Ciencia

Español

Subsecretaria de Ciencia destaca rol de la U. de Santiago en investigaciones de impacto social

Subsecretaria de Ciencia destaca rol de la U. de Santiago en investigaciones de impacto social

Investigadores y directivos se reunieron en el Salón de Honor de la Universidad de Santiago para conocer los primeros meses de trabajo del Ministerio de Ciencia,Tecnología, Conocimiento e Innovación en una conversación liderada por la Subsecretaria de la cartera, Dra. Carolina Torrealba, el Vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación, Dr. Julio Romero, y la directora de la Dirección de Investigación Científica y Tecnológica (DICYT) Dra. Dora Altbir.

"Estamos trabajando muy fuertemente en nanotecnología, biotecnología, materiales, tecnología de alimentos, ciencias sociales, cambio climático, economía circular, sustentabilidad, ciencia antártica, smart cities, minería, astronomía, electromovilidad y big data. Éstas son sólo algunas de nuestras áreas, queremos lograr protagonismo y contribuir a la sociedad chilena", señaló el Vicerrector Romero.

La ex directora ejecutiva de la Iniciativa Científica Milenio se refirió a la importancia de robustecer el sistema de investigación nacional, mientras que destacó el protagonismo de la Universidad de Santiago en materia de investigación e innovación. “Hace honor a la reputación que tiene la Universidad. Es impresionante ver el avance, la cantidad de estudiantes, centros de investigación, y materias que son de absoluta vanguardia como nanotecnología o datos. Hoy ya sabemos que la interdisciplina es la clave para tener ciencia de mayor impacto. Eso se ve en esta universidad, se palpa”, afirmó.

Torrealba destacó la impronta USACH en la formación de una masa crítica estudiantil que incorpora la generación de conocimiento e investigación en su quehacer diario. “Una visión que está desafiando los cánones actuales, que busca llegar más allá de los límites de la academia, que busca no sólo construir a través de la formación, sino que generar estudiantes comprometidos, que se involucren en emprendimientos o patentamiento. Me parece que todos son indicadores muy potentes que hay una universidad comprometida con el cambio cultural”.

Compromiso social

La ciencia e investigación como agentes de cambio fue otro de los aspectos destacados por la Subsecretaria Torrealba. En esa línea, adelantó que el Ministerio de Ciencia creará una división de cultura científica para fortalecer el rol de la divulgación, junto a una división de vinculación intersectorial para acoger las demandas mundo empresarial, agro, economía y educación.

Al cierre del encuentro, la Subsecretaria de Ciencia aplaudió el trabajo que la Universidad de Santiago realiza con sus entidades asociadas. “Es bonito el compromiso que tiene la Universidad a través de otras acciones, como el Planetario, sobre todo este año con la temporada eclipses, ya que es un aliado fundamental en llevar estos temas a la ciudadanía y generar a través de ello eso que nos mueve a todos, que tiene que ver con la chispa y el descubrimiento”, afirmó.

Egresados buscan reproducir metabolitos del maqui en laboratorios sin generar frutos

Egresados buscan reproducir metabolitos del maqui en laboratorios sin generar frutos

El fruto maqui presenta metabolitos beneficiosos para la salud, actuando como antioxidante, reduciendo niveles de azúcar, ayudando a prevenir el cáncer, retardando el envejecimiento prematuro de las células, entre otras características. Sin embargo, su producción es netamente silvestre, estacionaria y propia del sur de Chile.

Considerando sus beneficios y su alta depredación para fines comerciales, surge Propagomisc SpA, creada por los egresados de la U. de Santiago, los bioquímicos Leonardo Pavez y Marcelo Ortega junto al Ingeniero Civil Industrial, Iván Castro, quienes utilizando un sistema tecnológico denominado biorreactor, producen los metabolitos directamente de la planta.

El proyecto incubado a principios del 2018 por el Centro Innovo se encuentra en etapa de desarrollo, y apunta a insertarse en el mercado como polvo en suspensión y cremas cicatrizantes, destacando que la producción de las plantas se estima en 3 meses gracias al desarrollo tecnológico, a diferencia de los 4 a 8 años que requiere para crecer una planta silvestre.

“Vimos el problema, la necesidad del mercado y quisimos reproducir las mismas propiedades atractivas que posee el maqui, que son moléculas antioxidantes, baja los niveles de azúcar para diabéticos y muchos otros beneficios. Dijimos ‘hagamos que esas moléculas se produzcan en las hojas con nuestro conocimiento y lo que sabemos hacer’”, comenta el egresado Leonardo Pavez sobre el inicio del proyecto.

Fue así como el equipo de egresados de la U. de Santiago inició a comienzos del 2018 el innovador proyecto, que se encuentra en etapa de desarrollo.

La idea de salvar vidas

Desde su infancia, Leonardo Pavez tuvo un gusto especial por la ciencia. Cuenta que en el patio de su casa experimentaba con plantas, insectos y animales, estudiando su anatomía externa.  Más tarde, en enseñanza media, desarrollaría un fuerte interés por las ciencias biológicas.

