reciclaje

Español

Egresado de la Usach busca exportar modelo inspirado en puntos de reciclaje en colegios

Egresado de la Usach busca exportar modelo inspirado en puntos de reciclaje en colegios

Orgulloso de haber egresado de la Universidad de Santiago porque marcó su personalidad como empresario y agente de cambio, se manifestó Daniel Saldías, socio y gerente comercial de MIDAS Chile. Allí provee de soluciones integrales para elaborar materias primas derivadas del reciclaje sostenible de residuos.

MIDAS Chile se ha transformado en la empresa líder en el reciclaje de residuos sólidos no peligrosos en Latinoamérica, pero además es la primera en contar con energía 100% compensada en paneles solares.

Daniel ingresó el año 1995 a la Usach. Siguió los pasos de uno de sus hermanos que estudiaba Ingeniería Industrial, pero quedó en lista de espera de esa carrera. El destino le preparaba otro camino. No corrió la lista de espera y decidió ser Contador Auditor.

“Fue una señal que me indicó lo correcto en ese momento. Egresé y trabajé en empresas auditoras y transnacionales, hasta juntarme con uno de mis hermanos, Andrés, ingeniero de la Usach. En previa crisis subprime del año 2008, estando a punto de quebrar, el destino volvió a hacer lo suyo y nos impulsó a movernos al tema del reciclaje, donde hoy contamos con una empresa exitosa”, sostiene Daniel Saldías.

¿Qué importancia tuvo para ti ingresar a la Usach?

-“La sensibilidad que te da nuestro Plantel respecto de la sociedad, es vital para comprender que los cambios se hacen atacando el corazón de los problemas. Con la Usach entendí que Santiago no termina en Plaza Italia y que los problemas no se concentran en el Barrio El Golf… están en el resto de la ciudad. Estudiar en la Usach y ver compañeros que no tenían cómo ducharse y lo hacían en la Universidad; que, si no almorzaban allá, no comían nada en casa…te hace cambiar el chip y hoy desde el otro lado del escritorio, no concibo la falta de empatía, sensibilidad y de comunicación que pueda tener un empresario con sus trabajadores”.

La basura muchos la miran con poca importancia, pero me imagino que la formación que tuviste en la Universidad de Santiago te abrió puertas.

-“Así es. Mientras retiren la basura de tu casa o de la empresa está todo bien y a nadie le importa. Sin embargo, cuando no ocurre eso, se vuelve tema. Cuando llegué a MIDAS Chile me di cuenta que los residuos estaban muy mal tratados; que las empresas requerían de mis conocimientos profesionales para dar una vuelta de tuerca al asunto y ayudarlas a que se interesaran en destruir de manera certificada sus residuos o activos de baja rotación, porque eso también les beneficiaría con un buen manejo tributario, ligando el tema a los gastos”.

Rompiendo paradigmas

Su formación en la Usach lo hace pensar en grande. Ahora quiere exportar su experiencia a otros países del mundo. Considera que el modelo belga que establece que las empresas de reciclaje deben ir a las casas a retirar los residuos no es eficiente. Desde ya, comenzó una nueva aventura apoyado de las redes sociales. Su idea es que los estudiantes lleven a los colegios dicho material y los depositen en puntos de recepción que su empresa aportará. “Hay que entender que la sustentabilidad no es solo un tema de moda por la cercanía de la COP25”, destaca.

¿Cómo motivas a estudiantes y padres para lograr este objetivo?

-“Hemos invitados a los colegios a participar de un concurso en Instagram que les permitirá recibir diez puntos de reciclaje, con servicio de recolección sin costo. Nos han llamado de todo tipo de establecimientos educacionales. No hay discriminación en esta entrega. Ese pensamiento también es parte de mi formación en la Universidad de Santiago.  Solo tienen que sentirse comprometidos y empoderados en que se lo ganaron…que nadie se los regaló”.

Los estudiantes tenían que seguir la cuenta de MIDAS Chile, conseguir cien seguidores y cien comentarios para lograr el objetivo. La publicación se hizo viral y hasta el miércoles había recibido más de 15 mil comentarios.

Su próximo paso será inaugurar los primeros puntos de reciclaje, que tienen un costo de 5 millones de pesos. El aporte saldrá de su empresa y de sus clientes. La iniciativa ya despertó el interés del Ministerio de Medio Ambiente.

Iniciativa de reciclaje de nuestra Universidad gana Premio Santander “Ideas X”

Iniciativa de reciclaje de nuestra Universidad gana Premio Santander “Ideas X”

Casi tres años de trabajo y una serie de convocatorias adjudicadas (Lions Up, Despega Usach Fase Temprana y Avanzada, Idea más Innovadora en Economía Circular de Fundación Chile y ahora Ideas X del Banco Santander) han marcado la evolución del proyecto de reciclaje Redciclach, iniciativa que nació el año 2016 de la mano de Roberto Peña, Ingeniero Eléctrico de esta Universidad y profesor de la Facultad Tecnológica, junto a Alejandro Ramírez, Ingeniero Civil Industrial de esta Casa de Estudios, y estudiantes de ambas Facultades que han formado parte del proceso a lo largo de estos tres años.

