Fondecyt

Español

Usach obtiene exitosa adjudicación en el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico, Fondecyt 2022

Usach obtiene exitosa adjudicación en el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico, Fondecyt 2022

Buenos resultados consiguió la Universidad de Santiago en los concursos Fondecyt 2022 logrando financiamiento para 53 proyectos en total, dos más que en la versión 2021. En la categoría regular son 26 las iniciativas beneficiadas (misma cifra que el año pasado), 15 en el Concurso de Postdoctorado, y 12 en la línea de Fondecyt de Iniciación (tres más que en 2021). Las investigaciones serán dirigidas por investigadores e investigadoras de diversas facultades y unidades de la institución.

Ricardo Salazar, vicerrector subrogante de Investigación, Desarrollo e Innovación destacó la importancia de los fondos para el desarrollo de la investigación en Chile y entregó sus felicitaciones a los/las ganadores/as. “Es realmente un motivo de celebración y muy gratificante para la Universidad la adjudicación a tantos proyectos que podrán ser desarrollados bajo la visión que tenemos como Institución Pública”, destacó.

El Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt) busca estimular y promover el desarrollo de la investigación científica y tecnológica básica y es coordinado por la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID), encargada de administrar y ejecutar los programas e instrumentos destinados a promover, fomentar y desarrollar la investigación en todas las áreas del conocimiento, de acuerdo con las políticas definidas por el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.

El Dr. Salazar, también director de la Dirección de Investigación Científica y Tecnológica (DICYT), señala estar contento por el avance que, a nivel nacional, ha conseguido la Universidad, logrando posicionarse en áreas científicas relevantes. “Sin duda esta adjudicación significa otro paso en el cumplimiento de los objetivos que nos hemos propuesto en pro de aportar y resolver asuntos de interés social, a través de trabajo interdisciplinario comprometido y de calidad”, afirmó.

Ingeniería, Ciencias Jurídicas, Química, Educación, Historia, Biología, Matemáticas y Salud son algunos de los temas que abordarán los proyectos que comenzarán a ser ejecutados a partir de este 2022. “Ante ello como universidad reiteramos nuestra felicitamos a cada uno de los investigadores e investigadoras, esperando que este logro sea un incentivo en la búsqueda del conocimiento”, remarcó.

Revisa a continuación los resultados:

Resultados Fondecyt Regular 2022

Resultados Fondecyt Postdoctorado 2022

Resultados Fondecyt Iniciación 2022

 

Facultad de Ingeniería adjudica tres Fondecyt de iniciación superando al promedio nacional

Facultad de Ingeniería adjudica tres Fondecyt de iniciación superando al promedio nacional

Recientemente, dos académicas y un académico de la Facultad se adjudicaron proyectos Fondecyt de iniciación. Se trata de la Dra. Andrea Espinoza, académica del Departamento de Ingeniería Industrial; la Dra. Jhosané Pagés, del Departamento de Ingeniería Química; y el Dr. Juan Carlos Pina, académico del Departamento de Ingeniería en Obras Civiles.

Para la Dra. Andrea Mahn,  vicedecana de Investigación, Desarrollo y Postgrado de la Facultad de Ingeniería, esta adjudicación “confirma el nivel de excelencia con que se realiza investigación fundamental en la Facultad de Ingeniería, y a su vez, valida la efectividad de las medidas de apoyo que brindó el Decanato durante el año 2021”.

Además, señaló que para el concurso 2022 “se postularon 8 proyectos y se adjudicaron 3, lo que representa una tasa de adjudicación del 37.5%. Esta cifra es considerablemente superior a la tasa histórica nacional, que es de 29%”.

Proyectos adjudicados

“En un contexto mundial en que la población se ha duplicado en los últimos cincuenta años, mientras que los recursos vitales se han vuelto cada vez más limitados, han surgido varios conceptos ambientales, como la sostenibilidad. La cual ha buscado introducir en el diseño, la planificación y la operación de la cadena de suministro, lo que se conoce como cadenas de suministro sostenibles”, explicó la Dra. Andrea Espinoza.

En vista de ello, se han considerado múltiples métricas y enfoques para evaluar dimensiones de la sostenibilidad según área de aplicación de diseño de las cadenas de suministro.

Esta diversidad ha implicado dos problemas que, en palabras de la doctora Espinoza, deben abordarse en el diseño de la cadena de suministro sostenible para bienes de uso común. “Por un lado, la adopción de múltiples funciones y métricas para evaluar cada una de las dimensiones podría resultar intratable en la búsqueda de una solución factible, idealmente óptima, por cualquier método de resolución. Y por otro, la selección de un conjunto limitado de funciones y métricas podría no medir efectivamente la sostenibilidad”.