“Quería tratar de salvar vidas de forma masiva. Entonces, en tercero medio, leyendo sobre la U. de Santiago -que ya me atraía-, encontré la Facultad de Química y Biología. Vi el programa de Bioquímica, su perfil de egreso con énfasis en investigación, que era lo que quería hacer para aportar desde mi profesión a la humanidad”, recuerda.

De su paso por el plantel, rescata los valores que le inculcó así como sus espacios colaborativos. “Conocí a la U. de Santiago por mi hermano, que estudió Ingeniería Civil Metalúrgica. Un día la visité y me encantó que todas las Facultades estuviesen juntas. Hoy guardo muy buenos recuerdos, desde las clases, profesores, el ambiente que es muy enriquecedor; así como el que hayan hartas Facultades, permite tener distintas miradas del mundo en la misma universidad”, comenta.

Sobre Propagomisc cuenta que desde su paso por la universidad, donde fue compañero de carrera junto a Marcelo Ortega, pensaron en crear un proyecto de I+D.

Partieron con una idea sobre lechugas, donde buscaban obtener su vitamina B12 para satisfacer necesidades de vegetarianos, pero la falta de visión comercial no les permitió avanzar.

Incluyeron a su equipo al también egresado del plantel, el Ingeniero Civil Industrial, Iván Castro, con quien materializaron la idea del maqui, adjudicándose el proyecto Innovo a comienzos del 2018

“Optamos por trabajar con el maqui, que es una  planta nativa, atractiva para el mercado, pero que por lo mismo está siendo depredada. Hoy la producción del maqui no es sustentable, porque crece de forma silvestre. La gente va lo cosecha, y depreda el árbol”, recuerda Pavez.

Respecto al avance del proyecto, adelanta que ya lograron reproducir las mismas moléculas del fruto en la hoja, pero en una menor concentración. Ahora están enfocados en alcanzar la misma concentración del fruto.

“En nuestro sistema controlado tecnológico podemos producir en una hectárea lo que produce todo Chile en un año. Ahora estamos trabajando en escala piloto, enfocados en producir la mayor cantidad de compuestos antioxidantes en la hoja, a nivel de laboratorio. Luego continuaremos con su escalabilidad”, indica.

El equipo además estudia las propiedades antimicrobianas del extracto para establecer una futura línea de negocios.

Festival Cambalache Usach vinculará el conocimiento científico con la comunidad de Recoleta

Festival Cambalache Usach vinculará el conocimiento científico con la comunidad de Recoleta

Este sábado 11 de mayo en el Zócalo de la Municipalidad de Recoleta se realizará una nueva versión del Festival “Cambalache en tu Comuna”, impulsado por la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio de la Universidad de Santiago de Chile, con el apoyo de la Universidad Abierta de Recoleta.

La iniciativa, parte de la Política de Vinculación con el Medio de la Universidad de Santiago de Chile, tiene como propósito generar un espacio de diálogo entre los ciéntificos/as de esta casa de estudios y la ciudadanía. De esta manera, se busca la democratización del conocimiento generado en la Universidad de Santiago.

En esta ocasión, el programa trabajará con ocho municipios de la Región Metropolitana, realizando muestras de vanguardia en ciencias, tecnología, ingeniería, matemáticas y humanidades.

Dentro de las actividades a desarrollar en su primera fecha de 2019, se llevarán a cabo demostraciones científicas, talleres, concursos y charlas que buscan estimular y despertar la curiosidad por el conocimiento.

La instancia se enmarca dentro del trabajo ya emprendido entre la Municipalidad de Recoleta y la Universidad de Santiago de Chile, formalizado en diciembre pasado a través de la firma de un convenio de colaboración académica y científica con la finalidad de realizar un trabajo mancomunado en la Universidad Abierta de Recoleta.

Sobre las actividades en particular, quienes asistan a la jornada se encontrarán con una feria científica -pensada en el trabajo colectivo y el uso de la creatividad de los participantes-, lúdicas mapuches, festival de matemáticas, taller de dibujos 3D y de Nanotecnología, además de Planetario modo eclipse.

“Cambalache en tu Comuna” está dirigido a público general, estudiantes, familias, personas mayores y todos quienes quieran vivir una experiencia interactiva con el conocimiento forjado en la Universidad de Santiago de Chile.

La jornada del sábado 11 de mayo en el Zócalo de la Municipalidad de Recoleta se extenderá entre las 10:00 y las 14:00 horas.

Democratización del conocimiento

"Cuando impulsamos la Universidad Abierta de Recoleta (UAR) en noviembre del año pasado, apuntamos también a la vinculación con el medio, donde las personas tuvieran la posibilidad de relacionarse con las áreas de la ciencia y de investigación, que permitan fortalecer el desarrollo colectivo e individual de la comunidad. Este espacio, con el apoyo de la Universidad de Santiago de Chile, es un claro ejemplo de lo que busca la UAR", aclaró Daniel Jadue, alcalde de la Municipalidad de Recoleta.

De acuerdo a la vicerrectora de Vinculación con el Medio, Dra. Karina Arias Yurisch, “en tiempos donde la desconfianza ha permeado la mayoría de las instituciones y organizaciones del país, las universidades estatales se han mantenido firmes en su credibilidad con la ciudadanía”.

