Ciencia

Español

Físicos del plantel diseñan detector de partículas de alta energía para incluir en satélites

Físicos del plantel diseñan detector de partículas de alta energía para incluir en satélites

Revolucionar la ciencia chilena busca un equipo de profesionales de la U. de Santiago y la U. de Chile, quienes en conjunto lideran la construcción de Suchai II y III, nanosatélites de 10x10x30 centímetros con un peso aproximado de 3 kilos cada uno, que buscarán ser lanzados próximamente al espacio para contribuir al conocimiento nacional en ciencia satelital.

El objetivo de la innovación es estudiar los fenómenos que ocurren en la magnetósfera y la ionósfera terrestre que causan impacto sobre la vida cotidiana, tales como poder predecir el comportamiento de la ionósfera durante el desarrollo de tormentas geomagnéticas, que es relevante para la navegación basada en el uso de GPS.

En su desarrollo, uno de los dispositivos que cobra vital importancia es la incorporación de un detector de partículas de alta energía.

Si bien, actualmente esta tecnología existe, suelen ser de gran tamaño y costo. Es por ello que al ser invitado a conocer el proyecto, el académico del Departamento de Física, Dr. Ernesto Gramsch Labra, asumió -hace poco más de medio año- el desafío constructivo.

Junto al investigador trabaja el estudiante de cuarto año de Ingeniería Física, Nicolás Eugenio Herrera, quien fue invitado por una de las líderes del proyecto de nanosatélites, la académica de nuestro plantel, Dra. Marina Stepanova.

El dispositivo, que permitirá rastrear e identificar partículas de alta energía tales como neutrones, protones y electrones, buscará ser -en su construcción final- de dimensiones ínfimas, lo que implica un desafío respecto a la tecnología existente. Además, deberá ser tolerante a la radiación y luz solar en el espacio, para evitar su desgaste.

Al respecto el Dr. Gramsch comenta que el detector medirá neutrones, protones y electrones, “que otorgan información respecto a los plasmas espaciales presentes en la atmósfera, que deflectan la mayor parte de los campos magnéticos y las partículas que vienen del sol. Uno de los objetivos, es estudiar las tormentas solares y los efectos que tiene sobre la tierra”, explica el físico.

Proyecto

Cabe destacar que la magnetosfera terrestre es una región altamente dinámica que rodea a la tierra, donde el campo magnético es dominante, y que la protege contra las partículas cargadas de alta energía provenientes del Sol. Allí, los iones del plasma solar -que son partículas cargadas- interaccionan con las líneas del campo magnético, siendo deflectadas alrededor de la Tierra.

De tal manera, entender la distribución de presión del plasma, es vital para evaluar su estabilidad.

Según explica Nicolás, para poder detectar las partículas utilizan láminas de silicio, que suelen usarse en celdas solares y hasta en los lectores de código de barra que se usan en los supermercados.

“El satélite que se lanzó (Suchai I) tiene incorporado algo similar, pero no era lo más específico, es lo mismo que se usa en otros satélites, pero no tiene la misma finalidad, entonces se busca especializarlo más a los requerimientos que tiene la órbita y al rango de energía que se quiere medir”, comenta el estudiante.

En tanto, el dispositivo deberá ser capaz de enfrentar problemas asociados a su liberación en el espacio. Entre éstos, el Dr. Gramsch explica que el principal es “la radiación que rompe todos los circuitos electrónicos y empiezan a degradarse”.

Es por ello que incluirán detectores y electrónica que sea menos sensible a la radiación y, a su vez, a la luz solar.

Se espera que el detector mida menos de 2 x 2 x 8 centímetros, ya que a menor tamaño será más óptimo. Mientras, el equipo ya se encuentra realizando pruebas en el Laboratorio de Óptica y Semiconductores del Dr. Gramsch, donde están midiendo partículas alfa y rayos X, obtenidas de detectores de humo.

Sobre su participación en el proyecto, el estudiante afirma que significa un gran aporte a su formación. “Es genial, porque se trata de una instancia que te permite integrar todo lo que has aprendido en la carrera, aplicarlo, y ver cómo se puede implementar todo el conocimiento obtenido”, puntualiza.

La dupla pretende terminar el dispositivo en un par de meses, mientras que su prueba final al interior de los satélites dependerá de la obtención de fondos para el lanzamiento de Suchai II y III.

 

Investigador del Plantel trabaja en la construcción de una nueva fuente eléctrica para electroimanes

Investigador del Plantel trabaja en la construcción de una nueva fuente eléctrica para electroimanes

“Desarrollo de Fuente Eléctrica Regenerativa para el Accionamiento de Electroimanes Industriales”, es el nombre del proyecto CORFO adjudicado por el Dr. Matías Díaz, que busca potenciar e implementar nuevas soluciones industriales para electroimanes. Estos equipos se utilizan en rubros como el minero, metalúrgico, metalmecánico y de construcción, para movilizar materiales ferromagnéticos.

La investigación se enmarca en la necesidad presentada por la empresa EKM, que se dedica a otorgar soluciones de ingeniería y equipamientos para aplicaciones industriales, en torno al desarrollo de una nueva Fuente Eléctrica para electroimanes con tecnología avanzada que permita reducir costos de producción y el consumo energético.

“Los electroimanes son accionados a través de una Fuente Eléctrica que produce corriente continua para magnetizar el electroimán. Cuando se magnetiza/desmagnetiza el electroimán se produce una energía remanente que es “quemada” en una resistencia, lo que produce un sobrecalentamiento implica detener la operación por alrededor de 15 minutos por hora de operación. Entonces, lo que proponemos es que esa energía que queda sea devuelta a la red mediante electrónica de potencia”, señala Dr. Matías Díaz.

La iniciativa que propone una nueva Fuente Eléctrica, no existente en el mercado, se basa en la construcción de un nuevo dispositivo de electrónica de potencia que, a través de la utilización de tecnologías innovadoras, permitirá reemplazar los equipos que actualmente se comercializan.

La investigación aplicada consta de cuatro etapas impuestas por CORFO, que deben cumplirse durante los 2 años que dura el proyecto. Actualmente, se está trabajando en el diseño del producto para, posteriormente, ser construido y evaluado con pruebas experimentales que permitirán su comercialización e implementación en la industria.

