Egresados

Español

Egresados de nuestro plantel inauguran primera planta chilena de deshidratado solar para frutas

Egresados de nuestro plantel inauguran primera planta chilena de deshidratado solar para frutas

Con la presentación del proyecto 100% renovable que busca potenciar la energía solar de nuestro país utilizando 100 paneles solares, apoyar a pequeños y medianos agricultores, y aumentar el valor nutricional de productos hortofrutícolas, comenzó a operar de manera oficial el primer deshidratador solar nacional de agroproductos.

La innovadora planta a escala piloto industrial que se encuentra ubicada en la comuna de Litueche, Región de O’Higgins, fue creada por los egresados de nuestro plantel, el Ingeniero Civil Químico y Magíster en Ciencias de la Ingeniería, Francisco Vásquez, y los egresados de Ingeniería Civil Eléctrica, Braulio Rossel y Patricio Meneses, quienes junto a un equipo de profesionales constituyeron la consultora Roda Energía.

Tras su inauguración, efectuada el pasado jueves 3 de abril en Litueche, el egresado Francisco Vásquez comentó que “estamos orgullosos de lo que logramos implementar como equipo de trabajo, más aun considerando que participamos tres ex estudiantes de la U. de Santiago”.

A su vez, el egresado destacó la formación adquirida en el plantel para lograr sus objetivos. “Nuestra universidad nos forma como ingenieros todo terreno. Si tienes que ensuciarte las manos debes hacerlo con tal de identificar problemas, detectar posibles soluciones e implementarlas de manera efectiva”, enfatiza.

Innovación y proyecciones

Según comenta el equipo, la iniciativa que comenzaron a gestar el año 2014 fue posible gracias al apoyo de FIA, y fue ganador del concurso de innovación “Impacta energía”, organizado por el Ministerio de Energía, Laboratorio de Gobierno y CORFO, que solicitaba ideas novedosas en el área energética para solucionar problemas del sector agropecuario.

El proyecto consiste en una planta de secado de fruta que funciona bajo un sistema cerrado de agua caliente obtenida a través de 100 paneles solares, irrumpiendo con el modelo tradicional que suele utilizar la exposición de las frutas directo al sol o gas natural.

Además, considera una reserva energética para continuar secando productos cuando se acaba la luz del día.

Si bien el proyecto espera comenzar a operar de manera industrial y comercializar sus productos el 2020, el equipo comprobó exitosamente el funcionamiento del diseño de ingeniería. Durante este año continuarán tomando muestras y experimentando con secado para afianzar la elaboración de sus productos.

“Fue una idea que tomamos con bastante ambición desde un principio. Se presentaron muchas dificultades, pero también muchas oportunidades, considero que las supimos tomar, trabajar junto a FIA y a Impacta Energía, que nos dieron un gran respaldo. Ver la planta funcionando hoy es para nosotros cumplir un sueño”, comenta el egresado Braulio Rossel.

El ingeniero eléctrico, quien tuvo dentro de sus roles diseñar los sistemas hidráulico y de control, agradece las herramientas adquiridas en su unidad académica, que asegura le permitieron lograr “que la planta funcione de manera autónoma en un 80%, dejando al operario la supervisión, además del ingreso y retiro de la fruta, que es algo que me enorgullece”, afirma.

A diferencia de los productos secos que se comercializan tradicionalmente, los producidos por el equipo aseguran que conservarán hasta un 60% de sus propiedades nutricionales, sin necesidad de incluir aditivos ni colorantes.

En tanto, a largo plazo evitará la emanación de alrededor de 100 toneladas de dióxido de carbono al medio ambiente y trabajará de manera inclusiva con productores locales.

Egresado de nuestro plantel crea la primera empresa chilena de paneles solares para departamentos

Egresado de nuestro plantel crea la primera empresa chilena de paneles solares para departamentos

Como un proyecto que permite revolucionar las formas convencionales de obtener energía en Chile y potenciar la industria de energía solar mediante el encapsulamiento de celdas solares, se presenta Cell Chile, el innovador emprendimiento creado por el ingeniero civil mecánico de la U. de Santiago de Chile, Gonzalo Pacheco Parra.

La iniciativa promueve el uso de paneles solares creados en Chile a bajo costo para los consumidores que quieran independizarse de la red eléctrica. Además, ofrece alternativas en la forma y tamaño de los paneles, que permiten ajustarse a los requerimientos del usuario, reducir cuentas de luz desde un 20% hasta un 100%, y evitar la emisión de 50 kg. de CO2 al año.

Así lo explica el egresado de la U. de Santiago, quien fue fundador de ESUS, el equipo solar de nuestro Plantel, donde ejerció por varios años como director; es CEO de Movener, que transforma autos convencionales a eléctricos; y ha sido impulsor de una serie de proyectos e iniciativas nacionales de alta innovación respaldado por Corfo, buscando lograr revolucionar el transporte en Chile y Latinoamérica.

Respecto a su nueva iniciativa, que sugiere “una vida Off-Grid”, usando las ventanas de departamentos y hogares para producir energía solar, comenta que “la población aumenta y los requerimientos energéticos también, así como los edificios están aumentando en vertical. Hoy los únicos productos que existen son para los techos de las casas, no existía un producto para los departamentos, y quienes viven en ellos quedan excluidos de hacer instalaciones fotovoltaicas surgiendo ahí la necesidad”, puntualiza.