A juicio de la autoridad, una de las posibles respuestas radica en que las universidades estatales, como la Universidad de Santiago de Chile, “han reforzado su compromiso con el desarrollo integral de la sociedad. Y, sin duda, ‘Cambalache en tu Comuna’ es un ejemplo concreto de esa impronta y sello distintivo de vinculación con la ciudadanía”.

Sobre este punto, añade que “nuestros principios de Vinculación con el Medio no quedan en el papel, sino que se manifiestan en acciones concretas, cuyo fin radica en impactar positivamente en los ciudadanos dentro de distintos ámbitos de sus vidas”.

Uno de ellos, afirma, se vincula con la democratización del conocimiento. “Que, de acuerdo a nuestra política institucional, se relaciona con la idea de que la Vinculación con el Medio debe fomentar el acceso al conocimiento y la cultura para todas y todos los integrantes de la sociedad. Creemos que ‘Cambalache en tu Comuna’ pone en práctica este principio constitutivo de nuestro quehacer”, concluye.
Más información en www.vime.usach.cl

Novedosa plataforma online apoyará el incentivo a la productividad científica en nuestro plantel

Novedosa plataforma online apoyará el incentivo a la productividad científica en nuestro plantel

Con el objetivo de regularizar la Asignación de Pago de Incentivo por Publicaciones WoS (ex ISI) y Scopus de manera periódica y cercana a la fecha de publicación de artículos, la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación de la Universidad de Santiago de Chile, a través de la Dirección Científica y Tecnológica (Dicyt), realizó las gestiones respectivas para hacer efectivo el pago por artículo publicado en un plazo no mayor a dos meses.

Así, desde fines de marzo 2019 se implementará el pago de este incentivo a través de una nueva plataforma online, la cual permitirá reportar los artículos publicados (online o impreso) en varios períodos del año, con el objeto de distribuir temporalmente este incentivo a medida que estos artículos son publicados.

“En atención a consolidar los mecanismos que motiven y retribuyan el esfuerzo desplegado por cada uno de nuestros investigadores en la creación de conocimiento, la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación estableció, entre otras instancias de apoyo, la Asignación de Pago de Incentivo por Publicaciones WoS (ex ISI) y Scopus”, afirmó el Vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Julio Romero.

Esta acción permitirá regularizar dicha asignación para toda la productividad asociada al año 2019 y, en el caso del 2018 aún pendiente de pago, este será regularizado también durante el año. “De este modo, todo el sistema de incentivo a la productividad operará actualizado y de manera periódica antes de fin de año”, aseguró el vicerrector Romero, quien comentó que dentro los próximos días será enviado un instructivo para informar la forma de acceso a la nueva plataforma.

Físicos del plantel diseñan detector de partículas de alta energía para incluir en satélites

Físicos del plantel diseñan detector de partículas de alta energía para incluir en satélites

Revolucionar la ciencia chilena busca un equipo de profesionales de la U. de Santiago y la U. de Chile, quienes en conjunto lideran la construcción de Suchai II y III, nanosatélites de 10x10x30 centímetros con un peso aproximado de 3 kilos cada uno, que buscarán ser lanzados próximamente al espacio para contribuir al conocimiento nacional en ciencia satelital.

El objetivo de la innovación es estudiar los fenómenos que ocurren en la magnetósfera y la ionósfera terrestre que causan impacto sobre la vida cotidiana, tales como poder predecir el comportamiento de la ionósfera durante el desarrollo de tormentas geomagnéticas, que es relevante para la navegación basada en el uso de GPS.

En su desarrollo, uno de los dispositivos que cobra vital importancia es la incorporación de un detector de partículas de alta energía.

Si bien, actualmente esta tecnología existe, suelen ser de gran tamaño y costo. Es por ello que al ser invitado a conocer el proyecto, el académico del Departamento de Física, Dr. Ernesto Gramsch Labra, asumió -hace poco más de medio año- el desafío constructivo.

Junto al investigador trabaja el estudiante de cuarto año de Ingeniería Física, Nicolás Eugenio Herrera, quien fue invitado por una de las líderes del proyecto de nanosatélites, la académica de nuestro plantel, Dra. Marina Stepanova.

El dispositivo, que permitirá rastrear e identificar partículas de alta energía tales como neutrones, protones y electrones, buscará ser -en su construcción final- de dimensiones ínfimas, lo que implica un desafío respecto a la tecnología existente. Además, deberá ser tolerante a la radiación y luz solar en el espacio, para evitar su desgaste.

Al respecto el Dr. Gramsch comenta que el detector medirá neutrones, protones y electrones, “que otorgan información respecto a los plasmas espaciales presentes en la atmósfera, que deflectan la mayor parte de los campos magnéticos y las partículas que vienen del sol. Uno de los objetivos, es estudiar las tormentas solares y los efectos que tiene sobre la tierra”, explica el físico.

Proyecto

Cabe destacar que la magnetosfera terrestre es una región altamente dinámica que rodea a la tierra, donde el campo magnético es dominante, y que la protege contra las partículas cargadas de alta energía provenientes del Sol. Allí, los iones del plasma solar -que son partículas cargadas- interaccionan con las líneas del campo magnético, siendo deflectadas alrededor de la Tierra.