“Nosotros nos trajimos este electroimán al laboratorio, le hicimos los estudios correspondientes y cuando hicimos simulaciones con el equipo, nos dimos cuenta de que la situación era más compleja de lo que pensábamos. Entonces, lo que estamos ofreciendo es un producto que va a generar un impacto positivo en la industria, disminuirá el consumo energético, y aumentará los tiempos de productividad. Tenemos un plus que otros trabajos no tienen”, menciona el Dr. Díaz.

A modo de complemento, José Aravena, egresado de Ingeniería Civil Eléctrica, y que trabaja como Ingeniero de Desarrollo en el proyecto, específicamente en la implementación de la iniciativa a través del diseño de hardware y tarjetas electrónicas enfocadas en la electrónica de potencias, destaca que “lo que nosotros ofrecemos es construir un artefacto varias veces mejor, en términos de indicadores de energía para lograr que los parámetros se reduzcan de sobre 40 % (cuando la norma indica 5%) a solo un 2%”.

La electricidad

La energía producida por cargas eléctricas que se manifiestan de manera física, luminosa, mecánica y térmica, es aquella que genera electricidad mediante la implementación y uso de diferentes sistemas eléctricos, los cuales operan de manera coordinada con el fin de satisfacer a los consumidores.

En este sentido, hoy la electricidad forma parte fundamental del desarrollo nacional y su uso responsable depende del conocimiento que se adquiere en la materia, para así, cumplir con los requerimientos nacionales.

“El área que trabajamos es sumamente transversal, porque todo pasa por la energía eléctrica. Siempre tendremos una necesidad de energía eléctrica, sea cual sea su aplicación. Si bien la industria chilena no está del todo preparada para desarrollar tecnología, es motivante pensar que a través de este tipo de proyectos podemos contribuir a que esto cambie. En la U. de Santiago hasta hace poco no había mucho avance en lo que trabajamos, pero en menos de dos años ya somos un grupo bastante grande dedicado a generar una base de conocimiento tanto para la industria, como para los alumnos que pueden ver que lo que estudian tiene una aplicación real”, comenta el Dr. Díaz.

Otros Proyectos

Como en este caso, fue la empresa quien levantó la necesidad, los investigadores de nuestra casa de estudios, a través del Departamento de Ingeniería Eléctrica, apostaron por el desarrollo aplicado de la ciencia y tecnología de excelencia, asegurando la implementación de su trabajo mediante un equipo que contempla a dos especialistas: el Dr. Matías Díaz y el Dr. Félix Rojas, ambos de la Facultad de Ingeniería, cinco ingenieros de desarrollo, y a otros varios estudiantes de pre y posgrado.

Además, el investigador se encuentra trabajando en otros tres proyectos que, de manera interdisciplinaria, permiten estudiar de mejor manera el tratamiento de las energías no renovables y renovables, entre los que se encuentran dos proyectos DICYT titulados “Aplicación de convertidores modulares multinivel en sistemas eólicos de alta potencia” y “Tecnologías para integración de Energías Renovables y Micro-redes”, además de un FONDEF denominado “Investigación y Desarrollo de un Alimentador Electrónico para Máxima Eficiencia en Motores de Inducción”, en el que colabora como investigador en la iniciativa adjudicada por el Dr. Juan Carlos Travieso de la Facultad Tecnológica de nuestra universidad.

Investigadores del Plantel descubren en el Río Loa al consumidor de tabaco más antiguo y joven de América

Investigadores del Plantel descubren en el Río Loa al consumidor de tabaco más antiguo y joven de América

El descubrimiento de los efectos letales del consumo de tabaco más antiguo registrado en América realizó el equipo científico que dirige el Dr. Javier Echeverría, académico del Departamento de Ciencias del Ambiente de la Facultad de Química y Biología, quien investiga el uso de plantas psicotrópicas en la tiempos prehispánicos en la zona de los Andes Centro-Sur.

Se trata de la primera evidencia de la presencia simultánea de nicotina y cotinina en restos bioarqueológicos prehispánicos, encontrado en restos de cabello de un bebé momificado del año 2.400 antes de nuestra era que, según indican los investigadores, habría sido abortado probablemente por causas naturales.

Según las interpretaciones de los investigadores, que examinan desde hace algunos años mediante análisis químico y molecular a cientos de momias de la zona norte de Chile,  este bebé habría sido gestado por una chamana que realizaba rituales donde consumía altas dosis de tabaco a través de inhalación o fumando en pipas de cerámica.

Los restos del infante fueron encontrados en un alero rocoso en la parte alto del Río Loa, a unos 100 kms al norte de la cuenca del Salar de Atacama, en una tumba de 70 cms. de profundidad, vestido con una túnica y un turbante y rodeado de bienes preciados, tales como moluscos del Océano Pacífico, canastas de fibras vegetales, una punta de piedra de un proyectil, un colgante de cobre, entre otros, elementos que dan cuenta del estatus social de su familia, considerado de gran valor para la época.

El análisis del cabello del infante entregó una prueba directa e inequívoca del consumo de tabaco en esa época, revelando al consumidor de tabaco pasivo más antiguo y más joven descubierto en América.

Sobre la novedad del estudio, el Dr. Echeverría indica que “estaríamos dando cuenta del efecto letal del consumo de tabaco desde tiempos remotos. En términos generales, a nivel nacional, somos el único grupo que está desarrollando este tipo de investigación, y nos avala el contacto con distintos grupos de arqueólogos nacionales e internacionales que nos contactan para resolver problemáticas de este tipo”.

Mientras que, los resultados fueron publicados en la prestigiosa revista Journal of Archaeological Science, con el nombre “Chemical evidence of prehistoric passive tobacco consumption by a human perinate (early Formative Period, South-Central Andes)”.

Uso de sustancias psicoactivas prehispánicas

Los resultados de esta investigación derivan de un proyecto Fondecyt Postdoctoral liderado por el Dr. Echeverría, donde ha estado estudiando la flora nativa del norte de Chile para analizar su potencial uso en tiempos prehispánicos a través de la búsqueda de marcadores moleculares de componentes psicotrópicos en diversas momias del Museo de San Pedro de Atacama.

En estudio previos, los investigadores corroboraron que alrededor de dos tercios de los individuos de la colección eran consumidores de tabaco, lo que sumado a este reciente hallazgo del perinato viene a reafirmar la importancia del tabaco desde tiempos prehispánicos. 

“Encontramos el marcador diagnóstico de la planta de tabaco, que es la nicotina, y su metabolito de degradación metabólica en el cuerpo humano: la cotinina. Este marcador aporta mucho porque es la evidencia clave de que hubo consumo”, explica el científico.