El pasado 17 de mayo el equipo, conformado actualmente por Roberto Peña como CEO, Alejandro Ramírez como director de operaciones, Freddy Pinto como director de finanzas y Alejandra Céspedes como encargada de Publicidad y Marketing, obtuvieron el primer lugar en el concurso Ideas X del Banco Santander, adjudicándose un total de $6.000.000 durante el desarrollo de la convocatoria.

Desde 2016 a esta parte pareciera que ha pasado poco tiempo, sin embargo, para los usachinos de Redciclach el crecimiento ha sido vertiginoso y positivo. Como parte de la primera generación de Lions Up, han ido madurando las herramientas que en esa oportunidad recibieron y hoy ya son capaces de presentarse en muchos concursos de innovación y emprendimiento para generar red de contactos y apalancar recursos.

Hoy fue el turno del concurso “Ideas X” de Banco Santander. “Estamos en una etapa de levantamiento de capital para desarrollar nuestro sistema y llevarlo al mercado lo antes posible. Durante este concurso, los 20 equipos finalistas se adjudicaban $1.000.000 y, luego de un mes de trabajo con ese primer capital, vino la selección de 10 equipos ganadores tras la presentación de un pitch. Ahí la adjudicación fue de $5.000.000. Gracias a estos fondos, podremos hacer el contenedor del sistema en alta fidelidad como producto final al mercado”, sostuvo Roberto Peña, CEO de Redciclach.

Respecto a su evolución, Peña señala que se encuentran actualmente en la etapa piloto del proyecto con el primer contenedor, ubicado en un edificio habitacional de 22 pisos y que “la recepción ha sido súper buena. A la gente le gusta y a la comunidad le sirve, porque el sistema permite valorizar los residuos y es una forma que tiene el edificio para abaratar gastos comunes”.

En cuanto a lo que tienen pensado realizar con los fondos adjudicados, explica que “como estamos terminando la etapa de validación en el edificio, ahora vamos a fabricar las matrices del contenedor de este primer prototipo para hacer la reproducción masiva. Con estas directrices vamos a tener la capacidad de hacer 100 contenedores mensuales para nuestros clientes”, detalla.

Un contenedor inteligente y datos en red

Redciclach es un sistema integrado de reciclaje compuesto por un contenedor inteligente, una aplicación para dispositivos móviles y la gestión de datos en red. El contenedor reconoce automáticamente latas de aluminio y botellas de plástico, y esta información que es registrada por medio de la aplicación, luego pasa a la nube y permite el monitoreo de llenado de los contenedores, además del análisis de los datos entregados.

En cuanto a cuáles son las características que distinguen al proyecto frente a otras iniciativas de reciclaje, el docente menciona la capacidad de análisis y su bajo costo. “Nuestro contenedor es 70% menos costoso que otras máquinas similares. Con esto eliminamos la barrera de entrada del precio. Además, al ser de fabricación chilena, también se abaratan costos en cuanto a transporte, mantención, limpieza, etc. Lo otro es la generación de estadísticas, toda la información queda inmediatamente en la nube a través del contenedor y eso nos permite realizar un análisis más profundo”, destaca.

El camino de emprender

Finalmente, en relación al esfuerzo que implica atreverse con una idea y desarrollar un proyecto, aventurándose en el mundo del emprendimiento, Peña opina que a pesar de que existen iniciativas destinadas a financiar e impulsar proyectos, aún falta inyectar fondos que permitan desarrollar esta arista en el país, considerando que Chile invierte un 0,4% del PIB en I+D en comparación al 2,4% en promedio que invierten los países desarrollados. “Hay muchos emprendimientos muy buenos, pero estamos todos peleando por los pocos recursos que hay. Existe mucha gente con buenas ideas, pero falta inyección de recursos”, detalla.

En esta misma línea, y para hacer frente a las dificultades que aparecen en el camino, comenta que “el camino de emprender es duro, se necesita mucha perseverancia. Nosotros llevamos casi tres años trabajando y recién estamos viendo los frutos de ese trabajo. Hay que ser persevante y no desanimarse, porque así se cumplen los sueños”.

