente asediados por Israel y viven bajo un estrés permanente, sin embargo mantienen su firmeza y resistencia en todo momento”, sostuvo el embajador.

“A pesar de todas las dificultades que vive el pueblo Palestino, podemos hablar con orgullo de nuestros 49 institutos superiores, entre universidades e instituciones técnicas, así como de nuestros 220 mil estudiantes universitarios palestinos, es decir, casi un universitario por cada 20 ciudadanos. Además, anualmente se gradúan de nuestras universidades, alrededor de 35 mil profesionales, donde el 57 por ciento son mujeres”, agregó el embajador.

Finalmente, el diplomático dijo conocer el prestigio de esta Universidad de Santiago de Chile y agradeció “la oportunidad que nos entrega esta Institución para mostrar la realidad que enfrenta la educación superior en Palestina”, así como “la posibilidad de estrechar vínculos en ámbitos como la cultura y las ciencias”.

Solidaridad académica

El académico de la Facultad de Química y Biología, Dr. Hugo Cárdenas, fue uno de los gestores de la visita del embajador Imad Nabil Jada’a a nuestra Casa de Estudios, encuentro que, según señaló, “no solo tuvo como objetivo abrir el camino para una colaboración académica entre ambas naciones, sino que también, solidarizar con el pueblo palestino”.

“Hoy Palestina está sufriendo un bloqueo injusto y, personalmente, creo que una de las mejores formas de apoyar a quienes sufren en esos territorios ocupados es a través de la colaboración académica”, señaló Cárdenas.

En esa línea, el profesor anunció que se ya se prepara un convenio entre nuestro Plantel y la Universidad Nacional An-Najah de Palestina, para colaborar en áreas como bioética y ecología comparada.

Finalmente, Hugo Cárdenas, quien además profesa la religión judía, aseguró que, “en el mundo existen muchos correligionarios que están solidarizando con quienes sufren en Palestina”.

“Asimismo, es importante que organismos e instituciones como nuestra Universidad, manteniendo su vocación social, se vinculen desde diferentes ámbitos, como el mundo académico, y establezcan lazos de cooperación mutua con el Estado Palestino”, concluyó el académico de nuestra Casa de Estudios Superiores.

 

[[{"type":"media","view_mode":"media_original","fid":"4117","attributes":{"alt":"","class":"media-image","typeof":"foaf:Image"}}]]

Fernando Estenssoro y conflicto en Gaza: “La ONU tiene influencia igual a cero”

Fernando Estenssoro y conflicto en Gaza: “La ONU tiene influencia igual a cero”

  • A juicio del analista internacional del Instituto de Estudios Avanzados, pese a las críticas de la opinión pública alrededor del mundo, la ONU no hará intervenciones en la Franja de Gaza debido a la potente asociación entre Estados Unidos e Israel, y por mucho que algunos miles de activistas se indignen, su molestia no representa ningún tipo de presión hacia el Gobierno de Netanyahu.

 



“Hay un fracaso de los esfuerzos políticos de Estados Unidos. El presidente Obama hizo lo posible por avanzar en el proceso de paz, el año pasado, y fracasó. La política de Obama para la paz (en la Franja de Gaza), fracasó y esto va a tener un costo político para los demócratas”, explica el especialista en política internacional de la Universidad, Fernando Estenssoro, agregando que pese a que alrededor del mundo varias comunidades han expresado su descontento con el accionar de Israel, el gobierno de ese país no se detendrá hasta que considere que su objetivo militar está cumplido.

“Hay indignación en la comunidad mundial, sobre todo porque esta guerra la están pagando civiles y niños”, sostiene el académico del Instituto de Estudios Avanzados, acotando que pese a las declaraciones, manifestaciones y marchas internacionales en contra de la violencia, “la opinión pública no tiene ningún tipo de presión sobre Israel”.

“Salvo que hubiera una movilización en contra de esta intervención, exigiendo que se retiren las tropas, y que sacara a dos millones de franceses a la calle, ahí recién países como Francia se pondrían más firmes, porque podrían afectar políticamente al gobierno”, sostiene agregando que por ahora, las reacciones sociales a nivel internacional son mínimas, por lo que “esa indignación no tiene efecto real”.