Cell Chile

Inspirado en su trabajo desarrollando alternativas amigables con el medio ambiente y accesibles para los consumidores en el ámbito energético, el egresado de nuestra Casa de Estudios, junto a sus socios, Vladimir Ovalle y Gustavo Lagos, presentó el proyecto a Corfo, donde recibieron asesoría y una pasantía en la Universidad Konstanz, de Alemania.

En la capacitación, los profesionales aprendieron el proceso de fabricación de paneles solares y recibieron formación en auditoría de calidad, lo que les permitió diseñar sus máquinas y hacer su propia empresa en Maipú, donde actualmente tienen su línea de producción.

Hasta ahora la venta de este tipo de paneles solo podía ser importada desde China. Sin embargo, la fabricación del equipo chileno presenta una diferencia importante: dar adaptabilidad al cliente, en forma, tamaño y generación energética, que va desde 1 watt hasta lo que el cliente requiera.

La instalación de los kit que ofrece el emprendimiento, puede ser realizada por los mismos usuarios o por la empresa, permitiendo adosar a cualquier ventana los paneles, y almacenar en cajas especiales la energía, que permiten desconectarse de la red eléctrica.

Sobre su formación, el egresado destaca el aporte que significa en su carrera “tengo un cariño especial a la universidad, en el sentido que fue la cuna que gestó todo este tipo de iniciativas”, enfatiza.

Para conocer más sobre esta iniciativa que se encuentra en verde, se puede visitar el sitio: www.cellchile.com.

Seminario organizado por egresados mineros USACH pone en valor el rol de la mujer actual en la minería

Seminario organizado por egresados mineros USACH pone en valor el rol de la mujer actual en la minería

La Conferencia de Egresados Mineros USACH (CEMUSACH) conjuntamente con la Corporación de Mineros DIMIN-USACH-UTE (CORPOMIN D.U.U) presentaron el primer seminario de este año, “Mujeres, la Nueva Generación en Minería”.

Iniciando la presentación, Paola Sandoval, egresada del departamento y quien actualmente se desempeña como Principal Value Optimización de la Vicepresidencia de Proyectos BHP Billinton, explicó aspectos estratégicos de planificación minera y valor. Al respecto, enfatizó que “no se planifica para 5 ó 10 años, lo haces para 90 años o más. Hay muchas variables que hay que incorporar para que el negocio funcione. Debe ser un plan integrado que contemple una serie de disciplinas, un plan estratégico con un incremento de valor divergente”.

Sobre la mujer en la minería y crecimiento inclusivo, Katharina Jenny, gerenta general del Ferrocarril de Antofagasta (FCAB), explicó los principales hitos y características que enfrenta el género femenino en el mercado laboral.

“Somos el peor país en participación de la mujer en América Latina. Tenemos una situación muy similar a la de Angola. En las prácticas organizacionales existe poca valorización de las habilidades de la mujer. Hay ciertos paradigmas instalados en los procesos de selección que deben ser cambiados y repensados. No debemos esperar que pasen 169 años para poder mejorar la equidad de género; esto debe cambiar hoy”, sentenció.

Sobre automatización y nuevas tecnologías, Carolina Toro, gerenta de Desarrollo de Negocios RCT, realizó  una  didáctica presentación, agregando elementos tecnológicos, como un Control Remoto Agnóstico. Al respecto, explicó que “hay una diferencia entre monitorear la operación y la toma de decisiones. Los procesos se pueden homogenizar gracias a la tecnología 4.0. Esto genera una mejora en la productividad y en la toma de decisiones”.

El director del Departamento de Ingeniería en Minas, Dr. Juan Pablo Vargas, comentó sobre la importancia de este seminario que “esta es una experiencia muy enriquecedora para nuestros estudiantes del departamento. En esta ocasión se presentaron mujeres egresadas de nuestro plantel. Todas lideran procesos de desarrollo e impacto profesional minero reconocido por sus pares y medios relacionados”, remarcó.

Ganador de premio Emmy Internacional titulado por el plantel graba nueva serie en nuestra universidad

Ganador de premio Emmy Internacional titulado por el plantel graba nueva serie en nuestra universidad

Una nueva serie ligada a los Derechos Humanos graba el director recientemente galardonado con el Emmy Internacional por “Una historia necesaria”, Hernán Caffiero Morales.

Se trata de la historia del emblemático detective fundador de la Brigada de DD.HH. de la PDI, Sandro Gaete, conocido por encabezar durante dos décadas investigaciones de crímenes ocurridos durante la dictadura, lo que permitió el arresto de Manuel Contreras y Raúl Iturriaga Neumann. También lideró la detención de Paul Schäfer.

El elenco está compuesto por reconocidos actores y actrices como Alejandro Goic, Alfredo Castro, Alejandro Trejo, Eyal Meyer, Alejandra Iturriaga y Gastón Salgado, quien interpreta al protagonista.

El proyecto está en proceso de desarrollo, por lo mismo, se encuentran en la etapa de generación de los teasers o maqueta audiovisual para presentar la historia, los personajes y el contexto. Una vez terminado este trabajo, el equipo buscará el financiamiento de la serie.

