Institucional

Español

Unidades Mayores del Plantel redoblan esfuerzos para asegurar el desarrollo del año académico

Unidades Mayores del Plantel redoblan esfuerzos para asegurar el desarrollo del año académico

Para nadie es un secreto que los efectos del COVID-19 han trastocado la vida de todos. La Universidad de Santiago de Chile no ha sido la excepción y ha tenido que implementar una serie de acciones que reduzcan el impacto que ha causado la pandemia en su quehacer. 

En un contexto incierto, la Vicerrectoría del Estudiante (VRAE) y la Vicerrectoría Académica (VRA) han redoblado los esfuerzos para que alumnos/as tengan la posibilidad de realizar el primer semestre de 2020 de manera óptima, constituyendo un esfuerzo inédito y  extraordinario en estos momentos de crisis social y sanitaria.

Implementación en un corto plazo de clases virtuales, refuerzo en apoyo psicológico para estudiantes, beneficios económicos y en equipamiento, una actualización al protocolo de clases virtuales, en otras acciones, han puesto en evidencia la rápida reacción de la Institución ante la catástrofe, para la cual nadie estaba preparado.

En este escenario adverso, la VRAE, siguiendo los lineamientos indicados por el Rector en cuanto a que nadie de nuestra comunidad universitaria quede sin asistir a clases on line por falta de equipamiento docente y/o accesibilidad a internet, realizó ayer un tercer llamado a postular a las becas de conectividad. Además, durante este tiempo ha estado asistiendo a familias en donde jefas y jefes de hogar han sufrido problemas laborales.

En ese sentido, el vicerrector de Apoyo al Estudiante, Dr. Bernardo Morales Muñoz, informó que hasta el momento se han entregado “aproximadamente 3.200 beneficios de conectividad y equipos a la comunidad estudiantil. Además de eso, hemos otorgado otros tipos de ayuda, para alumnos/as cuyos padres o sostenedores han tenido dificultades para trabajar durante esta pandemia, ya sea ayuda económica o liberándoles de algunos pagos”. 

Agrega que con el trabajo que se ha realizado hasta el momento “hemos logrado vislumbrar las necesidades que tienen nuestros/as estudiantes para ir en su ayuda y permitir que esta nueva modalidad educativa, que llegó para quedarse, la podamos realizar lo más normal posible”.

Con respecto a lo incierto que ha resultado este tiempo, el Dr. Morales dijo que hay que unirse y solucionar los problemas de manera conjunta. “Este es un momento en que todos nos juntemos, colaboremos y solucionemos las problemáticas, más que ir agregando nuevas incertidumbres a una situación que ya es incierta, y que ya nos produce estrés”, destacó.

Sobre las acciones que ha tenido que tomar el Plantel para corregir los problemas que ha generado el Coronavirus, aseguró que “se ha hecho un esfuerzo inédito en la historia de la Institución; esto ha sido una cosa que jamás se había hecho antes  y hemos puesto todas nuestras energías desde la VRAE, trabajando fuertemente para estar a la altura de las necesidades de nuestros estudiantes”.

Actualización de protocolo de clases virtuales

Hace un par de días se dio a conocer una actualización del protocolo institucional para clases virtuales de pregrado (diurno y vespertino) y postgrado. El documento incorporó la experiencia de estudiantes, cuerpo académico y docente, generando nuevas adecuaciones, principalmente en materia de evaluaciones, experiencias de formación práctica, recesos y recalendarizaciones, duración de los módulos de clases y las características de las clases.

Por ejemplo, se establece que el 12 de septiembre finaliza el presente semestre, además se otorgará un período de receso de una semana, cada cuatro semanas de clases virtuales, exceptuando en el caso de alumnos de especialidades médicas e internos de ciencias la salud, que cumplen labores esenciales en el escenario actual.

Igualmente se confirma que el presente semestre será completamente en modalidad virtual; se considera la realización de pruebas PEP de forma asincrónica y en horario distinto al de la asignatura; y se reglamentan las condiciones para las evaluaciones por medio de controles, tareas, trabajos, trabajos de investigación, entre otros tipos de evaluación. Del mismo modo se limita la duración del módulo horario a una hora cronológica como máximo, entre otras medidas.

Frente a estas medidas el vicerrector Académico, Dr. Juan Carlos Retamal Abarzúa, sostuvo que en el contexto que nos encontramos, toda la comunidad universitaria ha sabido responder de manera óptima. “Se debe reconocer el compromiso del estudiantado, puesto que tenemos una alta asistencia a clases, por lo tanto hay responsabilidad de los/as alumnos/as con su proceso formativo aun en las condiciones en las que se está desarrollando el semestre. También el esfuerzo de todo el personal administrativo por sacar adelante este periodo y del profesorado que fue capaz de levantar el semestre a las condiciones que estamos hoy día”.

Se entiende que en las condiciones actuales era imposible desarrollar el año académico de forma normal. Por este motivo el aplazar el comienzo del ciclo formativo se hizo para aminorar las consecuencias que pudiera tener el proceso pedagógico;prolongación que, de extenderse, podría provocar un retroceso en lo que se ha logrado hasta el momento. 