Asimismo, el Dr. Estenssoro cree que la ONU no ha sido capaz de gestionar acciones tendientes a la pacificación en la Franja de Gaza, debido a la relación estratégica de Israel con Estados Unidos. “La Organización de las Naciones Unidas, salvo hacer declaraciones, ponerse a llorar y gritar, tiene influencia igual a cero. Aquí lo que opera realmente es el Consejo de Seguridad, que es el organismo que puede apoyar o dar curso a algún tipo de intervención mayor, como mandar tropas. Pero eso no va a ocurrir, porque el Estado de Israel es aliado de los Estados Unidos,y recibe apoyo militar y de recursos”, señala el académico.

Los repetidos ataques a blancos civiles, como escuelas, incluso ligados a la ONU, dan cuenta, según explica el Dr. Estenssoro, que Naciones Unidas está manteniéndose al margen del conflicto.

Intereses

El investigador del Instituto de Estudios Avanzados señala que “hay muchos intereses cruzados” en la zona, que se explicarían por su situación geopolítica estratégica y por la dependencia de Occidente del petróleo.

A esto se suma la historia del conflicto árabe israelí en la zona, que estuvo cerca de alcanzar un punto inédito de paz cuando se rumoreó que Hamas se habría comprometido a reconocer al Estado de Israel, en una clara expresión de avance hacia la paz, pero “estaban en ese proceso, cuando se culpó a Hamas del secuestro de los tres jóvenes israelíes, lo que dio origen al actual conflicto”, indica el académico.

Finalmente, el cientista político estima que “alguien se interesa en que no avancen los procesos de paz en Medio Oriente”, pero asimismo considera que como los intereses políticos están cruzados y se potencian con los económicos, podría haber varios interesados en fortalecer sus intereses partidarios. Por un lado, la alianza derechista y ultraderechista que representa Netanyahu y que enfrentará elecciones pronto; y por otro, también podría llegar agua al molino de Hamas,  debido a que la indignación de los palestinos aumenta. “No veo muchas esperanzas de paz en el corto plazo para la zona”, lamenta el Dr. Estenssoro.

Analista internacional estima que gobierno ucraniano debe ofrecer negociación

Analista internacional estima que gobierno ucraniano debe ofrecer negociación

  • La directora del Instituto de Estudios Avanzados, Olga Ulianova, señala que tras la caída del avión malasio derribado supuestamente por un misil, el gobierno de Ucrania debería dar una salida política al conflicto con los grupos rebeldes prorrusos. Asimismo, advierte que es muy difícil estimar el origen de este atentado ya que “los dos bandos usan el mismo armamento y ambos tienen bajo nivel de profesionalismo”.

“El gobierno ucraniano debe dejar de bombardear a su propia población y ofrecer algún tipo de negociación”, señaló la especialista en política internacional de la Universidad de Santiago de Chile, Olga Ulianova, luego de que el jueves (17) cayera un avión comercial malasio con 298 ocupantes sobre territorio ucraniano, cerca de la frontera con Rusia.

Ante la tesis que plantea que la tragedia fue provocada por un misil desde tierra, la directora del Instituto de Estudios Avanzados (Idea) explicó que, es muy difícil saber desde dónde provino el ataque, ya que las armas tanto del ejército ucraniano como de los rebeldes prorrusos, tienen las mismas características. “Determinar a ciencia cierta desde dónde se disparó el misil, si es que lo hubo, es imposible. Los dos bandos usan el mismo armamento y tienen el mismo grado de falta de profesionalismo”, indicó.

En relación con las críticas al gobierno ruso, la especialista reiteró que no está en manos del Kremlin terminar con la situación bélica en su país vecino. “No es una guerra con Rusia, es una guerra civil en Ucrania provocada por una crisis socioeconómica que ha durado décadas. Las regiones de Donetsk y Lugansk están en una cuenca de carbón, muy deprimida, con enormes niveles de cesantía, donde la situación de la gente cambió tremendamente desde los gobiernos soviéticos hasta ahora”, y por eso, cree que aunque el gobierno ruso corte el vínculo con los separatistas, “esto no hará que ellos vayan a deponer las armas”.