Según Caffiero, la idea de profundizar en la historia de Gaete se originó durante la producción de “Una historia necesaria”. El director cuenta que “estos detectives representan la proyección del Chile del año 90, ya que pese a su esfuerzo por investigar y reunir pruebas, muchas veces este trabajo no se condice con la labor judicial”, detalla.

“Por más que investigues y encuentres evidencia, cuando el culpable recibe penas de ocho meses, es frustrante y la opinión pública cree que no existe trabajo detrás. Pero existió y aún lo hay. Por eso creo que son historias que merecen ser contadas”, señala el director.

Locación: Universidad de Santiago

Conocido es el vínculo de Hernán Caffiero con nuestra universidad. Aquí no solo cursó la carrera de Publicidad, también fue dirigente estudiantil e integró la Feusach. 

Por esto no sorprende que para su próxima producción, escogiera como locación algunos sectores de su alma mater. “La Usach tiene todo para desarrollar la serie y la comodidad para filmar aquí es fundamental”, asegura.

Además, según sostiene Caffiero, en términos cinematográficos, el plantel entrega un significativo número de propiedades y beneficios. Por ejemplo, insiste, es posible encontrar sitios de los años 70 en su interior. Asimismo, “hallamos tecnología y espacios que podemos adaptar, como las salas de clase de la EAO”.

“Por otra parte, esta es mi casa. Me encuentro con toda la gente que conozco hace años. Algunos compañeros míos están ejerciendo aquí como profesores. Ha sido muy grato regresar”, asegura.

En esa línea, también agradeció el apoyo “desde Rectoría, hasta la Corporación Cultural, pasando por el Departamento de Extensión, en temáticas que además atraviesan la historia de la universidad”.

Por último, el galardonado director afirma que “este sería un momento interesante para poder abrir puertas y dejar entrar desarrollos de proyectos culturales a la universidad, que le den visibilidad en el medio audiovisual chileno y extranjero”.

Egresados mantienen vivo el legado de nuestra universidad

Egresados mantienen vivo el legado de nuestra universidad

El legado de la Escuela de Artes y Oficios, y la Universidad Técnica del Estado permanece vivo no solo en el campus y la comunidad universitaria actual de la U. de Santiago, también se mantiene en quienes fueron formados en estas dos instituciones.

Como una manera de rescatar la memoria y legado, se forma el Centro de Ex Alumnos EAO-UTE-USACH y la Corporación Solidaria UTE-USACH, las cuales -hasta la fecha- continúan funcionando con distintas actividades para compartir los principios y valores de esta casa de estudios.

Próspero Canales es el presidente del Centro de Ex Alumnos EAO-UTE-USACH, agrupación formada a principios del siglo XX con el objetivo de fortalecer el vínculo de los egresados con su casa de estudios, convocando anualmente un encuentro.

Además de este evento, los ex alumnos de la EAO lideran el homenaje a los seis estudiantes de la Escuela de Artes y Oficios que murieron en el Combate Naval de Iquique.

Para Próspero Canales, la creación de este grupo tiene que ver con el sello profesional de la comunidad de egresados “comprometidos desde su génesis con el desarrollo industrial de Chile, aportando creatividad, innovación y emprendimiento, siempre con formación humanista ligada a un sentido social y de diálogo con un profundo respeto a las ideas”.

En tanto, la Corporación Solidaria UTE-USACH nace en el año 2000, inicialmente con el fin de reunir fondos para la operación de un ex estudiante. Posteriormente se transformó en una corporación ligada a la memoria de la universidad.

“De ahí en adelante hemos sido solidarios, pero fundamentalmente en relación a rescatar la memoria de lo que fue la UTE”, señala el presidente Emilio Daroch Fernández.

El objetivo es ése: rescatar la memoria de la Universidad Técnica del Estado, la reforma universitaria, el movimiento estudiantil de la época, la importancia de la participación estudiantil en los grandes procesos. 

“Nosotros destacamos lo importante que es participar en la vida social, poner la universidad bajo los intereses de su pueblo, de su gente y recordar aquello que significó la entrega de muchos compañeros nuestros que fueron asesinados o hechos desaparecer por la dictadura después del golpe militar, como Víctor Jara y Gregorio Mimica”, agrega.

De acuerdo a Daroch, los egresados se han denominado el cuarto estamento del plantel. “Aún tenemos algo que decir sobre qué es lo que queremos y pensamos para construir una mejor universidad”, detalla.

Exitosa empresa de egresados del Plantel es pionera en el desarrollo de Internet de las cosas en Chile

Exitosa empresa de egresados del Plantel es pionera en el desarrollo de Internet de las cosas en Chile

Matías Varas estudió Ingeniería en Ejecución Eléctrica, se recibió hace más de 5 años y se especializó en Telecomunicaciones. Paulina Vera egresó en 2016 de la carrera de Ingeniería en Ejecución Industrial. Felipe Molina es Ingeniero en Ejecución Eléctrico, de la generación egresada el año 2015 junto a Axel Méndez y, por último, Hernán Olave, también Ingeniero Civil Eléctrico, especializado en Control de Procesos Industriales.  Estos jóvenes, conforman un grupo de ex estudiantes de nuestro plantel que, gracias al complemento de sus habilidades, crearon la empresa de investigación y desarrollo Wisely.