Agrega que los compuestos encontrados en el perinato revelan “que la madre consumió tabaco y durante el proceso de gestación la nicotina y cotinina entraron al cuerpo del infante, convirtiéndose en el primer registro de un consumidor pasivo de tabaco en contexto arqueológico”, puntualiza.

Hasta ahora la literatura científica ha especulado que el consumo de plantas psicotrópicas no era una práctica recurrente, menos en mujeres, por lo que esta investigación es muy relevante. Evidencia la categoría de chamana de la mujer del estudio, considerando que el tabaco era un elemento altamente usado en rituales de la zona de los Andes.

Proyecciones

A raíz de los resultados, y considerando el estudio paralelo que dirige el Dr. Echeverría, donde analiza prácticas alimentarias (Link estudio), el equipo unirá los resultados de estos proyectos, apuntando a profundizar en las prácticas rituales que se realizaban en ese periodo, ahora enfocado en el uso de artefactos para consumir polvos psicotrópicos y al probable consumo de bebidas fermentadas en tiempos prehispánicos.

Especialista en neurociencias del lenguaje ofrece conferencia en la Facultad de Humanidades

Especialista en neurociencias del lenguaje ofrece conferencia en la Facultad de Humanidades

El Dr. Adolfo M. García, investigador del Instituto de Neurociencia Cognitiva y Traslacional (INCYT), CONICET, realizó la conferencia “Neurociencias, lenguaje y educación: Aportes pedagógicos desde la interdisciplina”, en el Salón de Honor de nuestra Universidad, invitado por el Proyecto Iniciativas Estratégicas Participativas FAHU, que tiene como objetivo primordial fortalecer la vinculación con los egresados de la Universidad.

En la actividad, el académico de la Universidad Nacional de Cuyo estuvo acompañado por el profesor Edinson Muñoz,  Director del Departamento de Lingüística y Literatura de nuestra Universidad, y en ella hizo un recorrido sobre algunos aportes de las neurociencias cognitivas para la pedagogía y las didácticas, puntualizando que “esta conferencia fundamentalmente es un intento por buscar cruces y diálogos bidireccionales de los hallazgos que surgen en investigación básica en neurociencias cognitivas, particularmente neurociencias del lenguaje y del aprendizaje, y las inquietudes y necesidades, a veces de modo explícito y de modo tácito, que surgen en la coyuntura educativa actual”.

El investigador desarrolló su exposición en ejemplos de descubrimientos sobre temas particulares de larga data y otros más novedosos que se articulan sobre avances metodológicos y técnicos propios de la neurociencia.

El Dr. Adolfo M. García, se refirió al tema a través de varios ejemplos destacando “la importancia de cuándo se expone a una persona a ciertos tipos de experiencias o de información para determinar de qué modo se va a apropiar esa información a nivel cerebral. El cerebro es un órgano plástico y a lo largo del desarrollo de una persona hay distintos mecanismos que tienen puntos óptimos o más deseables para el desarrollo de ciertas habilidades que otros”.

Otro de los ejes que se abordaron tuvo que ver con la práctica de ciertas habilidades y la  generalizabilidad  de los aprendizajes, en este sentido el experto en neurociencias del lenguaje indicó que “Uno de los puntos que surgen  de varios estudios en la materia es que estas personas que se someten a períodos de entrenamientos muy exigentes y sostenidos en el tiempo no solamente terminan siendo lo que buscaron, sino que también desarrollan un montón de  sub-habilidades de las cuales probablemente no sean conscientes que después se generalizan y son transferibles a otros tipos de actividades (…) entonces hay un lindo nicho de ideas y germinarles para pensar en innovaciones educativas”, sostuvo el investigador.

El Dr. García comentó que estos estudios se están llevando a cabo en base a investigación experimental que consiste en determinar y aislar variables de interés y ver cómo responde a ciertas manipulaciones o factores.

Al día siguiente (20 de noviembre) realizó el workshop “Tengo el diploma ¿Y ahora qué? O cómo construir una carrera más allá del título” en el Centro de Estudios Enzo Faletto de la Facultad de Humanidades, en donde compartió con académicos y estudiantes diferentes consejos para comprender y forjar una carrera profesional en base a los intereses de cada persona.

U. de Santiago fomenta la investigación escolar a través de la Revista Brotes Científicos

U. de Santiago fomenta la investigación escolar a través de la Revista Brotes Científicos

Velando por la creación de una cultura científico-tecnológica, la valoración y la divulgación de la ciencia, nace la Revista Brotes Científicos, la cual, enmarcada en el Proyecto Asociativo Regional PAR Explora de CONICYT, Región Metropolitana Norte y en conjunto con la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación (VRIDEI) de la Universidad de Santiago de Chile y de la Facultad de Matemáticas de la Universidad Católica de Chile, se posiciona como una publicación que promueve  el  desarrollo de  un  trabajo  directo  con  la  comunidad, principalmente,  con estudiantes y profesores que puedan construir su propio conocimiento a través de un trabajo sistemático y el aprendizaje sólido que brinda la investigación.

Esta revista da a conocer investigaciones de estudiantes de enseñanza básica y media en el ámbito nacional presentadas en Congresos Regionales y Nacionales organizados por el programa Explora, así como aquellas desarrolladas en otras competencias Nacionales.

Hablamos con algunos estudiantes y profesores guías, quienes comentaron sobre sus proyectos investigativos, además de la relevancia de la investigación temprana.

Investigación científica en los colegios

Bajo la misión de dar a conocer la investigación realizada por estudiantes e incentivar la cultura científica, Brotes Científicos ha contado con una alta convocatoria. En sus dos volúmenes, agrupa 41 publicaciones que abarcan entrevistas, editoriales, columnas de opinión, reportajes, artículos y breves, en donde más de la mitad corresponden a aportes realizados por estudiantes de diferentes colegios a lo largo de Chile.

Uno de los casos destacados es del Colegio de Sagrados Corazones de Alameda. Se trata de Javier Oporto y Matías Huidobro, actuales estudiantes de IV medio del establecimiento, quienes lograros publicar su estudio "Caracterización del período de crianza de polluelos de Pingüino Rey (Aptenodytes patagonicus) en Isla Grande de Tierra del Fuego" y de Alonso Erazo, Tyndall Volosky, alumnos de III medio y Martín Opitz de IV medio , quienes publicaron "Sobreposición de dieta de Tucúquere (Bubo magellanicus) y Lechuza Blanca (Tyto alba) mediante el estudio de egagrópilas en el Parque Nacional Río Clarillo”. Ambos estudios fueron guiados por su profesor de Biología, Carlos Zurita Redón, y publicados en el primer número del volumen correspondiente al año 2018 de la Revista Brotes Científicos.