Ante las críticas de la comunidad internacional al gobierno ruso, sobre todo de la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Samantha Power, quien aseguró que “Rusia puede terminar esta guerra”, la académica de la Universidad de Santiago estimó que estas reacciones son intentos para direccionar la culpa, “es un discurso para el consumo interno de la propia sociedad norteamericana”, dijo.

Olga Ulianova cree que el avión comercial fue derribado por una equivocación que pudo ser de parte de cualquiera de los dos bandos en guerra en Ucrania. “No creo que haya sido un atentado dirigido en contra de un avión comercial extranjero, creo que estaban peleando entre ellos, tal vez, viendo objetivos militares reales o imaginarios del bando opuesto”, comentó.

Sin embargo a su juicio, el gobierno de Kiev debe responder porqué el espacio aéreo en la zona de conflicto, donde ambas partes han declarado haber tenido enfrentamientos, permanecía abierto a las rutas comerciales. Asimismo, ante la hipótesis de que la nave habría sido confundida con el avión del presidente ruso, la académica explicó que es imposible que un mandatario se hubiese desplazado sobre rutas en conflicto.

Y aunque el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reunió de urgencia y solicitó una investigación independiente para indagar el origen de la tragedia aérea, la directora del Idea opinó que “es poco lo que puede hacer el Consejo, a no ser que afirme las posturas de los actores externos a este conflicto como Rusia y Estados Unidos, para darles espacio de discusión  con menos pasiones”, finalizó la especialista de la U. de Santiago.
 

Analista Fernando Estenssoro afirma que la ONU no tiene capacidad para intervenir en Gaza

Analista Fernando Estenssoro afirma que la ONU no tiene capacidad para intervenir en Gaza

  • El investigador del Instituto de Estudios Avanzados, IDEA,  advierte que “dada la hegemonía absoluta de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, la comunidad internacional no podrá actuar en el conflicto árabe israelí en Gaza, “más que con declaraciones de carácter simbólico”.

Crítica fue la postura del investigador del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de nuestra Universidad, Fernando Estenssoro, respecto al rol que podría jugar la comunidad internacional en el conflicto árabe – israelí en la Franja de Gaza.

Para el experto en ciencia política, la comunidad internacional no tiene capacidad para intervenir ante los ataques en la zona, “más que con declaraciones de carácter simbólico”.

“La comunidad internacional puede indignarse frente a la situación en Gaza, pero mientras no exista una presión ciudadana que llegue, por ejemplo, a presionar a algún gobierno, los países no van a intervenir en el conflicto”, sostiene Estenssoro.

A juicio del investigador, el único organismo que podría actuar de manera concreta ante la violencia desatada en la zona, es el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, sin embargo, “dada la hegemonía absoluta de Estados Unidos en el organismo, no se ven opciones de intervención”.

Fernando Estenssoro señaló que “las acciones de la ONU, en la actualidad, tienen mucho más de declarativo que de efectivo” y asegura que el organismo internacional “hace mucho tiempo que se encuentra en una crisis de influencia”.

“Lo que está operando en las Naciones Unidas es el poder real y brutal de los países que, finalmente, se manifiestan en el Consejo de Seguridad con su capacidad de veto, como lo hace Estados Unidos, aliado de Israel”, afirma el especialista, agregando que “la última intervención militar importante que consiguió el organismo internacional fue en 1991 durante la Guerra del Golfo”.

Por último, el investigador de la Universidad, asegura que “Estados Unidos tiene una tremenda responsabilidad en el conflicto pues sabe que, desde Gaza, no existe una capacidad real de atentar contra el Estado de Israel”.

“No es fácil decir de manera categórica si este conflicto concluirá prontamente pues, al parecer, hay sectores políticos, en todas partes, interesados en que el diálogo no prime y se sigan extremando las posiciones entre Israel y Palestina”, puntualiza el investigador y experto en ciencia política, de nuestra Casa de Estudios Superiores, Fernando Estenssoro.
 

Páginas

Suscribirse a RSS - Internacional