“Apoyamos a nuestros clientes para que puedan innovar y construir tecnología para mejorar sus procesos, generando eficiencia y aprendizaje”, así describe Matías Varas, CEO de Wisely, la función de esta empresa formada por jóvenes egresados de la Universidad de Santiago de Chile, la cual a la fecha ha generado importantes productos y tecnologías para 10 importantes empresas nacionales e internacionales.

Gestación

Estos estudiantes se conocieron dentro del Departamento de Ingeniería Eléctrica cuando pertenecían a la rama estudiantil de la organización mundial de Instituto de Ingenieros Eléctricos, Electrónicos y afines (IEEE, por su sigla en inglés), para promover actividades y eventos dirigidos a otros estudiantes con el objetivo de compartir conocimientos, más allá del ámbito académico.

Por otra parte, desde el año 2012 al 2014, se dedicaron a organizar la feria tecnológica I2R USACH, concurso de innovación abierta que reunía a jóvenes emprendedores, quienes mostraban sus proyectos e investigaciones en las áreas de la ingeniería y las ciencias, con el fin de fomentar el crecimiento, interés y capacidad emprendedora de los futuros profesionales de nuestro país.

Luego de terminar sus estudios, los ex usachinos ingresaron al mundo laboral, explorando distintas áreas, en donde se especializaron en el desarrollo de tecnologías, lo que les permitió, posteriormente, sentar la bases para conformar el actual equipo que hoy compone Wisely.

En consecuencia, el interés por el desarrollo de tecnologías y proyectos I+D que las empresas necesitan logró reunirlos. “Hernán comenzó trabajando freelance, obteniendo clientes por medio de internet, los cuales resultaron muy atractivos, con proyectos interesantes y entretenidos. Mientras él avanzaba en el área, se dio cuenta que necesitaba más gente, por lo que contactó al resto de los chicos. Los cuatro somos Ingenieros Eléctricos, por lo que se puede pensar que nuestra formación es idéntica, pero no es así”, relata Matías. Hernán y Axel, se dedican a la construcción de equipos electrónicos, Felipe al desarrollo de software y Matías se dedica a servicios de redes y telecomunicaciones. Así fue como, uno de los proyectos que desarrollaba el joven Olave requirió del conocimiento del resto de sus ex compañeros universitarios, por lo que en ese momento se gestaron los primeros trabajos.

“De ahí partimos, ganamos estos proyectos con empresas y, en este caso, el mismo cliente solicitó desarrollar un equipo electrónico, que marca el inicio de Wisely”, explica Felipe Molina.

Los ingenieros se dieron cuenta de la necesidad de contar con una oficina, la que, finalmente, se concretó en el centro de Santiago. Entonces, poco a poco, comenzaron a acercarse más proyectos, lo que gatilló en que ellos mismos se replantearan la necesidad de oficializar la empresa.

En tanto, Paulina Vera llega en estas instancias gestacionales con el fin de organizar las fuentes de financiamiento. “Cuando los chicos analizaron los vínculos generados con las empresas, necesitaron cambiar ciertos enfoques y me llamaron a mí para ver el tema de los recursos CORFO. Luego la empresa creció espontáneamente. Llevábamos alrededor de ocho proyectos en paralelo, logrando obtener ingresos en la implementación de éstos”, indica la joven.

Así nace Wisely, la empresa de desarrollo e investigación especialista en Internet de las Cosas, que genera tecnologías para que las empresas que innoven y externalicen el I+D en proyectos desde etapas tempranas hasta su escalamiento y soporte.
“La empresa se formó con un grupo de ‘los estudiantes de eléctrica’ y, finalmente, estamos explotando nuestras capacidades. Así, lo que nos gusta hacer se transformó en nuestro trabajo”, señala Matías Varas.

Internet de las Cosas

El rubro que siguió este grupo de empresarios fue el Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) el cual, a pesar de no ser nuevo, es un área explotable dado que, a nivel nacional, “aún no hay grandes jugadores y nosotros estamos marcando el camino, posicionando a Wisely como empresa pionera en IoT”, sostiene Varas.

El Internet de las cosas es un concepto referido a la capacidad de poder levantar una gran cantidad de datos a través de dispositivos electrónicos, para luego ser enviados a internet. La complejidad consiste en que se construyen dispositivos que tiene una gran cantidad de sensores y en los que interceden una infinidad de variables, en donde se debe determinar qué es lo que se mide, cada cuánto tiempo se debe medir, a donde llega el dato, qué se hace con el mismo, etc.

Ganadores AIE

La Asociación de Industria Eléctrica- Electrónica (AIE) organiza un concurso anual e invita a distintas empresas a participar y mostrar los desarrollos e innovaciones que han llevado a cabo durante el año.

En 2018, el Premio Mejor Innovación o Desarrollo Tecnológico fue entregado a Wisely, por el proyecto "Control de Soltura y fractura de pernos-Elecmetal" para el cliente Fundiciones Talleres, perteneciente al grupo Elecmetal, encargados de brindar materiales para la gran minería.

Para el concurso organizado por AIE, Wisely presentó el primer proyecto que realizaron con este proveedor, que “deseaba desarrollar un producto local para agregarlo dentro del catálogo de su servicio, el cual ya puede ser ofrecido a los clientes como un material de su producción”, indica Matías.

