Política

Español

Aseguran que resultados de encuesta CEP abre la puerta a nuevos candidatos presidenciales

Aseguran que resultados de encuesta CEP abre la puerta a nuevos candidatos presidenciales

  • El investigador del IDEA, Dr. Raúl Elgueta (en la fotografía), sostiene que el 62% que no responde a la pregunta acerca de quién le gustaría que fuera el próximo presidente de Chile, posibilita la aparición de nuevas candidaturas a La Moneda. “Si los futuros candidatos logran leer bien la situación en términos de mostrar autoridad y capacidad para unificar diferentes sectores, pueden desafiar y generar nuevos liderazgos”, precisa.


 




Este viernes se conocieron los resultados de la tan esperada encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP), un estudio que en diferentes oportunidades ha marcado la pauta de las elecciones presidenciales. Entre las cifras más destacadas, figura la alta aprobación de Alejandro Guillier, la baja aprobación histórica del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet y el primer lugar de Sebastián Piñera en lo que respecta a la carrera presidencial. No obstante, una de las cifras llamativas del sondeo fue que un 62% no sabe o no contesta la pregunta “¿Quién le gustaría que fuera el próximo Presidente?”.

Para el cientista político de nuestra Universidad, Dr. Raúl Elgueta, lo que revela la encuesta CEP es que, en relación a la contienda presidencial, “ganaron los que van a tratar de proponer algo nuevo. Se graficó un escenario abierto y si los fututos candidatos logran leer bien la situación en términos de mostrar autoridad y capacidad para unificar diferentes sectores, pueden desafiar y generar nuevos liderazgos”, afirma respecto a posibles nuevas cartas de partidos o movimientos emergentes, como Revolución Democrática, Amplitud, Izquierda Autónoma, Partido Liberal o Ciudadanos.

“Hay un espacio abierto en el sentido de que hay posibilidades de emprendimiento electoral o aventuras como algunos las llaman. Hay una oportunidad importante, pero las candidaturas alternativas van a tener que incorporar la lógica de los partidos que hay, que aunque marquen poco, tienen la llave de la gobernabilidad”, agregan el académico e investigador del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) del plantel estatal.

Para el especialista, esto sucede dado que “la próxima elección se definirá mucho en términos de autoridad y de qué Presidente va a estar en condiciones de conducir el país en un escenario creciente de disconformidad o percepción negativa”.

Por eso, “lo que indica es que el escenario está abierto. Lo complicado es que los partidos generen liderazgos potentes o marcas”, sostiene, complementando que “hay más bien un escenario de sorpresas posibles. Todavía no está muy claro que es lo que pueda ocurrir”.

Sobre este punto, concluye que “la estrategia de Ossandón es interesante, porque toma nota de lo poco que aporta para una elección presidencial la marca de los partidos políticos. Sin embargo, trata de presentarse con el apoyo de estos partidos. El escenario más probable son candidaturas amparadas por las coaliciones, que marcan poco pero igual lo hacen, y que se independizan de los partidos políticos”.

¿Seguirá bajando la aprobación del Gobierno?

Para el doctor en ciencia política, el Gobierno de Michelle Bachelet no seguirá cayendo en lo que respecta a su ya alicaído nivel de aprobación, que llegó a un histórico 15%. “Lo más probable es que se mantenga. No creo que caiga más, por este efecto de ‘U’ que seguramente se dará en la próxima elección. En un escenario de buena percepción de alcaldes, habrá muchos ediles reelectos y las dos coaliciones saldrán fortalecidas”.

Además, agrega que durante el próximo año no será “rentable” atacar a la Presidenta. “No hay reelección de Bachelet, así que no tiene tanto sentido que la oposición la golpee. Lo más probable es que pase a ser un personaje semi-retirado, que va a ser Presidente, pero que no va a ser considerado como una amenaza”.

Por ahora, Elgueta afirma que “lo único que puede hacer el Gobierno es tratar de aguantar. Seguramente, va a tratar de ver quiénes van a ser candidatos y ahí habrá un cambio de gabinete”.

¿Quién ganó en esta CEP?

“Claramente ganó Piñera, fue una buena encuesta para él. Aparece ahí y no ha necesitado ni alzar la voz. Ha salido con bastante apoyo”, sostiene el académico.

Respecto a cómo ha evolucionado la opción presidencial de Marco Enríquez-Ominami, sostiene que su tercer lugar en la pregunta ¿Quién le gustaría que fuera Presidente? “es harto dentro de todo, porque todos han bajado y él ha logrado aguantar, pero no ha capitalizado nada y eso es lo complicado”.

Experto califica de retrógrada prohibición de usar redes sociales para propaganda electoral

Experto califica de retrógrada prohibición de usar redes sociales para propaganda electoral

  • El doctor en comunicación Pedro Reyes sostiene que la medida “no tiene sentido para la realidad que vivimos hoy”, donde la penetración de redes sociales en Chile sobrepasa el 90%. Además, el Director de la Escuela de Periodismo de la U. de Santiago explica que una de las externalidades positivas más importantes de este tipo de propaganda, es su bajo costo. “Es mucho más barato tener publicidad ahí, que en la calle”, afirma.

 






Esta semana se conoció una controvertida disposición contenida en la página 23 del “Manual de Consulta de Campaña y Propaganda Electoral, Elecciones Municipales 2016” del Servicio Electoral (Servel). Respecto a qué es lo que no se puede hacer para difundir propaganda electoral, el texto prohíbe realizarla “a través de redes sociales como: Facebook, Twitter, WhatsApp, entre otros”.

El Director de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Santiago, Pedro Reyes, sostiene que la disposición es “contradictoria y no tiene sentido para la realidad que vivimos hoy. Me parece más democrática la propaganda electoral en redes, donde uno puede elegir qué ver y qué no”.

El doctor en comunicación indica que la disposición va en contra de la función de las propias plataformas digitales. “Internet y las redes sociales se definen como las nuevas plazas públicas, lugares de deliberación y debate. Prohibir la propaganda en estos espacios no tiene explicación”, afirma.

