Departamento de Historia

Español

Depto. de Historia aumentará acreditación y presencia femenina en sus claustros

Depto. de Historia aumentará acreditación y presencia femenina en sus claustros

Elegida democráticamente por un claustro académico compuesto por 18 académicos en donde solo 4 son mujeres, la Dra. Cristina Moyano Barahona, experta en Historia Política Contemporánea de Chile y titulada por nuestro Plantel, asume por los próximos dos años la dirección del Departamento de Historia.

La académica, que forma parte de la Unidad desde el año 2008, considera en su trayectoria la dirección como Vicedecana de Investigación y Postgrados de la Facultad de Humanidades (2016-2017), y como jefa de carrera de la Licenciatura y la Pedagogía en Historia (2008-2015).

Además, ha dirigido 5 investigaciones Fondecyt y Conicyt; ha obtenido 5 patentes en proyectos de investigación en los últimos 10 años como investigadora responsable; ha publicado más de 13 artículos en Revistas ISI, SCOPUS y LATINDEX; ha escrito 3 libros y, ha contribuido con numerosos capítulos en prestigiosos libros y revistas con referato.

Su elección la asume “como un reconocimiento a la trayectoria” por parte de sus pares y “por la gestión que he tenido en el Departamento. También a mi personalidad; creo que vieron además un gesto de reconocimiento a la importancia que tenemos las mujeres en el mundo académico y en la gestión administrativa en la Universidad”, destaca.

Agradece, además, el apoyo recibido desde su inserción como estudiante de pregrado y en su desarrollo como académica.

“En el Departamento siempre he sentido apoyo, una camaradería, una camiseta bien puesta. Con mucho trabajo, he podido desarrollar sin inconvenientes las iniciativas y propuestas vinculadas a mi desarrollo académico”, puntualiza.

Aspiraciones y Desafíos

Durante los próximos dos años liderando a la Unidad, la académica proyecta importantes desafíos, “manteniendo el sello de identidad y calidad que ha caracterizado al Departamento tras su reapertura en 1985´”, enfatiza, asegurando que desde hace un tiempo comenzó un proceso de renovación.

Uno de los desafíos es renovar los claustros fomentando la inserción académica femenina.
“Tenemos una buena constitución de claustro, pero se proyecta en cinco años el retiro de profesores por jubilación que requerirá ajustes importantes, y debemos renovar manteniendo los estándares de calidad que exige la Universidad y la CNA”, sostiene.

Considerando que solo 4 de 18 académicos son mujeres, la directora enfatiza que “es un desafío hacer más paritario este departamento. Nosotros hemos participado con las demandas estudiantiles y movimientos feministas respecto a que esto es un requerimiento y una necesidad política importante”.

Otro desafío es aumentar los años de acreditación de la oferta curricular, que actualmente tiene 5 años en el Doctorado; 8 años para el Magíster; 5 años para la Pedagogía y Licenciatura en Historia; y se encuentra en proceso de acreditación, en el caso de Licenciatura en Estudios Internacionales.

Para ello, la directora buscará continuar la regularización de los programas de estudios de las Licenciaturas reduciéndolos de 5 a 4 años, según la normativa Institucional; y, fortalecer, en el caso de la Pedagogía, su relación con el Departamento de Educación.

Investigación y Gestión

Uno de los ejes centrales que destacan en el Departamento de Historia es la investigación disciplinaria que realizan sus académicos y estudiantes. En ese contexto, fomentar el desarrollo de líneas de investigación para aumentar la vinculación con estudiantes y egresados es otro de los desafíos importantes.

“La línea de investigación-acción, de historia social y local que hemos desarrollado, es un área que queremos mantener y fortalecer en el tiempo, ya que es una buena dinámica de inserción de los estudiantes en prácticas de investigación que no son las tradicionales en la historiografía”, comenta.

Otra de las líneas a robustecer es el área de gestión cultural, para lo cual la directora proyecta establecer un observatorio de Políticas Culturales en Chile, desde nuestra Casa de Estudios, que permita evaluar la gestión cultural que se hace en nuestro país.

Finaliza sus proyecciones comentando que buscará continuar el trabajo en el ámbito del mejoramiento de los procesos de gestión interna del Departamento, para “la obtención oportuna de datos y la vinculación efectiva con egresados, que es uno de los puntos en deuda”, concluye.