Respecto a la primera investigación, el estudiante Javier Oporto explica que “observamos por un periodo de 4 años aproximadamente a una población de pingüino rey en Tierra del Fuego, con el fin de poder caracterizar su periodo de crianza, para después compararlo con otras poblaciones, ya que la que se encuentra acá en Chile es una población establecida hace muy poco tiempo”.

Esta investigación nace dado a un descubrimiento del profesor guía, Carlos Zurita, quien, durante el año 2014 conoce el Parque Pingüino Rey, lugar muy poco estudiado. Desde ese momento, se inicia el interés investigativo, el mismo que lo ha llevado a desarrollar proyectos de investigación científica escolar, consolidando un grupo que año a año aumenta en número y en conocimientos. Actualmente, ha desarrollado proyectos con diez estudiantes,  todos relacionados a animales silvestres. “El principal objetivo ha sido que los jóvenes desarrollen habilidades de pensamiento científico en terreno, generando nuevo conocimiento científico para Chile y, porque no, el mundo, desarrollando en ellos habilidades multidisciplinarias” comenta el profesor.

El estudiante Matías Huidobro, quien también participó en este proyecto, remarca la importancia de hacer investigación, dado a su facultad de generar nuevo conocimiento y esto, comunicarlo a otro. “Publicar un proyecto es dejar tu huella, saber que gente va a buscar tu nombre para ver tu paper y poder ayudarlas en sus proyectos es un orgullo tremendo, partimos siendo científicos”.

La segunda investigación liderada por este profesor constó de la identificación de zonas que tienen un alto riesgo de contagio del Hanta Virus dentro de Parques y Reservas Nacionales administrados por CONAF, los SNASPE, en donde “principalmente calculamos a través ciertos índices matemáticos, que tan superpuestas se encuentran las dietas de dos aves rapaces (búhos y lechuzas) del Parque Nacional Río Clarillo”, explica el estudiante Martín Opitz


Mediante la recolección de 50 egagrópilas (bolas formadas de restos de alimentos no digeridos) pertenecientes a estas aves, se identificaron sus ítems dietarios, reconociendo 7 especies de roedores como parte de la dieta, siendo este un importante vector infeccioso de enfermedades, tanto para animales del parque como para población humana.

Para el alumno Tydall Volosky hacer investigación es fundamental pues “te abre muchas puertas en la vida, te da contactos y te enseña a relacionarte, desarrolla tu responsabilidad y te demuestra que no todo se aprende en una sala de clases”. A esto, Martín agrega: “en Chile faltan tantas cosas aún por investigar, sin embargo, como país nos debemos mucho en este sentido, y sin duda una de las causas del déficit profesional es la poca motivación desde edad temprana”.

El profesor Carlos Zurita guió a otros cuatro estudiantes en un proyecto de investigación que se espera, sea publicado en el segundo número del volumen dos de la Revista Brotes Científicos, el cual debería salir a fines de este año.

Otro de las destacadas publicaciones hechas por estudiantes, es la investigación liderada por la profesora de Biología del Liceo N° 7 de Niñas de Providencia Luisa Saavedra de González, Marlys Jara, quien, en conjunto a las ex estudiantes del liceo, Bianca de Petris y Daniela Salas, publicaron “Desarrollo de un biodigestor para la realización de la ciencia por medios sustentables”.

Esta investigación, responde a la problemática de residuos orgánicos producidos dentro del Liceo 7, los cuales depositados, sin un manejo pertinente, emiten gases de efecto invernadero.

Considerando esta situación se lleva a cabo el diseño y desarrollo de un biodegestor, sistema que puede producir combustibles y fertilizantes a partir de la descomposición de la biomasa residual, con el propósito de disminuir la huella de carbono dentro del establecimiento, como la cantidad de desechos generados.

Daniela Salas comenta que esta investigación nace de un proyecto de su compañera Bianca de Petris, quien, mediante el análisis de Biodigestores Industriales y Biodigestores Rurales, sintió la necesidad de fabricar uno que funcione para áreas urbanas “principalmente en colegios de ciudades con alto gasto energético, como era el Liceo 7 de niñas de Providencia. El biodigestor servía para hacer funcionar los mecheros de los laboratorios, por lo que se podría disminuir el consumo de gas y, con ello el costo de este, además de generar abono, siendo usado para mantener los huertos escolares” explica Daniela.

La joven recalca la necesidad de que jóvenes se involucren en ciencia desde la edad más temprana, pues permite descubrir y resolver problemas, además de fomentar el desarrollo de distintas cualidades como el trabajo en grupo, el liderazgo positivo, optimismo, paciencia y empatía. “Los jóvenes tienen una capacidad distinta de ver el mundo que los rodea, además poseen una creatividad que se encuentra en su punto máximo, por lo que, si se estimulara a los jóvenes en participar en la ciencia, se lograrían cosas muy grandes” señala.

La profesora Marlys Jara se encarga de la Academia de Ciencia del Liceo 7, iniciativa que nace hace aproximadamente cuatro años con el fin de fomentar la ciencia en el establecimiento, generar proyectos y participar en ferias. “Creo que es muy relevante que se enseñe la ciencia y que se participe en estos proyectos desde la edad más temprana posible, pues ayuda a hacer un desarrollo del método científico que sea mucho más completo, considerando métodos de experimentación, medición, etc.”, recalca la profesora.

Bajo la misma línea, el profesor Carlos Zurita destaca la importancia de la formación de jóvenes científicos y la necesidad de que se torne un pilar fundamental para cada establecimiento educacional y así, poder avanzar en ciencia e investigación, razón por la que aprecia la publicación escolar, dado que “Brotes Científicos es una oportunidad perfecta porque, aparte de publicar los resultados de sus investigaciones, se puede llevar a cabo un trabajo que es frecuente y común para cualquier científico en nuestro país, es fantástico que un estudiante egrese de su enseñanza media con uno o dos papers publicados”.