Por lo tanto, para el experto “parece una visión retrógrada de lo que significa la difusión de información. Si se puede poner un cartel, ¿por qué no se puede colocar en redes sociales?”, sostiene, haciendo hincapié en que “incluso, en las redes sociales uno tiene la capacidad de elegir qué ver y qué no, y eliminar la publicidad si se quiere”.

“En ese sentido, me parece una decisión más en línea con una fobia tecnológica, reacción a algo que existe, que está ahí y que no es para beneficiar a los políticos: las redes sociales son un espacio de discusión y deliberación”, enfatiza.

Agrega que “la propaganda electoral es mucho más invasiva en las calles, porque uno está obligado a verlas, uno no puede abstraerse de esa realidad. En cambio, en las redes sociales, el usuario es una persona que puede tomar decisiones”.

Además, agrega que uno de los problemas que puede traer la norma es que debe especificar sobre quién recae esta prohibición. “Una persona podría hacer publicidad por un candidato y nadie tendría por qué censurarla, salvo Facebook”, explica.

Beneficios de la propaganda en redes

Una de las externalidades positivas de la propaganda electoral por redes, sostiene Reyes, es su bajo costo. “A ese ámbito de discusión se puede ingresar desembolsando muy bajos recursos.  Es mucho más barato tener publicidad ahí que en la calle”.

“El interés de los políticos por aparecer en redes sociales es porque su penetración en Chile es inmensa, por sobre el 90%, es un medio de difusión para todo lo que ocurre”, complementa.

Respecto a si la norma pudiera mermar el descrédito de la ciudadanía hacia la clase política, sostiene que “puede que a mucha gente le parezca bien que los candidatos no difundan su propaganda en redes. Puede ser bueno para los grupos que no votan, pero una prohibición de este tipo no cambiará enormemente la realidad de lo que está pasando”.

Finalmente, el experto considera que los reclamos de diversos sectores políticos a esta norma conseguirán su objetivo. “Pueden tener un efecto positivo, porque esta disposición puede que se vea como un intento de censura a las campañas”, proyecta.

Cientista político asegura que candidatura de Lagos se refuerza ante la ausencia de opciones en la DC

Cientista político asegura que candidatura de Lagos se refuerza ante la ausencia de opciones en la DC

  • El académico de la Escuela de Periodismo, Rodrigo Osorio, sostiene que las declaraciones del ex Presidente, en las que aludió a que se vive la peor crisis política e institucional que ha tenido Chile en los últimos años, no son de extrañarse. “Que haya este ‘fuego amigo’ no es algo nuevo en Gobiernos debilitados. Pensemos en la aprobación presidencial que tiene Bachelet hace meses: está por los suelos”, indica.

 





“Esta es la peor crisis política e institucional que ha tenido Chile”. “Yo no sé si el país aguanta año y medio con esta crisis”. Esas fueron algunas de las frases del ex Presidente Ricardo Lagos que generaron intensas repercusiones. No obstante, ¿cuál es la intención del ex Mandatario y hacia dónde apunta con estas declaraciones?

Para el cientista político de la Universidad de Santiago, Rodrigo Osorio, no hay dobles lecturas. “Las palabras de Lagos tienen una intención política, pero asociada a su candidatura presidencial. Lo que está haciendo es campaña y lo que quiere decir es que este Gobierno ya terminó, que hay gente mucho mejor capacitada en la Nueva Mayoría para gobernar y que, en este caso, sería él”, sostiene.

El académico de la Escuela de Periodismo del plantel estatal complementa su diagnóstico, señalando que “la intención del ex Presidente es enfatizar en que este Gobierno ya está debilitado, viene estándolo desde hace bastante tiempo, que se necesita un nuevo liderazgo para sacar al país adelante y que ese liderazgo tiene que recaer sobre él”.

“Por cierto que es un discurso alarmista”, continúa, “pero hay que mirarlo en un contexto de  campaña. El discurso de Lagos es ‘si no soy el próximo Presidente, va a producirse una crisis mucho más importante de la que ya existe hoy’”.

Para el experto, la imagen tras la entrevista en que realizó estas polémicas declaraciones revela que lo que busca es potenciar su imagen “como el gran solucionador de los problemas que tiene Chile, y en parte es lo que hacen todos los candidatos cuando están en campaña”.

“Ricardo Lagos llevaba meses haciendo campaña electoral. Recordemos el episodio con Burgos en La Moneda, cuando Bachelet estaba de viaje. Claramente, es una muestra de campaña electoral que estaba apoyada desde La Moneda con el ex ministro del Interior”, agrega.

Sin embargo, ¿qué explica que su opción tome tanta fuerza en este momento y no en las elecciones pasadas, para erigirse como carta presidenciable del oficialismo? Osorio explica que “dentro de la Democracia Cristiana no han sido capaces de levantar a un rostro presidenciable, y en parte por eso es que Lagos se ha empoderado tanto”.

“Que haya este ‘fuego amigo’ no es algo nuevo en Gobiernos debilitados. Pensemos en la aprobación presidencial que tiene Bachelet hace meses: está por los suelos. Eso genera o propicia este ataque desde las propias filas”, indica.

¿La peor crisis institucional que ha tenido Chile?

El ex Jefe de Estado señaló que, en términos de legitimidad, esta era la peor crisis que ha tenido Chile. Al menos, de la que él tuviera recuerdo. ¿Cuánta verdad hay en sus palabras? Para el cientista político, “en ningún caso es esta la peor crisis institucional que ha tenido Chile, y mucho menos estamos en una crisis institucional como dice Lagos. Decir que estamos en una crisis institucional es exagerado. Puede que estemos pasando por problemas políticos asociados a la élite, que es la que no es la que está haciendo bien las cosas”, sostiene.

El académico explica esta última aseveración, señalando que “los problemas de colusión y del financiamiento de la política son problemas de la élite y no de la ciudadanía en general. Lo que nos lleva a pensar que no es una crisis institucional, sino problemas políticos puntuales. Pueden ser problemas políticos graves, pero, en ningún caso, que esto lleve a una crisis institucional y de gobernabilidad, ni a un punto de quiebre para la democracia”.

Cambio de gabinete: ¿solución a los problemas?

Tras las palabras de Lagos, actores del propio oficialismo deslizaron la posibilidad de efectuar un cambio de gabinete. No obstante, según Osorio, “eso solo podría solucionar parte el problema, pero el problema es del Gobierno en sí y no del gabinete en particular”.