En la práctica, tener diferentes configuraciones de estas cadenas podría significar una diferencia en términos de impactos para las personas y el medio ambiente, en especial, en aquellos bienes de uso común que involucran servicios y/o productos vitales como agua, residuos o energía.

Para abordar estos problemas, la Dra. Espinoza ideó el proyecto “Supply Chain Of Common Pool Resources: A Sustainable Design Approach” que busca “distinguir los diferentes aspectos que han sido evaluados por cada dimensión de sostenibilidad en el diseño de la cadena de suministro, para luego establecer un marco de métricas reducido para el diseño de cadenas de suministro sostenibles, sin dejar de abordar el concepto integral de sostenibilidad”. Además, la académica señaló que, para ilustrar la utilidad de la propuesta, se elegirá al menos un bien de uso común para desarrollar un estudio de caso, considerando una ubicación en América Latina.

Por su parte, la Dra. Jhosané Pagés, académica del Departamento de Ingeniería Química, desarrolló el proyecto “Impacto del biocarbón derivado de la cáscara de avena en la mono-digestión anaeróbica de estiércol de cerdo y aguas residuales de mataderos: comunidad microbiana y análisis tecnoeconómico”, cuyo objetivo es evaluar el impacto de la adición de biochar de cáscara de avena en la digestión anaerobia de residuos líquidos ricos en grasas y proteínas y estudiar su efecto en la comunidad microbiana con un análisis de factibilidad económica a escala industrial.

“Estamos intentando reutilizar y valorizar por vía biológica, residuales líquidos como lo son las aguas residuales generadas en los mataderos de animales y los purines de cerdos ricos en proteínas. Estos residuales son generados en grandes volúmenes y su disposición final está regulada por diversas normativas que hacen difícil su disposición, por lo que deben ser previamente tratados antes de su vertimiento”, explicó.

 En este sentido, añadió la investigadora, “el proyecto busca estudiar la digestión anaerobia de estos residuales para disminuir su carga contaminante y, al mismo tiempo, producir un gas limpio y renovable llamado biogás que puede usarse para producir energía eléctrica, calor, para cocinar y como combustible vehicular, además se obtiene un biofertilizante rico en nutrientes como nitrógeno y fósforo”.

Además, el proyecto pretende estudiar el efecto de adicionar un biocarbón llamado biochar, que es obtenido a través de la pirólisis de la cáscara de avena generada en Chile. “Este biocarbón sirve como estimulador del proceso biológico y como absorbente de compuestos tóxicos para los microorganismos, por lo que es de esperar una mejora en el proceso. El ser producido a través de una biomasa residual como lo es la cáscara de avena, lo hace muy económico y sostenible, con un enfoque de economía circular, ya que puede ser posteriormente usado como biofertilizante. En este sentido, estamos convirtiendo residuos en riquezas”, remarcó.

A su vez, el Dr. Juan Carlos Pina, profesor del Departamento de Ingeniería en Obras Civiles, presentó “Numerical-experimental study on the degradation of the thermo-mechanical properties of radiata pine grown in Chile exposed to elevated temperatures” un proyecto que busca comprender la relación entre los cambios microestructurales que se producen en la madera al estar expuesta a altas temperaturas y relacionar estos cambios con la evolución de las propiedades térmicas y mecánicas que se observan a nivel macroscópico.

Luego, a partir de este conocimiento, “se busca desarrollar un modelo computacional que permita predecir la degradación de las propiedades de la madera expuesta a altas temperaturas, incorporando los cambios que se observan a nivel microestructural. Finalmente, dicho modelo se utilizará para estudiar la influencia de la temperatura en las propiedades térmicas y mecánicas del pino radiata, la variedad más utilizada en Chile”.

Lo anterior es relevante para la industria, considerando la amplia utilización de madera como material de construcción, un recurso renovable y con baja huella de carbono, en comparación al acero y hormigón. A lo anterior se suma que la literatura actual es escasa en cuanto a la caracterización de la degradación de las propiedades térmicas y mecánicas de la madera debido a la acción del fuego en casos de incendio y que la realización de ensayos para caracterizar sus propiedades a temperaturas presentes durante este tipo de siniestro son complejos y costosos.