La revista publica un volumen anual divido en dos números por semestre. Por el momento, se ha divulgado el volumen correspondiente al año 2017 y el primer número de 2018, esperando que el segundo número salga a fines del presente año.
Para mayor información, visitar página oficial: https://brotescientificos.usach.cl/

U. de Santiago ofrece 4 mil becas para participar en Congreso Mundial de Juventudes Científicas

U. de Santiago ofrece 4 mil becas para participar en Congreso Mundial de Juventudes Científicas

Charlas, seminarios, cursos de divulgación, talleres, debates y conferencias son algunas de las instancias en las que podrán participar de manera gratuita quienes postulen y sean beneficiados con las becas que ofrece la Universidad de Santiago de Chile para asistir al 9° Congreso Mundial de Juventudes Científicas.

Son cuatro mil las becas que otorgará en total el plantel en el marco de estas jornadas, que se desarrollarán en dependencias de la institución desde el 15 al 19 de noviembre. El retiro de las entradas ya se puede realizar en el stand de merchandising de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio (ubicada en Las Sophoras 175, Estación Central), entre las 10.00 y las 17.00 horas.

Para postular, los integrantes de la comunidad universitaria deberán ingresar al link (al final de la nota), donde deberán llenar un formulario en el que deberán ingresar su nombre completo, RUT, correo y facultad o unidad a la que pertenecen. Luego, se desplegará el programa del evento, donde el postulante deberá indicar a cuál desea asistir.

Entre los invitados al evento, figuran la Directora del Programa New Horizons de la NASA Adriana Ocampo; Ana María Cetto, quien ha sido partícipe en dos oportunidades del Premio Nobel de la Paz; y el especialista en exoplanetas de la NASA Mario Pérez.
Se trata de la primera vez que el encuentro se desarrollará en Chile bajo el lema ‘Hacia una ciencia más humana’ y abordará temas como cambio climático, electromovilidad, migración y género. Durante las noches, se realizarán diversas actividades artísticas.

El evento es organizado por la Fundación Federación Internacional de Sociedades Científicas en conjunto con la Universidad de Santiago de Chile y el valor de entrada para cada conferencia será de dos mil pesos. La inscripción a todo el congreso es de $40 mil.

Postulaciones Beca 9° Congreso Mundial de Juventudes Científicas:

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSc42Ws7Ced70GOICP1DwtUrWbHMaX4lrYsGkO9Gl3MIX8ypqw/viewform

Sitio web 9° Congreso Mundial de Juventudes Científicas:
https://www.juventudescientificas.org/

Link Programa 9° Congreso Mundial de Juventudes Científicas:
https://www.juventudescientificas.org/agenda

 

Fallece Álvaro San Martín, físico impulsor del uso del hidrógeno como energía nacional

Fallece Álvaro San Martín, físico impulsor del uso del hidrógeno como energía nacional

Como un servidor social, de semblante amable, sencillo, generoso y con gran interés en que sus estudiantes aprendieran de manera aplicada y equitativa, es recordado por la comunidad universitaria y sus pares externos, el académico de excelencia del Departamento de Física de nuestro Plantel, Dr. Álvaro Enrique San Martín Ulloa.

El físico, experto en recursos naturales, falleció este miércoles 24 de octubre a sus 74 años de edad, dejando atrás un cuantioso legado académico y científico para nuestra Universidad y el país, que permitió el desarrollo de pioneros proyectos transnacionales.

El académico fue considerado un científico visionario, comprometido con el desarrollo de energías limpias para Chile. Aún no se hablaba de sustentabilidad cuando impulsó el desarrollo de laboratorios de última generación en nuestra Casa de Estudios y el trabajo con recursos naturales renovables, fomentando el uso de energía eólica, solar e hídrica con el sueño de pasar de una economía basada en los combustibles fósiles a una sustentada en el uso del hidrógeno.

El Rector Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid valora su gran aporte. "Álvaro San Martín fue un gran hombre, académico apasionado por la física y comprometido con la docencia. Un maestro muy querido por varias generaciones de ingenieros, quienes pudieron conocer a esa persona humana y tenaz, que dedicó sus días a investigar y traspasar sus conocimientos de física aplicada a cada uno. Con mucha tristeza, toda la comunidad universitaria lamenta su partida”, manifestó.

Pasión por la Física, docencia y la curiosidad

El Dr. San Martín estudió pregrado en la U. de Chile, continuó con un magíster en Rusia, en el Departamento de Física Teórica de la Universidad P. Lumumba que finalizó en 1969. Regresó a Chile y fue recibido como profesor a jornada completa en el Departamento de Física del Instituto Pedagógico Técnico de la Universidad Técnica del Estado, donde permaneció desde 1970 a 1973.

En ese entonces, compartió oficina con el también profesor de excelencia, Ricardo Pesse, mismas dependencias que fueron impactadas por una bomba lacrimógena durante el ingreso de militares para el Golpe de Estado, y donde el Dr. San Martín falleció mientras preparaba material para sus clases de termodinámica, según comentó a la prensa el académico Pesse.

El momento histórico que vivió nuestro país lo llevó a continuar su trabajo como científico asistente del área de Física de la Universidad Técnica de Dresden, Alemania, durante los años 1974 a 1981. Allí también obtuvo el Doctorado en Ciencias Naturales (Dr. rer. nat.- 1980).

Luego se trasladaría a Canadá, donde se desempeñó como investigador asociado del Departamento de Física de la U. de Toronto.

El término de la dictadura, los fuertes vínculos con su familia y con Chile lo trajeron de regreso, retomando la docencia en el Departamento de Física, esta vez bajo el nombre de Universidad de Santiago.

Fue director de dicha unidad académica durante tres periodos: entre 1994-1996, 1996-1998 y 2008-2010. Además, fue uno de los fundadores de la carrera de Ingeniería Física e impulsó la construcción del Edificio de Laboratorios de Docencia, donde fomentó el acceso equitativo a estudiantes y profesores para que generaran sus experimentos.

Erika Inostroza, coordinadora de dirección del Departamento de Física -quien trabajó con el académico en sus dos primeros periodos como director- lo recuerda emocionada.  "Era una persona muy sensible, humana, atento con los funcionarios, con sus colegas y estudiantes, muy dedicado. La dirección tuvo un gran avance bajo su liderazgo”, comenta.

Mundo académico y rompiendo reglas

El docente formó a varias generaciones de estudiantes, y se sumó a varios proyectos con tesistas, razón -que junto a sus proyectos científicos paralelos- lo llevó a continuar impartiendo clases como profesor de excelencia tras jubilar.

"Le importaba que entendiéramos por qué pasaban las cosas, y se daba el tiempo de explicarnos desde raíz, con un enfoque muy aplicado", comenta Isis Vivanco Vivanco, estudiante de cuarto año de Ingeniería Física, quien lo recuerda como un docente “muy amable, con gran disposición para enseñar y muy comprensivo”.