Masiva jornada de reciclaje en el Plantel impulsa una construcción más sustentable para nuestro país

Masiva jornada de reciclaje en el Plantel impulsa una construcción más sustentable para nuestro país

Este miércoles 5 de junio se celebró el Día Mundial del Medio Ambiente, jornada instaurada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y que este 2019 cobra especial interés para nuestro país. A fin de año, Chile será el anfitrión de la COP25, el evento más grande que ha organizado la nación desde el Mundial de Fútbol de 1962, y que traerá a jefes de Estado y ministros de 196 países, a fin de establecer metas que permitan enfrentar el cambio climático de manera eficaz.

En ese contexto, la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago de Chile (FEUSACH), a través de su vocalía de Medio Ambiente, realizó una “Reciclatón” en el frontis del plantel estatal. El objetivo fue invitar a las personas que transitaban por el sector -estudiantes y peatones de ese tramo de la calzada norte de la Alameda- a que reciclaran sus botellas plásticas en contenedores dispuestos para tal efecto.

¿El objetivo? “Potenciar un proyecto de la Universidad: el LEMAA (Laboratorio de Exploraciones en Materiales Arquitectónicos Ambientales) quiere hacer materiales arquitectónicos sostenibles y creemos que es muy importante apoyarlos, para avanzar hacia una economía circular a través de los materiales y que, así, se pueda disminuir la contaminación atmosférica”, explicó la Vocal de Medio Ambiente de la Feusach, Jennifer Cabrera.

Jornada

Desde las 10:30 hasta las 15:00 horas, los estudiantes se establecieron con stands y contenedores, que fueron facilitados por la carrera de Ingeniería Mecánica de la U. de Santiago, en la entrada principal de la Casa de Estudios. Las botellas que ahí recibían fueron las llamadas PET1, que corresponden a aquellas desechables con las que se suelen embotellar las bebidas.

El objetivo de los voluntarios que participaron en la convocatoria fue proporcionar “educación ambiental” a quienes pasaron por el lugar y quisieron aportar con este tipo de botellas: los estudiantes las recibían; separaban su tapa y su envoltorio de su envase, aplastaban este último y, luego, depositaban los objetos en distintos contenedores. A través de un carro eléctrico que portaba el material, este fue entregado a LEMAA USACH.

“En Chile, la educación socioambiental es precaria y, por lo tanto, necesitamos que la gente empiece a reciclar y reducir su consumo, ya que esto último ha provocado que estemos hoy ante un cambio climático inminente y que tengamos repercusiones en el suelo y la atmósfera”, afirmó Cabrera, que también se desempeña como encargada de la Red de Estudiantes por la Sustentabilidad de Chile.

“Se han hecho distintas iniciativas dentro de la Universidad en este ámbito. Ahora lo llevamos hacia afuera por primera vez, porque lo que estamos celebrando, es el Día del Medio Ambiente y es súper importante el trabajo que se realiza hacia afuera”, enfatizó el Jefe de Carrera de Ingeniería Ambiental, Dr. René Garrido, representante de la unidad que apoyó la iniciativa a nivel institucional.

Transformando desechos en nuevos materiales

El plástico que recibió el LEMAA USACH a través de la Reciclatón pasará ahora por un proceso de revalorización de desechos, donde se separará para evaluar su utilidad. Luego, se triturará en una máquina hasta generar chips que serán prensados para producir un pellet con el que se puedan explorar nuevos materiales arquitectónicos.

“La revalorización en Chile aún es baja, del orden del 10 al 15%”, asegura el coordinador del Laboratorio, Dr. Alexandre Carbonell. “Lo primordial es entender el ciclo de producción de los materiales y este tipo de laboratorios se dedica justamente a eso: no solo a reciclar, sino a revalorizar y transformar las cosas en algo nuevo. Este tipo de iniciativas constituyen un primer paso para poder entender una nueva cultura vinculada a los materiales y al uso sustentable de ellos”, explica.

Finalmente, el académico de la Escuela de Arquitectura y Doctor en Energías y Medio Ambiente reconoce que “el plástico ya está y llegó para quedarse. Se puede reducir, evidentemente, pero más importante que eso es darle usos a ese plástico, para la sustentabilidad en el mediano y largo plazo”.

Mayor información sobre el trabajo que realiza el laboratorio se encuentra en https://www.usach.cl/news/investigadores-la-escuela-arquitectura-desarrollan-relevante-proyecto-reciclaje

Hermanos titulados por la U. de Santiago lideran principal empresa nacional de reciclaje industrial

Hermanos titulados por la U. de Santiago lideran principal empresa nacional de reciclaje industrial

Provenientes de una familia con tradición usachina, Andrés, Ingeniero Civil Industrial, y Daniel, Contador Público Auditor, buscaron impulsar un proyecto que tuviera un impacto social y ambiental. Y si bien aseguran fue parte del destino, hoy lideran la empresa más importante a nivel nacional en reciclaje industrial: MIDAS Chile.