 

 

Académico de la Escuela de Psicología colabora con grupo docente reconocido a nivel nacional

Académico de la Escuela de Psicología colabora con grupo docente reconocido a nivel nacional

Desde el año 2016 que la Universidad de Santiago, a través del académico Dr. Marco Villalta, realiza colaboraciones de investigación con el colegio Dream House, en la comuna de Carahue (Región de La Araucanía). A través de los proyectos Fondecyt N°1150237 y N°1200106, el académico de la Escuela de Psicología Usach ha buscado estudiar enfoques en el mejoramiento de la interacción en el aula y la reflexión de la práctica pedagógica.
 
En este contexto, el docente valoró el trabajo conjunto que ha sido reconocido por la organización Mujeres Empresarias y diario El Mercurio, a través del galardón "Mujeres líderes", que reconoció la labor de ese establecimiento educacional, a través de su directora Marisol Araneda.
 
Ante la situación de incertidumbre y temor que ha profundizado la pandemia, “qué importante es reconocer a personas y equipos educativos, que parecen tener inagotable energía y obstinada esperanza para promover una educación más cercana a las personas y sus contextos,impulsando acciones que son significativos aportes a la vida de familias y estudiantes mapuche de Carahue", señaló Villalta, doctor en Ciencias de la Educación.
 
La institución escolar, ubicada en el sector rural de Catripulli, fue destacada por su aporte a la docencia en época de pandemia, en específico, por la creación de aulas móviles para fortalecer el acceso de sus estudiantes a recursos digitales, y donde el 4% tiene acceso a Internet y el 6% a dispositivos móviles. 
 
"La esencia de lo que hacemos es la unidad, cooperación y un trabajo en equipo, la calidad de profesionales a toda prueba y el creer en los niños, con el objetivo de generar instancias de aprendizaje para que nuestros estudiantes logren los objetivos propuestos", remarcó Araneda.
 
"Las familias y estudiantes están muy felices y comprometidos con el trabajo de aula móvil, nos reciben con mucha alegría cada vez que ven llegar a sus profesores y asistentes de la educación", señaló el jefe de la Unidad Técnico Pedagógica (UTP) de la escuela, Osmín Flores. La comunidad afirma que esta aula móvil se ha convertido en un recurso pedagógico fundamental, de contención socioemocional y apoyo psicosocial a las familias.

Fondecyt de Investigación

Académicos de la U. de Santiago se adjudican nueve proyectos Fondecyt de Iniciación 2020

Académicos de la U. de Santiago se adjudican nueve proyectos Fondecyt de Iniciación 2020

Los resultados del Concurso de Proyectos del Fondecyt de Iniciación en Investigación 2020, nuevamente destacaron el trabajo y excelencia de la U. de Santiago, entregando financiamiento a investigadores jóvenes de las Facultades de Ciencia, Ingeniería, Humanidades, Administración y Economía, junto con el Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y la Nanotecnología (Cedenna).

Son nueve proyectos de investigación que buscarán fomentar y fortalecer el desarrollo de la investigación científica y tecnológica de excelencia. Al respecto, el director de la Dirección de Investigación Científica y Tecnológica (Dicyt) de la U. de Santiago, Dr. Ricardo Salazar, destacó el resultado de este proceso y la participación e interés de nuevos investigadores por el conocimiento.

“Considero que los proyectos Fondecyt de Iniciación son una importante herramienta para comenzar una carrera como Investigador. Todos los proyectos adjudicados son ideas innovadoras, que abarcan temas y ciencia de frontera con el sello de la Universidad de Santiago. Es muy interesante la diversidad de los proyectos adjudicados, eso habla de las diferentes aristas que abarca la investigación en nuestro Plantel, de seguro tendrán interesantes resultados y un desarrollo exitoso”, sostuvo Salazar.

El financiamiento de proyectos de investigación de dos a tres años de duración busca solventar gastos en honorarios, tesistas de pregrado, licenciatura, magíster y/o doctorado, personal técnico y de apoyo y gastos operacionales.

Se estima que la fecha de inicio para los proyectos aprobados sea el primero de noviembre de 2020. Los proyectos adjudicados corresponden a los investigadores Nicholas Sabin, de la Facultad de Administración y Economía y Luis Garrido Vergara, también de la FAE; Rodrigo López Herrera, Sebastián Barbieri Lemp, Daniel Barrera Salazar y Felipe Elorrieta López, de la Facultad de Ciencia; Daniel Faure Polonni, de la Facultad de Humanidades; Carlos Guzmán Inostroza, de la Facultad de Ingeniería; y Rafael Melo Freire, del Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y la Nanotecnología.

Los resultados de postulación se pueden revisar aquí.