Otro de sus estudiantes de quinto año, quien fuera su ayudante desde el año 2015 en el Laboratorio de Termodinámica, Felipe Velozo Barros, comenta que “era una persona muy cordial. Nos daba un perfil humanista, buscaba acercarnos a la industria y fuéramos estudiantes curiosos e interesados en lo que hacíamos siempre".

El actual Director del Departamento de Física, Dr. Roberto Bernal, también fue su estudiante en el curso de Física Moderna en el año 1994. Desde entonces consideró que "era uno de los profesores que motivaba a los estudiantes a hacer cosas distintas a lo que estaba estipulado por regla. No era solo replicar, si no aplicar”.

Si bien su relación se cortó por unos años, al reingreso del Dr. Roberto Bernal a nuestro Plantel como académico en el año 2010, comenzó a trabajar de cerca con el Dr. San Martín.  "Ahí lo conocí como persona. Rescato su preocupación infinita respecto a los desarrollos y oportunidades que le generábamos a los estudiantes, impulsando que crearan sus propias ideas, y sus propios proyectos tecnológicos y de investigación", comenta.

Tecnología de punta y propuestas futuristas

El hidrógeno es considerado el combustible del futuro. Hace años sociedades como la Comunidad Europea, Estados Unidos, Canadá, Japón, Corea, entre otras, invierten en recursos para investigar al respecto, y poder transportar y convertir en electricidad el elemento.

Fue el paso del académico en el extranjero el que lo impulsó a traer esta innovadora propuesta a Chile, asumiendo el desafío de impulsar proyectos que permitieran almacenar energía en forma de hidrógeno, permitiendo la reducción de costos y conectando a sectores aislados, aprovechando los enormes recursos naturales de nuestro país.

Su trabajo –junto al académico Dr. Daniel Serafini- le permitió demostrar que almacenar energía en forma de hidrógeno es una solución que aventaja a las baterías de litio.

En ese contexto, uno de los últimos grandes proyectos transnacionales en los que colaboraba era “Aquiyos”, iniciativa que busca transportar agua potable en cantidades estratégicas desde la Patagonia chilena a ciudades portuarias del centro y norte del país mediante naves que utilicen hidrógeno para navegar.

El gerente general de la empresa, Mauricio Torres, lamenta su partida. “¿Qué es lo que hace a una persona una gran persona? ¿Serán sus logros, el dinero acumulado, su nombre en los libros de historia o su servicio a la sociedad?... El Dr. San Martín, nunca dejó de ser un líder, en la sala de clases, en un panel de senadores o trabajando hombro con hombro con sus colegas a nivel internacional, siempre fue igual: generoso, firme, y gentil”, envió en una sentida nota.

En la minuta, firmada junto a AdapTec -sociedad de científicos, abogados y diversos profesionales nacionales e internacionales con quienes el Dr. San Martín trabajó-, agrega que “la U. de Santiago continuará el trabajo que inició, y futuras generaciones de estudiantes de Ingeniería llevarán la batuta de lo que es posible en Chile gracias a la visión, esfuerzo y vida del investigador”.

En la última entrevista efectuada con UdeSantiago Al Día, el Dr. San Martín sostuvo: “Es el momento preciso, en que se va  a incorporar la tecnología del hidrógeno con la tecnología del futuro. Que tengamos la oportunidad de ser la primera Universidad experta en el área es un reconocimiento internacional”, enfatizó.

U. de Santiago organiza ciclo de cine para aportar a la divulgación científica

U. de Santiago organiza ciclo de cine para aportar a la divulgación científica

La Universidad de Santiago de Chile (Usach) realiza desde el 9 de agosto hasta el 25 de octubre un ciclo de cine titulado “La Ciencia del Cine”, en el cual pretende, según han manifestado parte de sus expositores, acercar a la comunidad a discusiones contingentes sobre la actividad científica de una forma amena.

La iniciativa, desarrollada por la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio (VIME), ha abierto diversos diálogos, no sólo sobre el concepto generalista de ciencia, sino también, sobre cómo funcionamos socialmente, según explican las y los expositores.
Para este fin, se han seleccionado seis películas, con igual número de académicos, que pretenden abrir un diálogo horizontal, que permita repensar el papel que tiene la ciencia en la sociedad contemporánea mediante un recurso cercano como el cine.

Nuevas formas de comunicar

Una de las películas más reconocidas, y que ha sido un ícono para la filmografía científico-biográfica, es Una mente brillante (2001), protagonizada por Russell Crowe y que cuenta la vida del célebre matemático John Nash, famoso por sus aportes en los campos de la Economía y Teoría de Juegos.

El Dr. Mario Bravo, académico del Departamento de Matemática y Ciencia de la Computación y experto en estas teorías, expuso e inauguró el presente ciclo, señalando que “la cinta tiene un valor superlativo, no sólo por un valor estético, sino que también, por la serie de conceptos que aborda”, aun cuando, advierte, algunos carecen de cierta rigurosidad. No obstante, el Dr. Bravo señala que ese “no es un tema fundamental, ya que lo que importa acá es mostrar la vida de un científico notable, que permite abordar de una manera clara ciertos problemas que preocupan a la comunidad científica y el aporte hecho por el Dr. Nash”.

Sobre la ciencia, y cómo se conecta con las nuevas formas de comunicarla, el docente señala que “el cine tiene un valor importantísimo en lo que difusión se refiere. De hecho, en la actualidad, existen muchísimas producciones que permite pensar, desde otros lenguajes, el conocimiento que generamos”.

El matemático profundiza en que “es necesario que como comunidad pensemos que, muchas veces, al focalizarnos sólo en nuestro trabajo olvidamos cómo comunicar de una manera clara y comprensible para toda la ciudadanía nuestras investigaciones, por lo que se vuelven fundamentales estas iniciativas que potencian un interés mayor”.

En la misma línea, agrega que “la ciencia, y en particular mi área, la Matemática, es fundamental para la vida de las personas, pero muchas veces la gente se pregunta por el efecto práctico cuando lo estudian, y ahí el cine puede ser un gran aporte”.

Para el especialista en Matemática Aplicada, otro valor importantísimo de estas actividades de difusión radica en la posibilidad de “conversar con la gente” y “observar algunas cuestiones muchas veces no consideradas en el mundo científico, como lo es la responsabilidad social que tenemos, el involucramiento con las problemáticas y las formas de pensamientos, ámbitos abordados en la película”.