La apuesta de los hermanos Saldías Meza procesa anualmente desde el año 2008, 7 mil toneladas de desechos -que cada cuatro años equivalen a una Estatua de la Libertad-, cuenta con cerca de 100 trabajadores, sucursales en el norte y sur de Chile, y oficinas de representación en Perú y Colombia.

El sueño de ambos titulados por nuestro Plantel era arriesgarse en pos de la sustentabilidad, lo que consiguieron a través de la minería urbana, dándole una nueva vida a los desechos.

“La vida nos empujó a tener esta empresa, con un sello social, y estoy convencido que los titulados por la U. de Santiago nos convertimos en agentes de cambios sociales, ese es nuestro gran sello. La U. de Santiago te entrega educación para que crees una sociedad distinta”, enfatiza Daniel Saldías.

Consolidación de una idea

Según nos cuenta Daniel, todo comenzó el año 2003, un día que Andrés quiso afeitarse y no tenía máquina. Fue al Parque Arauco y lo invitaron a participar en un concurso donde ganó el primer premio: una moto que más tarde vendería en 5 millones de pesos.

Andrés, que trabajaba en ese entonces para una empresa metalúrgica, siempre quiso independizarse, y esto lo interpretó como una señal. Vendió una parcela que tenía en Curacaví y recaudó dinero desde otras fuentes que le permitieron comprar una máquina para rectificar material. Los fondos le permitieron arrendar un terreno en Lampa e iniciar su propia empresa.

Daniel, por su parte, comenzó a estudiar para ser Contador Público y Auditor el año 1995, de donde egresó el año 2000. De forma paralela a sus estudios, empezó a involucrase dentro de la política universitaria a través de su Centro de Estudiantes, donde llegó a ser presidente del Centro de Alumnos y más tarde presidente nacional de la carrera.

Trabajó varios años en prestigiosas empresas auditoras, consultoras, laboratorios de farmacéuticas, y empresas de retail. Sin embargo, renunció el año 2007 para hacer algo distinto. Fue entonces cuando Andrés le comentó que estaba implementando una fundición de bronce con 11 personas y le sugirió trabajar juntos.

“La vida repentinamente dio un giro total, de pronto me encontré desarrollando un emprendimiento junto a mi hermano, en el cual es socio y gerente general”, comenta Daniel. Fue así como el año 2008, mientras intentaban conseguir permisos ambientales para comenzar trabajos de fundición, una autoridad fiscalizadora les da permisos para reciclar, asegurando que ese era su negocio y no la fundición de metales.

Pese a que era un concepto poco conocido en ese entonces, allí se constituyó oficialmente http://midaschile.cl/, por ser un nombre de transformación y suerte.

En julio de ese mismo año, la empresa logró sobrevivir a la crisis subprime, que obligó a cerrar a gran parte de la industria de metales. Sin embargo, una empresa de telecomunicaciones les tocó la puerta para que reciclaran sus desechos, comenzando a aprender de reciclaje, sustentabilidad y residuos electrónicos.

Hoy, MIDAS es considerada la primera empresa de reciclaje a nivel mundial con el 100% de su energía compensada con paneles solares y aspira a ser certificada con un sello amigable con el medio ambiente.

Además ha liderado grandes campañas de reciclaje, entre ellas de refrigeradores impulsada por el Gobierno, para priorizar la eficiencia energética, y de zapatillas, cuyo proceso de destrucción puede tardar años.

“Antes no existía hablar de estándares de reciclaje, era quien se lleva tu basura. Hoy, la sustentabilidad es un tema serio, no es algo de moda; es un cambio de foco, de cómo se deben hacer las cosas, en el cual la población se empodera, y exige que las empresas que contaminan se hagan cargo de sus residuos, y allí MIDAS tiene vida propia, que se va construyendo día a día”, puntualiza el egresado.

Nuestro Plantel celebra la V Semana del Reciclaje enfocado en convertirse en un campus sustentable

Nuestro Plantel celebra la V Semana del Reciclaje enfocado en convertirse en un campus sustentable

Inserto en la misión y visión de la Universidad de Santiago de mejorar los aspectos de sustentabilidad de la Institución para avanzar hacia un Campus Sustentable, el Programa de Responsabilidad Social Universitaria (RSU) lidera un variado programa de actividades orientado a concientizar y sensibilizar a la comunidad interna y externa respecto a la necesidad de reciclar.

En ese contexto, durante todo noviembre se celebrará la V Semana del Reciclaje -que por primera vez se realiza dos veces en el año- en el marco de la conmemoración del Día Internacional del Reciclaje que se celebra cada 17 de mayo, según declaró la UNESCO en el año 2005.