Académico de la Facultad de Química y Biología obtiene primer lugar de su grupo de estudio en Fondecyt Regular 2020

Académico de la Facultad de Química y Biología obtiene primer lugar de su grupo de estudio en Fondecyt Regular 2020

“Ciertamente la pandemia ha cambiado la planificación del proyecto”, sostiene el doctor en química, Moisés Domínguez ante la situación que le significó obtener el primer lugar en la evaluación del concurso de proyectos Fondecyt Regular 2020 en su grupo de estudio y el contraste que implica el impedimento de realizar investigación durante la crisis sanitaria actual.

“Ante la situación de pandemia que vivimos, la investigación de cualquier proyecto deja de tener la prioridad que normalmente tendría. La salud de la población, en particular de nuestros estudiantes y de todo el personal universitario, está antes que un experimento. Así entonces, tengo confianza en que, una vez superada esta situación, volveremos al laboratorio con mayor entusiasmo y alegría, lo que nos permitirá recuperar el tiempo perdido”, sostuvo el investigador perteneciente al Departamento de Ciencias del Ambiente de nuestra Universidad.

En perspectiva, estrictamente hablando del proyecto, el académico destacó el hecho de que su proyecto “sea una propuesta 100% centrada en la Universidad de Santiago de Chile” dado el equipo de coinvestigadores que lo compone.

“Estoy convencido que las fortalezas del proyecto encuentran origen en la estrecha colaboración que se ha establecido con los coinvestigadores de esta propuesta, los doctores Carolina Aliaga y Raúl Mera” , explica Domínguez acerca del proyecto rankeado en el primer lugar entre 556 propuestas financiadas de un total 1.874 propuestas recibidas.

El proyecto en sí, cuyo título es “Toward a general model for the inverted solvatochromism of light-emitting and non-light-emitting sensors: a synthetic and computational study”, busca “esclarecer las características electrónicas que debe tener un determinado grupo de colorantes sintéticos para exhibir su máximo rendimiento como sensores químicos”.

“Para esto es necesario entender bien cuales son los factores electrónicos y estructurales más importantes en esta familia de colorantes. Si bien por años hemos venido sintetizando y estudiando nuevos sensores, dentro de este campo existen aún ciertas anomalías fundamentales de larga data. En años recientes hemos dado pequeños avances conceptuales sobre estas anomalías mediante cálculos computacionales y medidas experimentales. Basados en estos avances pretendemos ahora sintetizar nuevos sensores que nos permitan ampliar nuestro modelo y quizás, si tenemos suerte, avanzar en el entendimiento general de cómo se relaciona el fenómeno global con estas anomalías”, explicó.

Durante 2019 el investigador perteneciente a la Facultad de Química y Biología, Dr. Marcos Caroli, también obtuvo el primer lugar en la evaluación del Concurso Fondecyt Regular por su proyecto “Properties and applications of new perichromic probes and theoretical interpretation of their solvatochromism”, propuesta en la que el profesor Domínguez también participa como coinvestigador.

“Obtener este lugar en años consecutivos debe ser motivo de orgullo para nuestra Institución, que además viene a sumarse a la alegría que nos produce la gran cantidad de proyectos obtenidos por la Facultad en el Plantel. En lo personal, me siento contento de que dos proyectos en los que participo reciban esta distinción que enfatiza la relevancia de la investigación que desarrollamos en nuestro grupo de investigación y la viabilidad que asegura la Usach”, señaló el Dr. Domínguez.

Académico de Ingeniería Mecánica adjudica fondos con proyecto que busca almacenar mayor calor en la madera

Académico de Ingeniería Mecánica adjudica fondos con proyecto que busca almacenar mayor calor en la madera

El Concurso Nacional de Proyectos Fondecyt Regular 2020, convocado por CONICYT a través del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico, es un instrumento de apoyo orientado a investigadores con trayectoria, los cuales pueden participar junto a un pequeño grupo de coinvestigadores o bien, instituciones patrocinantes de pre y postgrado.

El Fondecyt Regular financiará proyectos de dos a cuatro años de duración y considera apoyo en diversos ámbitos, como viajes, recursos, gastos de operación, equipamientos, infraestructura y gastos de administración para las instituciones patrocinantes.

En la convocatoria recientemente adjudicada, hubo 3 investigadores de la Facultad de Ingeniería favorecidos, siendo uno de ellos el Dr. Diego Vasco, quien ha trabajado durante años la línea de materiales de cambio de fase, nanofluidos, caracterización de materiales de construcción ligeros, CFD y simulaciones de análisis térmico. 
 
Este financiamiento Fondecyt se enmarca en el proyecto “Impregnación de madera de pino radiata con material de cambio de fase para implementación en viviendas en Chile”.