Aun así, y asumiendo que pudiese efectuarse un ajuste en los ministerios, el académico sostiene que “si hubiese que sacar a alguien, probablemente debiese ser la ministra de Justicia, Javiera Blanco, porque ya está causando mucho ruido. El problema de sacarla es que significa darle la razón a la oposición. Por eso, la Presidenta está en una paradoja. Pese a ello, probablemente, la van a seguir bombardeando desde la oposición”.

Además, proyecta que “en los próximos meses tendrán que salir otros ministros que van a querer hacer una campaña electoral o que van a querer competir en las próximas elecciones. Por ejemplo, Marcelo Díaz, y si quiere dar una muestra de renovación de los partidos tradicionales, desde luego que se debe sacar al nuevo ministro del Interior”.

¿Cuáles son los inamovibles? Para el académico, Bachelet “no tendría que mover al ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, dada la importancia de las reformas que se están aún cursando, para no generar un foco de conflicto con los empresarios y no generar más incertidumbre sobre las reformas”.

“Probablemente, a  la ministra de Educación tampoco se le deba remover, dado que fue recién presentado uno de los últimos proyectos de la Reforma Educacional y, desde luego, al ministro de Relaciones Exteriores, dado los problemas con nuestros países vecinos”, concluye.

Luis Allendes, ex estudiante de Ingeniería Comercial: “Hay que superar la visión de paternalismo y lástima sobre la discapacidad en Chile”

Luis Allendes, ex estudiante de Ingeniería Comercial: “Hay que superar la visión de paternalismo y lástima sobre la discapacidad en Chile”

  • Luis Allendes, egresado de la Universidad, se desempeña como director comercial en la Fundación Ronda Chile, entidad sin fines de lucro que impulsa en empresas e instituciones públicas una amplia gama de acciones concretas de responsabilidad social inclusiva; esto en la idea de trabajar la inclusión como una política primordial dentro de sus estructuras.

 





Devolverle la mano a la vida. Esa fue una de las principales motivaciones que tuvo Luis Allendes (47), Ingeniero Comercial de la Universidad de Santiago de Chile, para integrarse a Ronda Chile, fundación dedicada a la promoción de políticas con una mirada integradora en torno a la discapacidad y la inclusión, alejada de una mirada paternalista.

Una escuela de manejo para personas con discapacidad, la realización de maratones inclusivas o el exitoso documental “Diarios de Tricicleta” protagonizado por uno de sus directores, Felipe Orellana, son sólo algunas de las iniciativas impulsadas por la entidad en su corto tiempo de existencia.

Estudios en tiempos de Pinochet 

Luis nació en la Isla de Pascua, pero se mudó tempranamente a Iquique, donde realizó su educación básica y media. Tras estudiar durante un año en la Universidad Católica de Valparaíso, este fanático del fútbol y aficionado al longboard, decidió continuar su formación profesional en la Universidad de Santiago de Chile, específicamente en la carrera de Ingeniería Comercial.

Pese a que siempre quiso estudiar Medicina, poco a poco fue interiorizando que sus aptitudes se ligaban hacia el ámbito matemático.

Ingresó a la U. de Santiago el año 1988. Ahí, le tocó vivir periodos álgidos en términos político-sociales, con Pinochet al mando del país y con el rector designado Raúl Smith Fontana a la cabeza de la U. de Santiago. En la Casa de Estudios, en medio de protestas y un ambiente muy politizado, presenció los últimos suspiros de la dictadura.

“Me acuerdo que fue una época complicada, con mucha rebelión estudiantil”, señala. Recuerda que le tocó participar en muchas protestas en la Universidad, donde el plantel era reconocido “por su comportamiento revolucionario, de protestas muy fuertes. Yo fui testigo de muchas entradas de carabineros, micros, de protestas con bancas y sillas por todo el Planetario”.

Ese contexto de efervescencia política, a su juicio, jugó un rol importante dentro de su paso por la Universidad, espacio donde, ya sea en una protesta, en el casino de la FAE disfrutando del Mundial de Italia 90 o en medio de una clase de Ingeniería, siempre estuvo inserto en un clima de diversidad e inclusión, situación que reconoce y valora hasta hoy.

Para él, este ambiente se asemejaba mucho a lo vivido en su juventud en la ciudad de Iquique. “En mi colegio estudiaba con el hijo del alcalde y con el hijo del basurero: éramos todos amigos. Yo sentía que eso se replicaba en la Universidad”.

También, fue un activo deportista en la Casa de Estudios. Jugó fútbol, tenis e incluso fue seleccionado nacional de rugby. “Creo que hice mis grandes amigos en la Universidad. Aún los mantengo todavía”, agrega con nostalgia.

Al momento de caracterizar un sello distintivo de su formación, afirma que a diferencia de estudiantes de otros planteles, “teníamos más calle que el resto de las universidades: éramos más de arremangarnos la camisa.  Teníamos  una orientación mucho más social que el resto de las universidades, quizás hasta más humanistas.  Éramos gente muy preocupada de lo social, de nivelar la cancha, de hacer una economía más sustentable y más equitativa. También éramos más hippies, era difícil ver gente con corbata o con terno”.

Industria “canibalística”

Posterior a su egreso el año 1993, Luis se especializó en el mundo del retail, con un fuerte enfoque en el marketing, desarrollando diversas labores gerenciales en marcas internacionales.

Para Luis, el sello de su alma máter le ha permitido afrontar su quehacer laboral bajo otra óptica, donde las relaciones humanas juegan un rol preponderante, por sobre “el nivel del negocio o las utilidades que pueda obtener”. Algo poco común, afirma, en una industria ruda, que define como “canibalística”.

 “Eso me ha llevado a ser súper exitoso en mi trabajo, porque genero vínculos, que son mucho más duraderos que el negocio puntual”, agrega.

Ronda Chile 

Ante la consulta sobre su llegada a Ronda, señala que “tiene que ver con esta forma de ser, de devolverle la mano a la vida”.

Sin embargo, aclara que él fue invitado a participar por María José Escudero, gerente general de la entidad y fundadora de Ronda. “Me pareció una idea maravillosa, significa puros regalos en mi vida y en la del mundo que me rodea”.