El objetivo de la iniciativa, que cuenta con la colaboración de unidades internas, la  Municipalidad de Estación Central y organizaciones de la Mesa de Trabajo para un Territorio Inteligente y Sostenible, es concientizar a la sociedad sobre cómo tratar los desechos para no contribuir al cambio climático y así proteger al medio ambiente.

Así lo explica la secretaria ejecutiva del programa RSU, Georgina Durán Lorca, quien agrega que “como Programa RSU queremos sensibilizar a la comunidad respecto del cuidado del medio ambiente a través del reciclaje, y demostrar que existen variadas alternativas de reutilización. Los talleres nos permitirán tomar consciencia y decisiones respecto de nuestro actuar”, enfatiza.

Inauguración de la semana

El programa comenzó el 5 de noviembre con la charla "Economía Circular: Reflexiones en torno a los desafíos y las oportunidades en Educación para la Gestión y el Aprovechamiento Sostenible de los Residuos", a cargo de la académica de la Facultad de Ingeniería, Nicole Henríquez.

La académica indicó que “se debe reflexionar sobre la economía circular con un enfoque educativo, porque es algo trascendental a nivel mundial. Los chilenos debemos ponernos al día, dado que influye en como satisfacemos nuestras necesidades, la construcción del territorio y cómo esta economía permite construir un desarrollo sostenible”.

El programa continuó con el día de recolección de materiales reciclables, realizado el 6 de noviembre en la explanada frontis, donde con apoyo de más de 20 voluntarios compuestos por académicos, estudiantes, funcionarios y recolectores de base, se retiró material dentro del Campus.

Yeni Sánchez Contreras, encargada de Campus Sustentable y Gestión Ambiental del Programa RSU, sostiene que “como Universidad estamos avanzando en la construcción de un Campus Sustentable y a través de estas iniciativas estamos apuntando al desarrollo de una política de sustentabilidad a nivel triestamental”.

El 7 de noviembre se realizó en tanto el cierre del proyecto ejecutado con Fondos Vime “Introducción a la sustentabilidad”, liderado por el académico del Departamento de Ingeniería Geográfica, Dr. René Garrido.

Programa

Las actividades continúan hoy viernes 9 con una charla sobre reciclaje de aceite por la empresa Rendering. El evento se realizará a las 10:00 horas en el auditorio del CITECAMP.

Durante la misma jornada se realizará el taller “La huella y el plástico” en la parte trasera de la Casa Central. La actividad está prevista para las 12:50 horas, instancia en que los asistentes deberán llevar dos botellas plásticas del mismo tamaño y marca, limpias y secas para trabajar con ellas.

El día 17, el académico René Garrido junto al Programa RSU y el Museo Artequin, encabezarán un taller de sensibilización ambiental sobre “Reducir”. La actividad se efectuará en el segundo piso del Museo, a las 11:30 horas.

El programa finalizará con la muestra artística cartografía reciclada “Reflexiones Visuales”, realizada por el curso de Arte y Reciclaje a cargo de la profesora Daniela Ricciardi Cáceres de la Unidad Vocación Artística.

La muestra estará disponible entre el 20 al 28 en el muro ViME, y consiste en un ejercicio de visualización colectiva de la violencia de género, inspirado en las movilizaciones estudiantiles del presente año.

El trabajo toma como punto los residuos electrónicos en cuanto a materialidad y la necesidad de ampliar los límites del arte, hacia una práctica más contemporánea e incorporar con mayor fuerza múltiples miradas de los y las estudiantes que participan de dichos cursos. La inauguración de la exposición será el 21 de noviembre a las 11:00 horas.
 

Según sondeo somos proclives al reciclaje, pero no lo practicamos

Según sondeo somos proclives al reciclaje, pero no lo practicamos

En nuestro país, una persona genera 1,1 kilos de basura diarios y, normalmente, no es reciclada, salvo un pequeño porcentaje. Asimismo, en promedio, un chileno consume 1,5 bolsas diarias para usarla sólo por 25 minutos. Y se necesitan entre 100 a 500 años, dependiendo del tipo de plástico, para que ésta se desintegre.  

El semestre pasado, estudiantes del programa de Magíster en Ciencias de la Ingeniería mención Ingeniería Industrial del Departamento de Ingeniería Industrial, fueron parte del curso Smart City, dictado por el Dr. Pedro Palominos Belmar, donde al igual que en el Centro de Investigación, debieron buscar soluciones a problemas de ciudad.

En ese contexto, las estudiantes Betsabet Hidalgo Allende, Daniela Miranda Riquelme y Nicole Muñoz Garrido, escogieron analizar la actitud de los integrantes de la Universidad de Santiago frente al reciclaje.

Las jóvenes buscaban analizar el comportamiento tanto de los estudiantes como funcionarios y académicos sobre el tema, y presentar propuestas al Plantel, contemplando la gestión de residuos sólidos.  