De tal manera, entender la distribución de presión del plasma, es vital para evaluar su estabilidad.

Según explica Nicolás, para poder detectar las partículas utilizan láminas de silicio, que suelen usarse en celdas solares y hasta en los lectores de código de barra que se usan en los supermercados.

“El satélite que se lanzó (Suchai I) tiene incorporado algo similar, pero no era lo más específico, es lo mismo que se usa en otros satélites, pero no tiene la misma finalidad, entonces se busca especializarlo más a los requerimientos que tiene la órbita y al rango de energía que se quiere medir”, comenta el estudiante.

En tanto, el dispositivo deberá ser capaz de enfrentar problemas asociados a su liberación en el espacio. Entre éstos, el Dr. Gramsch explica que el principal es “la radiación que rompe todos los circuitos electrónicos y empiezan a degradarse”.

Es por ello que incluirán detectores y electrónica que sea menos sensible a la radiación y, a su vez, a la luz solar.

Se espera que el detector mida menos de 2 x 2 x 8 centímetros, ya que a menor tamaño será más óptimo. Mientras, el equipo ya se encuentra realizando pruebas en el Laboratorio de Óptica y Semiconductores del Dr. Gramsch, donde están midiendo partículas alfa y rayos X, obtenidas de detectores de humo.

Sobre su participación en el proyecto, el estudiante afirma que significa un gran aporte a su formación. “Es genial, porque se trata de una instancia que te permite integrar todo lo que has aprendido en la carrera, aplicarlo, y ver cómo se puede implementar todo el conocimiento obtenido”, puntualiza.

La dupla pretende terminar el dispositivo en un par de meses, mientras que su prueba final al interior de los satélites dependerá de la obtención de fondos para el lanzamiento de Suchai II y III.

 

Investigador del Plantel trabaja en la construcción de una nueva fuente eléctrica para electroimanes

Investigador del Plantel trabaja en la construcción de una nueva fuente eléctrica para electroimanes

“Desarrollo de Fuente Eléctrica Regenerativa para el Accionamiento de Electroimanes Industriales”, es el nombre del proyecto CORFO adjudicado por el Dr. Matías Díaz, que busca potenciar e implementar nuevas soluciones industriales para electroimanes. Estos equipos se utilizan en rubros como el minero, metalúrgico, metalmecánico y de construcción, para movilizar materiales ferromagnéticos.

La investigación se enmarca en la necesidad presentada por la empresa EKM, que se dedica a otorgar soluciones de ingeniería y equipamientos para aplicaciones industriales, en torno al desarrollo de una nueva Fuente Eléctrica para electroimanes con tecnología avanzada que permita reducir costos de producción y el consumo energético.

“Los electroimanes son accionados a través de una Fuente Eléctrica que produce corriente continua para magnetizar el electroimán. Cuando se magnetiza/desmagnetiza el electroimán se produce una energía remanente que es “quemada” en una resistencia, lo que produce un sobrecalentamiento implica detener la operación por alrededor de 15 minutos por hora de operación. Entonces, lo que proponemos es que esa energía que queda sea devuelta a la red mediante electrónica de potencia”, señala Dr. Matías Díaz.

La iniciativa que propone una nueva Fuente Eléctrica, no existente en el mercado, se basa en la construcción de un nuevo dispositivo de electrónica de potencia que, a través de la utilización de tecnologías innovadoras, permitirá reemplazar los equipos que actualmente se comercializan.

La investigación aplicada consta de cuatro etapas impuestas por CORFO, que deben cumplirse durante los 2 años que dura el proyecto. Actualmente, se está trabajando en el diseño del producto para, posteriormente, ser construido y evaluado con pruebas experimentales que permitirán su comercialización e implementación en la industria.

“Nosotros nos trajimos este electroimán al laboratorio, le hicimos los estudios correspondientes y cuando hicimos simulaciones con el equipo, nos dimos cuenta de que la situación era más compleja de lo que pensábamos. Entonces, lo que estamos ofreciendo es un producto que va a generar un impacto positivo en la industria, disminuirá el consumo energético, y aumentará los tiempos de productividad. Tenemos un plus que otros trabajos no tienen”, menciona el Dr. Díaz.

A modo de complemento, José Aravena, egresado de Ingeniería Civil Eléctrica, y que trabaja como Ingeniero de Desarrollo en el proyecto, específicamente en la implementación de la iniciativa a través del diseño de hardware y tarjetas electrónicas enfocadas en la electrónica de potencias, destaca que “lo que nosotros ofrecemos es construir un artefacto varias veces mejor, en términos de indicadores de energía para lograr que los parámetros se reduzcan de sobre 40 % (cuando la norma indica 5%) a solo un 2%”.

La electricidad

La energía producida por cargas eléctricas que se manifiestan de manera física, luminosa, mecánica y térmica, es aquella que genera electricidad mediante la implementación y uso de diferentes sistemas eléctricos, los cuales operan de manera coordinada con el fin de satisfacer a los consumidores.

En este sentido, hoy la electricidad forma parte fundamental del desarrollo nacional y su uso responsable depende del conocimiento que se adquiere en la materia, para así, cumplir con los requerimientos nacionales.