La entidad, fundada a fines de 2014, busca transformar la percepción de la sociedad respecto a la diversidad y la discapacidad, a través de cambios concretos en organizaciones, que incorporen responsabilidad social inclusiva como una política primordial dentro de sus estructuras.

En relación a sus principales objetivos, señala que, junto con propiciar una mirada integradora y positiva, buscan cambiar “la visión de paternalismo y de lástima respecto a lo que es la discapacidad en Chile”.

De acuerdo a su diagnóstico, pese a reconocer el rol positivo que juega la Teletón en la sociedad chilena, considera que ha contribuido a exacerbar una visión paternalista en torno a la discapacidad.

“Nosotros tenemos claros el tremendo trabajo que hace Teletón, pero entendemos que su visión y la forma de enfrentar la discapacidad, no genera que las personas puedan incluirse realmente en la sociedad”.

El radio de acción de Ronda se enfoca en la unión de las empresas privadas y las fundaciones con el patrocinio del Senadis, con la finalidad de que  “ellas nos den visibilidad para ir creando una conciencia social inclusiva y así transformemos la sociedad”.

Charlas, talleres inclusivos, fortalecer la accesibilidad universal, acciones concretas de inclusión laboral o campañas comunicacionales, son algunas de las acciones impulsadas por la entidad, que busca incentivar el debate ciudadano, en la línea de romper paradigmas anquilosados sobre cómo comprender la discapacidad en el país.

Superar la caridad 

En torno a los desafíos pendientes sobre la inclusión en el país, junto con criticar un cierto abuso del concepto a nivel público sin anclarlo en acciones concretas, considera prioritario avanzar hacia una inclusión responsable.

“Yo creo que el país se ha acostumbrado mucho a trabajar desde la caridad”, enfatiza. Sobre el mismo punto, agrega que aún faltan iniciativas que superen la lógica de “donar el vuelto” y que avancen hacia políticas públicas a largo plazo, que tomen la problemática con la dignidad que se merece.

Junto a ello, considera que la ciudad aún no ha abordado las carencias en torno a accesibilidad, lo que no permite que una persona con discapacidad pueda moverse libremente en ella. Lamenta, por ejemplo, que existan mayores facilidades para ciclovías -las que valora- que para el desplazamiento de sillas de ruedas.

“Por ejemplo, pongo el caso de  alguien que se movilice en silla de ruedas. Además de las  dificultades para desplazarse por Santiago, debe buscar alternativas prácticas para transportarse por la ciudad y saber dónde puede contar con un baño que le permita utilizarlo. En ese caso, su waze mental está determinado por la ubicación física  que pueda tener de donde están los  baños  realmente inclusivos,  y el tiempo de movilizarse entre uno y otro”.

Finalmente, invita a la comunidad de egresados y de estudiantes a sumarse a causas que tengan que ver con el ámbito social, ya que entregan un aporte, a su juicio, que va mucho más allá de lo económico.

“Desde conversaciones en familia y con amigos o solo con ver el feedback de personas que te dicen gracias por estar pensando por nosotros sin ningún interés, hasta la alegría de ver cómo se van haciendo realidad proyectos que en un principio eran pensados como de locos, es un regalo y que tú haces a la sociedad en que vives . Tú no te imaginas el poder que tiene dar algo más allá que tu trabajo al mundo”, concluye.  
 

Experto asegura que el rechazo de Ted Cruz refuerza candidatura de Donald Trump

Experto asegura que el rechazo de Ted Cruz refuerza candidatura de Donald Trump

  • El director de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Santiago, Dr. Pedro Reyes, sostiene que el principal error del senador de Texas fue el momento escogido para expresar su negativa a apoyar al candidato de su partido. Enfatiza que lo llamativo de la convención fue “la manifestación de unidad que se mostró. Al expresar su apoyo, están validando a Trump como el líder republicano”, afirma.

 




Donald Trump fue confirmado como candidato a la presidencia de Estados Unidos durante la convención republicana. No obstante, la ex carta del partido y contrincante del magnate en primarias, Ted Cruz, acudió al cónclave y se negó a respaldar su campaña, lo que le significó airadas reacciones en contra.

Para el especialista en teoría de la comunicación de la Universidad de Santiago, Pedro Reyes,  este hecho “refuerza la imagen de Trump. No creo que la dañe”, asevera. “Puede que sea funcional al candidato”, añade.

El doctor en comunicación explica que “Ted Cruz erró en la situación. Esa era una fiesta de Trump y dar esa opinión, de que le faltó el respeto a su familia, primero, denota el estilo de Trump y, segundo, se dio en un contexto de campaña, por lo que no daña su imagen”.

“Eligió mal el lugar y esto terminó produciendo abucheos y rechazo. Aunque hubiese gente de acuerdo con él, está la espiral del silencio”, indica el director de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Santiago en alusión a la posibilidad de que quienes, siendo proclives al senador de Texas, habrían preferido no defenderlo producto de la demostración de fuerza de una aparente mayoría, de posición contraria.

“Ted Cruz fue el invitado de piedra de la fiesta y lo que hizo no era necesario. Cuando llega alguien en estas circunstancias a criticar y a buscar lo débil del candidato, no tendrá apoyo. Aquí tiene mucho peso lo que diga el grupo, y la mayoría estaba apoyando a Trump”, explica.

“La situación no me parece determinante. Lo que pasa es que desde el punto de vista periodístico, es muy noticioso, que un ex candidato de apellido latino manifieste eso delante de toda la convención”, desestima.

El experto enfatiza que lo llamativo de la convención fue “la manifestación de unidad que se mostró. Al manifestar su apoyo, se están creyendo esta posibilidad y están mostrando a Trump como un líder republicano”.

Un plagio que no es tema

Otra de las polémicas de la semana en torno a Trump se originó tras el discurso de la esposa del magnate, Melania, el cual fue calificado como “plagio” de una alocución de la actual primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama.

Al respecto, el especialista descarta que la situación configure un escenario negativo para el candidato, pese a la amplia cobertura de prensa sobre este hecho.