Por ello, “es necesario que tomemos este tipo de encuentros como una opción viable para comunicar nuestras investigaciones y conocimientos, profesionalizándolo y desarrollándolo acá en Chile, lo que podría ser muy útil en una serie de formas para enseñar nuestras disciplinas”.

La matemática como crítica poscolonial

El hombre que conocía el infinito (2015), es otra de las producciones elegidas y es comentada por el académico del Departamento de Matemática y Ciencias de la Computación, Dr. Andrés Navas, quien seleccionó esta cinta no sólo por ser su favorita, sino también por el mensaje y la rigurosidad histórica de la cinta, que se valió de la asesoría de reconocidos matemáticos como Manjul Bhargava y Ken Ono.

Esta película también posibilitó la discusión con un heterogéneo público, en donde se desarrollaron distintos puntos de vista sobre la importancia de la ciencia en la sociedad y como esta, también ha ido cambiando.

En ese sentido, el matemático señala que este tipo de proyectos cinematográficos son “sumamente positivos”, ya que, aun cuando están centrados en el desarrollo de un país “primer mundista” como Inglaterra, narra la historia de un matemático indio, permitiendo dar cuenta de otras perspectivas.

Por ello, Andrés Navas enfatiza en la necesidad de originar debates desde las realidades específicas de los pueblos, desde un discurso que permita sustentar la masificación de la ciencia por fuera de las lógicas tradicionales, donde muchas veces no constituyen sentido para el público general.

A raíz de esto último, el académico postula que, al existir nuevas formas de masificación de contenidos, esto permitirían también generan nuevas formas de comunicación de la ciencia, mucho más relacionadas con las experiencias específicas. Por ejemplo, lo hecho por algunos youtubers que hablan y generan nuevos lenguajes que acercan ciertos conocimientos.

Por lo tanto, “sustentar el conocimiento desde la desde la periferia se vuelve fundamental, comprendiendo que habitamos espacios construidos históricamente desde la diferencia, en donde se han tomado didácticas, pedagogías o formulaciones desde otras realidades, principalmente europeas”, señala Navas, quien comenta la necesidad de sustentar un conocimiento en experiencias de aprendizaje, como el de las vicisitudes que tuvo que atravesar Srinivasa Ramanujan –protagonista de la película-  lo cual se vuelven imperativos en la actualidad.

Hipatia y la marginación de la mujer en la ciencia

Hablar de la evolución de los pueblos obliga, de alguna forma, a referirse a personas relevantes de la escena científica de la historia. Esta última veta es tratada por la profesora y especialista en didáctica de la matemática, Dra. Claudia Vargas-Díaz, en su selección del filme Ágora (2009), dirigido por el chileno-español Alejandro Amenábar. La película, narra parte de la vida de Hipatia de Alejandría, eminente matemática y astrónoma, que se abrió paso en la difícil sociedad griega, derribando prejuicios y barreras que evitaban la partición de todos los actores de la ciencia.

La importancia de este film, cuenta la profesora Claudia, estriba en un tema todavía no solucionado socialmente, como lo es la participación de la mujer en los espacios del conocimiento, siendo proscritas y anuladas sus contribuciones, aun cuando representen enormes avances. Por ejemplo, en el caso de Hipatia, que intentó explicar sus aportes en la arquitectura o la matemática de un modo más accesible a un público interesado en aprender. Aunque muchas de sus aportaciones se perdieron o simplemente fueron invisibilizadas.

En ese sentido, la académica es enfática al declarar que “estas películas nos muestran situaciones históricas, no sólo al interior de la academia, sino que también, a nivel social, donde se viven problemas para la entrada, la divulgación o la participación en la producción del conocimiento generado por mujeres”.

Con respecto a la importancia de la película, la académica explicita que “la labor de estas producciones es, precisamente, poner temas en el debate y así, poder ver de lo que somos capaces las mujeres, pero evidenciando cómo se cierran las puertas por intereses creados”, dando pie a que dentro de la misma crítica pueda masificarse otras claves de pensamiento que posibiliten pensar otra sociedad, que elimine la exclusión.

Sin duda, ha existido en el último tiempo una evolución en este tipo de temáticas. Sin ir más lejos y, a propósito de diversas discusiones emanadas desde Hollywood con los bullados casos de violencia sexual como los de Harvey Weinstein, Kevin Spacey o Asia Argento, el cine ha tenido un cambio que, aun cuando paulatino, permite cuestionarse ciertas temáticas, como en Ágora, que da cuenta de temas todavía no resueltos, pero que, tal cómo explica Claudia Vargas, permiten precisamente problematizar dichos tópicos, “acercándolos a un público masivo” y, de la misma forma, observar que la ciencia no es sólo laboratorios, sino que está fuertemente imbricada en las problemáticas sociales.

En la misma línea, para la académica es menester observar que estas realidades no se circunscriben a un espacio específico, e invita a observar otras experiencias, igualmente retratadas por otras industrias cinematográficas, como, por ejemplo, las del cine indio (conocido popularmente como Bollywood), que narra muchas de las mismas problemáticas, necesarias de discutir como sociedad en su conjunto.

Hipatia se expondrá el próximo jueves 27 de septiembre y será comentada por la académica Claudia Vargas en la "Sala Estación Usach", en las dependencias del edificio de la VIME, ubicado en Las Sophoras #175. La entrada es totalmente liberada.

Investigan procesos moleculares que inciden en la generación del dolor crónico

Investigan procesos moleculares que inciden en la generación del dolor crónico

El dolor es una sensación que produce el sistema nervioso y que tiene como función alertarnos de un eventual daño interno o externo. En ocasiones, la sensación dolorosa se prolonga en el tiempo perdiendo su función fisiológica y transformándose en una patología conocida como dolor crónico.

A diferencia del dolor agudo, el crónico presenta un difícil tratamiento, como se evidencia en enfermedades complejas, entre éstas: fibromialgia, neuralgia del trigémino, neuropatía diabética, dolor lumbar crónico, dolor oncológico, entre otros.

Hasta ahora, pese a que existen abundantes conocimientos sobre las vías y  neurotransmisores que conducen la información dolorosa a la corteza cerebral, resta mucho por investigar sobre los mecanismos reguladores involucrados.

En ese contexto, desde el año 2001, el Dr. Luis Constandil Córdova, académico e investigador de la Facultad QyB y Cedenna, junto a su equipo, ha centrado su trabajo en el estudio de los mecanismos neurobiológicos implicados en la generación y mantención del dolor crónico a nivel de la médula espinal.