“El área que trabajamos es sumamente transversal, porque todo pasa por la energía eléctrica. Siempre tendremos una necesidad de energía eléctrica, sea cual sea su aplicación. Si bien la industria chilena no está del todo preparada para desarrollar tecnología, es motivante pensar que a través de este tipo de proyectos podemos contribuir a que esto cambie. En la U. de Santiago hasta hace poco no había mucho avance en lo que trabajamos, pero en menos de dos años ya somos un grupo bastante grande dedicado a generar una base de conocimiento tanto para la industria, como para los alumnos que pueden ver que lo que estudian tiene una aplicación real”, comenta el Dr. Díaz.

Otros Proyectos

Como en este caso, fue la empresa quien levantó la necesidad, los investigadores de nuestra casa de estudios, a través del Departamento de Ingeniería Eléctrica, apostaron por el desarrollo aplicado de la ciencia y tecnología de excelencia, asegurando la implementación de su trabajo mediante un equipo que contempla a dos especialistas: el Dr. Matías Díaz y el Dr. Félix Rojas, ambos de la Facultad de Ingeniería, cinco ingenieros de desarrollo, y a otros varios estudiantes de pre y posgrado.

Además, el investigador se encuentra trabajando en otros tres proyectos que, de manera interdisciplinaria, permiten estudiar de mejor manera el tratamiento de las energías no renovables y renovables, entre los que se encuentran dos proyectos DICYT titulados “Aplicación de convertidores modulares multinivel en sistemas eólicos de alta potencia” y “Tecnologías para integración de Energías Renovables y Micro-redes”, además de un FONDEF denominado “Investigación y Desarrollo de un Alimentador Electrónico para Máxima Eficiencia en Motores de Inducción”, en el que colabora como investigador en la iniciativa adjudicada por el Dr. Juan Carlos Travieso de la Facultad Tecnológica de nuestra universidad.

Investigadores del Plantel descubren en el Río Loa al consumidor de tabaco más antiguo y joven de América

Investigadores del Plantel descubren en el Río Loa al consumidor de tabaco más antiguo y joven de América

El descubrimiento de los efectos letales del consumo de tabaco más antiguo registrado en América realizó el equipo científico que dirige el Dr. Javier Echeverría, académico del Departamento de Ciencias del Ambiente de la Facultad de Química y Biología, quien investiga el uso de plantas psicotrópicas en la tiempos prehispánicos en la zona de los Andes Centro-Sur.

Se trata de la primera evidencia de la presencia simultánea de nicotina y cotinina en restos bioarqueológicos prehispánicos, encontrado en restos de cabello de un bebé momificado del año 2.400 antes de nuestra era que, según indican los investigadores, habría sido abortado probablemente por causas naturales.

Según las interpretaciones de los investigadores, que examinan desde hace algunos años mediante análisis químico y molecular a cientos de momias de la zona norte de Chile,  este bebé habría sido gestado por una chamana que realizaba rituales donde consumía altas dosis de tabaco a través de inhalación o fumando en pipas de cerámica.

Los restos del infante fueron encontrados en un alero rocoso en la parte alto del Río Loa, a unos 100 kms al norte de la cuenca del Salar de Atacama, en una tumba de 70 cms. de profundidad, vestido con una túnica y un turbante y rodeado de bienes preciados, tales como moluscos del Océano Pacífico, canastas de fibras vegetales, una punta de piedra de un proyectil, un colgante de cobre, entre otros, elementos que dan cuenta del estatus social de su familia, considerado de gran valor para la época.

El análisis del cabello del infante entregó una prueba directa e inequívoca del consumo de tabaco en esa época, revelando al consumidor de tabaco pasivo más antiguo y más joven descubierto en América.

Sobre la novedad del estudio, el Dr. Echeverría indica que “estaríamos dando cuenta del efecto letal del consumo de tabaco desde tiempos remotos. En términos generales, a nivel nacional, somos el único grupo que está desarrollando este tipo de investigación, y nos avala el contacto con distintos grupos de arqueólogos nacionales e internacionales que nos contactan para resolver problemáticas de este tipo”.

Mientras que, los resultados fueron publicados en la prestigiosa revista Journal of Archaeological Science, con el nombre “Chemical evidence of prehistoric passive tobacco consumption by a human perinate (early Formative Period, South-Central Andes)”.

Uso de sustancias psicoactivas prehispánicas

Los resultados de esta investigación derivan de un proyecto Fondecyt Postdoctoral liderado por el Dr. Echeverría, donde ha estado estudiando la flora nativa del norte de Chile para analizar su potencial uso en tiempos prehispánicos a través de la búsqueda de marcadores moleculares de componentes psicotrópicos en diversas momias del Museo de San Pedro de Atacama.

En estudio previos, los investigadores corroboraron que alrededor de dos tercios de los individuos de la colección eran consumidores de tabaco, lo que sumado a este reciente hallazgo del perinato viene a reafirmar la importancia del tabaco desde tiempos prehispánicos. 

“Encontramos el marcador diagnóstico de la planta de tabaco, que es la nicotina, y su metabolito de degradación metabólica en el cuerpo humano: la cotinina. Este marcador aporta mucho porque es la evidencia clave de que hubo consumo”, explica el científico.