“¿A quién le importa lo que pueda decir Melania Trump? Para el ciudadano de la ‘América profunda’, eso no es tema. Es más un tema para los analistas, pero para el votante duro no es tema, y pasará luego”, estima.

El resto de la campaña

“Cuando impulsó su candidatura, Trump no tenía una campaña comunicacional absolutamente estructurada. Ahora, la campaña empieza absolutamente estructurada. En lo próximo, intentará suavizar su discurso, que ha sido acusado de extremista, para quitarle votos a quienes apoyan a Clinton”, circunstancia que supondría que sus campañas tendieran a homologarse de cara a las elecciones de noviembre.

El experto descarta que suavizar su discurso se vea como una traición a su estilo o que ello repercuta negativamente en su campaña. “No creo que eso le quite votos. Esto siempre puede ser positivo, porque lo que quiere es ganar electores en el otro lado”, sostiene.

No obstante, enfatiza que el principal riesgo de esta estrategia es que suavizar su discurso termine desperfilando su candidatura. “Él ya se mostró como duro y eso le hizo tener réditos positivos en términos de apoyo de la ciudadanía y de los representantes del complejo sistema electoral que ellos tienen. En ese sentido, suavizarse no es lo mismo que desdecirse. Si esto último ocurre, pueden alejarse los votantes que en un primer momento estuvieron con él”, indica.

Además, asegura que, junto a suavizar su discurso, la imagen de Donald Trump dará un giro. “Él se sofisticará, hará un discurso menos de pelea, que apele a los indecisos que han visto en él la posibilidad de mejorar su calidad de vida”, afirma.

“Hay que considerar el imaginario de lo que significa ser estadounidense o ‘americano’, como ellos mismos se autodenominan. Hacer grande a ‘América’, como antes, está en el imaginario; ello implica tener una alta calidad de vida y seguir siendo el país más rico del mundo. Es un discurso grandilocuente, motivador, y la motivación para votar tiene que ver con la percepción que se tiene de las cosas”, señala.

Trump, el político del sentido común

El experto sostiene que uno de los atributos positivos de Trump frente a la ciudadanía es que “él no habla como un político tradicional, habla desde el sentido común y apela al sentido común de la gente que vive las cosas. Los políticos tradicionales se perciben como distanciados de ese sentido común”.

“La sociedad se da cuenta cuando alguien engancha con su propio discurso y es coherente con lo que vive día a día. Ese fue el logro de Trump. No hablarle a la intelectualidad o a la alta sociedad, sino al común de la gente”, explica.

Analista: viaje de Choquehuanca es oportunidad para exponer beneficios bolivianos

Analista: viaje de Choquehuanca es oportunidad para exponer beneficios bolivianos

  • El investigador del  IDEA, Dr. Pablo Lacoste, afirma que en lugar de escalar en declaraciones cruzadas, la situación propicia una oportunidad “positiva” para que la cancillería nacional dé a conocer las condiciones ventajosas en que se efectúa el tránsito de carga del vecino país, en alusión a beneficios tarifarios, entre otros. “Con la actitud hostil que desarrolla Bolivia, lo único que logra es perpetuar su enclaustramiento”, sostiene.

 





Esta semana arribó el canciller boliviano David Choquehuanca a nuestro país para fiscalizar en dos puertos el cumplimiento del libre tránsito para la carga de Bolivia, según establece el Tratado de 1904. El arribo ha generado declaraciones cruzadas entre autoridades de ambos países, a raíz de los protocolos que se consideraron para llevar adelante la visita, y acusaciones de incumplimiento del documento.

Para el analista internacional de la Universidad de Santiago, Pablo Lacoste, esta visita configura “una situación extremadamente positiva para mejorar las relaciones entre Chile y Bolivia”. El académico llama a transparentar beneficios a los que se acoge el transporte de carga del vecino país, como el libre tránsito, beneficios tarifarios y amplios plazos para almacenar gratis su carga en Chile.

“Esta visita de Choquehuanca es una gran oportunidad que el canciller debe aprovechar”, asegura.

“Si el Gobierno de Chile transparenta esta situación y garantiza que se están cumpliendo las leyes rigurosamente, llegaremos a una situación de gran paz y tranquilidad”, sostiene.

El académico argentino indica que “el Gobierno debe explicar cómo son las leyes de Chile, cómo se aseguran los derechos que el país le garantizó a Bolivia, y cómo cualquier chileno y boliviano en igualdad de condiciones tiene derecho a usar esa infraestructura de acuerdo a las leyes chilenas que rigen para todos los ciudadanos del mundo que quieran comerciar por esos puertos”.

El especialista propone que, en el marco del Tratado de 1904, en vez de garantizar privilegios al transporte de carga boliviano, se homologuen sus derechos a los de cualquier ciudadano nacional. “Lo mismo que la ley exige a un ciudadano chileno, que se la exija a un ciudadano boliviano”, grafica.

“El tratado dice que hay que facilitarle el acceso a los puertos, pero esto podría hacerse como si fueran cualquier ciudadano chileno más”, explica. Agrega que “si se propone el respeto de igualdad de derecho de ciudadanos bolivianos y ciudadanos chilenos para el uso de los puertos del Pacífico, en 24 horas se acabó el problema”.

“Esto es increíble. La cancillería chilena le ha tenido una enorme paciencia a su par boliviana; le han dado una enorme cantidad de privilegios, ventajas y soluciones; han tenido toda la paciencia de seguir facilitándole las cosas y, a pesar de todo esto, va Choquehuanca a hacer un escándalo al norte. Es insólito, Chile convive con estas situaciones que después se van en su propia contra”, afirma.

El especialista sostiene que la actitud de Bolivia con Chile no redundará jamás en un acuerdo para ceder soberanía. “No hay ningún país en el mundo que vaya a tener atribuciones, capacidad o interés en hacer un acto de fuerza para despojar a Chile de su territorio. Eso únicamente puede ocurrir de buena voluntad, como resultado de un largo proceso de construcción de confianza”, señaló.

“Con la actitud hostil que desarrolla la estrategia de Bolivia, de usar a Chile para su política interna con acciones agresivas, lo único que logra es perpetuar su enclaustramiento”, sostiene el académico.