“El funcionamiento puede imaginarse como muchos puntos, distribuidos en múltiples lugares que tienen que concentrarse en un solo equipo, el cual puede alimentar una página web o una aplicación en tiempo real”, explica Matías, a lo que Felipe añade que “la lógica es saber siempre qué es lo que está pasando. Con estos datos se puede saber, en el caso de este producto, cuando las piezas de metal se van desgastando, siendo este un sistema predictivo a través del levantamiento de información, el cual se conecta con la idea de vender un servicio inteligente”.

Proyectos actuales

“Para nosotros, el 2018 fue un año de foco, pues teníamos varios proyectos relacionados al desarrollo tecnológico, pero no habíamos fijado el camino específico. Ahora desarrollamos únicamente IoT a medida para empresas como foco de negocio y este 2019 esperamos validar comercialmente la empresa y trabajar el escalamiento comercial y de soporte”, comenta Paulina.

Hoy, los jóvenes se encuentran trabajando con Elecmetal, Abastible, Brinks, IBM, Metrogas y otras empresas de renombre, en variados proyectos que desarrollan tecnología innovadora.
Respecto a su actual relación con nuestra casa de estudios, Wisely comenta que ha mantenido reuniones con la Dirección de Gestión Tecnológica de nuestra universidad, con el fin de realizar alianzas durante este 2019, que abarquen la innovación tecnológica.

Además, los ex estudiantes de nuestro plantel recalcan la necesidad de realizar cambios estructurales en la etapa universitaria, para reforzar todo lo relacionado con la empresa, emprendimiento e innovación. “Creo que es interesante que la universidad fomente grupos multidisciplinarios, ya que tienen la opción dado a la gran cantidad de potencial que agrupa y que no se explota. Cuando yo estudiaba, hubiese sido bueno poder conocer más gente de otras carreras, instancias que al parecer la USACH se ha dedicado a fomentar el último tiempo y que es muy necesario y valorable”, finaliza Molina.

Ex estudiante crea simulador que permite recrear la experiencia de una persona de la tercera edad

Ex estudiante crea simulador que permite recrear la experiencia de una persona de la tercera edad

Generar la sensación de tener poca flexibilidad al agacharse, causar interferencias en las articulaciones, ver borroso, y escuchar un pitido son algunas de las sensaciones que permite experimentar el simulador de la tercera edad, un traje de 8 kilos de peso que otorga al usuario la experiencia de tener 70 años de edad.

El proyecto fue creado por la psicóloga y magíster en Recursos Humanos por la Universidad de Santiago, Valeria Jeldres Navarro, quien según explica “al ver cierta invisibilidad en la sociedad respecto a la población mayor” desarrolló una serie de emprendimientos para sensibilizar a la comunidad sobre las necesidades de los adultos mayores en la vida cotidiana y satisfacerlos, promoviendo su independencia y seguridad con productos específicos.

La profesional emprendió el año 2016, con la creación de la tienda tatitaschile.com, que ofrece productos y un servicio especial para mejorar la calidad de vida de la tercera edad.

Más tarde continuó con talleres de estimulación cognitiva y de reminiscencia, y la presentación -en exposiciones de distinto tipo- del simulador de la tercera edad y, actualmente se encuentra formando una ONG para crear un programa integral funcional y cognitivo que apoye a los adultos mayores.

Sobre su paso por nuestra casa de estudios, la emprendedora comenta que en ella adquirió las herramientas básicas para responder a los desafíos técnicos que existieran.

“Creo que el sello de nuestra universidad tiene que ver con aprender a resolver problemáticas cuando no necesariamente contamos con todos los recursos; empezamos a ser muy creativos para encontrar soluciones, y pese a que no tenía los recursos técnicos, dije si lo hacemos de manera artesanal igual se va a cumplir el objetivo. Tengo muchas cosas que son usachinas y es por ello que amo mi universidad”, puntualiza.

Innovación social

Luego de terminar sus estudios en nuestro plantel, Jeldres trabajó en un Programa de habilidades para la vida y se interesó en el magíster en Recursos Humanos, por lo que inició estudios de postgrado.

Al finalizar, trabajó en un par de empresas, donde se percató que le faltaba desarrollar algo a nivel personal. Por ello, decidió dar curso al desafío de visibilizar las necesidades de los adultos mayores.

En ese contexto surge el traje simulador de edad, basado en un diseño existente en Alemania (que originalmente tiene tecnología incorporada).

La innovación original busca que los estudiantes de medicina sean más sensibles con sus pacientes adultos mayores, pesa 10 kilos al ponérselo, y da al usuario la experiencia de tener 70 años.

Con la idea, Jeldres buscó replicar el traje, pero de una manera “más artesanal”, dado la falta de algunos recursos técnicos.

El simulador consiste en una especie de chaleco con piedras, cubre articulaciones, contiene lentes oscuros rayados y un reproductor con audífonos para imitar la tinittus, una patología frecuente en la tercera edad que da la sensación de tener un  zumbido en los oídos.

Respecto al producto, la psicóloga comenta que “va a costar un poco más caminar, causará ciertas interferencias en las articulaciones, no permitirá agacharse con flexibilidad natural ni dar pasos con seguridad. El sonido interferirá en cómo va a comprender y se va a relacionar con el mundo”, puntualiza.