“Por todo el esfuerzo invertido por cada persona que está involucrado en esto, sería un retroceso importante al progreso que estamos logrando hasta el momento. Creo se debe buscar flexibilidad y que todos comprendamos y reflexionemos de lo inédito de la situación, porque esto es muy distinto a las experiencias que hemos vivido hasta el momento”, comentó el vicerrector.       

Por último el Dr. Retamal sostiene que existió una  buena recepción por parte de las autoridades de la Corporación al petitorio del estudiantado, que también incluye las problemáticas del profesorado, en muchos casos similar. “Yo creo que ha existido mucha resonancia con las peticiones que los representantes estudiantiles solicitaron a las autoridades de la Universidad. Igualmente por parte del cuerpo académico que comprende en las condiciones en las cuales estamos desarrollando el semestre académico y las dificultades por las que están atravesando nuestros estudiantes, porque atraviesan situaciones similares. Tenemos que profundizar la flexibilidad de parte de todo el mundo para poder concluir el semestre académico y cumplir con los procesos formativos. Hay una compresión del problema, que es colectivo y que afecta a todo el mundo”, aseguró.

Aprobación del Departamento de Ingenierías Multidisciplinares: a la vanguardia de las especialidades a nivel nacional

Aprobación del Departamento de Ingenierías Multidisciplinares: a la vanguardia de las especialidades a nivel nacional

El “Departamento de Ingenierías Multidisciplinares” fue recientemente aprobado por la Junta Directiva de la Universidad de Santiago y se posiciona como el décimo departamento académico de la Facultad.
 
Contará con las especialidades de Ingeniería Civil Biomédica, Ingeniería Civil Mecatrónica e Ingeniería Civil Telemática, carreras que apuntarán a formar ingenieros e ingenieras con visión en las necesidades de la ingeniería del futuro y la digitalización de los sectores productivos.
 
Para el decano de la Facultad de Ingeniería, Juan Carlos Espinoza, “esta aprobación nos pone a la vanguardia lo que respecta a especialidades dentro de la ingeniería a nivel nacional, y la idea fundamental de que este nuevo departamento, en conjunto con los otros tradicionales, sea un polo de trabajo colaborativo en las áreas de la ingeniería que, por su configuración, requieren de un trabajo multidisciplinario, colaborativo y en el cual toda la Universidad se sienta convocada”.
 
Este fue un proyecto desarrollado por el Decanato de la Facultad de Ingeniería, en conjunto con el Vicedecanato de Docencia, el Vicedecanato de Investigación, Desarrollo y Postgrado, la Secretaría de Facultad, Consejeros y Directores de cada departamento. La propuesta contempló una sola Unidad, para fomentar el trabajo multidisciplinario al interior de las tres carreras.
 
Espinoza remarcó queel nombre de este nuevo departamento responde a la forma en la cual las carreras fueron diseñadas al interior del Decanato de la Facultad.“Para nosotros, el término multidisciplinar se refiere a la visión que tenemos de este Departamento, en el sentido de que sea un catalizador en el desarrollo de nuevas áreas de investigación aplicada en ingeniería, teniendo como denominador común, el aporte de todos los departamentos que conforman la FING y, por supuesto, el valioso aporte de todas las facultades que componen la Usach”.
 
En cuanto al proyecto académico que se viene para esta Unidad, en el corto plazo, contempla su consolidación y la de las tres carreras que la componen, además de la incorporación de académicos y académicas con un perfil que permita colaborar con los otros departamentos de la Facultad.
 
En el mediano plazo se proyecta la evaluación de programas de postgrado propios, a nivel de magíster y doctorado.“En ese sentido, aprovecharemos la oportunidad que nos entrega el Proyecto Nueva Ingeniería 2030, de generar programas de postgrado tecnológicos; pensar en carreras de ingeniería en especialidad de corta duración; fortalecer la educación continua y en cuanto a la investigación, aprovechar la apertura de un campo que es difícil dimensionar, por las potencialidades de las áreas que abordan estas tres nuevas carreras”, precisó el decano Espinoza.
 
El Decano Espinoza destacó la participación de estructuras colegiadas de la universidad, que facilitaron la aprobación de este importante proyecto. “En primer lugar, agradecer a los académicos que integraron los tres grupos de trabajo para la creación de las tres nuevas carreras de ingeniería civil y a los coordinadores de estos grupos de trabajo. Al equipo de gobernanza del decanto, al Consejo de la Facultad de Ingeniería, conformado por los Srs. Directores de Departamento, Consejeros académicos, Consejera estudiantil y Consejero estamento administrativo, quienes apoyaron de manera unánime estos proyectos, tanto de creación de las tres carreras, como de creación de este nuevo Departamento. Al Consejo Académico y a nuestra Junta Directiva, ya que son las instancias colegiadas por las cuales un proyecto de este tipo debe pasar.  Sin embargo, hay dos personas que he querido dejar al último para agradecer todo el apoyo y confianza, me refiero a nuestro Rector y al Sr. Prorrector de nuestra Universidad, quienes creyeron desde un principio en nuestro proyecto y lo hicieron suyo también”.
 
De esta manera, la Facultad de Ingeniería aumenta de diez a catorce ingenierías civiles y suma tres nuevas áreas de desarrollo a la ingeniería del futuro, transformándose en la universidad con más carreras de ingeniería civil del país.