“Cada vez que Evo Morales realiza estas acciones agresivas contra Chile, pone otro ladrillo en la pared de su propio aislamiento, lo que va en contra de cualquier solución. No habrá mar para Bolivia hasta que no cambie drásticamente su visión y estrategia, y no se construya un ambiente de gran confianza que se consolide en el tiempo entre los pueblos de Bolivia y Chile”, concluye.

Experto rechaza retornar al voto obligatorio

Experto rechaza retornar al voto obligatorio

  • El cientista político de la Universidad de Santiago, Rodrigo Osorio, sostiene que es inconveniente retomar el mecanismo ante la escasa participación en las elecciones primarias desarrolladas este fin de semana y donde solo un 5,5% acudió a las urnas. Afirma que, en las actuales circunstancias, ello solo podría incentivar acarreo de votos y clientelismo.

 





Una escasa participación se registró el pasado domingo en el marco de las primeras primarias municipales financiadas con fondos públicos. De un universo de electores de 5.067.812, solo un 5,5% concurrió a votar, lo que reflotó el debate entre personeros políticos respecto a si se debe reponer el voto obligatorio.

Sobre esto, el cientista político de la Universidad de Santiago, Rodrigo Osorio, considera inconveniente volver al sufragio bajo esta modalidad. “El voto es una obligación de los ciudadanos y fue una mala idea implementar el voto voluntario, pero hoy sería una mala decisión volver al sufragio obligatorio, en tanto nos encontramos en un contexto de alta desafección política y baja identificación por los partidos, lo que se puede traducir en un alto acarreo de votos y un fuerte clientelismo”.

El académico de la Escuela de Periodismo del plantel estatal explica que “dado que el vínculo que existe entre ciudadanos y autoridades no es muy fuerte -no es un nexo programático-, el voto obligatorio se puede prestar para que este vínculo se vuelva más bien clientelar, lo que facilitaría el acarreo de votantes”.

Para el experto, la causa de la baja participación se debe a que “la gente no se siente atraída por los partidos y dichos partidos no están pensando en las personas, sino en sus propios intereses”.

“El hecho de que la participación electoral venga cayendo desde hace varios años, en particular desde 2012, en que se instaura el voto voluntario, puede afectar la participación en las municipales. Si miramos la tendencia a la baja de los últimos años, la participación electoral en las próximas municipales será menor a la elección presidencial anterior”, proyecta.

Respecto a las críticas al Servicio Electoral por su supuesta responsabilidad en la baja participación, Osorio enfatiza que “al Servel le cabe poca responsabilidad ya que este es un proceso de primarias, para resolver pugnas de candidaturas de los partidos políticos. Son estos últimos los responsables de convocar a votar y no el Servel”, subraya.

¿Cómo motivar la participación electoral?

“La oferta de los partidos debe ser más atractiva, pero esto no implica ni una renovación de partidos ni crear nuevos partidos políticos. Lo importante es fortalecer los que existen, más que crear otros nuevos”, sostiene el cientista político.

Osorio indica que lo primero es “profundizar los vínculos programáticos entre electores y autoridades. Eso solo se logra a partir del fortalecimiento de los partidos políticos”.

Por ello, sostiene que se deben fijar metas a mediano y largo plazo, como “fortalecer la educación cívica desde los primeros ciclos de educación e impulsar una normativa que aporte de verdad al financiamiento y fortalecimiento de los partidos”, además de medidas de corto plazo que incentiven concretamente la participación. Por ejemplo, “liberar el pago del transporte público los días de elecciones”, señala.

“Una de las cosas que tienen que asegurarse los Estados es tener partidos políticos fuertes, y eso solo se hace asegurando el financiamiento permanente de estos. No basta tener partidos políticos financiados cada cuatro años. Solo con partidos políticos fuertes puede evitarse el surgimiento de liderazgos populistas”, advierte.

Reforma laboral: rechazo profundiza crisis de legitimidad de las instituciones

Reforma laboral: rechazo profundiza crisis de legitimidad de las instituciones

  • El historiador del Instituto de Estudios Avanzados de nuestra Universidad, Dr. Rolando Álvarez (izq.), precisa que “a la gente le cuesta entender qué es lo que hay que hacer para poder cambiar las leyes en este país” y agrega que “creo que la institucionalidad todavía resiste, pero no sé hasta cuándo va a durar”.

 




El historiador del Instituto de Estudios Avanzados, IDEA, de nuestra Universidad, Dr. Rolando Álvarez Vallejos, afirmó que luego que el Tribunal Constitucional (TC) declarara inconstitucional la indicación de la reforma laboral que permitía la titularidad de los sindicatos en los procesos de negociación colectiva, “se profundiza la crisis de legitimidad de las instituciones políticas, porque a pesar que se obtiene una mayoría en el Congreso, después por secretaría queda todo en nada”.

El experto realizó estas afirmaciones en su ponencia “Actores sociales y políticos en la postdictadura chilena: partidos, gremios empresariales y trabajadores”, en la tercera sesión del Seminario Anual del área de Ciencias Sociales del IDEA, titulado “Legitimidad de las instituciones y participación política”.

El Dr. Álvarez detalló que la gente sigue perdiendo credibilidad de las instituciones, por este tipo de incongruencias.

“La gente no entiende qué es lo que hay que hacer para cambiar las leyes en este país, y este tipo de eventos son los que ayudan muchísimo a fomentar la crisis de legitimidad y a que se deje de creer en las instituciones”, subrayó.

No obstante, el experto aclaró que aunque las instituciones pierden apoyo, aún dan gobernabilidad.

“Creo que la institucionalidad todavía resiste, a pesar de estar en crisis ha demostrado una capacidad de resistencia, de absorber y de ser una especie de colchón que logra dar gobernabilidad, que eso sí, no sé hasta cuándo va a durar”, destacó.

Desconfianza de la gente

El historiador comentó que la crisis de legitimidad de las instituciones políticas se inicia en la década del 2000 con dos grandes elementos que significaron un descontento en la ciudadanía.

“El primero se desprende de la evolución de la relación entre los gobiernos de la Concertación y los gremios empresariales en aquella época, y lo segundo fue a mediados de la década cuando el movimiento sindical fue derogado o silenciado. Ambos elementos, si bien aseguraron continuidad y estabilidad al modelo neoliberal, sembraron las bases de un descontento y de una crisis de legitimidad”, precisó el académico.