En tanto, remarca que “vivenciarlo, aunque sea por tres minutos, tiene un impacto. Invita a reflexionar acerca de que tu cuerpo que es joven te va a acompañar por un tiempo limitado, todos vamos a querer una sociedad que sea más amorosa, más amable, amigable. Por eso decidí iniciar todas estas acciones, quiero contribuir muy humildemente a que nuestro país sea más cordial con los adultos mayores”, finaliza la egresada.

Hermanos titulados por la U. de Santiago lideran principal empresa nacional de reciclaje industrial

Hermanos titulados por la U. de Santiago lideran principal empresa nacional de reciclaje industrial

Provenientes de una familia con tradición usachina, Andrés, Ingeniero Civil Industrial, y Daniel, Contador Público Auditor, buscaron impulsar un proyecto que tuviera un impacto social y ambiental. Y si bien aseguran fue parte del destino, hoy lideran la empresa más importante a nivel nacional en reciclaje industrial: MIDAS Chile.

La apuesta de los hermanos Saldías Meza procesa anualmente desde el año 2008, 7 mil toneladas de desechos -que cada cuatro años equivalen a una Estatua de la Libertad-, cuenta con cerca de 100 trabajadores, sucursales en el norte y sur de Chile, y oficinas de representación en Perú y Colombia.

El sueño de ambos titulados por nuestro Plantel era arriesgarse en pos de la sustentabilidad, lo que consiguieron a través de la minería urbana, dándole una nueva vida a los desechos.

“La vida nos empujó a tener esta empresa, con un sello social, y estoy convencido que los titulados por la U. de Santiago nos convertimos en agentes de cambios sociales, ese es nuestro gran sello. La U. de Santiago te entrega educación para que crees una sociedad distinta”, enfatiza Daniel Saldías.

Consolidación de una idea

Según nos cuenta Daniel, todo comenzó el año 2003, un día que Andrés quiso afeitarse y no tenía máquina. Fue al Parque Arauco y lo invitaron a participar en un concurso donde ganó el primer premio: una moto que más tarde vendería en 5 millones de pesos.

Andrés, que trabajaba en ese entonces para una empresa metalúrgica, siempre quiso independizarse, y esto lo interpretó como una señal. Vendió una parcela que tenía en Curacaví y recaudó dinero desde otras fuentes que le permitieron comprar una máquina para rectificar material. Los fondos le permitieron arrendar un terreno en Lampa e iniciar su propia empresa.

Daniel, por su parte, comenzó a estudiar para ser Contador Público y Auditor el año 1995, de donde egresó el año 2000. De forma paralela a sus estudios, empezó a involucrase dentro de la política universitaria a través de su Centro de Estudiantes, donde llegó a ser presidente del Centro de Alumnos y más tarde presidente nacional de la carrera.

Trabajó varios años en prestigiosas empresas auditoras, consultoras, laboratorios de farmacéuticas, y empresas de retail. Sin embargo, renunció el año 2007 para hacer algo distinto. Fue entonces cuando Andrés le comentó que estaba implementando una fundición de bronce con 11 personas y le sugirió trabajar juntos.

“La vida repentinamente dio un giro total, de pronto me encontré desarrollando un emprendimiento junto a mi hermano, en el cual es socio y gerente general”, comenta Daniel. Fue así como el año 2008, mientras intentaban conseguir permisos ambientales para comenzar trabajos de fundición, una autoridad fiscalizadora les da permisos para reciclar, asegurando que ese era su negocio y no la fundición de metales.

Pese a que era un concepto poco conocido en ese entonces, allí se constituyó oficialmente http://midaschile.cl/, por ser un nombre de transformación y suerte.

En julio de ese mismo año, la empresa logró sobrevivir a la crisis subprime, que obligó a cerrar a gran parte de la industria de metales. Sin embargo, una empresa de telecomunicaciones les tocó la puerta para que reciclaran sus desechos, comenzando a aprender de reciclaje, sustentabilidad y residuos electrónicos.

Hoy, MIDAS es considerada la primera empresa de reciclaje a nivel mundial con el 100% de su energía compensada con paneles solares y aspira a ser certificada con un sello amigable con el medio ambiente.

Además ha liderado grandes campañas de reciclaje, entre ellas de refrigeradores impulsada por el Gobierno, para priorizar la eficiencia energética, y de zapatillas, cuyo proceso de destrucción puede tardar años.

“Antes no existía hablar de estándares de reciclaje, era quien se lleva tu basura. Hoy, la sustentabilidad es un tema serio, no es algo de moda; es un cambio de foco, de cómo se deben hacer las cosas, en el cual la población se empodera, y exige que las empresas que contaminan se hagan cargo de sus residuos, y allí MIDAS tiene vida propia, que se va construyendo día a día”, puntualiza el egresado.

Informáticos del Plantel crean innovadora aplicación para mejorar la atención en restaurantes

Informáticos del Plantel crean innovadora aplicación para mejorar la atención en restaurantes

Poco tiempo después de terminar su magíster en ingeniería informática en nuestra casa de estudios y al detectar un problema en la atención que ofrecían algunos restaurantes, cafeterías y bares, los egresados Gerardo Alonso Mellado (30) y Gabriel Tamayo Leiva (28), decidieron aplicar sus conocimientos y tecnologizar el canal de comunicación entre restaurantes y clientes.