Decano Marcelo Mella destaca decisión que aprueba creación del Departamento de Estudios Políticos de la Facultad de Humanidades

Decano Marcelo Mella destaca decisión que aprueba creación del Departamento de Estudios Políticos de la Facultad de Humanidades

La Junta Directiva de la Universidad de Santiago decidió aprobar la creación del Departamento de Estudios Políticos de la Facultad de Humanidades.

El decano de la FAHU, Dr. Marcelo Mella, a través de un comunicado, destacó la decisión que culmina, dijo, “un camino de varios años que ha permitido dar vida a la séptima unidad académica de la Facultad de Humanidades”.
 
Añadió que el momento en el que esto ocurre, “nos estimula para que este nuevo Departamento fortalezca aún más la contribución de nuestra Universidad en aquellos problemas de alto impacto público”.
 
El Dr. Mella agradeció especialmente a los integrantes del Consejo Académico, a la Junta Directiva y a Rectoría por el apoyo a esta iniciativa, así como al cuerpo de profesores de la Licenciatura en Estudios Internacionales por su compromiso que permite culminar este proceso.
 
A dicha decisión anunciada por el rector de nuestra Universidad, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid se suma la creación del Departamento de Ingenierías Multidisciplinares en la Facultad de Ingeniería.
 
Esta modificación a la Estructura Orgánica de la Usach también contempla la formalización de unidades (que de momento se encuentran declaradas de carácter funcional), como el Programa de Acceso Inclusivo, Equidad y Permanencia de la Vicerrectoría Académica, y el traslado de unidades estratégicas del Gobierno Central a Prorrectoría, como es el caso del Departamento de Comunicaciones, Radio y Televisión y la Dirección de Género, Diversidad y Equidad.

Pregrado consolida sistema de calificación y evaluación docente y regula carga académica

Pregrado consolida sistema de calificación y evaluación docente y regula carga académica

Junto con la Gestión Institucional, la Docencia de Pregrado está considerada en la evaluación de áreas mínimas para que las instituciones puedan acreditarse. 
 
Para obtener este reconocimiento de excelencia se considera el conjunto de políticas y mecanismos institucionales destinados a asegurar la calidad de la formación educacional, enfatizando en aspectos relacionados con el diseño y aprobación de los programas ofrecidos; con su implementación y seguimiento; con el análisisde sus resultados y mecanismos de revisión y modificacióndel currículo, entre  otrosque afecten la calidad de la formación entregada.
 
En el caso de nuestra Casa de Estudios durante el proceso anterior y actual, surgieron observaciones que daban cuenta de aspectos que dificultaban alcanzar grados óptimos en estas materias. Falta de flexibilidad y articulación entre pre y postgrado en algunas Facultades, consolidación de los sistemas de Calificación Académica integrados a los convenios de Desempeño Académico, recarga de trabajo académico, entre otras fueron algunas problemáticas observadas. 
 
En el caso de la carga de trabajo del cuerpo docente este se encuentra  regulado por la resolución N°10301 de 2010, cuyo objetivo es que las labores sean repartidas en un promedio de 12 horas semanales en cada Unidad Académica entre los miembros de los profesores jornada, mandato que permite resguardar el equilibrio entre los tiempos destinados a los cuatro ámbitos de desarrollo de la carrera académica: docencia, investigación, gestión institucional y vinculación con el medio. 
 
Por otro lado, la situación de los profesores hora se encuentra regularizada desde el año 2013 en la resolución N°9852, la cual indica la cantidad de horas destinadas exclusivamente a la docencia que las Unidades Académicas pueden utilizar, impartidos por éstas, quienes se suman a los académicos en labores de instrucción. Los miembros que pertenecen a esta jerarquización pueden ser contratados por 16 horas.  
 
Para el Dr. Juan Carlos Retamal, vicerrector Académico, el proceso que está viviendo la Universidad  “ha sido intenso, constructivo y enriquecedor en el que se han integrado diferentes visiones institucionales”. 
 
Sobre la regulación de la carga horaria sostuvo que ha permitido que el desarrollo de los académicos no se vea afectado. “La Institución posee normativas que regulan la distribución del trabajo académico que contemplan los cuatro ámbitos del desarrollo de la carrera académica. La evolución de indicadores asociados a investigación se vería afectada si no existieran estas normativas. La evidencia indica una expansión notable en términos de publicaciones en los últimos cinco años”, expresó.
 
Con respecto a las observaciones hechas alos Sistemas de Calificación Académica integrados a los Convenios de Desempeño Académico, los cuales no estarían consolidados, el Plantel ha mostrado su compromiso con la excelencia del cuerpo académico consensuando en la Institución un nuevo mecanismo (Resol. 2196 de 2019) que determina requisitos de productividad académica que son propios de una Universidad compleja.
 
Dicha disposición contempla la incorporación explícita de indicadores de productividad académica con el fin de establecer una base común que considere la realidad de las diversas Facultades, Departamentos, Escuelas, Programas, Institutos y Centros.
 