Para ello se realizó una encuesta probabilística por conveniencia a 605 personas de distintas locaciones del Campus. Un 93% correspondía a estudiantes y un 7% a académicos y funcionarios. Las edades de los consultados fluctúan entre los 18 y 70 años. El 36% eran mujeres y el 64% hombres, pertenecientes a 61 comunas de la zona centro del país. 

Resultados

De acuerdo a los resultados de la medición, expuestos por Nicole Muñoz, la necesidad de un Campus limpio y el calentamiento global, fueron los principales motivos aludidos respecto de la importancia de reciclar. Sin embargo, un 63% de los consultados señala no reciclar. 

Sobre la conciencia del reciclaje, un 62% escoge los productos que compra sin pensar en la reutilización del envase. Además, la mayoría de los encuestados argumenta que no recicla porque “no existen contenedores”.

No obstante, en este punto se observa falta de conocimiento, ya que la cantidad más alta de consultados desconoce los depósitos disponibles en la Universidad, así como también, la secuencia correcta para manejar residuos (Reducir-Reutilizar-Reciclar).

Pese a ello, es posible distinguir una actitud positiva frente al reciclaje, puesto que un 62% manifiesta que reciclaría si existieran contenedores disponibles. Y un 74% responde estar “muy de acuerdo” en que se debería reciclar en la Universidad.

Entre otros hallazgos relevantes, las mujeres tienden a ser un poco más proclives al reciclaje. Ellas, además, refieren que esto es importante para evitar el calentamiento global, mientras que ellos consideran que reciclar neumáticos es más importante, a diferencia de las mujeres.

Por otro lado, lo que más se recicla son los envases de plástico, seguido de los papeles y cartones y envases de vidrio. Lo menos tratado son los desechos orgánicos.

De acuerdo a los consultados, lo más urgente para reciclar son los envases plásticos, pilas y neumáticos. Lo menos importante son los desechos orgánicos.

Asimismo, la mayoría señala que en la comuna de residencia se le otorga poca importancia al reciclaje; y que no cuenta con contenedores diferenciados en sus casas. 

Propuestas

El director del Smart City Lab, Dr. Pedro Palominos, detalla que la idea es entregar esta información a la Vicerrectora de Vinculación con el Medio, Dra. Karina Arias Yurisch, de quien depende el Área de Campus Sustentable y Gestión Ambiental del Programa RSU.

“Con estos antecedentes, la Unidad podrá tomar medidas, ya que es fundamental comenzar a producir los cambios desde las Universidades”, enfatiza el académico del Departamento de Ingeniería Industrial.

De los resultados obtenidos a partir de este estudio, es posible puntualizar que estudiantes, académicos y funcionarios no reciclan en el Plantel por escasez de conocimiento y puntos de reciclaje.

Por lo mismo, las autoras del trabajo junto al Dr. Palominos proponen instalar contenedores en lugares estratégicos, es decir, donde transita la mayor afluencia de integrantes. Para ello, se llevaron a cabo visitas al interior de la Ciudad Universitaria y se identificaron tres sitios: entradas y salidas; quioscos y casinos, y la Biblioteca Central. 

Junto con lo anterior, plantean educar a la población universitaria a través de campañas con stand, entrega de afiches, comunicación vía redes sociales y talleres.

Además, sugieren realizar proyectos de innovación, tomando en consideración las oportunidades que existen a partir de los desechos sólidos.

“Las personas que encuestamos nos pidieron que se hiciera algo al respecto, que esto no quedara en nada. Había intención por parte de todos de contribuir al medio ambiente y ayudar a tener una Universidad más limpia”, precisa Nicole Muñoz, una de las autoras.

Para el Dr. Palominos, lo más importante es que con esto se cree conciencia en un lugar donde se producen cambios sociales y se forman personas.  “Hay que generar estos cambios por la sostenibilidad futura, porque solos no se darán”, sentencia. 
Ambos coinciden en que este análisis del reciclaje, puede servir como un modelo para que otras comunas lo repliquen.  

Con diversas actividades U. de Santiago se suma al Día Mundial del Reciclaje

Con diversas actividades U. de Santiago se suma al Día Mundial del Reciclaje

Recolección de materiales reciclables en la Universidad y su entorno, juegos didácticos y la exposición del documental “A Plastic Ocean”, fueron parte de las actividades organizadas por el Programa de Responsabilidad Social Universitaria de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio de la U. de Santiago, para conmemorar el Día Mundial del Reciclaje.

En su cuarta versión, la iniciativa que cada año busca sensibilizar a la comunidad interna y externa, se extendió entre el 17 al 25 de mayo, y contó con la co-organización de la Vocalía de Medio Ambiente de la Federación de Estudiantes y el Centro de Estudiantes de Ingeniería Mecánica. De la instancia participaron más de 30 estudiantes voluntarios de distintas carreras, así como funcionarios y administrativos, actividades que fueron calificadas como exitosas por la secretaria ejecutiva del programa RSU, Georgina Durán Lorca.