En ese contexto surge Commande, software que permite conocer a los clientes, mejorar la atención y fidelizarlos, utilizando un sistema de gestión de solicitudes –predefinidas- que se inicia a través de la lectura de códigos QR asociados a cada mesa y utilizando el celular del cliente, sin necesidad de descargar aplicaciones.

“Todo comenzó cuando en un restaurante, luego de almorzar, esperábamos poder pagar la cuenta y el mesero tardó cerca de diez minutos, luego otros diez minutos más en traer la máquina POS. Nos pareció absurdo esperar tanto tiempo para pagar por un servicio, entonces nos propusimos tecnologizar ese canal de comunicación”, comenta el Ingeniero en Ejecución en Informática por nuestra Casa de Estudios, Gabriel Tamayo.

Al leer el código desde su propio teléfono, el cliente puede pedir la carta, llamar al mesero, pedir ayuda, pagar la cuenta y más (como preguntar la ubicación del baño), agilizando los procesos de atención.

Entre las ventajas del servicio, que se encuentra en proceso de validación en algunos restaurantes de Providencia, el Ingeniero Civil en Informática, Gerardo Alonso, destaca que tiene “un bajo costo de implementación, ya que no se instalan aplicaciones y no requiere dispositivos extras; es para todos, un local pequeño o grande”, sostiene.

Al mismo tiempo agrega que “el foco es comensal-restaurante, ofrece fidelización de sus comensales, una mejor atención y segmentación, permite recibir evaluación de parte de los clientes respecto al servicio, producto y precio, recibir feedback y mejorar las condiciones del servicio”.

Innovando desde la U. de Santiago

Durante su estadía en nuestro Plantel -tanto en pregrado como durante su Magíster- Gabriel Tamayo, lideró diversos proyectos, ferias y eventos estudiantiles. Entre las iniciativas destaca la fundación de Planeta Verde, organización que promovía y fomentaba la conciencia ambiental, y estuvo inserta en el Programa de Responsabilidad Social Universitaria.

Respecto a su paso por nuestro Plantel y el sello que le inculcó, comenta que “la Universidad de Santiago me permitió expandirme. Hoy queremos hacer un cambio en el paradigma de la forma de atención. Creemos que en Chile muchas veces la esta es desinteresada y poco cercana, por lo que nos gustaría mejorar esta relación”.

Por su parte, el egresado de Ingeniería Civil en Informática, Gerardo Alonso, comenta que su interés en el Magíster surgió debido a que “no quería dejar la universidad”, recordando que le encantaba el ambiente y la enseñanza, ámbitos que le permitieron ampliar su perspectiva y emprender en el área. “Esperamos que se transforme en un proyecto autosustentable”, puntualiza.

Conocer, mejorar y fidelizar

El emprendimiento Commande forma parte de la Fábrica de Innovación Providencia y de la Academia de Emprendimiento Providencia.

Actualmente se encuentran en el desarrollo de un módulo de promociones que permitirá a los restaurantes enviar descuentos y promociones directamente a sus comensales de forma segmentada.

Para implementar el sistema, los egresados ofrecen un mes gratuito a los restaurantes, cafés o bares que quieran poner a prueba el servicio.

Para ello deben registrarse en el sitio web www.commandeapp.com y recibirán un listado de códigos Qrs asociados a cada mesa del local, de esta forma los comensales podrán comenzar a enviar solicitudes solo escaneando los códigos.

“No sirve que desarrollemos grandes proyectos sin un beneficio directo para el ciudadano”

“No sirve que desarrollemos grandes proyectos sin un beneficio directo para el ciudadano”

Como fanático del rock clásico y de The Beatles en particular, la pregunta lo sorprende y lo obliga a ponderar distintos factores que justifiquen su elección. Proceso que, de alguna manera, guarda relación con decisiones que ha tenido que realizar en distintas etapas de su vida, en heterogéneos cargos de responsabilidad.

Por un lado, una leyenda indiscutida, depositario de composiciones inmortales y un espíritu disruptivo que lo acompañó hasta el día de su muerte: el fatídico 8 de diciembre de 1980 en la ciudad de  Nueva York. Por otro lado, un mito viviente del rock, aún vigente y con una fructífera etapa solista –con el sólido LP Egypt Station (2018) editado recientemente-, que incluso volverá al país en el mes de marzo bajo la gira "Fresh up".

Sin embargo, luego de meditarlo unos segundos, su elección hacia la figura de Lennon por sobre McCartney se circunscribe dentro de esa traza disruptiva que también ha tutelado su propia trayectoria profesional, la misma que ha consolidado a Andrés Jáuregui Cabrera (62) como un indiscutido referente dentro del área de Electricidad, tanto a nivel nacional como internacional.

Son más de 30 años ejerciendo importantes cargos en el sector privado como público, siempre cobijado con el sello de la Universidad de Santiago de Chile, que hasta el día de hoy agradece y destaca como un factor primordial de sus logros y desafíos que ha enfrentado a lo largo de los años.

Andrés, asiduo al ciclismo y a la buena lectura –por estos días embelesado por los textos de Yuval Noah Harari- ingresó a la Universidad Técnica del Estado en 1976, en un periodo de cambios profundos a nivel universitario. De hecho, estudió en la sede universitaria de Temuco la carrera de Ingeniería de Ejecución en Electricidad y se tituló en 1983, ya bajo el nombre de Universidad de Santiago de Chile.