Agrega que los compuestos encontrados en el perinato revelan “que la madre consumió tabaco y durante el proceso de gestación la nicotina y cotinina entraron al cuerpo del infante, convirtiéndose en el primer registro de un consumidor pasivo de tabaco en contexto arqueológico”, puntualiza.

Hasta ahora la literatura científica ha especulado que el consumo de plantas psicotrópicas no era una práctica recurrente, menos en mujeres, por lo que esta investigación es muy relevante. Evidencia la categoría de chamana de la mujer del estudio, considerando que el tabaco era un elemento altamente usado en rituales de la zona de los Andes.

Proyecciones

A raíz de los resultados, y considerando el estudio paralelo que dirige el Dr. Echeverría, donde analiza prácticas alimentarias (Link estudio), el equipo unirá los resultados de estos proyectos, apuntando a profundizar en las prácticas rituales que se realizaban en ese periodo, ahora enfocado en el uso de artefactos para consumir polvos psicotrópicos y al probable consumo de bebidas fermentadas en tiempos prehispánicos.

Especialista en neurociencias del lenguaje ofrece conferencia en la Facultad de Humanidades

Especialista en neurociencias del lenguaje ofrece conferencia en la Facultad de Humanidades

El Dr. Adolfo M. García, investigador del Instituto de Neurociencia Cognitiva y Traslacional (INCYT), CONICET, realizó la conferencia “Neurociencias, lenguaje y educación: Aportes pedagógicos desde la interdisciplina”, en el Salón de Honor de nuestra Universidad, invitado por el Proyecto Iniciativas Estratégicas Participativas FAHU, que tiene como objetivo primordial fortalecer la vinculación con los egresados de la Universidad.

En la actividad, el académico de la Universidad Nacional de Cuyo estuvo acompañado por el profesor Edinson Muñoz,  Director del Departamento de Lingüística y Literatura de nuestra Universidad, y en ella hizo un recorrido sobre algunos aportes de las neurociencias cognitivas para la pedagogía y las didácticas, puntualizando que “esta conferencia fundamentalmente es un intento por buscar cruces y diálogos bidireccionales de los hallazgos que surgen en investigación básica en neurociencias cognitivas, particularmente neurociencias del lenguaje y del aprendizaje, y las inquietudes y necesidades, a veces de modo explícito y de modo tácito, que surgen en la coyuntura educativa actual”.

El investigador desarrolló su exposición en ejemplos de descubrimientos sobre temas particulares de larga data y otros más novedosos que se articulan sobre avances metodológicos y técnicos propios de la neurociencia.

El Dr. Adolfo M. García, se refirió al tema a través de varios ejemplos destacando “la importancia de cuándo se expone a una persona a ciertos tipos de experiencias o de información para determinar de qué modo se va a apropiar esa información a nivel cerebral. El cerebro es un órgano plástico y a lo largo del desarrollo de una persona hay distintos mecanismos que tienen puntos óptimos o más deseables para el desarrollo de ciertas habilidades que otros”.

Otro de los ejes que se abordaron tuvo que ver con la práctica de ciertas habilidades y la  generalizabilidad  de los aprendizajes, en este sentido el experto en neurociencias del lenguaje indicó que “Uno de los puntos que surgen  de varios estudios en la materia es que estas personas que se someten a períodos de entrenamientos muy exigentes y sostenidos en el tiempo no solamente terminan siendo lo que buscaron, sino que también desarrollan un montón de  sub-habilidades de las cuales probablemente no sean conscientes que después se generalizan y son transferibles a otros tipos de actividades (…) entonces hay un lindo nicho de ideas y germinarles para pensar en innovaciones educativas”, sostuvo el investigador.

El Dr. García comentó que estos estudios se están llevando a cabo en base a investigación experimental que consiste en determinar y aislar variables de interés y ver cómo responde a ciertas manipulaciones o factores.

Al día siguiente (20 de noviembre) realizó el workshop “Tengo el diploma ¿Y ahora qué? O cómo construir una carrera más allá del título” en el Centro de Estudios Enzo Faletto de la Facultad de Humanidades, en donde compartió con académicos y estudiantes diferentes consejos para comprender y forjar una carrera profesional en base a los intereses de cada persona.

U. de Santiago fomenta la investigación escolar a través de la Revista Brotes Científicos

U. de Santiago fomenta la investigación escolar a través de la Revista Brotes Científicos

Velando por la creación de una cultura científico-tecnológica, la valoración y la divulgación de la ciencia, nace la Revista Brotes Científicos, la cual, enmarcada en el Proyecto Asociativo Regional PAR Explora de CONICYT, Región Metropolitana Norte y en conjunto con la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación (VRIDEI) de la Universidad de Santiago de Chile y de la Facultad de Matemáticas de la Universidad Católica de Chile, se posiciona como una publicación que promueve  el  desarrollo de  un  trabajo  directo  con  la  comunidad, principalmente,  con estudiantes y profesores que puedan construir su propio conocimiento a través de un trabajo sistemático y el aprendizaje sólido que brinda la investigación.