En esta área el Vicerrector aseguró que “los procesos de evaluación y calificación del desempeño académico se han definido institucionalmente a partir del año 2009, y es una materia en la cual se han implementado modificaciones recientes considerando criterios más amplios de evaluación del cuerpo académico”. 
 
Además agregó que estos balances son relevantes para hacer crecer a la Corporación. “Es importante porque todos tenemos que contribuir a engrandecer a la Universidad de Santiago y debemos tener claridad de los requerimientos institucionales mínimos a los cuales debemos atender”.
 
Flexibilidad curricular
 
Nuestra Casa de Estudios  ha avanzado hacia el desarrollo de estructuras formativas más flexibles, entendiendo esto como un atributo esencial de los planes de estudio. En la resolución Nº 7441, se establecen los lineamientos institucionales de flexibilidad, articulación y otros mecanismos de armonización curricular entre los distintos niveles formativos.
 
En la Facultad de Química y Biología han trabajado decididamente en la flexibilización de las mallas curriculares de pregrado “permitiendo a los alumnos realizar un tronco común entre las carreras, con salidas intermedias certificadas (por ej. Bachiller de Ciencias Químicas) al segundo, cuarto y quinto año”, expuso la Dra. Leonora Mendoza, decana de la Unidad Mayor.
 
A las certificaciones intermedias se suma  el Minor en Gestión Institucional en Salud de Química y Farmacia, el primero aprobado por el Plantel. La autoridadexplicó que este “complementa las asignaturas propias de la carrera con otras que  se dictan en las Facultades de Administración y Economía y la de Ciencias Médicas. Esto les otorga un  grado mayor de especialización a los alumnos que deciden realizarlo, entregándoles mejores herramientas para desempeñarse en el campo laboral”. 

Universidad de Santiago conformará Comité Especial de Bioseguridad por COVID-19

Universidad de Santiago conformará Comité Especial de Bioseguridad por COVID-19

Al comenzar la propagación de casos de COVID-19 en Chile, la Universidad de Santiago puso a disposición del país todas sus capacidades humanas y técnicas para enfrentar la pandemia.

Entre otras múltiples iniciativas institucionales, laboratorios del Plantel utilizados originalmente para investigación, fueron reacondicionados para servir como laboratorios clínicos y colaborar en el diagnóstico de contagios en el país.

Ante esta readecuación de nuestras instalaciones y el nuevo enfoque de tareas, surgió la necesidad de reforzar también el Comité de Ética Institucional (CEI) de la Universidad, mediante la creación de un Comité ad hoc de Bioética y la conformación, además, de un Comité Especial de Bioseguridad, próximo a ser formalizado a través de una resolución.

Al respecto, el presidente del CEI, Dr. Claudio Martínez, detalló que el Comité de Bioética ad hoc, surgió como respuesta a la solicitud de apoyo desde el punto de vista de ética y bioseguridad por parte del Ministerio de Ciencia.

“Ahora, en el transcurso del trabajo de este Comité de Bioética ad hoc, nació la necesidad de abordar, específicamente, los temas de bioseguridad asociados al laboratorio clínico, y a los que eventualmente pudieran emerger de la Universidad en apoyo ante la pandemia. Y por eso el CEI participa en la génesis de un Comité de Ética en Bioseguridad”, agregó el académico.

En efecto, dentro de los próximos días, debería ser publicada la resolución institucional que crea el Comité Especial de Bioseguridad de la Universidad de Santiago de Chile. Así lo anunció el Dr. Julio Romero, vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación (VRIDEI), vicerrectoría de la que depende el CEI.

El vicerrector explicó que el rol del Comité de Bioseguridad, será revisar los protocolos de bioseguridad en el ámbito de los laboratorios de diagnóstico y cualquier otra actividad similar que se pueda establecer en el marco de la pandemia, además de “los aspectos técnicos relativos al funcionamiento de estos laboratorios, para garantizar sus protocolos y sus procedimientos en el ámbito de la seguridad biológica y atender, así, las futuras necesidades de los ministerios o de las instancias en que la Universidad pueda aportar en el ámbito de la pandemia”.

Según señaló el Dr. Romero, el propósito es que este Comité de Bioseguridad, permanezca “y pueda actuar en todas las instancias que se requieran al futuro”.

“Está claro que esta situación (de pandemia) puede ser solamente una de tantas otras situaciones de orden epidemiológico que enfrentemos. De hecho, era algo que algunos especialistas ya veían venir desde que enfrentamos crisis como las de la influenza. Ahora lo que estamos haciendo es actualizarnos para responder ante una emergencia mayor. Claramente la infraestructura que se ha creado con los laboratorios de diagnóstico y estos comités nos van a permitir responder a futuras incidencias del tipo epidemiológico”, señaló.

Respecto a la contribución social que está realizando la Universidad, desde el punto de vista técnico y también ético, el Dr. Romero afirmó que el Plantel “está poniendo a disposición, y eso lo han manifestado abiertamente las autoridades del Gobierno al rector, todos los medios, su estructura y conocimiento, para poder apoyar en lo que sea necesario a la comunidad”.