Aún recuerda con orgullo su pionera formación académica, con ramos de programación, de sistemas eléctricos de potencias, además de diversas disciplinas que acompañaban el desarrollo tecnológico de la Ingeniería a nivel nacional e internacional.
“Yo tengo un gran reconocimiento por la formación que me dio la Universidad desde esos años. Porque esta carrera me permitió hacer un salto bastante cuántico, no tan solo en el ámbito nacional, sino que también internacional”, pronuncia.

Andrés posee una vasta trayectoria profesional. Con pasos –entre otras instituciones- por la Comisión Chilena de Energía Nuclear, Chilectra, General Electric o Siemens, desempeñándose también en cargos de responsabilidad en Canadá y Estados Unidos.
En julio de 2018, asumió como Jefe de División de Ingeniería de Electricidad de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, después de ganar el concurso de Alta Dirección Pública.

Dicha labor le ha permitido cristalizar algo que siempre había buscado realizar: contribuir en el servicio público con dedicación y orientación para resolver problemas de los ciudadanos en términos de energía y a nivel nacional.
Espíritu común

Al recapitular su tránsito por la institución universitaria, enfatiza en el espíritu de camaradería que existía en ella, presente en las distintas sedes que en ese tiempo tenía la Casa de Estudios. “Existía un espíritu común”, asegura.

Además, destaca su sello netamente universitario, con toda la dignidad que reviste la palabra, donde desde el primer día le inculcaron la necesidad de la información, de la preparación, que combinadas con la formación de Ingeniería Eléctrica, le permitirían asumir diversos cargos y responsabilidades.

Esa formación, no solo de ciencias básicas, sino que en diversas áreas de especialización, le entregaron herramientas para medirse de igual a igual con colegas de diversas latitudes, tanto europeos, asiáticos o americanos.

"Mis amigos siempre lo dicen: ¿por qué a ti te ha ido bien? Creo que he tenido una buena formación de base, tanto la que tuve en el colegio como la que tuve en la formación universitaria”, junto con diversos cursos y postgrados de especialización que ha realizado, entre ellos, un MBA en IEDE Business School (2001).

Reserva de improviso

Al recordar algún momento de su paso universitario, evoca un crítico episodio que vivió como estudiante en 1978, año en que el país estuvo al borde de una guerra con Argentina.

“Todas las universidades que estaban en la zona sur fuimos de alguna forma reclutadas. Yo me acuerdo claramente que una mañana estábamos en una clase de Conversión de Electromecánica de Potencia y el profesor dice que viene un camión del regimiento. Ahí, entra un coronel a la sala”, recuerda.

En medio de la sala, el coronel, pasando lista y enfatizando que quienes no estén en dicho documento deben identificarse, señala que en ese instante todos son reservas sin instrucción en la rama de Telecomunicaciones.

La situación, sin duda, marcó mucho a Andrés. "Lo destaco porque siempre me he acordado de ese episodio, porque podría haber cambiado el futuro de muchos alumnos y no tan solo por una situación tan desgraciada como es el enfrentamiento bélico con nuestros vecinos de Argentina (…). Afortunadamente, esa situación se solucionó, las aguas se aquietaron y pudimos seguir estudiando”, agrega.

Desafíos y rol de futuros profesionales

Al momento de puntualizar en los principales desafíos en el área de Electricidad, considera que estos se relacionan con las nuevas políticas regulatorias del sector en Chile, además de las nuevas tecnologías disruptivas y cómo estas se alinean y orientan, para que estén al servicio de la sociedad.

Lo ejemplifica con las energías renovables no convencionales, la “electromovilidad” y también “con todo lo que tiene que ver con aspectos regulatorios con la nueva Ley de Distribución, con normas técnicas de calidad de servicio para los sistemas de distribución y los sistemas de transmisión de energía". A su juicio, estos temas que pueden parecer áridos y lejanos, van en directo beneficio de la ciudadanía.

Junto a ello, al momento de aconsejar a los futuros profesionales del área y a la comunidad  de la Fundación de Egresados y Amigos (Fudea), invita a mantener los ojos bien abiertos, sobre todo pensando en las tecnologías disruptivas. En ese sentido, considera que sumado a la sólida formación inicial que entrega la Universidad, llama a continuar capacitándose, sobre todo en un mercado muy competitivo y globalizado.

Además, considera fundamental aportar valor dentro del propio desempeño laboral, ya sea en el sector privado como en el público, donde “no sirve de nada que desarrollemos grandes proyectos que no tengan un beneficio directo al ciudadano”.

También, recalca que "hoy día estamos siendo fuertemente amenazados, en el buen sentido de la palabra, con todas las tecnologías disruptivas. O sea, la Inteligencia Artificial, Big Data, Internet de las Cosas, y ahí los ingenieros formados en distintas especialidades tienen un rol importante y sobre todo en el sector energía”.

Para eso y a modo de conclusión, inspirado en esa mirada reflexiva, crítica y disruptiva que cultiva desde su adolescente fanatismo por John Lennon, invita a superar una mirada netamente binaria y cartesiana de la realidad, estimando que “tenemos que tener esa capacidad de visualizar el mercado que viene, el mundo que viene y de qué modo podemos ir contribuyendo nosotros hacia tener un país con una matriz energética que sea lo más positiva, favorable y beneficiosa para todo el país”.

Páginas

Suscribirse a RSS - Egresados