Esta revista da a conocer investigaciones de estudiantes de enseñanza básica y media en el ámbito nacional presentadas en Congresos Regionales y Nacionales organizados por el programa Explora, así como aquellas desarrolladas en otras competencias Nacionales.

Hablamos con algunos estudiantes y profesores guías, quienes comentaron sobre sus proyectos investigativos, además de la relevancia de la investigación temprana.

Investigación científica en los colegios

Bajo la misión de dar a conocer la investigación realizada por estudiantes e incentivar la cultura científica, Brotes Científicos ha contado con una alta convocatoria. En sus dos volúmenes, agrupa 41 publicaciones que abarcan entrevistas, editoriales, columnas de opinión, reportajes, artículos y breves, en donde más de la mitad corresponden a aportes realizados por estudiantes de diferentes colegios a lo largo de Chile.

Uno de los casos destacados es del Colegio de Sagrados Corazones de Alameda. Se trata de Javier Oporto y Matías Huidobro, actuales estudiantes de IV medio del establecimiento, quienes lograros publicar su estudio "Caracterización del período de crianza de polluelos de Pingüino Rey (Aptenodytes patagonicus) en Isla Grande de Tierra del Fuego" y de Alonso Erazo, Tyndall Volosky, alumnos de III medio y Martín Opitz de IV medio , quienes publicaron "Sobreposición de dieta de Tucúquere (Bubo magellanicus) y Lechuza Blanca (Tyto alba) mediante el estudio de egagrópilas en el Parque Nacional Río Clarillo”. Ambos estudios fueron guiados por su profesor de Biología, Carlos Zurita Redón, y publicados en el primer número del volumen correspondiente al año 2018 de la Revista Brotes Científicos.

Respecto a la primera investigación, el estudiante Javier Oporto explica que “observamos por un periodo de 4 años aproximadamente a una población de pingüino rey en Tierra del Fuego, con el fin de poder caracterizar su periodo de crianza, para después compararlo con otras poblaciones, ya que la que se encuentra acá en Chile es una población establecida hace muy poco tiempo”.

Esta investigación nace dado a un descubrimiento del profesor guía, Carlos Zurita, quien, durante el año 2014 conoce el Parque Pingüino Rey, lugar muy poco estudiado. Desde ese momento, se inicia el interés investigativo, el mismo que lo ha llevado a desarrollar proyectos de investigación científica escolar, consolidando un grupo que año a año aumenta en número y en conocimientos. Actualmente, ha desarrollado proyectos con diez estudiantes,  todos relacionados a animales silvestres. “El principal objetivo ha sido que los jóvenes desarrollen habilidades de pensamiento científico en terreno, generando nuevo conocimiento científico para Chile y, porque no, el mundo, desarrollando en ellos habilidades multidisciplinarias” comenta el profesor.

El estudiante Matías Huidobro, quien también participó en este proyecto, remarca la importancia de hacer investigación, dado a su facultad de generar nuevo conocimiento y esto, comunicarlo a otro. “Publicar un proyecto es dejar tu huella, saber que gente va a buscar tu nombre para ver tu paper y poder ayudarlas en sus proyectos es un orgullo tremendo, partimos siendo científicos”.

La segunda investigación liderada por este profesor constó de la identificación de zonas que tienen un alto riesgo de contagio del Hanta Virus dentro de Parques y Reservas Nacionales administrados por CONAF, los SNASPE, en donde “principalmente calculamos a través ciertos índices matemáticos, que tan superpuestas se encuentran las dietas de dos aves rapaces (búhos y lechuzas) del Parque Nacional Río Clarillo”, explica el estudiante Martín Opitz


Mediante la recolección de 50 egagrópilas (bolas formadas de restos de alimentos no digeridos) pertenecientes a estas aves, se identificaron sus ítems dietarios, reconociendo 7 especies de roedores como parte de la dieta, siendo este un importante vector infeccioso de enfermedades, tanto para animales del parque como para población humana.

Para el alumno Tydall Volosky hacer investigación es fundamental pues “te abre muchas puertas en la vida, te da contactos y te enseña a relacionarte, desarrolla tu responsabilidad y te demuestra que no todo se aprende en una sala de clases”. A esto, Martín agrega: “en Chile faltan tantas cosas aún por investigar, sin embargo, como país nos debemos mucho en este sentido, y sin duda una de las causas del déficit profesional es la poca motivación desde edad temprana”.

El profesor Carlos Zurita guió a otros cuatro estudiantes en un proyecto de investigación que se espera, sea publicado en el segundo número del volumen dos de la Revista Brotes Científicos, el cual debería salir a fines de este año.

Otro de las destacadas publicaciones hechas por estudiantes, es la investigación liderada por la profesora de Biología del Liceo N° 7 de Niñas de Providencia Luisa Saavedra de González, Marlys Jara, quien, en conjunto a las ex estudiantes del liceo, Bianca de Petris y Daniela Salas, publicaron “Desarrollo de un biodigestor para la realización de la ciencia por medios sustentables”.

Esta investigación, responde a la problemática de residuos orgánicos producidos dentro del Liceo 7, los cuales depositados, sin un manejo pertinente, emiten gases de efecto invernadero.