En tanto, explica que tras la firma del Acuerdo de Producción Limpia, al que adhiere desde el año 2011 nuestra Institución, el desafío es lograr un Campus Sustentable. “Se trata de un área prioritaria para el Plantel, al ser una de las dimensiones que rigen la RSU, en virtud de los impactos que la Universidad tiene en el contexto medio ambiental”, indica.

Programa
La campaña se enmarca dentro de la conmemoración del Día Internacional del Reciclaje que se celebra cada 17 de mayo, luego que la UNESCO lo declarara el año 2005 con el objetivo de concientizar a la sociedad sobre cómo tratar los desechos para no contribuir al cambio climático y así proteger al medio ambiente.

En ese contexto, la Semana del Reciclaje fue inaugurada con la exhibición del documental “A Plastic Ocean” en el edificio ViMe y contó con una reflexión participativa a cargo del Dr. René Garrido Lazo, de la Facultad de Ingeniería. Sobre la actividad, la vocal de Medio Ambiente de la Federación de Estudiantes, Isidora Abasolo Farfán, sostuvo que, “a través del documental pudimos tomar consciencia del uso del plástico en la sociedad, y dar cuenta como Universidad de que estamos interesados en cambiar eso”, sostiene.

El programa continuó el miércoles 23, con una jornada de recolección de material reciclable en el frontis de la Universidad, y el jueves 24 con una recolección en instituciones que conforman la mesa territorial en que la Universidad participa, entre éstos: Casa de Moneda de Chile, Museo Artequin, la Dirección Meteorológica de Chile, el Museo Nacional de Historia Natural, el Jardín Infantil y Sala Cuna de Villa Portales, y el Centro Cultural Social y Deportivo América Latina. En ambas jornadas participaron voluntarios de distintas carreras de la Universidad, quienes recibieron papel blanco, diarios, libros, revistas, cartones, latas de aluminio, botellas de plásticos, ropa y zapatos usados.

El material fue reunido en contenedores facilitados por Gestión del Campus y el Centro de Estudiantes de Mecánica, y trasladado por el Punto Verde Móvil a un lugar de retiro asignado para Recicladores de Base, quienes se encargarán de su reutilización. La iniciativa contó además con el apoyo de la Municipalidad de Estación Central para retirar los productos.

Mientras que la disposición final se realizará en Comercial Río Aconcagua Spa. En la oportunidad, Vania Barraza López, estudiante de Administración Pública y una de las ejecutoras del Punto Verde Móvil -que fue creado el 2017 en el marco del Primer Encuentro Campus Sustentable- comentó que con esta actividad el carro-triciclo comenzó formalmente su marcha blanca.

“La idea de nuestra propuesta, es ir educando a la comunidad universitaria respecto a la recolección, y cómo dividir nuestros residuos”, comenta. El programa finalizó con actividades para niños del Jardín Infantil de nuestra Universidad, quienes participaron del mini taller de reciclaje: "esta actividad hace feliz o triste al planeta tierra", donde el programa RSU distinguió su participación.

Universidad aumenta en un 189% su reciclaje

Universidad aumenta en un 189% su reciclaje

Dependiente de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio, el Programa de Responsabilidad Social Universitaria (RSU) tiene como objetivo fomentar la ciudadanía responsable y gestionar el impacto de las decisiones y actividades institucionales en la sociedad y en el ambiente natural a través de un comportamiento ético.

Entre sus tareas, destaca la elaboración del Reporte de Sostenibilidad de la Universidad de Santiago, cuya ceremonia de presentación de la octava versión correspondiente al año 2015 se realizó la semana pasada, en el Salón de Honor del Plantel, siendo a la vez la quinta versión elaborada por el Programa RSU.

El documento, que fue entregado por el Rector Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid a las autoridades institucionales, considera los lineamientos provistos por la Global Reporting Iniciative (GRI), organización creada en 1997 por la Coalición de Economías Responsables del Medio Ambiente (Ceres) y el Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas (Pnuma). En este caso, en cuanto a materias de la Universidad, como su desempeño, estrategia, estructura de gobierno y valores.

Junto con generar una identidad y diferenciación respecto del trabajo de la Universidad de Santiago en comparación con otras casas de estudios, el Reporte resalta diversos hitos de 2015, como el aumento del reciclaje en un 189% con relación al año anterior, en línea con el reciclaje inclusivo y la vinculación con el entorno por parte de la comunidad universitaria, traduciéndose en la consolidación de una cultura de la sostenibilidad.