“En ese sentido -agregó el vicerrector-, prácticamente, todas las Facultades, académicos y académicas, centros de investigación e incluso los (as) estudiantes y nuestros (as) egresados (as), a través de empresas o por iniciativas individuales, se han conectado con la Universidad de Santiago para ayudar en esta crisis”. “Creo que nuestro Plantel está cumpliendo su rol de manera muy intensa, desde todo el campo de acción que le compete”, puntualizó el Dr. Julio Romero.

Universidad de Santiago se prepara para dar a conocer principales resultados de Autoevaluación Institucional

Universidad de Santiago se prepara para dar a conocer principales resultados de Autoevaluación Institucional

En enero de 2019 el rector de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, inició oficialmente el Proceso de Acreditación 2020. En la oportunidad, la autoridad enfatizó que “están dadas las condiciones para lograr la acreditación máxima, pero esto requiere de un gran trabajo”.

Desde esa fecha se han realizado diferentes actividades que se encuentran en el marco del proceso de Autoevaluación Institucional, el cual permitió que se identificaran fortalezas y desafíos
en todos los ámbitos institucionales.

Unas de las herramientas para lograr este objetivo fue la aplicación de una encuesta de opinión a los académicos, profesores por hora, estudiantes, funcionarios, egresados y empleadores, respecto a nuestra Casa de Estudios. En total se contestaron 12.501 cuestionarios, una cifra que casi triplica la del proceso anterior, que bordeó los 4.700 aproximadamente.

También se realizaron entrevistas individuales semiestructuradas a autoridades unipersonales del Gobierno Central y Facultades, directores de Centros e Institutos de la Universidad, actores de vinculación con el medio y empleadores, así como la realización de entrevistas grupales semiestructuradas a autoridades de los Departamentos Académicos por Facultad y a representantes estudiantiles.

En noviembre de 2020 se desarrollaron las Jornadas de Autoevaluación Institucional de la Universidad de Santiago de Chile. En ellas, académicos, académicas, funcionarios y funcionarias,
analizarán las fortalezas y debilidades de nuestro Plantel que luego, de manera preliminar, se dispusieron como acciones de mejoramiento. En esta actividad participaron 382 miembros de
nuestra Casa de Estudios

La jefa del Departamento de Calidad y Acreditación, Verónica Vistoso, destacó que a diferencia del último proceso, “este nuevo proceso de acreditación institucional tuvo mayor participación que el proceso anterior, a través no solo de encuestas a actores internos y externos, sino también entrevistas de profundidad a las autoridades, focos grupales y las jornadas de autoevaluación”, aseguró.
 
Toda la información obtenida en este proceso apoyará la preparación y posterior visita de pares evaluadores estimada para el segundo semestre del año 2020, los que posteriormente emitirán un Informe de Evaluación Externa, el que tendrá una respuesta institucional.

Para Verónica Vistoso es muy relevante informar estos datos, porque entrega la posibilidad de conocer los avances que ha tenido la Universidad en materia de acreditación. “Es muy importante socializar los resultados de este proceso de Autoevaluación Institucional, dado que se debe dar a conocer la situación actual de la Universidad, la evolución que ha tenido en el periodo 2014-2019, los avances, los impactos en materia de docencia de pregrado y postgrado, investigación y sus áreas transversales de vinculación con el medio y gestión. Todo lo anterior, apoyará la preparación y posterior visita de pares evaluadores”, enfatizó.

Esta es la tercera oportunidad en que el rector de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, encabeza esta importante diligencia. Para la autoridad “este ha sido un largo proceso en donde se ha podido conocer la opinión de distintas personas que componen nuestra comunidad universitaria con 170 años de historia, las que deben sentirse orgullosas de haber aportado con su visión y experiencia”.

Universidad de Santiago asegura progreso institucional y estabilidad laboral

Universidad de Santiago asegura progreso institucional y estabilidad laboral

Este fin de semana un matutino de circulación nacional publicó una nota donde se informaba que seis universidades suspendían a trabajadores producto de la crisis sanitaria y su situación financiera; efectos del Coronavirus que demuestra que el momento actual no solo ha golpeado a los planteles académicamente, sino también a quienes laboran en ellos.

El rector de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Juan Manuel Zolezzi, en su tradicional saludo del Día del Trabajador, reiteró y enfatizó que se están realizando “todos los esfuerzos en conservar los puestos de trabajo del cuerpo académico, administrativo y del profesorado para mantener y honrar los compromisos contractuales y monetarios que tiene el Plantel” con la comunidad universitaria, con sus familias, y mantener el desarrollo de nuestra Institución.

En el mismo comunicado, la máxima autoridad de la Usach anunció que ha solicitado a Prorrectoría “realizar todas las estimaciones y ajustes necesarios para asegurar” el progreso de la Institución.

En esa dirección el Prorrector, Dr. Jorge Torres, explicó que después del estallido social se planificó el manejo de los egresos “especialmente en aquellos ítems que realmente se necesitaban, priorizando el desarrollo de la docencia, investigación y postgrados”. Conjuntamente, los recursos recibidos del Ministerio de Educación se dispusieron para implementar espacios para los estudiantes y se evitaron aumentos de gastos que estaban relacionados con contratos de servicios.
 