Considerando esta situación se lleva a cabo el diseño y desarrollo de un biodegestor, sistema que puede producir combustibles y fertilizantes a partir de la descomposición de la biomasa residual, con el propósito de disminuir la huella de carbono dentro del establecimiento, como la cantidad de desechos generados.

Daniela Salas comenta que esta investigación nace de un proyecto de su compañera Bianca de Petris, quien, mediante el análisis de Biodigestores Industriales y Biodigestores Rurales, sintió la necesidad de fabricar uno que funcione para áreas urbanas “principalmente en colegios de ciudades con alto gasto energético, como era el Liceo 7 de niñas de Providencia. El biodigestor servía para hacer funcionar los mecheros de los laboratorios, por lo que se podría disminuir el consumo de gas y, con ello el costo de este, además de generar abono, siendo usado para mantener los huertos escolares” explica Daniela.

La joven recalca la necesidad de que jóvenes se involucren en ciencia desde la edad más temprana, pues permite descubrir y resolver problemas, además de fomentar el desarrollo de distintas cualidades como el trabajo en grupo, el liderazgo positivo, optimismo, paciencia y empatía. “Los jóvenes tienen una capacidad distinta de ver el mundo que los rodea, además poseen una creatividad que se encuentra en su punto máximo, por lo que, si se estimulara a los jóvenes en participar en la ciencia, se lograrían cosas muy grandes” señala.

La profesora Marlys Jara se encarga de la Academia de Ciencia del Liceo 7, iniciativa que nace hace aproximadamente cuatro años con el fin de fomentar la ciencia en el establecimiento, generar proyectos y participar en ferias. “Creo que es muy relevante que se enseñe la ciencia y que se participe en estos proyectos desde la edad más temprana posible, pues ayuda a hacer un desarrollo del método científico que sea mucho más completo, considerando métodos de experimentación, medición, etc.”, recalca la profesora.

Bajo la misma línea, el profesor Carlos Zurita destaca la importancia de la formación de jóvenes científicos y la necesidad de que se torne un pilar fundamental para cada establecimiento educacional y así, poder avanzar en ciencia e investigación, razón por la que aprecia la publicación escolar, dado que “Brotes Científicos es una oportunidad perfecta porque, aparte de publicar los resultados de sus investigaciones, se puede llevar a cabo un trabajo que es frecuente y común para cualquier científico en nuestro país, es fantástico que un estudiante egrese de su enseñanza media con uno o dos papers publicados”.

La revista publica un volumen anual divido en dos números por semestre. Por el momento, se ha divulgado el volumen correspondiente al año 2017 y el primer número de 2018, esperando que el segundo número salga a fines del presente año.
Para mayor información, visitar página oficial: https://brotescientificos.usach.cl/

U. de Santiago ofrece 4 mil becas para participar en Congreso Mundial de Juventudes Científicas

U. de Santiago ofrece 4 mil becas para participar en Congreso Mundial de Juventudes Científicas

Charlas, seminarios, cursos de divulgación, talleres, debates y conferencias son algunas de las instancias en las que podrán participar de manera gratuita quienes postulen y sean beneficiados con las becas que ofrece la Universidad de Santiago de Chile para asistir al 9° Congreso Mundial de Juventudes Científicas.

Son cuatro mil las becas que otorgará en total el plantel en el marco de estas jornadas, que se desarrollarán en dependencias de la institución desde el 15 al 19 de noviembre. El retiro de las entradas ya se puede realizar en el stand de merchandising de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio (ubicada en Las Sophoras 175, Estación Central), entre las 10.00 y las 17.00 horas.

Para postular, los integrantes de la comunidad universitaria deberán ingresar al link (al final de la nota), donde deberán llenar un formulario en el que deberán ingresar su nombre completo, RUT, correo y facultad o unidad a la que pertenecen. Luego, se desplegará el programa del evento, donde el postulante deberá indicar a cuál desea asistir.

Entre los invitados al evento, figuran la Directora del Programa New Horizons de la NASA Adriana Ocampo; Ana María Cetto, quien ha sido partícipe en dos oportunidades del Premio Nobel de la Paz; y el especialista en exoplanetas de la NASA Mario Pérez.
Se trata de la primera vez que el encuentro se desarrollará en Chile bajo el lema ‘Hacia una ciencia más humana’ y abordará temas como cambio climático, electromovilidad, migración y género. Durante las noches, se realizarán diversas actividades artísticas.

El evento es organizado por la Fundación Federación Internacional de Sociedades Científicas en conjunto con la Universidad de Santiago de Chile y el valor de entrada para cada conferencia será de dos mil pesos. La inscripción a todo el congreso es de $40 mil.

Postulaciones Beca 9° Congreso Mundial de Juventudes Científicas:

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSc42Ws7Ced70GOICP1DwtUrWbHMaX4lrYsGkO9Gl3MIX8ypqw/viewform

Sitio web 9° Congreso Mundial de Juventudes Científicas:
https://www.juventudescientificas.org/

Link Programa 9° Congreso Mundial de Juventudes Científicas:
https://www.juventudescientificas.org/agenda

 

Páginas

Suscribirse a RSS - Ciencia