Además, destaca la creación del Punto Focal de Género, la realización de seminarios permanentes sobre RSU, la entrega del Sello RSU a siete iniciativas y la firma del acuerdo para crear el Observatorio Chileno de Responsabilidad Social Universitaria, que permitirá a la Universidad de Santiago, junto a otras casas de estudios, generar indicadores consolidados de manera colaborativa, como un aporte a nivel nacional.

Compromiso con la sostenibilidad

Como parte de los objetivos institucionales, el Rector Zolezzi valora el permanente trabajo por alcanzar los más altos estándares de calidad e innovación, con especial énfasis en la formación de personas con un compromiso social, cultural, político y medioambiental. En ese sentido, advierte que “el Reporte de Sostenibilidad 2015 es un importante reflejo de los significativos avances que se han catalizado al interior de nuestra Institución, lo que demuestra nuestro compromiso con la sostenibilidad”.

En materia medioambiental, y bajo la administración del Programa RSU, la autoridad recuerda que “uno de los aspectos en los que hemos concentrado nuestra atención radica en la implementación del Acuerdo de Producción Limpia que firmamos en 2012 junto a otras 21 instituciones ante el Consejo de Producción Limpia”.

Esto, a propósito del documento que considera once metas en materias de sustentabilidad medioambiental, como seguridad laboral y salud ocupacional, huella de carbono, residuos líquidos, residuos sólidos, uso del agua, energía, entre otras. “Su etapa final culminará en marzo de este año con la validación de los resultados por parte de distintos organismos sectoriales del país”, anticipa el Rector Zolezzi.

Transparencia y medición interna

En cuanto al proceso de elaboración del Reporte de Sostenibilidad, Diana Huerta, consultora y asesora en Pautas GRI, explica que Chile es el país que genera más reportes en este ámbito. “Además, a nivel nacional, la Universidad de Santiago es la única institución de educación superior que realiza este proceso cada año, destacando por ser la primera en América Latina en realizarlo”, detalla.

Un proceso que se desarrolla sobre la base de la metodología GRI, que corresponde a estándares internacionales, pensados para las empresas más que para las universidades. “Esta Universidad ha realizado un gran trabajo para adaptar esa metodología a sus requerimientos y necesidades”, aclara la experta.

Entre los aspectos relevantes del análisis figuran temas como la acreditación, inserción laboral de los estudiantes, condiciones laborales de los trabajadores, modelo de calidad, formación y capacitación de funcionarios y académicos, equidad de género, seguridad en el campus, responsabilidad social universitaria, entre otros. “Una parte es determinar los temas relevantes y otra es gestionarlos y definir qué se hará con ellos en el futuro, pues además de ser un instrumento de transparencia, este reporte es una instancia de medición interna”, plantea Diana Huerta.

Reciclaje inclusivo

Además de destacar el trabajo de su equipo, el director alterno del Programa de Responsabilidad Social Universitaria del Plantel, Santiago Peredo Parada, asegura que el Reporte de 2015 refleja exitosos resultados. “Nosotros generamos un trabajo de manera colaborativa con otras Unidades de la Universidad y también con otras instituciones”, aclara.

En cuanto a los hitos de 2015, el académico resalta, en el ámbito de la formación ciudadana, el Diplomado en Educación para el Desarrollo Sustentable que imparte el Plantel, y que ha recibido diversas distinciones internacionales, así como las publicaciones que han permitido dejar registro de cada una de las actividades que realiza el Programa RSU.

Asimismo, se refiere a la implementación y ejecución de acciones concretas para alcanzar las metas del Acuerdo de Producción Limpia. “En ese contexto se realizó la primera campaña de reciclaje inclusivo, se elaboraron planes de emergencia, se participó en el Festival Medioambiental de Santiago (Femas) y se coorganizó el Foro Panel ‘Reciclando la Política Chilena de Residuos’”, recuerda.

Incluso adelanta parte de lo que será el Reporte de 2016. “Hace menos de un mes fuimos auditados por el Consejo de Producción Limpia del Ministerio de Economía y la Universidad alcanzó el 100% de cumplimiento respecto del Acuerdo de Producción Limpia”, anticipa.

Próximas actividades

Cabe destacar que este miércoles se realizará el lanzamiento del libro “Por la senda de un futuro sustentable. Propuestas y acciones con responsabilidad social”, a propósito de las jornadas internacionales de RSU que se desarrollaron en 2015, actividad programada a partir de las 17:00 horas en el Salón de Honor de la Universidad de Santiago.

Mientras que el jueves será el turno para la segunda parte de la firma del convenio para la creación del Observatorio Chileno de Responsabilidad Social de Universidades Chilenas, instancia en la que se realizarán talleres de trabajo con los representantes de los nueve planteles que declaran tener una mirada institucional de RSU.

Suscribirse a RSS - reciclaje