Puntualmente, respecto al caso del mundo sindical, el Dr. Álvarez explicó que la crisis institucional se origina luego que en el primer Gobierno de Michelle Bachelet se prometiera terminar con la subcontratación, lo que finalmente no ocurrió.

“A nivel del movimiento sindical quedó instalado una fuerte desconfianza hacia la lógica de negociación y de compromiso de la Concertación con las leyes laborales y de la viabilidad que podría tener una reforma laboral a través del Parlamento y de la institucionalidad”, enfatizó.

En cuanto a la estrecha relación entre los gremios empresariales y los gobiernos de la Concertación, el historiador puntualiza que a principios de la década del 2000 se comienza a vivir  algo paradójico, porque el empresariado hasta la fecha había sido un férreo opositor a la coalición de centro izquierda.

“El año 2003 el Presidente Ricardo Lagos designa a Vittorio Corbo, un ex funcionario de la dictadura y un reconocido hombre de derecha, como presidente del Banco Central, que para mí es un puesto clave. Poco después, la Presidenta Bachelet  promovió la depreciación acelerada, que es una forma de exención tributaria y que favorecía al gran empresariado liderado por la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC)”, remarcó el experto.

En ese contexto, puntualiza el Dr. Álvarez, que para entender parte importante de la pérdida de capital político que tuvo la Concertación, “tiene que ver con las inconsecuencias, no en el sentido valórico, sino en las contradicciones entre un discurso que planteaba un programa de centro izquierda versus unos aliados que lo único que hacían era más que nada ratificar y profundizar el modelo neoliberal”.

Proyección de la crisis institucional

Respecto a si los movimientos sociales, serán capaces de profundizar aún más esta crisis institucional, el Dr. Álvarez argumento, que estos no han demostrado articular lo social con lo político no trascendencia en el tiempo.

“Los movimientos sociales han sido fuertes, pero, por ejemplo, los sindicatos están acostumbrados a lo institucional y a estar fuera del sistema, no los veo en una posición más rupturista. El movimiento estudiantil ha sido incapaz de poder canalizar una lucha política más amplia, más allá de las demandas sociales, y lo mismo pasa con los movimientos ecológicos, recalcó.

Acotó que en la medida que estos movimientos no logren una articulación sociopolítica, van a seguir siendo episodios regulares dentro de nuestra historia.

“Van a seguir siendo estallidos y van a tener ciclos más o menos exitosos. Creo que es vital articular lo social con lo político, los movimientos sociales que lo han logrado han trascendido en el tiempo”.

Asimismo, aclaró que hasta el momento no se ha logrado construir una alternativa sociopolítica de transformaciones profundas.

“Los movimientos sociales no han sido capaces de hacerlo, y los dirigentes sociales que se han incorporado al sistema político no han tenido la capacidad tampoco de articular lo de la institucionalidad”, concluyó.

Gutenberg Martínez expuso sobre el rol del funcionario público del futuro

Gutenberg Martínez expuso sobre el rol del funcionario público del futuro

  • Ante una audiencia conformada por estudiantes de Ingeniería Comercial y Administración Pública, el ex diputado analizó los cambios que se han producido en la función del Estado y su necesaria modernización en un régimen democrático. “Todo indica que lo que viene es más bien una estructura horizontal, debido a la crisis de los Estados-Nación, al empoderamiento de los ciudadanos, al fortalecimiento de la sociedad civil", explicó el abogado.  


 



Invitado por el Departamento de Gestión y Políticas Públicas de la Facultad de Administración y Economía de la Universidad, el abogado y consejero DC, Gutenberg Martínez, discutió  ante una audiencia de alumnos de Ingeniería Comercial y Administración Pública, los avances en la modernización del estado, los desafíos de la democracia y el rol del profesional que desee trabajar en el servicio público.

El político chileno señaló que los procesos de cambio traen consigo una etapa de consolidación de éste, y  al terminar el ciclo va sucedida por un nuevo proceso de ajuste. “En la actualidad esto no ocurre, pues la modernidad nos ha llevado a estar en un constante proceso de cambio, el que se denomina modernidad líquida”, indicó Martínez.

A este fenómeno, el político chileno agregó  el de la crisis del Estado–Nación, explicando que los estados nacionales son menos importantes que los de la década del 60 ó 70, por ejemplo. “El ministro de Hacienda de esos años tenía en la política del país una fuerza inmediata. Hoy el Estado es menos centralizado de lo que era ayer y esa fuerza no es tan inmediata”, dijo Martínez.

A esto sumó la discusión que existe en la filosofía política en relación a que la estructura de la sociedad y del Estado es vertical en un origen de soberanía popular. “Todo indica que lo que viene es más bien una estructura horizontal, debido a la crisis de los Estados-Nación, al empoderamiento de los ciudadanos, al fortalecimiento de la sociedad civil. Esto, junto a la necesidad de responder a la globalización, va generando una estructura horizontal”, argumentó Gutenberg Martínez.

El ex timonel de la DC aventuró en su exposición que además de la horizontalidad en la estructuración del poder político, se necesitarán entes supranacionales. “La gobernanza supone órganos de dirección que deben ser entidades supranacionales, como por ejemplo la Unión Europea, que tiene facultades, poder y capacidad de dictar normas obligatorias para todos los países europeos. Ellos ceden parte de su soberanía nacional a favor de un ente supranacional”, comentó.

Otra perspectiva que analiza Gutenberg Martínez es que la clásica discusión entre conceptos de Estado y mercado y la lógica de excluirse mutuamente, se verá afectada por un tercer integrante: la sociedad civil. “No sólo habrá que preocuparse del correcto funcionamiento del Estado y el mercado, sino que surgirá la necesidad de crear, fortalecer y apoyar a las comunidades. De esta forma se contrapesarán ambos poderes tradicionales”.