El académico explicó que “este proyecto se relaciona con modificar un recurso natural, como la madera de pino, considerando el interés país de promover la construcción en madera. Lo que buscamos es darle a la madera la capacidad de almacenar calor, manteniendo sus propiedades mecánicas, aumentando así su capacidad de mejorar las condiciones de confort térmico y así ser adaptado a viviendas” señaló el Dr. Vasco.

Esta adjudicación le permitirá continuar con su línea de investigación principal y, además, continuar el trabajo ya iniciado en el Fondecyt de Iniciación. 

“En esa primera etapa hicimos una experimentación del tema ligada a la caracterización de materiales de cambio de fase, y ahora podemos pasar a la parte aplicada, la cual será mucho más multidisciplinaria al involucrar especialistas del área de la madera, también en el modelamiento a escala microscópica de procesos en medios porosos, en caracterización mecánica de biomateriales, y en pruebas de inflamabilidad con materiales constructivos. Tenemos que hacer pruebas desde distintos puntos de vista”, subrayó.

El proyecto durará 4 años y abarcará más áreas del conocimiento, por lo cual el equipo va a crecer también. “Ya contamos con el apoyo del Dr. Claudio García, experto en caracterización mecánica, de dos profesores de la Universidad del Bío Bío, Carlos Salinas, especialista en el procesamiento de la madera, y Luís Segura, especialista en generación de micromodelos, y Pedro Reszka, académico de la Universidad Adolfo Ibáñez, especialista en pruebas de inflamabilidad de materiales. Siempre en este tipo de proyectos nuestros estudiantes tienen una activa participación y ahora contaremos con el apoyo de alumnos de Magíster y del Doctorado, fortaleciendo el postgrado”, sostuvo.

La adquisición de equipos para implementar nuevas técnicas, la formación de capital humano avanzado y el fortalecimiento de la línea de energía y eficiencia energética, son los principales objetivos de este proyecto Fondecyt, el cual fue adjudicado al tercer intento.

Por esta razón, el Dr. Vasco señala la importancia de perseverar y contar con la asesoría adecuada “porque mucho del éxito de una postulación depende de la claridad y fundamento de la propuesta”.

Para el Vicedecano de Investigación, Desarrollo y Postgrado de la Facultad, Dr. Cristián Vargas, esta adjudicación solo resalta lo productivo del trabajo de investigación en un momento en que está muy difícil resultar favorecido “por lo que el trabajo del Dr. Vasco habla de la consolidación de una línea y de aspectos novedosos que pueden salir justamente de este proyecto”.

Exitosa adjudicación de U. de Santiago en Concurso Fondecyt Regular y de Postdoctorado 2020

Exitosa adjudicación de U. de Santiago en Concurso Fondecyt Regular y de Postdoctorado 2020

El Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt) dio a conocer los resultados del Concurso Fondecyt Regular para el ciclo 2020, destacando la U. de Santiago de Chile con un total de 52 proyectos ganadores; 31 Fondecyt regulares – correspondiente al 26,2% de las propuestas postuladas institucionalmente, y 21 de postdoctorado -correspondientes al 52,5% de las postulaciones.

Para el Vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación, Dr. Julio Romero Figueroa, los resultados reflejan la calidad de las propuestas de nuestra Casa de Estudios: “El resultado obtenido es motivante porque a pesar de la tremenda competitividad y los siempre escasos recursos, el número y porcentaje de proyectos regulares aprobados es mayor que el de años anteriores, lo que confirma que estamos realizando investigación de calidad e impacto en áreas clave para el desarrollo social y económico del país”.

En la adjudicación de Fondecyt regular, un 29% fue liderado por investigadoras, mientras que en postdoctorado la cifra llegó a 33%. La Directora de la Dirección de Investigación Científica y Tecnológica (Dicyt), Dra. Dora Altbir Drullinsky destacó el resultado obtenido en ambos concursos: “Es el mejor de varios años, lo que evidencia el crecimiento sostenido de la actividad de investigación de la Universidad”, recalcó la Premio Nacional de Ciencias Exactas 2019.