Departamento de Historia presenta a la comunidad universitaria su Protocolo de Buenas Prácticas

Departamento de Historia presenta a la comunidad universitaria su Protocolo de Buenas Prácticas

Este año sin dudas ha estado marcado por los movimientos feministas que no solo se tomaron las calles de Santiago, sino que también las de todo el país y el mundo. Las demandas por una educación no sexista y la equidad de género, se están abriendo paso en una sociedad que tradicionalmente ha sido machista y, por ende, la coyuntura política del país se ha visto sorprendida tanto por el tipo de demandas como por el apoyo público que han obtenido.

En este sentido, la trama de este conflicto social atraviesa todas las estructuras, los movimientos políticos, las relaciones laborales, incluso las familiares, transformándose en un tema país. Es por esto que el Departamento de Historia constituyó una comisión triestamental en donde participaron estudiantes, funcionarios y académicos, entregando la semana pasada un Protocolo de Buenas Prácticas, que viene a normalizar la convivencia de esta comunidad de la Facultad de Humanidades.

En palabras del Director del Departamento de Historia, Dr. Hernán Venegas Valdebenito, “fuimos remecidos por la denuncia de estas malas prácticas que habían estado naturalizadas y que evidentemente surgieron, fueron denunciadas y frente a la cual la comunidad ya no está indiferente”.

También se refirió a la importancia de estas reuniones que se desarrollaron por más de un año y que dieron vida al Protocolo de Buenas Prácticas. “Este documento debe sugerir prácticas adecuadas y cambios culturales de nuestras relaciones. Recoge varias de ellas que tienen que ver con una convivencia más armónica, con buenas conductas,  respeto en el lenguaje y por los espacios que compartimos, también a los cuerpos, a la intimidad y a las relaciones que podemos establecer entre profesores y estudiantes como asimismo con las y los funcionarios, es decir, abarcar un universo más amplio de lo que  entendemos componen nuestra comunidad”.

El Dr. Venegas se mostró a favor de una participación permanente de todos los integrantes de la Unidad, para seguir discutiendo como comunidad estas transformaciones “Estamos frente a la necesidad de un cambio cultural profundo, pensamos que este Protocolo es solo un primer paso. El Comité de Buenas Prácticas, de conformación triestamental, es una alternativa inicial, es un momento fundacional,  que si no se acompaña con cambios más profundos puede convertirse en letra muerta”.

En esa misma dirección, la estudiante de Licenciatura en Historia, Andrea Diu, quien fuera una pieza permanente de esta comisión, se refirió a los inicios de este proyecto y el porqué de su creación “¿Cómo surge la necesidad de crear este Protocolo? en los años 2016 y 2017 se conocieron casos de acoso y como estamento estudiantil y como nuevas generaciones que estábamos integrando esta Universidad, hubo un cambio en las mentalidades, sobre todo en las mujeres que nos dimos cuenta que se estaban produciendo prácticas de acoso que históricamente se habían naturalizado y que ahora las comenzamos a  cuestionar”.

En su relato se refirió a la importancia de este documento para toda la comunidad “Este instrumento viene a dar cuenta que anteriormente las denuncias de acoso no tenían un respaldo legal, entonces entendimos que se debía generar una instancia de solución institucional, por lo que hoy si se vuelve a dar este tipo de irregularidades, yo como estudiante o algún funcionario o profesor,  podemos tomar el protocolo e ir al Departamento de Historia para hacer valer nuestros derechos frente a este tipo de malas prácticas” sostuvo la estudiante.

Al finalizar la actividad se contó con la significativa participación de la profesional Andrea Hurtado, Encargada del Área de  Género, Equidad y Diversidad, quien dio a conocer diferentes resultados de estudios que se han realizado sobre acoso sexual en nuestra Universidad.

El Director del Departamento de Historia informó que inicialmente se realizará una campaña de promoción del Protocolo para que se conozcan los acuerdos y de paso, que en concordancia con el Comité de Buenas Prácticas, se establecerán jornadas académicas y talleres de trabajo de forma triestamental.

Páginas

Suscribirse a RSS - Departamento de Historia