Entre sus recientes investigaciones, el equipo demostró por primera vez, que la proteína panexina 1 (PANX1) -considerada una de las grandes compuertas o canales insertos en la membrana plasmática en todos los tejidos, que permiten que entren o salgan iones de una determinada célula o neurona (que transmiten la señal e intensidad de dolor), presenta un rol relevante en la generación del dolor crónico.

Con la obtención de este nuevo conocimiento, el equipo decidió profundizar en el papel que juega esta proteína específica en la transmisión del dolor.

Al respecto, el investigador explica que “cuando estas proteínas se abren o cierran, son capaces de generar cambios muy bruscos y muy intensos dentro de las neuronas, y por eso la estamos estudiando”.

En esa línea, el Dr. Constandil explica que la apuesta del equipo es que la apertura de ésta proteína se debería a la acción de una proteína intracelular “conocida como SRC” cuando es estimulado alguno de los tres receptores presentes en el proceso (de ATP, NMDA y BDNF).

De comprobarse ésta hipótesis, el equipo podría identificar nuevos blancos farmacológicos que permitan aliviar dolores crónicos.

Proyecto

Según el último estudio publicado por la Asociación Chilena para el Estudio del Dolor (Ached), en Chile la prevalencia de dolor crónico no oncológico alcanza al 32% de la población

Si bien, actualmente existen varios medicamentos capaces de inhibir el dolor agudo, estos no son capaces de inhibir completamente los tipos de dolor crónico.

Es así, como el nuevo proyecto Fondef Regular 2018-2021: Preclinical study on the participation of pannexin 1 (PANX1) in spinal cord circuitry and its role in the mechanisms of chronic pain, busca avanzar en la generación de conocimiento para combatir enfermedades -muchas veces invisibilizadas a juicio del investigador-, pero que afectan a un número importante de la población.

En ese contexto, en palabras del científico, conocer molecularmente como se regula su apertura y cierre permitiría “intervenir para disminuir o atenuar la señal que conduce la información nociceptiva (dolorosa) hacia la corteza cerebral y generar de esa forma un alivio en la percepción del dolor”, explica.

Cabe destacar, que la línea de investigación ha derivado una serie de estudios relacionados, entre ellos, se encuentran desarrollando paralelamente nanopartículas para el tratamiento del dolor crónico, y han presentado tres patentes asociadas a la línea de investigación.

Generan tratamiento con nanopartículas para combatir el desarrollo de tumores malignos

Generan tratamiento con nanopartículas para combatir el desarrollo de tumores malignos

Con el objetivo de buscar soluciones a problemáticas universales y facilitar el acceso a la salud de manera general, el Laboratorio de Bioterapias de nuestra Casa de Estudios a cargo del Doctor en Ciencias Biomédicas Claudio Acuña Castillo, se ha especializado –dentro de una de sus líneas de investigación- en el desarrollo de nuevas terapias inmunológicas antitumorales.

Entre éstas, innova particularmente el desarrollo de una composición farmacéutica para el tratamiento del tumor, que busca que los tumores expresen proteínas virales que permitan su posterior destrucción.

Lo anterior se realiza mediante una inyección intratumoral de nanopartículas de quitosano que contienen genes de proteínas fusión viral en los tumores, para llevar a que estos posteriormente las expresen. En este proyecto participan la bioquímica por nuestro Plantel Giselle Sánchez Guerrero y la candidata a doctora en Microbiología, Claudia Robles Planells.

La línea de trabajo que comenzó el año 2014 con las tesis de ambas investigadoras pertenecientes al Laboratorio, busca controlar el desarrollo tumoral, crear respuestas inmunes o ambos, y probar su efectividad en el tratamiento del cáncer, y recientemente obtuvo importantes resultados preliminares.

Así lo explica Claudia Robles, quien comenta los principales resultados provenientes de estudios preclínicos realizados en animales con melanoma y cáncer de Colon: “en ambos caso se obtuvo un retraso en el crecimiento. Es decir, los tumores crecen más lento que los tumores no tratados, e incluso hay casos en que el tumor desaparece luego de ser tratado”, sostiene.

Según explica el Dr. Acuña, la viroterapia es considerada una posible candidata aún en fase de investigación que podría ser otro tratamiento alternativo para atacar el cáncer, por lo que sería una importante contribución si se profundizara en los estudios, para lo cual recientemente postularon a un Concurso Abierto de la DGT, y se encuentran en fase de patentamiento ante Inapi.

Respecto al proyecto, el científico afirma que el objetivo es generar un tratamiento inyectable en el tumor que permita inducir la expresión de genes de proteínas de fusión virales como un mecanismo general de destrucción de tumores de mamíferos.
“Buscamos generar un producto de uso universal y no particular, que induzca al organismo infectado a generar una respuesta, tal como ocurre en las respuestas a patógenos”, puntualiza.

Proyecto

Interesados en el desarrollo de nanopartículas de quitosano y proteínas virales, la estudiante Giselle Sánchez realizó su tesis de pregrado en “uso de nanopartículas como método: de transfección in vivo”, estudios que más tarde serían complementados con la tesis de Claudia Robles, quien ha trabajado en la “expresión de proteínas de fusión viral en células tumorales, como mecanismo para inducir una respuesta antitumoral”.

Ambos estudios, han contribuido al desarrollo y avance de ésta investigación, para la cual buscaron en conjunto los métodos idóneos para hacer nanoparticulas y transfecciones.

Previamente, gracias a un proyecto Fondecyt, el equipo del Dr. Acuña había caracterizado distintas proteínas, de las cuales una fue utilizada para ésta investigación, proveniente de un virus aviar, el “reovirus”.

Según explica el Dr. Acuña, se han descrito varias terapias que usan virus oncolítico, que destruyen células tumorales, que no tienen la capacidad para poder reparar su DNA, haciendo que se repliquen y revienten.

En ese contexto, la investigación ha buscado usar esa proteína, inyectarla al tumor, y buscar que las células la expresaran.

Con ese mecanismo, el investigador explica que lo esperable es que: “luego se fusionen, generen células grandes y se destruyan, provocando un proceso inflamatorio y obligando al sistema a reclutar una respuesta inmunológica y gatillar de esa forma una respuesta antitumoral de forma totalmente inespecífica mediada por la destrucción de estas proteínas virales”, concluye.

Páginas

Suscribirse a RSS - Ciencia