LISTADO DE GANADORES DE FONDECYT REGULAR Y POSTDOCTORADO 2020 POR FACULTAD

FONDECYT REGULAR 2020
FACULTAD DE ADMINISTRACIÓN Y ECONOMÍA 4  PROYECTOS ADJUDICADOS
FACULTAD DE CIENCIA 10 PROYECTOS ADJUDICADOS
FACULTAD DE INGENIERÍA 3 PROYECTOS ADJUDICADOS
FACULTAD DE QUÍMICA Y BIOLOGÍA 7 PROYECTOS ADJUDICADOS
FACULTAD HUMANIDADES 1 PROYECTOS ADJUDICADOS
FACULTAD TECNOLÓGICA 4 PROYECTOS ADJUDICADOS
INSTITUTO DE ESTUDIOS AVANZADOS (IDEA) 2 PROYECTOS ADJUDICADOS
TOTAL 31 PROYECTOS ADJUDICADOS

FONDECYT POSTDOCTORADO 2020
FACULTAD DE CIENCIA 4 PROYECTOS ADJUDICADOS
FACULTAD DE INGENIERÍA 5 PROYECTOS ADJUDICADOS
FACULTAD DE QUÍMICA Y BIOLOGÍA 10 PROYECTOS ADJUDICADOS
FACULTAD HUMANIDADES 2 PROYECTOS ADJUDICADOS

TOTAL 21 PROYECTOS ADJUDICADOS

U. de Santiago se adjudica 23 proyectos Fondecyt 2019

U. de Santiago se adjudica 23 proyectos Fondecyt 2019

Los resultados del concurso Fondecyt Regular 2019 otorgaron 23 proyectos para la Universidad de Santiago de Chile. De ellos, ocho pertenecen a la Facultad de Química y Biología, cinco a la Facultad de Ciencia, cuatro a la Vicerrectoría Académica, tres a la Facultad de Ingeniería, dos a la Facultad de Humanidades y uno a la Facultad de Administración y Empresa.

El Concurso Nacional de Proyectos Fondecyt Regular 2019, convocado por CONICYT a través del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico, es un instrumento de apoyo orientado a investigadores con trayectoria, quienes pueden participar junto a un pequeño grupo de coinvestigadores o bien, instituciones patrocinantes de pre y postgrado.

El Fondecyt Regular financiará proyectos de dos a cuatro años de duración y considera apoyo en diversos ámbitos, como viajes, recursos, gastos de operación, equipamientos, infraestructura y gastos de administración para las instituciones patrocinantes.
El monto máximo que el investigador responsable puede solicitar es de $57.000.000.- por año de ejecución, sin considerar gastos de administración, ni fondo institucional de apoyo a la infraestructura para la investigación.

Sobre los proyectos

El Dr. Marcos Caroli, de la Facultad de Química y Biología, lidera uno de los proyectos beneficiados por Conicyt, denominado "Properties and applications of new perichromic probes and theoretical interpretation of their solvatochromism”. Este estudio “da continuidad a la línea de investigación que desarrollamos sobre las interacciones soluto-solvente estudiadas a través de colorantes solvatocrómicos, los cuales cambian su comportamiento espectral según el medio donde se encuentre”, explica el académico quien, a su vez, recalca que el impacto principal radica en reforzar la investigación en el área dentro de la Facultad, así como también lograr el desarrollo de nuevos colorantes fluorescentes que puedan ser utilizados como marcadores biológicos, lo que podría significar una posible aplicación en esta área.

También de esta Facultad, el académico Dr. Mauricio Yañez es responsable del proyecto “Hidrogenólisis y oxidación catalítica de lignina organosolv en líquidos iónicos ácidos: Producción selectiva de productos químicos aromáticos de interés industrial”, el que se enmarca dentro del concepto de biorefinería, que busca aprovechar integralmente todos los componentes de la biomasa lignocelulósica. Uno de estos componentes es la lignina, el segundo polímero más abundante en la naturaleza, y una macromolécula polifenólica ramificada y amorfa, considerada como una fuente natural de compuestos aromáticos.

El proyecto propone su ruptura selectiva mediante reacciones de hidrogenólisis y oxidación utilizando catalizadores de molibdeno en medio de líquidos iónicos ácidos para la obtención de compuestos de interés industrial, como fenoles, vainillina, siringaldehído, y otros.

En relación a la relevancia que tendrá este proyecto, es importante tener presente que “el sector forestal chileno es el segundo mayor exportador después del sector minero. En ese sentido, tendrá un impacto directo en el desarrollo de tecnologías para aprovechar el recurso forestal, no solo en la producción de madera, celulosa y combustibles, sino que además en la producción de sustancias químicas aromáticas de alto valor agregado”, comenta el académico.

El Dr. Nicolás Arancibia, del Departamento de Química de los Materiales de la misma Facultad, lidera el proyecto "Alterations in mobility, bioavailability, speciation of trace elements in soils of volcanic origin treated with metallic nanoparticles: Experimental study in soils (Column assay and Redox Oscillation), soil-plant and geochemical modelling", el cual, desde varios enfoques, busca relacionar cómo cambia la especiación química de elementos trazas (contaminantes y nutrientes) y mineralógica de suelos agrícolas chilenos cuando son sometidos a condiciones de sequía e inundación, considerando además el efecto que tendrían sobre estos cambios diferentes tipos y dosis de nanopartículas que habitualmente llegan por diferentes rutas antropogénicas a los suelos.