En este apartado se encuentra la internalización del personal de aseo en diciembre pasado. Luego se trabajó con las y los decanos de cada Facultad la posibilidad de generar ingresos adicionales, vía aumento de matrícula, con el fin que esos dineros se ocuparan en el desarrollo y pago de edificios en construcción, inmobiliarios y equipamiento de nuevas infraestructuras; lo que resultó ser una medida efectiva.

Este manejo presupuestario se está reflejando en que “estamos tomando decisiones para coordinar solamente pagos extremadamente necesarios para asegurar el desarrollo institucional, seguir mejorando los espacios educativos, evitar el cierre de programas vespertinos de pregrado y postgrado, perfeccionar a nuestro cuerpos académico y administrativo, entregar apoyos al estudiantado, evitar el cierre del Planetario y Segic, entre otros temas, evitando tomar medidas sobre los empleos y remuneraciones”, aseguró el Dr. Torres.
 
Privilegiar la permanencia del empleo
Para Genaro Arriagada, presidente de la Asociación de Funcionarios de la Universidad de Santiago de Chile (Afusach), la posición que ha tomado la Universidad de Santiago con respecto a temas laborales es la correcta. “Nos parece bien. Porque nosotros enviamos un comunicado a nuestros asociados en donde decimos que se debe privilegiar la permanencia del empleo y no la rebaja de los sueldos”. Igualmente valora que exista un diálogo con las autoridades, situación que en otros planteles no se produce.

Las personas en el centro de la gestión universitaria
En diciembre pasado, nuestra Casa de Estudios demostró que las personas están en el centro de su gestión mejorando las condiciones de trabajo y avanzando hacia el fin de la precariedad laboral con el término del subcontrato.

En esa oportunidad, se contrató a más de trescientas personas que prestaban servicios de aseo con convenio a honorarios, estableciéndose instancias para que estos trabajadores regularicen sus estudios y puedan cumplir así con los requisitos que se les exigen para ingresar a la administración pública y así contar con la seguridad y los beneficios de ser funcionarios/as de la Universidad. En una segunda etapa esto se extenderá al personal de seguridad y jardines.
 
Javier Tolmo, integrante de la Vocalía Laboral Usach, fue uno de los dirigentes que participó en las conversaciones y tratativas entre las “tías del aseo” y las autoridades. El representante estudiantil valora que el Plantel priorice el empleo en el actual escenario. “La decisión que ahora está tomando la Universidad de preservar el trabajo, en realidad tiene una larga data de una sana relación laboral que ha implementado la Usach dentro del último periodo como objetivo”, manifestó.

Entre las personas que se vieron beneficiadas con la internalización del servicio de aseo estaba Paola Escobar, quien recuerda el momento en que se oficializó su nueva situación contractual y la de sus compañeras. Relata que recibió la noticia “con alegría, satisfacción y esperanza de poder seguir surgiendo, de tener una mejor calidad de vida, mejoras laborales, el trato como funcionarios (…) Era la guinda de la torta que nos faltaba”.

Con respecto a cuál sería su situación laboral si es que no hubiese ocurrido este cambio, afirma que “obviamente estaríamos sin trabajo, sin sueldo y aproblemadas. Lo he pensado muchas veces. Lo que nos pasó fue porque estábamos en el lugar y el momento preciso”.

Autoridades y docentes del Plantel hacen positivo balance de primera semana académica online

Autoridades y docentes del Plantel hacen positivo balance de primera semana académica online

Hace una semana comenzó oficialmente el año académico en la Universidad de Santiago de Chile, pero esta vez fue diferente. La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 hizo que el mundo modificara sus formas de convivir, trabajar y estudiar. En el caso de nuestra Institución se suspendieron casi la totalidad de las actividades presenciales.
 
En lo académico, el aislamiento social obligó a las autoridades a poner en marcha las plataformas virtuales Zoom y Uvirtual, las que permiten desarrollar clases vía online y consultar material pedagógico. De esta manera no se retrasó, mayormente, el proceso formativo de alumnas y alumnos antiguos y nuevos.  
 
Antes del inicio oficial de las clases se realizó durante quince días una marcha blanca, donde se hizo el proceso de inducción para adaptar la docencia al momento actual.
 
En este escenario la Vicerrectoría Académica, en conjunto con el Consejo Superior de Docencia de la Universidad, han jugado un rol fundamental velando por el funcionamiento y desarrollo de la docencia virtual en ambas plataformas. 
 
Para el vicerrector Académico, Dr. Juan Carlos Retamal Abarzúa, la evaluación es favorable. “Hemos visto positivamente el inicio de semestre luego de una marcha blanca en que tanto profesores como alumnos han interactuado previamente  para adquirir confianza en el uso de las herramientas que la Institución ha dispuesto para este proceso. Las clases se están realizando con una alta asistencia de los estudiantes y apreciamos alto interés en su desarrollo”, comentó.
 
Con respecto a cambios al proceso educativo en este periodo, la autoridad aseguró que “es muy pronto para tener una impresión en esta materia. Estamos recién comenzando con esta implementación. Vemos de parte del estudiantado y profesorado un gran compromiso para sacar adelante el desafío que tenemos por delante”. 
 