Con respecto a la democracia, Martínez argumentó que en la actualidad se debe tener una visión más amplia de ella. “Yo creo que para entender el concepto de democracia no hay que ser conservador y éste debe profundizarse permanentemente debido a los avances tecnológicos y utilizarlos en función de ella”, señaló el abogado DC

Los desafíos que tiene el Estado son en primer lugar, el de la descentralización. Gutenberg Martínez explica que diversos estudios de opinión han arrojado como resultado que los ciudadanos encuentran más cercano al municipio, pero éste a nivel del Estado no tiene relevancia. “Hay procesos descentralizadores del Estado, como por ejemplo, el Banco Central, el que tiene facultad e incide en las políticas económicas que se generan en el país”. Martínez explicó a la audiencia que existe una tendencia para buscar nuevos órganos autónomos en el Estado, ejemplificando con la creación de fiscalías y el Ministerio Público.

Otro importante desafío es luchar contra el deterioro de la gestión pública en el país. “Existe una falta de capacidad para ejecutar, por ejemplo, el presupuesto fiscal y esto es un problema que ustedes alumnos deberán afrontar”, dijo Gutenberg Martínez.

A juicio del político de la DC, esto dice relación con los problemas de crecimiento y productividad y agrega que existe una dificultad de dirección y coordinación al interior del Estado. “Si el Estado tiene menos poder y déficit en la calidad de la gestión, hay un mundo de desafíos para los administradores públicos del futuro”, asegura.

El ex parlamentario advierte que hay ligereza en la toma de decisiones estructurales con respecto al Estado como, por ejemplo,  la creación del Ministerio de la Ciencia. “Si la mayor parte de la investigación científica en Chile se realiza en las universidades, entonces, ¿por qué sacarla del Ministerio de Educación?”, se cuestionó Martínez.

Finalmente, el político chileno cerró su charla con un llamado a los futuros profesionales de la administración pública y su doble desafío: no ser tecnócratas sino que agentes de cambio y a modernizar la función pública. “Eso supone la capacidad de usar las herramientas tecnológicas para mejorar la gestión, el pensamiento crítico, e imaginar una nueva estructura del Estado entendiendo el mundo de hoy  y situándolo en los desafíos del Estado chileno a futuro”, culminó Gutenberg Martínez.

Académico asegura que el sistema binominal refuerza la estabilidad de los partidos políticos

Académico asegura que el sistema binominal refuerza la estabilidad de los partidos políticos

  • El sociólogo y cientista político del Instituto de Estudios Avanzados, IDEA, Dr. Raúl Elgueta, estima que este sistema de elección parlamentaria no cambiará en el mediano plazo. “Este régimen electoral no ha logrado generar partidos políticos alternativos que logren sintonizar con los movimientos sociales o grupos”, advierte el investigador.


 



El sociólogo y cientista político del Instituto de Estudios Avanzados, IDEA, de nuestra Universidad, Dr. Raúl Elgueta, afirmó que actualmente existe una estabilidad en los partidos políticos, principalmente fundamentada por la continuidad del sistema electoral binominal.

El experto expuso el tema “¿Por qué no se han ido? Estudios sobre la continuidad y el cambio en el sistema de partidos chileno”, en la tercera sesión del Seminario Anual del Área de Ciencias Sociales organizado por el Instituto.

El Dr. Elgueta precisó que a pesar que hay disconformidad y pérdida de confianza de las personas hacia los partidos políticos aún no han surgido verdaderas alternativas que representen a los individuos, lo que ha derivado en una estabilidad del mundo político.

“Creo que el sistema no ha logrado generar partidos políticos alternativos que logren sintonizar con los movimientos sociales o grupos, pero respetando su autonomía. Ese es el gran desafío de los actores del mundo político, desarrollar una cierta autonomía pero también sentirse representados por los partidos políticos respectivos”, puntualizó.

Dentro del contexto político desde 1.990 en adelante, el Dr. Elgueta argumentó que uno de los elementos responsables que evita el surgimiento de nuevas alternativas políticas desde la vuelta a la democracia, es el sistema electoral binominal, que por el momento no debería cambiar, según subrayó el académico.

 “El sistema binominal además de tener un efecto, si se quiere, mecánico, hay un efecto de aprendizaje en la ciudadanía, además de culturas políticas y otros elementos. Creo que este sistema tendrá continuidad, sin grandes cambios”, enfatizó.

Aclaró que no obstante el surgimiento de nuevas opciones políticas, estas serán bloqueadas por los actuales partidos políticos puesto que el sistema electoral binominal se explica como una institución que coacciona a los habitantes a elegir o Concertación o Alianza.

“Se puede alentar el acceso de nuevas opciones políticas, eso lo hace un tema interesante, pero creo que lo más seguro es que tratarán de ser cortadas por las opciones que existen”, recalcó.

Continuidad del mundo político

A su vez, el Dr. Elgueta reforzó su idea de continuidad del mundo político y la poca renovación remarcando que “las personas que votan tienden a repetir este proceso, es decir, vuelven a votar en cada elección, entonces es perfectamente sostenible que no hay una fluidez sino más bien hay una continuidad”.

Al respecto, el sociólogo del Plantel y también académico del IDEA, Dr. Vicente Espinoza, discrepó del Dr. Elgueta, argumentando que “lo que se ha producido durante los últimos 20 años es un deterioro creciente de los mecanismos de representación”.

Tras ello, el Dr. Elgueta insistió en la naturalización de los procesos políticos, incluido el sistema binominal, y ejemplificó que la votación a los partidos de la Alianza o de la Concertación se ha mantenido a lo largo de distintos tipos de elecciones.

“En las elecciones de carácter más bien local, de alcaldes o concejales, alrededor de un 70 por ciento de los que votan lo hacen por partidos de la Alianza o de la Concertación”, dijo, y agregó que alrededor de un tercio de los diputados desde la elección de 1990 hasta las últimas elecciones son nuevos.

“Es decir, alrededor de unos 40 diputados -de 120- en cada una de las elecciones no ha sido diputado anteriormente, lo que reafirma que hay un escenario de continuidad”, recalcó.

Finamente, el Dr. Elgueta complementó que la continuidad de los partidos políticos también tendría una explicación reticular “o explicación de la circulación de recursos y de las redes sociales, es decir, la distribución del gasto electoral, acompañado de una hábil estrategia de negociación y de selección de los distritos en los cuales se postula, en el caso de los diputados”.

Páginas

Suscribirse a RSS - Política