El académico recalca que la investigación permitirá tanto la formación de conocimiento y capital humano avanzado, además de "anticiparse a los eventuales escenarios que este proyecto propone, ayudando incluso a ser una base de datos para conocer cómo se comportarían los suelos en presencia de nanopartículas y cómo estas pueden actuar de manera beneficiosa o perjudicial en suelos donde la actividad agrícolas es un eje central" explica.

Desde el Departamento de Ciencias del Ambiente, también de la Facultad de Química y Biología, el Dr. Julio Sánchez estudiará  la eliminación de contaminantes del agua tales como colorantes orgánicos y metales pesados (cromo, cobre, arsénico) utilizando materiales absorbentes de base de celulosa nanofibrilada y hemicelulosas modificadas para preparar bio-nanocompositos, membranas funcionales y sistemas híbridos de separación, a través de la investigación " Materiales poliméricos bio-basados: desde la preparación a la remoción de colorantes y metales pesados". Con este proyecto, se busca  enfrentar problemáticas como el impacto ambiental que genera la presencia de contaminantes en el agua, pues "en el norte de Chile la contaminación por metales pesados es un problema complejo. Además, existen otras industrias, por ejemplo textiles, que tienen problemas con sus residuos líquidos con elevadas concentraciones de colorantes. Es por esto que el desarrollo de estos nuevos materiales basados en biopolímeros, pueden significar una alternativa para el desarrollo de tecnologías verdes para la remediación de aguas", explica el Dr. Sánchez.

Representando a la Facultad de Humanidades, la doctora en Historia, Dra. Cristina Moyano, también vicedecana de Investigación y Postgrado de su Facultad, se adjudicó un Fondecyt de la mano del proyecto “Usos políticos de la “transición a la democracia”. Ensayos políticos y demandas sociales en la construcción del tiempo histórico reciente, Chile, 1988-2012”, el cual busca analizar las construcciones conceptuales que se expresaron en los contenidos de la política a partir de 1988, mostrando los diversos usos que ha tenido la categoría “transición a la democracia” en su dimensión de gran campo semántico del debate político.

“Este trabajo propone como hipótesis que las demandas sociales surgidas desde el movimiento de derechos humanos, sindicatos y estudiantes, así como las criticas/defensas presentes en ensayos políticos de intelectuales, inscritas a lo largo de dos décadas y media, formaron distintas narrativas políticas sobre la temporalidad del proceso transicional, los contenidos y sus límites”, explica la investigadora, quien recalca que el impacto de este estudio se visualiza en el hacer una historia de los usos políticos de la transición, pues “para el período que enmarca nuestra propuesta, está todavía pendiente”.

Por su parte, el Dr. Rolando Álvarez, también académico de la Facultad de Humanidades, se adjudicó el proyecto “Estalinismo y desestalinización: Continuidad y cambio en las generaciones militantes de las Juventudes Comunistas de Chile (1956-1991)". Buscando historizar el concepto de “estalinismo” para explicar el significado histórico del ser estalinista en Chile, a través de la indagación de tres generaciones militantes de jóvenes comunistas en el país. 

Esta investigación se considera como un aporte “a la comprensión de una parte significativa de la cultura política chilena, representada por el Partido Comunista de Chile, entidad que no sólo fue influyente en el campo de la política, sino que en el mundo social, juvenil, artístico y de la cultura del país”, según explica el Dr. Álvarez.

Por parte del Departamento de Matemática y Ciencias de la Computación, la Dra. María Isabel Cortés se adjudicó el proyecto “Conexiones entre los Sistemas Dinámicos y la Teoría de Grupos: invariantes algebraicos para las acciones de grupos sobre el Cantor", el cual conecta dos áreas de la matemática: los Sistemas Dinámicos y la Teoría de Grupos. La primera se puede explicar como la rama de la matemática que estudia sistemas que evolucionan de acuerdo a determinadas reglas. La segunda, clasifica y estudia las propiedades de las estructuras algebraicas que conocemos como grupos.

“La propuesta tiene que ver con clasificar los grupos mediante las propiedades de los sistemas dinámicos que les podemos asociar. Suele ocurrir que mientras "más complicado el grupo", menos sistemas dinámicos se le pueden asociar”, señala la académica, quien valora el impacto de su investigación al contribuir “al conocimiento general de las matemáticas y a la formación de estudiantes”.