Sobre la utilización de Campus Virtual por parte de alumnos y profesores el Dr. Retamal consideró que se debe convertir en una “herramienta clave para apoyar el proceso de enseñanza aprendizaje. Estamos trabajando continuamente en ampliar sus funcionalidades para facilitar el uso”; mientras que “Zoom es una alternativa de fácil uso, y que tiene funcionalidades adecuadas para el trabajo que debemos realizar”, afirmó. 
 
María Isabel Cortez Muñoz, directora de Pregrado de la Universidad de Santiago, valoró también el uso de ambas plataformas y aseguró que “levantar un semestre con clases 100% en modalidad virtual en un plazo de un mes, que es lo que ha estado haciendo la Universidad, requiere  de un tremendo esfuerzo”.
 
Testimonios de profesores
 
En este contexto, los académicos se encontraron con una realidad que muchos no conocían y que les ha significado reinventarse en las formas de hacer clases.
 
Es el caso de Óskar Recabarren Reckmann, profesor del Departamento de Publicidad e Imagen de la Facultad Tecnológica, quien a pesar de desarrollarse profesionalmente en formación e-learning, se vio obligado a tener que ocupar nuevas herramientas que no tenía contempladas para sus clases.
 
El publicista sostuvo que se debe tener claro que la formación online “va más allá de llevar una clase presencial en Zoom. Hay elementos de didáctica que el docente tiene que desarrollar, mecanismos que tienes que hacer para conectarte con la audiencia que son los alumnos y que son diferentes a los que se ocupan en una clase presencial”, aclaró. Además, agregó que para él “ha sido un desafío interesante y me ha motivado más” lo que está viviendo como docente. 
 
El egresado del Plantel valora el esfuerzo que está haciendo nuestra Casa de Estudios en levantar estas plataformas, porque “hay un desafío bastante grande de cómo la Usach puede unificar las energías y resultados en este tipo de crisis, ya que en las adversidades se hacen más fuertes las instituciones. No sé cómo surgió el Campus Virtual, pero me he metido y tiene funcionalidades envidiables. Y lo mismo con Zoom. Esos dos elementos son la base de mis clases”, concluyó.
 
Al igual que muchos académicos y académicas del plantel la profesora de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Santiago, Clara Pérez Gutiérrrez,  tuvo que adaptarse rápidamente al contexto pedagógico, ya que nunca había realizado clases de esta manera. Para ella la transición ha sido buena, pero aún debe seguir ensayando con estas nuevas herramientas. 
 
Sobre el proceso de adaptación, sostuvo que ha sido “mejor de lo que esperaba. Las sesiones virtuales sincrónicas me han dado la gran oportunidad de una relación más matricial con los/as estudiantes. Son mis grandes profesores/as en el manejo tecnológico. Pienso que este intercambio ha sido enriquecedor”, concluyó.

Usach visibiliza su quehacer en nuevo Reporte de Sostenibilidad

Usach visibiliza su quehacer en nuevo Reporte de Sostenibilidad

La Universidad de Santiago de Chile publicó su undécimo reporte de sostenibilidad cumpliendo, de este modo, un compromiso que viene respondiendo, de manera ininterrumpida desde el año 2008, cuando se convirtió en el primer Plantel de América Latina en realizar este informe de acuerdo a los estándares del Global Reporting Initiative (GRI).

El actual reporte incluye el desempeño institucional del periodo comprendido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2018 y considera, por primera vez, un ejercicio de integración con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

Elaborado mediante la metodología GRI, el Reporte de Sostenibilidad es un documento institucional a través del cual las organizaciones comunican su desempeño en los ámbitos social, financiero y ambiental en un período determinado. Para el caso de la Universidad de Santiago de Chile, constituye una evidencia concreta del aporte al bien público que ésta entrega al país.

Para reportar el año 2018, se incluyó el desempeño institucional en función de los ODS, con el propósito de contar, por primera vez, con un diagnóstico en esta materia.

Los Objetivos de Desarrollo Sustentables, a su vez, constituyen un llamado a abordar temas como la erradicación de la pobreza; la seguridad alimentaria; la salud y bienestar; la educación de calidad e inclusiva; la igualdad de género; la gestión sostenible del agua; la energía; el crecimiento económico sostenible; la infraestructura e innovación; la desigualdad entre países; las ciudades inclusivas y sostenibles; el consumo y producción sostenibles; el cambio climático; los recursos marinos; los ecosistemas terrestres y la justicia.

La iniciativa adoptada por la Institución, se establece como una línea base para comenzar a trabajar en aportar al cumplimiento de estos objetivos.

El proceso de elaboración del reporte requirió del levantamiento de información mediante una acuciosa y exhaustiva recopilación a partir de fuentes primarias (entrevistas) y secundarias (documentación, revisión de prensa y/o bibliográfica). También se requirió de la recopilación y sistematización de datos, a partir de lo cual se calcularon los indicadores que exige la metodología GRI.

El director de Desarrollo Institucional, Víctor Caro, dijo que para la Universidad, “es necesario realizar este reporte porque, como institución pública, nos obligamos a rendir cuentas acerca de las actividades realizadas en un marco de la responsabilidad social universitaria, dejando así una evidencia concreta y validada sobre nuestro aporte al crecimiento y desarrollo del país”.

En tanto, el prorrector Dr. Jorge Torres, recalcó que, como Corporación, “tenemos la obligación de dar a conocer a la ciudadanía, nuestros avances y el estado de nuestra gestión interna”.

“A través de este reporte, que, como Universidad, fuimos pioneros en responder en América Latina, estamos haciendo un ejercicio de transparencia y, también, de compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por las Naciones Unidas y, por lo tanto, con el futuro de nuestra sociedad”, puntualizó Torres.

Revisa el Reporte Institucional de la Universidad de Santiago de Chile 2018, en el enlace:

www.usach.cl/universidad/documentos-universidad

 

Universidad de Santiago activa conjunto de facilidades para el proceso de matrícula

Universidad de Santiago activa conjunto de facilidades para el proceso de matrícula

Con el objetivo de apoyar a las y los estudiantes que más lo necesiten en el complejo escenario que provoca la actual crisis sanitaria, la Universidad de Santiago de Chile ha generado una serie de medidas tendientes a facilitar el cumplimiento del proceso de matrículas para el primer semestre 2020.
 
Según informó el rector del Plantel, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, el plazo de matrícula vence el lunes 27 de abril y se hace imposible postergarlo más, pues se podría poner en riesgo la renovación para este año de algunos de los beneficios estudiantiles que se deben coordinar con el Ministerio de Educación.
 
A través de un comunicado, la máxima autoridad universitaria, informó que la Institución suspendió, por el momento, la entrega del pagaré firmado. Esto implica que todas y todos los estudiantes pueden gestionar su matrícula en línea a través del enlace: https://pagosyserviciosenlinea.usach.cl/. Una vez que se retorne al campus, se procederá a implementar procesos para la firma y entrega del pagaré en la oficina de cobranzas.
 
El mensaje del rector indicó, además, que se ha implementado atención telefónica (+56953985679, +56 954752921, +56 953907968, +56 953895735, +56 953985480, +56953929783, +56 997396158) y vía correo electrónico (recaudaciondematriculas@usach.cl o cobranzas.usach@usach.cl), “para que quienes tengan deudas de arrastre puedan comunicarse con una ejecutiva, de manera tal de otorgar las mayores facilidades para la repactación de sus deudas y facilitar al máximo el trámite de sus matrículas”.
 
“Si producto de la contingencia, tienes problemas para el pago de la matrícula, hemos fortalecido el programa de becas de media matrícula, el cual está siendo canalizado directamente por la Federación de Estudiantes, por lo que, si este es tu caso, te invitamos a contactarte con la Federación de manera de buscar una solución por esta vía”, agregó el comunicado.

En cuanto a aquellos estudiantes que presenten problemas académicos que impidan la matrícula, desde el Gobierno Central de la Universidad se solicitó a las Facultades flexibilizar algunos reglamentos, por lo que se invitó al alumnado a tomar contacto con los respectivos jefes de Carrera, directores de Departamento o Escuela o registradores Curriculares, para analizar el caso y solucionar el problema o restricción.
 
“En estos difíciles momentos por los que atraviesa nuestro país, la Universidad de Santiago de Chile, muy consciente de su rol social, está tomando todas las medidas tendientes a apoyar a nuestras y nuestros estudiantes que más lo necesiten”, señaló el rector Zolezzi.
 
Más apoyo al estudiante
Respecto a las y los alumnos que enfrentarán el problema de no contar con los implementos necesarios para operar por canales online, el comunicado del rector reiteró la implementación de becas de apoyo para conectividad y para la facilitación de notebooks a quienes carezcan de dichas herramientas.

Para postular a este beneficio, quienes lo necesiten, deben tomar contacto con las asistentes sociales de sus respectivas carreras. Quienes cumplan con los requisitos socioeconómicos, serán apoyados con las ayudas señaladas; siendo necesario para postular, encontrarse matriculado.
 
El vicerrector de Apoyo al Estudiante (VRAE), Dr. Bernardo Morales, informó que ya se han recibido numerosas solicitudes y recordó que el plazo para postular es hasta hoy martes a las 17:00.
“Una vez terminadas las postulaciones, nuestras asistentes sociales harán un análisis y determinarán qué personas serán beneficiarias de estas becas”, indicó el vicerrector.

Morales informó también la reciente puesta en marcha del perfil en Instagram de la VRAE (https://www.instagram.com/vraeusach/), desde donde se acompañará al estudiantado a través de conversatorios, cápsulas con consejos desde las diferentes unidades, además de actividades a través de la plataforma Zoom.

Según señaló el vicerrector, manteniéndose en sus casas, las y los estudiantes se enfrentan a desafíos psicológicos y físicos, “por eso la VRAE ha comenzado a abordar esta problemática y, para eso, hemos recurrido a estas instancias que permiten una mejor comunicación, de manera más interactiva, con gente joven, como nuestros alumnos”.

Pero también funcionarios podrán participar y hacerles preguntas a nuestros profesionales, como por ejemplo los psicólogos. “La comunidad podrá interactuar con los expertos, e incluso, si hay alguien que requiera una atención más directa, se podrá hacer. Respecto al tema físico, por ejemplo, nuestro Centro de Salud tendrá programas de interacción con los alumnos”, agregó Morales.

Páginas

Suscribirse a RSS - Institucional