El investigador del Instituto de Estudios Avanzados, Dr. Felipe Cussen lidera el proyecto “Ejercicios de estilo: procedimientos y potencialidades en la literatura contemporánea”, el cual se centra en la utilización de procedimientos (restricciones, instrucciones, algoritmos) que conllevan la potencialidad de ser aplicados para crear nuevas obras o simplemente imaginarlas.

“Nuestro corpus está centrado en una serie de obras literarias recientes, que estudiaremos en relación con producciones similares en el campo de las artes visuales, la música electrónica y los nuevos medios” explica el académico, quien espera que el proyecto impacte en la dimensión académica, pues se busca comprender mejor los procesos de creación artística, sus efectos y modos de recepción, y también en la generación de vínculos directos con escritores, artistas y músicos, para poder incorporar sus prácticas y reflexiones. “Para ello, tal como en proyectos Fondecyt anteriores, organizaremos diálogos, conciertos y exposiciones, abiertos a todo público, como una forma de ampliar el campo de acción de nuestro proyecto” detalla el Dr. Cussen.

Académica de IDEA se integra como directora de Grupo de Estudio de Fondecyt

Académica de IDEA se integra como directora de Grupo de Estudio de Fondecyt

En 2017, la doctora Valentina Bulo Vargas se integró al Grupo de Estudio de Filosofía de Fondecyt, instancia que representa un nivel de decisión intermedio entre los evaluadores externos y los Consejos Superiores de Fondecyt. Entre sus funciones está el asesorar técnicamente a los Consejos Superiores en la selección de proyectos, y evaluar los avances y resultados de aquellos en ejecución.

A la fecha existen 25 Grupos de Estudios conformados por miembros destacados de la comunidad científica-tecnológica, quienes son nombrados y renovados periódicamente por los mismos Consejos Superiores.

Este año, la Dra. Bulo fue nombrada directora del grupo, asumiendo el cargo con compromiso y satisfacción, ya que para pertenecer a este conjunto de científicos, los integrantes deben contar con un alto nivel académico. En ese sentido, es requisito haber ganado un Fondecyt Regular y ser experto en el área del conocimiento que el grupo necesita.

Valentina Bulo Vargas es doctora en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid. En 2011 llega al Instituto de Estudios Avanzados de la U. de Santiago como académica, entre otros, del Doctorado de Estudios Americanos y el Magíster de Arte, Pensamiento y Cultura Latinoamericanos. Su especialidad es la filosofía contemporánea.  

Primera directora

“Históricamente en el grupo de estudio de Filosofía han predominado los hombres. Solo hemos sido cuatro las mujeres que lo hemos integrado y yo soy la primera directora, por lo tanto me parece meritorio porque es un tipo de reconocimiento”, sostiene la Dra. Bulo.

Asimismo, la académica cree que “fue un elemento a considerar el que haya sido mujer, porque es importante promover y aumentar este espacio para que ojalá exista igualdad de género”.

En ese sentido, la Dra. Bulo puntualiza que hace un par de años realizó un análisis de la presencia de mujeres en Filosofía en Chile. Éste arrojó que sólo alcanza el 15%.

Por otro lado, la experta tiene claro que es un momento complejo para ser directora, puesto que Fondecyt se encuentra con escasez de recursos para financiar y, por lo mismo, un alto porcentaje de proyectos debe quedar fuera. De hecho, el año pasado la adjudicación de proyecto regular fue del 27%.

“Nos llegan todos los reclamos y las indignaciones, y además, tienen razón, pero me parece que lo que una tiene que hacer es tratar justamente de abogar para que haya criterio en la evaluación”, explica la académica.

IDEA

La doctora Bulo, además, es coordinadora de los programas de postgrado de IDEA, motivo que la lleva a vincularse directamente con la recientemente creada Vicerrectoría de Postgrado.

A su juicio, la Universidad alcanzó el mayor mérito tras su implementación. “Era algo muy necesario, ya que significa posicionarse de otra manera respecto al concepto de Universidad compleja, porque una Universidad que quiere ser compleja debe integrar de manera prioritaria el postgrado y la investigación”, enfatiza.

Y en esa línea, la Dra. Bulo aprovecha la oportunidad para destacar el “altísimo nivel de académicos en IDEA”. Para graficarlo, remarca que el porcentaje de adjudicación de proyectos Fondecyt en el Instituto está por sobre el 90%.

“Esa es una de las fortalezas de IDEA, y además, todos sus programas de postgrado están acreditados en este momento. Sumemos el nivel de investigación de los académicos y la calidad de los proyectos”, resalta.

Páginas

Suscribirse a RSS - Fondecyt